Historia del reinado de Carlos III en España, 3

Portada
Matute y Compagni, 1856 - 559 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

Justo S.Reguera 12Feb1775 Peñón de Velez

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 240 - Faltaba sólo una mano sabia y laboriosa que los entresacase y esclareciese a la luz de los verdaderos principios. El infatigable magistrado lee y extracta estas obras, publica las inéditas, desentierra las ignoradas, comenta unas y otras, rectifica los juicios y corrige las consecuencias de sus autores; y mejoradas con nuevas y admirables observaciones, las presenta a sus compatriotas.
Página 213 - Desde mi feliz advenimiento al trono, ha «merecido mi Real protección el arte de la imprenta, y para que » pueda arraigarse sólidamente en estos reinos, vengo en declarar >la exención del sorteo y servicio militar, no sólo á los impresores, sino también á los fundidores que se empleasen de conti»nuo en este ejercicio, y á los abridores de punzones y matri»ces.
Página 190 - Uno de los motivos mas conocidos , decia , de la decadencia de las universidades es la antigüedad de su fundacion , porque no habiéndose reformado desde entonces el método de los estudios establecidos desde el principio, es preciso que padezcan las heces de aquellos antiguos siglos, que no pueden curarse sino con las luces é ilustracion que ha dado el tiempo , y los descubrimientos de los eminentes sugetos de todo el orbe literario.
Página 449 - Cerró la función el rebelde José Gabriel, a quien se le sacó a media plaza; allí le cortó la lengua el verdugo y despojado de los grillos y esposas, lo pusieron en el suelo; atáronle a las manos y pies cuatro lazos, y asidos estos a la cincha de cuatro caballos, tiraban cuatro mestizos a cuatro distintas partes: espectáculo que jamás se había visto en esta ciudad.
Página 405 - Mi tema es que no podemos sostener el total de nuestra América, ni por su extensión, ni por la disposición de algunas partes de ella, como Perú y Chile, tan distantes de nuestras fuerzas, ni por las tentativas que potencias de Europa pueden emplear para llevársenos algún jirón ó solevarlo.
Página 88 - Majestad británica á evacuar el que ellos denominan Puerto Egmont, paso ofensivo al honor de su corona; el príncipe de...
Página 182 - ... la educación de la juventud por los Maestros de primeras Letras, es uno, y aun el más principal ramo de la policía y buen gobierno del Estado...
Página 407 - Quedaría á la España desde el Quito, compren»dida hasta sus posesiones del Norte, y las islas que »posee al Golfo de Méjico, cuya parte llenaría bastan»te los objetos de la corona, y podría ésta dar por »bien empleada la desmembración de la parte meri»dional, por haber incorporado con otra - solidez el »reino de Portugal.
Página 407 - España, cogiendo en medio al dueño del Brasil y Perú, serviría para contener á éste por dos lados. »Quedaría á la España desde el Quito, comprendido hasta sus posesiones del Norte, y las islas que posee al golfo de Méjico, cuya parte llenaría bastante los objetos de la corona, y podría...
Página 406 - Buenos Aires para España, porque quedando cortado por ambos mares por el Brasil y el Perú, más nos serviría de enredo que de provecho, y el vecino por la misma razón se tentaría a agregárselo.

Información bibliográfica