Imágenes de página
PDF
ePub

OBRAS

DEL l3XCI3I.ErVTISIMO SENO»

ID. Gaspar Mdc Ijor te Jowllano*.

ILUSTRADAS

Can numerosas notas , y dispuestas por orden de materias en un plan
claro, vario y ameno, aumentadas ademas con un considerable
caudal de escritos del Autor dignos de la luz pública é impresos
ahora colectivamente por primera vez, con la vida de Jovellanos,
retratos y viñetas,

t,OR

2u. "¿Jbncaiuto cíe ¿Cenara) u ¿SaeAcco.
NUEVA EDICIÓN.

TOMO II,

Utarttlona.

Imprenta de D# Francisco Oliva,

CALLE DE LA PLATERIA, NUMERO 8.

ídiior y propietario del Digciuitahio Historico ó Biografía Universal De

HOMBRES CÉLEBRES.

Ne linllti taniUicn venal t

Madrid: librería de D. José Cuesta.

Cahíz.: en la de los Sres. Mortal y Compañía.

Valencia: eu la de D Jaime Faulí.

ADVERTENCIA

Puesta por el Autor al frente de una edicion que hizo de esta comedia en Madrid el año de 1787 con el carácter de anónimo, que puede servir de historia de la misma.

Una. disputa literaria suscitada en cierta tertulia de Sevilla á principios del año de 1773 (i) produjo la comedia que ahora damos á luz, Apoco tiempo de escrita pasó confidencialmente á las manos de un amigo del Autor, y muy luego á la noticia de otros muchos, por una de aquellas casualidades que suelen evaporar los secretos de literatura mas bien guardados. En 1774 se representó por la primera vez en el teatro de Aranjuez,.ó de San Ildefonso, y de allí fué trasplantada á los demas de España, donde siempre se recibió con general aplauso.

Para acomodarla al gusto del pueblo (según decia) la puso en verso, la añadió y desfiguró cierto ingenio de esta Corte; y aun así fué aplaudida

(1) Se trataba en ella acerca del mérito de la comedia en prosa o la larmoyant, ó tragicomedia, que era entonces de moda en Francia; y aunque se convino en que era de un género espúreo, prevaleció en su favor el voto de la mayor parte de los concurrentes.

sobre las tablas de Madrid. Con mejor suerte siguieron despues el mismo empeño otros dos ingenios de Madrid y Granada; y aunque mas fieles á las ideas que metrificaron, todavía no pudieron conservar aquella energía, aquel calor que brillan en la diccion y en el diálogo del original.

Pero la escena de Cádiz dobló mas justamente el crédito de este drama en 1777, ya por los elogios con que le honraron los cultos estranjeros establecidos en aquella plaza, y ya por la fortuna de hallarse entre ellos un ilustre viajero que le tradujo al francés, y le hizo representar en a3 de octubre de aquel año por la compañía, y en el teatro de su nacion. En 1778 se trabajaba en Sevilla otra version al aleman, y si hay fe en las relaciones de viajes , en 1779 estaba tambien traducido al inglés, y admitido ya en los teatros de la Gran-Bretaña. ...'..«.»;,_..

No producimos estos hechos para probar que el Delincuente sea una estelenle comedia, sino para tejer su historia y llenar las obligaciones anejas al cargo del Editor. Creemos, sin embargo, que un aplauso tan uniforme, tan general, y tan constantemente sostenido, prueba á lo menos, que esta es una de aquellas comedias que interesan y agradan á todo el mundo; y ora se deba esta ventaja ála buena eleccion de su fábula, ora al acierto con que ha sido conducida, ¿quién nos podrá negar que hacemos un servicio al público en presentársela bien impresa, y fielmente corregida?

Otra razon mas decisiva podemos añadir en abono de nuestro celo, y es, que la misma aceptacion conque el público de España recibió el Delincuente, sugirió la idea de publicarle á uno de aquellos impresores aventureros, que andan siem pr e á caza de obras expósitas, librando sobre el credito de ellas la ganancia que nunca podrían esperar del de sus prensas. Apareció en efecto el Delincuente, impreso en Barcelona; ¡válgame Dios, y cuan desfigurado! Dígalo quien tuviere la paciencia de cotejar aquella edicion con la presente, ¡JNJas,.:qu^ mucho que lograse tan mala suerteen unas manos que antes habían afeado otras bellasrcompo;sjc,io,nes, de que justamente se gloriaban las ilusas españolas !, ,;. ,•._ .:/:¡: . :i: v¿ :,0,i;:i.:ri:i:o:, ,-m!ii/ Ahora damos, esta comedia al público, no solo corregida, sino tambien completa, y tal cual ha salido de las manos de su Autor. Con ella presentamos dos cartas sacadas de la correspondencia de este con el ilustre traductor francés, que andaban unidas al manuscrito que tuvimos á la vista; y creemos, que completando así su historia, nos hacemos mas y mas acreedores á aquella pequeña alabanza á que puede únicamente aspirar un simple Editor.

¡Ojalá que este celo no ofenda la delicadeza del Autor, á quien el empeño de ocultar su nombre hizo tolerar en silencio la horrible corrupcion que sufrió su obra en las prensas de Cataluña! Pero una reflexion nos ha tranquilizado, y es que el

« AnteriorContinuar »