Coleccion de las obras sueltas, assi en prosa, como en verso, de ... Lope Felix de Vega Carpio [ed. by F. Cerdá y Rico].

Portada
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 415 - Los casos de la honra son mejores, porque mueven con fuerza a toda gente...
Página 284 - SUELTA mi manso, mayoral extraño, pues otro tienes de tu igual decoro, deja la prenda que en el alma adoro perdida por tu bien y por mi daño. Ponle su esquila de labrado estaño y no le engañen tus collares de oro; toma en albricias este blanco toro que a las primeras hierbas cumple un año.
Página 252 - Desmayarse, atreverse, estar furioso, áspero, tierno, liberal, esquivo, alentado, mortal, difunto, vivo, leal, traidor, cobarde y animoso: no hallar fuera del bien centro y reposo, mostrarse alegre, triste, humilde, altivo, enojado, valiente, fugitivo, satisfecho, ofendido, receloso; huir el rostro al claro desengaño, beber veneno por licor suave, olvidar el provecho, amar el daño; creer que un cielo en un infierno cabe dar la vida y el alma a un desengaño: esto es amor; quien lo probó, lo sabe.
Página 465 - Mas no contento con haber hallado en aquella blandura y suavidad el último grado de la fama, quiso (a lo que siempre he creído con buena y sana intención y no con arrogancia, como muchos que no le son afectos han pensado) enriquecer el arte y aun la lengua con tales exornaciones y figuras, cuales nunca fueron imaginadas ni hasta su tiempo vistas...
Página 217 - Tántalo del agua y árbol tierno nunca el cristal ni las manzanas pruebe; que sufra el curso que los ejes mueve de su rueda Ixión por tiempo eterno, que Sísifo llorando en el infierno, el duro canto por el monte lleve; que pague Prometeo el loco aviso de ser ladrón de la divina llama, en el...
Página 194 - Ya de tibieza en hielo se deshace, Ya de mi fuego se consume y arde. Yo he de morir, y ya se acerca el dia : Que el mal en mi salud su curso hace, Y cuando llega el bien es poco y tarde.
Página 406 - ... y cuando he de escribir una comedia, encierro los preceptos con seis llaves ; saco a Terencio y Plauto de mi estudio, para que no me den voces ; que suele dar gritos la verdad en libros mudos ; y escribo por el arte que inventaron los que el vulgar aplauso pretendieron; porque, como las paga el vulgo, es justo hablarle en necio para darle gusto.
Página 414 - ... los soliloquios pinte de manera que se transforme todo el recitante y, con mudarse a sí, mude al oyente; pregúntese y respóndase a sí mismo, y, si formare quejas, siempre guarde el debido decoro a las mujeres.
Página 441 - ... argolla que forjó la muerte. Yo me era un pajarillo prisionero que hice en monte ajeno el nido vano, del azor en mis vegas perseguido; mas asechado allá del pastor fiero, prendió con dura percha y cruda mano de mi querida alondra el cuello y nido; y yo, al caso venido, la vi al lazo rendida, en el surco tendida...
Página 384 - No se tiene por hombre el que primero no escribe contra Lope sonetadas como quien tira al blanco de terrero.

Información bibliográfica