Manual de literatura

Portada
Imprenta y librería de Ignacio Boix, 1844 - 1572 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Índice

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 92 - Imagen espantosa de la muerte, sueño cruel, no turbes más mi pecho, mostrándome cortado el nudo estrecho, consuelo solo de mi adversa suerte. Busca de algún tirano el muro fuerte, de jaspe las paredes, de oro el techo, o el rico avaro en el angosto lecho haz que temblando con sudor despierte.
Página 55 - Alma región luciente, prado de bienandanza, que ni al hielo ni con el rayo ardiente fallece: fértil suelo, producidor eterno de consuelo: De púrpura y de nieve florida, la cabeza coronado, a dulces pastos mueve sin honda ni cayado, el Buen Pastor en ti su hato amado.
Página 43 - El sosiego, el lugar apacible, la amenidad de los * campos, la serenidad de los cielos, el murmurar de las fuentes, la quietud del espíritu son grande parte para que las musas más estériles se muestren fecundas y ofrezcan partos al mundo, que le colmen de maravilla y de contento.
Página 48 - ¡Y dejas, Pastor santo, tu grey en este valle hondo, escuro, con soledad y llanto, y tú, rompiendo el puro aire, te vas al inmortal seguro!
Página 25 - Príncipe insigne, aprisionado En el metal de las doradas rejas. ¡ TRISTE de aquel que vive destinado A esa antigua colonia de los vicios, Augur de los semblantes del Privado...
Página 92 - El ánimo plebeyo y abatido Elija, en sus intentos temeroso, Primero estar suspenso que caído; Que el corazón entero y generoso Al caso adverso inclinará la frente Antes que la rodilla al poderoso.
Página 55 - ¡Oh son, oh voz, siquiera Pequeña parte alguna descendiese En mi sentido, y fuera De sí el alma pusiese Y toda en ti, oh amor, la convirtiese!
Página 49 - Hipogrifo violento que corriste parejas con el viento, ¿dónde rayo sin llama, pájaro sin matiz, pez sin escama, y bruto sin instinto natural, al confuso laberinto destas desnudas peñas te desbocas, te arrastras y despeñas?
Página 45 - Cayó Rocinante, y fue rodando su amo una buena pieza por el campo; y queriéndose levantar, jamás pudo; tal embarazo le causaban la lanza, adarga, espuelas y celada, con el peso de las antiguas armas.
Página 92 - Fabio, las esperanzas cortesanas prisiones son do el ambicioso muere y donde al más astuto nacen canas. El que no las limare o las rompiere, ni el nombre de varón ha merecido, ni subir al honor que pretendiere.

Información bibliográfica