Apuntes de la vida cotidiana: una interpretación sociológica

Portada
Plaza y Valdes, 1 sep. 2001 - 205 páginas

La vida cotidiana es contradictoria pues en ella pervive la rutina, “lo mismo de siempre”, que absorbe nuestros sentidos y nos lleva a la pasividad y al conformismo; pero también permite que vivamos situaciones especiales, complejas e irrepetibles en las que surgen y se manifiestan los intereses sociales y las ideas que tenemos acerca del mundo y la sociedad.

La realidad cotidiana puede, por un lado, aprisionarnos en tanto que en ella se concretan las relaciones sociales que nos imponen ciertas exigencias y restricciones en consonancia con las características de la sociedad a la que pertenecemos. Por el otro lado, en la cotidianidad podemos encontrar los espacios para que desarrollemos las potencialidades que poseemos como sujetos histórico-sociales a fin de conocer críticamente la realidad en la que vivimos y participar en su transformación.

 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 20 - La educación es la acción ejercida por las generaciones adultas sobre las que todavía no están maduras para la vida social. Tiene por objeto suscitar y desarrollar en el niño cierto número de estados físicos, intelectuales y morales, que exigen de él la sociedad política en su conjunto y el medio especial, al que está particularmente destinado.
Página 128 - Los Estados Partes adoptarán todas las medidas apropiadas para promover la recuperación física y psicológica y la reintegración social de todo niño víctima de: cualquier forma de abandono, explotación o abuso; tortura u otra forma de tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes; o conflictos armados. Esa recuperación y reintegración se llevarán a cabo en un ambiente que fomente la salud, el respeto de sí mismo y la dignidad del niño.
Página 94 - ... nosotros mismos ese instinto elemental de simpatía que empuja a cada animal sociable a auxiliar a los demás individuos de su propia especie, y la de que es monstruoso que el hombre, el más inteligente de las bestias, tenga que recurrir a las viles armas del fraude y del engaño si quiere alcanzar...
Página 94 - Si algún día alguien me convenciese de que es justo que los niños mueran de hambre y de que las jóvenes mujeres tengan que escoger alguno de estos dos infiernos: prostituirse o morir de hambre ; si hay alguna persona que pudiese arrancar de mi cerebro la idea de que no es honrado matar en nosotros mismos ese instinto elemental de simpatía que empuja a cada animal sociable a auxiliar a los demás individuos de su propia especie...
Página 91 - La ideología es: a) un conjunto de ideas acerca del mundo y la sociedad que: b) responde a intereses, aspiraciones o ideales de una clase social en un contexto social dado y que: c) guía y justifica un comportamiento práctico de los hombres acorde con esos intereses, aspiraciones o...
Página 127 - Los Estados Partes reconocen el derecho del niño a estar protegido contra la explotación económica y contra el desempeño de cualquier trabajo que pueda ser peligroso o entorpecer su educación, o que sea nocivo para su salud o para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social.
Página 127 - Partes reconocen el derecho del niño al descanso y al esparcimiento, al juego ya las actividades recreativas propias de su edad ya participar libremente en la vida cultural y en las artes. 2. Los Estados Partes respetarán y promoverán el derecho del niño a participar plenamente en la vida cultural y artística y propiciarán oportunidades apropiadas, en condiciones de igualdad...
Página 127 - Artículo 2.- 1 . Los Estados Partes respetarán los derechos enunciados en la presente convención y asegurarán su aplicación a cada niño sujeto a su jurisdicción, sin distinción alguna, independientemente de la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, la opinión política o de otra índole, el origen nacional, étnico o social, la posición económica, los impedimentos físicos, el nacimiento o cualquier otra condición del niño, de sus padres o de sus representantes legales.
Página 128 - Ningún niño sea sometido a torturas ni a otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. No se impondrá la pena capital ni la de prisión perpetua sin posibilidad de excarcelación por delitos cometidos por menores de 18 años de edad; b) Ningún niño sea privado de su libertad ilegal o arbitrariamente.
Página 97 - El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de vida social, política e intelectual en general. No es la conciencia de los hombres la que determina su ser; por el contrario, su ser social es lo que determina su conciencia.

Sobre el autor (2001)

Raúl Rojas Soriano es doctor en Sociología y profesor-investigador titular definitivo de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha sido invitado por más de cien universidades mexicanas y extranjeras, y por setenta escuelas normales e institutos tecnológicos, así como por otras instituciones académicas, dependencias gubernamentales, municipios, institutos nacionales de salud, hospitales, cárceles, sindicatos y por ferias nacionales e internacionales de libros, foros en los que ha impartido más de mil conferencias.

Ha escrito 28 libros. Algunos son: Guía para realizar investigaciones sociales; El proceso de la investigación científica; Formación de investigadores educativos; Métodos para la investigación social; El arte de hablar y escribir; Historia de vida de un mexicano sentenciado a muerte en Estados Unidos. Sus textos más recientes son Cuba: apuntes de un viajero mexicano; Reprobarían los científicos más famosos del mundo si se hubiesen sometido a los sistemas de evaluación como el del Conacyt (México); Memorias de un brigadista del Movimiento Estudiantil Mexicano de 1968 e Investigación-acción en Facebook. Aspectos humanos en una comunidad virtual.

 

Información bibliográfica