Coplas de don Jorge Manrique, hechas a la muerte de su padre don Rodrigo Manrique, con las glosas en verso a ellas de J. de Guzman, R. de Valdepeñas, L. Perez, y A. Cervantes

Portada
por Don Antonio de Sancha, se hallará en su casa, en la Aduana Vieja, 1779 - 254 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 118 - Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar que es el morir...
Página 18 - ... mas con todo es muy mejor que la otra temporal perecedera. "El vivir que es perdurable no se gana con estados mundanales, ni con vida deleitable en que moran los pecados infernales; mas los buenos religiosos gánanlo con oraciones y con lloros; los caballeros famosos, con trabajos y aflicciones contra moros.
Página 84 - Dejemos a los troyanos, que sus males no los vimos, ni sus glorias; dejemos a los romanos, aunque oímos y leímos sus historias; no curemos de saber lo de aquel siglo pasado qué fue de ello; vengamos a lo de ayer, que tan bien es olvidado como aquello.
Página 4 - D'ellas deshace la edad, d'ellas casos desastrados que acaecen, d'ellas, por su calidad, en los más altos estados desfallescen. Decidme: la hermosura, la gentil frescura y tez de la cara, la color y la blancura, cuando viene la vejez ¿cuál se para? las mañas y ligereza y la...
Página 24 - No se engañe nadie, no, pensando que ha de durar lo que espera más que duró lo que vio, pues que todo ha de pasar por tal manera.
Página 39 - La cual no puede ser una, Ni ser estable , ni queda En una cosa. Pero digo que acompañen, Y lleguen hasta la huesa Con su dueño; Por eso no nos engañen, Que se va la vida apriesa Como sueño...
Página 122 - Este mundo es el camino para el otro, que es morada sin pesar; mas cumple tener buen tino para andar esta jornada sin errar.
Página 19 - No gastemos tiempo ya en esta vida mezquina por tal modo, que mi voluntad está conforme con la divina para todo; y consiento en mi morir con voluntad placentera clara y pura, que querer hombre vivir cuando Dios quiere que muera es locura.
Página 12 - Muy poblada; De los bienes tan desierta, De placeres y dulzores Despojada. Es tu comienzo lloroso; Tu salida siempre amarga Y nunca buena, Lo de en medio trabajoso, Y á quien das vida más larga Le das pena.
Página 2 - Dejo las invocaciones de los famosos poetas y oradores; no curo de sus ficciones, que traen yerbas secretas sus sabores.

Información bibliográfica