Historia general de España, Volumen 10

Portada
Estab. tip. de F. de P. Mellado, 1862
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 382 - ... estimulado de gravísimas causas, relativas a la obligación en que me hallo constituido, de mantener en subordinación, tranquilidad y justicia mis pueblos, y otras urgentes, justas y necesarias, que reservo en mi real ánimo...
Página 382 - He venido en mandar se extrañen de todos mis dominios de España é Indias, Islas Filipinas y demás adyacentes, á los Religiosos de la Compañía, así Sacerdotes, como Coadjutores ó Legos que hayan hecho la primera profesión, y á los Novicios que quisieren seguirles; y que se ocupen todas las temporalidades de la Compañía en mis Dominios...
Página 382 - Habiéndome conformado con el parecer de los de mi Consejo Real en el extraordinario, que se celebra con motivo de las ocurrencias pasadas, en consulta de...
Página 382 - Filipinas, y demás adyacentes, a los religiosos de la Compañía, así sacerdotes como coadjutores, o legos, que hayan hecho la primera profesión ya los novicios que quisieren seguirles, y que se ocupen todas las temporalidades de la Compañía en mis dominios: y para su ejecución uniforme en todos ellos he dado plena y privativa comisión y autoridad por otro mi Real decreto de 27 de febrero, al Conde de Aranda, Residente del Consejo, con facultad de proceder desde luego a tomar las providencias...
Página 380 - Cajas y •embarcaderos, tratándolos con alivio y caridad, é impidiéndoles toda comunicación externa de escrito ó de palabra, sin distinción alguna de clase ni personas, puntualizando bien las diligencias, para que de su inspección resulte el acierto y celoso amor al Real Servicio con que se hayan practicado, avisándome sucesivamente según se vaya adelantando. Que es lo que debo prevenir conforme á las órdenes de SM con que me hallo, para que cada uno en su distrito y caso se arregle puntualmente...
Página 420 - En tan general consternación de estos reinos y los de Indias, y en los riesgos inminentes en que se veian, se tocó con la mayor evidencia ser absolutamente imposible hallar remedio á tanta cadena de males que no fuese arrojar del seno de la nación á los crueles enemigos de su quietud y felicidad.
Página 134 - ... favorecido de las leyes, hubiera aumentado prodigiosamente el poder y la gloria de la Nacion. Tantas causas influyeron en el enorme desaliento en que yacia nuestra agricultura á la entrada del presente siglo. Pero despues acá los estorbos fueron á menos, y los estímulos á mas. La guerra de sucesion, ' aunque por otra parte funesta, no solo retuvo en casa los fondos y los brazos que antes perecian fuera de ella , sino que atrajo algunos de las provincias extrañas, y los puso en actividad...
Página 475 - ... pero no podrá ser por ahora (capítulo 28) con »naturales de los reinos de Córdoba, Jaen, Sevilla, y »provincia de la Mancha, por no dar ocasion á que se »despueblen los lugares comarcanos, en lo cual habrá »el mayor rigor de parte del superintendente y sus su»balternos.
Página 173 - Beneficios particulares, se declara deber quedar la Real Corona en su pacífica posesión de nombrar en el caso de las vacantes, como lo ha estado hasta aquí...
Página 415 - Sicilias, ni se había de dejar sorprender de los jesuítas y sus fautores para que continuase la intolerable autoridad de que habían abusado por tantos tiempos, ni podría meóos de prestarse á oír las quejas de sus vasallos agraviados contra la Compañía.

Información bibliográfica