D. Juan Ruiz de Alarcon y Mendoza

Portada
M. Rivadeneyra, 1871 - 556 páginas
0 Reseñas
Las reseñas no se verifican, pero Google comprueba si hay contenido falso y lo retira una vez identificado
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 439 - Allá van esas comedias: trátalas como sueles; no como es justo, sino como es gusto, que ellas te miran con desprecio y sin temor, como las que pasaron ya el peligro de tus silbas y ahora pueden sólo pasar el de tus rencores.
Página 107 - La verde pera, la cermeña enjuta, las uvas dulces de color de grana, y su licor que es néctar y cicuta ; el membrillo oloroso, la manzana arrebolada, y el durazno tierno, la incierta nuez, la frágil avellana ; la granada, vecina del invierno, coronada por reina del verano, símbolo del amor y su gobierno ; al fin, cuanto al sabor y gusto humano abril promete y mayo fructifica, goza en estos jardines su hortelano.
Página 473 - Y a mi compañero, con estas cosas, se le desconcertó el reloj de la cabeza, y dijo, algo ronco, tomando un pan con las dos manos y mirando a la luz: — «Por...
Página 442 - Los empeños de un engaño, El dueño de las estrellas, La amistad castigada, La manganilla de Melilla, Ganar amigos, La verdad sospechosa, El Anticristo, El Tejedor de Segovia, Los pechos privilegiados, La prueba de las promesas, La crueldad por el honor y Examen de maridos.
Página 262 - Remoqueticos al don! Huélgome, por vida mía. Mas escúchame, Lucía; Que he de darte una lición Para que puedas saber, Si a murmurar te dispones, De los pegadizos dones La regla que has de tener. Si fuera en mí tan reciente La nobleza como el don, Diera a tu murmuración Causa y razón suficiente; Pero si sangre heredé Con que presuma y blasone, ¿Quién quitará que me endone Cuando la gana me dé? ¿Qué es don y qué significa?
Página 127 - ... pueblo. Otros salían en nombre de las sabandijas, unos vestidos como escarabajos y otros como sapos, y otros como lagartijas, etc., y encontrándose allí, referían sus oficios, y volviendo cada uno por sí tocaban algunas flautillas de que gustaban sumamente los oyentes, porque eran muy ingeniosas...
Página 192 - ... variar. ¿Tener al dinero amor? Es cosa de muy buen gusto; o tire una piedra el justo que no incurre en este error. ¿Ser fáciles? ¿Qué han de hacer. si ningún hombre porfía, y todos al cuarto día se cansan de pretender?
Página 396 - Los apellidos de don Juan crecen como los hongos: ayer se llamaba Juan Ruiz; añadiósele el Alarcón y hoy ajusta el Mendoza, que otros leen Mendacio. ¡Así creciese de cuerpo, que es mucha carga para tan pequeña bestezuela! Yo aseguro que tiene las corcovas llenas de apellidos. Y adviértase que la D. no es don, sino su medio retrato".
Página 192 - Todos, según imagino, piden, que para vivir, es fuerza dar y pedir cada uno por su camino : con la cruz el sacristán, con los responsos el cura, el monstruo con su figura, con su cuerpo el ganapán ; el alguacil con la vara, con la pluma el escribano, el oficial con la mano y la mujer con la cara.
Página 244 - Por tu vida, Lopillo, que me borres las diez y nueve torres del escudo, porque, aunque todas son de viento, dudo que tengas viento para tantas torres.

Información bibliográfica