Imágenes de página
PDF
ePub

Cap. II.

Corrientes, y entre unos, y otros fueron las diferencias tan fenibles como fe ha vito. Eto provino de la mima incertidumbre de los Derroteros, que cada uno tenia; porque haviendo experimentado los unos mas violencia en las Aguas, que los otros, los que figuieron a aquellos, hicieron mayor la equacion, que los que fe atuvieron à etos ultimos, y asi no pudo haver conformidad en los Puntos. Siendo pues como fe ha dicho tanta la incertidumbre de las corrientes, y variando igualmente los Diarios de etos viages en fu cantidad, no mayor feguridad figuiendo à unos, que à otros; ni menos defacierto feria el arrimarlos todos, que el fervire con ciega confianza de

aquel, que fe tiene por mejor. Por eta razon ¿ fon, no folamente buenos 3 fino importantes , y necelarias fus

noticias, para que el que hiciere Navegacion no

ignore el curo, que en ocaiones fe experimenta, y etè

advertido de la variedad, que hay en él.
654. Contribuye à la poca feguridad del conocimien.

to verdadero de etas Corrientes el haver fido aquella Na

vegacion poco frequentada, y menos que por todas las Naciones Maritimas, por la nuetra; pues aunque por los años de 1716. de ete figlo ¿ muchos Navios France/es à aquellos Mares, no fueron batantes todos fus viages para determinar ete punto, y etablecer los tiempos, en que las Corrientes fon mas vivas, los en que corren con mayor lentitud, y à correpondencia de eto arreglarlas fegun las Alturas, por donde fe hace la Derrota para montar aquel Cabo; lo qual pende unicamente de la grande experiencia, y repeticion de viages, que fon los que enteramente deciden eta dificultad: por eto mimo conviene, que los que lo executan, no hagan correccion à las

Cor

4O 3 Corrientes en fu Derrota, porque llevando arreglada a la verdadera medida la Corredera, como lo iba la nuetra à

los 47. pies, y examinadas las ampolletas del medio mi

nuto, ferà corto el yerro, que tendrá toda la Derrota por razon del cálculo, y à una pequeña diferencia fe conocera la cantidad, que fe ha navegado infeniblemente por el efecto de las Corrientes, facandolo de la diferencia, ue fe hallare al tiempo de aterrar, la qual fera un palo adelantado para fu conocimiento. 655 Ya que no es posible determinar por ahora, ni la cantidad de las Corrientes, ni los tiempos de ellas, podrèmos à lo menos dàr por fegura una de fus circunftan.cias; y es que fiempre que fe experimentan, fon para el Effe, y no hay exemplar de haver fucedido lo contrario en ninguna ocaion; eto es que fe dirijan para la parte del Oefie; à menos que fe vaya muy cerca de Tierra ; porque en fu inmediacion hace el Mar varias rebeas; y componiendofe la Tierra del Fuego de muchas Islas, que forman otros tantos Canales, fucede que fegun fu dipoficion, y poitura llevan el curo las Aguas, y a pequeñas ditancias fe vèn encontradas fus Corrientes. 656 En el Viage, que hizo Don forge juan, y fe infertarà depues fe ve, que haviendo hecho la travesia del Cabo à muy poca diferencia por la mima Latitud, que nofotros, aunque un mes poterior, no folo experimentó otros tiempos, y Vientos; fino que no hallo Corrientes algunas; cuya annotacion confirma lo mimo, que fe ha

dicho en ete particular.
657 Aunque los Vientos, que alli reynan, fean por

lo regular 0/tes, Sudog/les, y de aquellas partes, ll

Cap. II. Cap. II.

fuceder tal vez, que vienten de la del E/fe; y asi lo experimentamos defde los 57.g. hafta los 58, y depues volviendo à menor Latitud en tres, ô quatro dias; pero no por eto dexa de fer raro ; por lo que los Navios, que intentalen palar al Mar del Sur, fe han de atener à los No. rog/es, 0es-Noroeffes, y à los otros intermedios hafta el Sudoeffe, que fon en todas fazones alli los Generales:à los primeros firviendoe de fu oportunidad ¿ tomar la Altura necefaria, que fiempre es precio fea de los 6o. grados para arriba, à fin de que en virando de bordo con el Viento Sudoeffe, haya Mar fuficiente, donde llevarlo, fin la contingencia de que por ecafear el Viento, fea precio al cabo de algunos dias tener que volver à aumentar la Altura diminuida : faena poco, o nada agradable por lo penofo en todos tiempos de aquella Navegacion, asià caufa de los Temporales, que fon comunes, quanto de las Mares, con que hay que batallar, y de lo rígido del Clima; pues ya fe ha vito, que en lo mas fuerte del Verano todo era Nieve, y Granizo, y à correpondencia el frio: y aunque quando etuvimos en los 57, y 58. grados huvo dias, en que la Mar etuvo bonancible, nunca faltô la Mar de leva del Sudoe/te, y 09/fe, muy gruela, y levantada, lo que era de batante incomodidad para la Gente, y de trabajo para las Fragatas: asi aunque no viente con exceo, fiempre fe alborota el Mar mucho, rompe con elevadas olas, y fe acrecienta el deafosiego de la Embar. cacion, tal vez lidiando con dos, ô tres Mares ditintas. 658 Dede nuetra alida de la Concepcion hata el dia 17. de Febrero, que nos hallamos en 45.g. 17. m. de Latitud, convino fiempre à unas diferencias muy cortas, ya en defecto, ô por excelo la Latitud concluida por la Der

