De los sucesos del real sitio de San Ildefonso: ó la Granja, á fines del año de 1832; de las disposiciones tomadas por el ministerio que se nombro en 1 de octubre del mismo año; y de las causas inmediatas del estado actual de España

Portada
Libreria de Rosa, 1837 - 312 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 131 - ... quien tengo la gloria de mandar, de la de las rentas que con acuerdo del reino se impongan y asignen para la conservación del Estado en todos los ramos de su administración.
Página 200 - Legion de Honor de Francia , Caballero Maestrante de la Real de Granada , Regidor perpetuo de la ciudad de Antequera , del Consejo de Estado , Secretario de Estado y del Despacho universal de Gracia y Justicia y Notario Mayor de los Reinos. CERTIFICO...
Página 138 - ... del nuevo régimen constitucional. Todas las clases del Estado se resintieron á la par de unas instituciones, en que preveian señalada su miseria y desventura.
Página 126 - ... numeroso el concurso de procuradores que en las cortes comunes y ordinarias, no fueron llamados los estados de nobleza y clero...
Página 125 - En tan lastimoso estado expedí, en la forma que rodeado de la fuerza lo pude hacer, como el único remedio que quedaba, el decreto de 5 de mayo de 1808, dirigido al Consejo de Castilla, y en su defecto á cualquiera cnancillería ó audiencia que se hallase en libertad, para que se convocasen las Cortes...
Página 255 - Las reformas administrativas, únicas que producen inmediatamente la prosperidad y la dicha, que son el solo bien, de un valor positivo para el pueblo, serán la materia permanente de mis desvelos.
Página 123 - Desde que la divina Providencia, por medio de la renuncia espontánea y solemne de mi augusto padre, me puso en el trono de mis mayores , del cual me tenia ya jurado sucesor el reino por sus procuradores juntos en cortes , según fuero y costumbre de la nación española...
Página 254 - Tengo la más íntima satisfacción de que sea un deber para mí conservar intacto el depósito de la autoridad real que se me ha confiado. »Yo mantendré religiosamente la forma y las leyes fundamentales de la monarquía, sin admitir innovaciones peligrosas, aunque halagüeñas en su principio, probadas ya sobradamente por nuestra desgracia.
Página 138 - Constitución; vencedores unas veces y vencidos otras, siempre permanecieron constantes en la causa de la religión y de la Monarquía; el entusiasmo en defensa de tan sagrados objetos nunca decayó en los reveses de la guerra; y prefiriendo mis vasallos la muerte á la pérdida de tan importantes bienes, hicieron presente á la Europa con su fidelidad y su constancia que si la España...
Página 131 - ... se contiene se me ha expuesto en representaciones que de varias partes del reino se me han dirigido, en las cuales se expresa la repugnancia y disgusto con que así...

Información bibliográfica