Los tres siglos de Mejico durante el gobierno Espanol...

Portada
J. R. Navorro, 1852 - 415 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

la reseña es cada año los tontos de gobierno de durango hay tantos muertas y los diputados no hacen dada de imporatncia nomas quieres dinero para a eelos y su familis tonta ****

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 55 - Murió el postrer dia de Julio, muy pobre, y con muchas deudas, porque siempre se entendió de tener por fin principal hacer justicia con toda limpieza, sin pretender adquirir cosa alguna, mas de servir á Dios y á VM, sustentando el reino en suma paz y quietud".
Página 263 - Desde este momento, españoles americanos, os veis elevados a la dignidad de hombres libres: no sois ya los mismos que antes encorvados bajo un yugo mucho más duro, mientras más distantes estabais del centro del poder; mirados con indiferencia, vejados por la codicia y destruidos por la ignorancia.
Página 6 - En efecto, si desde la Conquista los matrimonios entre ambas naciones hubieran sido promiscuos, con gran gusto de los mexicanos, en el discurso de algunos años, de ambas se hubiera formado una sola nación, y tantas ciudades florecientes que en tiempo de aquellos reyes estaban sembradas por aquellas vastas regiones, se conservarían intactas, y lo que es más, los españoles no serían malquistos de los naturales, cosa aún en nuestros días la más lamentable y que tiene unas consecuencias funestísimas
Página 318 - ... cuyo ejemplo, y con noticia cierta de que la España toda y por partes, se ha ido vilmente entregando al dominio de Bonaparte con proscripción de los derechos de la corona y prostitución de la santa religión...
Página 287 - Este vasto reino pesa demasiado sobre una metrópoli cuya subsistencia vacila: sus naturales, y aun los mismos europeos están convencidos de las ventajas que les resultarían de un gobierno independiente; y si la insurrección absurda de Hidalgo se hubiera apoyado sobre esta base, me parece según observo que hubiera sufrido muy poca oposición.
Página 4 - ... las supersticiones de aquellas naciones. Entonces los códices mexicanos, apreciables, así por las materias de que trataban como también por la lindeza y colores con que estaban pintados, fueron pábulo del fuego; y si algunos individuos de aquellas naciones amantes de sus ritos, historias y ciencias...
Página 289 - Melchor, tu buen corazón Ha adunado con pericia Lo que pide la justicia Y exige la compasión. Das consuelo al desvalido En cuanto te es permitido, Partes el postre con él, Y agradecido Miguel Te da las gracias rendido.
Página 275 - ... con el fin de que la explicación que sobre estos puntos se diese, sirviese de gobierno á las provincias para unirse todas en un mismo sistema de paz ó guerra, según la naturaleza de las pretensiones que se manifestasen.
Página 298 - Los edificios públicos y casas de los nobles, de que se componía la mayor parte de la ciudad , eran de piedra y bien fabricadas ; las que ocupaba la gente popular humildes y desiguales ; pero unas y otras en tal disposición, que hacían lugar á diferentes plazas de terraplén donde tenían sus mercados.
Página 16 - Veis aquí, señores, que de reyes hemos venido a ser esclavos, y son ya tantos días que el español Cortés nos trae caminando: si nosotros no fuéramos los que somos, y no miráramos...

Información bibliográfica