TO

rota con la obervada; pero dede ete dia en adelante fue
fiempre mayor eta ultima, que la primera, como fe verà
por la férie de las figuientes. Dede el dia 15 al 17. la La-
titud obervada excedió à la de la Derrota en 18. minutos:
del 17. al 2o. en 32. minutos del 2o. al 2.3. en 37#: del
23. al 27. en 33. minutos: del 2.7. al 2 de Marzo en 43.
minutos: del 2. de Marzo al 6. en 2 o: entonces me confi-
deraba al Oriente de la Concepcion 12.g. 6. m, y era la La-
titud 56.g. 44. m. dede ete parage volvieron à concor-
dar con una pequeña diferencia, en la qual unas veces era
mayor la Latitud obervada, que la de la Derrota, y otras
menor; pues del dia 6, al 7. de Marzo huvo 4: minutos,
y à ete repeto fin exceder de 5. à 6. al cabo de 3, ô 4.
dias, que fe palaban fin obervar. Así parece fin duda,
que defde aquella Altura de 45.g. y 17 m. empezaron à
correr las Aguas para el Sir 3 y como depues que faltó la
Tierra, à quien feguian, fe dirigieron al E/te, no era
facil, ni aun posible el poderlas conocer; pero parece, no
puede caber ¿a en que las huvo, y que fueron vio-
lentas en eta ocaion, porque todas aquellas Aguas, que
corrian para el Sur, era natural, que fe encaminafen al
E/e, luego que no hallaron Tierras, que fe lo embara-
zafen, y mas propio eto que no el que tomalen curo
ácia la parte del 0./fe, que era por donde ventaba.
659. El dia 3o. de Marzo etando en 34 g. 27. m. de
Latitud Autral, y por mi congetura al Oriente del Meridia-
no de la Concepcion 32.g. 47. m. fe volvieron à experimen-
tar Corrientes, que fegun toda apariencia fe inclinaban al
Sueffe; porque fiempre excedian las Latitudes obervadas
à las que fe concluian por la Derrota en ro, y 11. minutos
diariamente, pero dede el dia 21: de Abril, que etuvi-

Part.II. Fff mOS

Cap. II. Cap. II. mos en 25.g. 9. m. de Latitud, y al Oriente de la Concepcion por mi calculo 36.g. 15. m. volvieron a etar acordes, y asi permanecieron hata que llegamos à la Isla de Fer

mando de Noroña. - -
6 6 o El conocimiento de las Variaciones, como ya fe
apuntó, nos dio à entender defde que etabamos en el Me-
ridiano de Cabo de Hornos, que las Aguas llevaban à las
Fragatas para el E/fe, por la diferencia, que fe encontraba
entre las que fe obervaban, y las que feñalaban los Der-
roteros de otros viages correpondientes al fitio, donde
nos congeturabamos; y etas mimas pueden fervir de go-
vierno para los que hicieren aquel viage; pero como no
podrian fer tan utiles, filas diele arregladas à la Longitud
concluida por mi cálculo de la Derrota, por no fer la ver-
dadera, en que fe hacia la obervacion, las he corregido
en el modo, que explicarè.
6 6 1 Aegurado ya por lo que antes queda dicho fo-
bre las Corrientes, que defde los 45.g. de Latitud Au/ral
empezaron à hacer efecto, y que hata la Altura de 56. à
57 grados llevaron fu curo para el Suo/fe; que dede eta
continuaron directamente al 0./fe, hata que etuvieron
las Embarcaciones en 34 g. 27. m. de Latitud, y al Orien-
te de la Concepcion 32.g. 47. m; y que defde ete parage
volvieron al Sur/fe, y fe mantuvieron asi hata los 25.g.
9. m. de Latitud, en que me hallaba en 36.g. 15.m. mas
Oriental que la Concepcion, defde cuyo fitio no huvo algu-
nas; era necelario ditribuir los 12.g. 36; m, que al fin
del viage etuvo mas Oriental la Fragata, que mi Punto en
todas las Derrotas diarias con la proporcion, que corre-
ponde de le que fe empezaron à conocer hata que cea-
ron, atendiendo tambien à fu cantidad en aquellos para-

ges,

« AnteriorContinuar »