Búsqueda Imágenes Maps Play YouTube Noticias Gmail Drive Más »
Iniciar sesión
Libros Libros 1 a 10 de 108 sobre Sentóse el licenciado Cabra y echó la bendición. Comieron una comida eterna, sin...
" Sentóse el licenciado Cabra y echó la bendición. Comieron una comida eterna, sin principio ni fin. Trajeron caldo en unas escudillas de madera, tan claro, que en comer una dellas peligraba Narciso más que en la fuente. "
Enciclopedia moderna: diccionario universal de literatura, ciencias, artes ... - Página 785
de Francisco de Paula Mellado - 1851
Vista completa - Acerca de este libro

Obras de d. Francisco de Quevedo Villegas ...

Francisco de Quevedo, Pablo Antonio de Tarsia - 1772
...vivían en el pupilage estaban como lesnas, con unas caras que parecían se afeytaban con diaquilon. Sentóse el Licenciado Cabra , y echó la bendición...comieron una comida eterna , sin principio , ni fin : traxeron caldo en unas escudillas de madera , tan claro, que en comer una de ellas peligraba Narciso...
Vista completa - Acerca de este libro

Tesoro de la lengua y literatura castellana ó colección de piezas escogidas ...

1840 - 302 páginas
...caras, que parecia que se afeitaban con diaquilon. Sentóse el licenciado Cabra, y echó la bendicion. Comieron una comida eterna, sin principio ni fin. Trajeron caldo en unas escudillas de madera, tan clara, que en comer una de ellas , peligraba Narciso mas que en la fuente. Noté con la ansia, que...
Vista completa - Acerca de este libro

Obras selectas, críticas, satíricas y jocosas, Volumen 2

1845
...licenciado Cabra , y hecho la bendicion : comieron una comida eterna sin principio ni Hn : trajeron ruido en unas escudillas de madera tan claro que en comer...una de ellas peligraba Narciso mas que en la fuente : notó con la ansia que los macilentos dedos se echaban á nado tras un garbanzo huérfano y solo...
Vista completa - Acerca de este libro

Manual de literatura: pt. Resúmen histórico de la literatura española

Antonio Gil y Zárate - 1851
...Pintando luego la cena que daba á los pupilos dic^p : '-• - .'; Sentóse el licenciado Cabra y' Jecho la bendición: Comieron una .comida eterna, sin principio...trajeron caldo en unas escudillas de madera, tan claro , qne éh comer una de ellas pe'ligraba Narciso mas que <en la fuente: noté con la ansia que los macilentos...
Vista completa - Acerca de este libro

Resumen histórico-crítico de la literatura española: segun los estudios y ...

Angel Salcedo y Ruiz - 1876 - 446 páginas
...vivían en el pupilaje estaban como lesnas, con unas caras que parecía se afeitaban con diaquilón. Sentóse el licenciado Cabra, y echó la bendición;...claro, que en comer una de ellas peligraba Narciso más que en la fuente; noté con la ansia que los macilentos dedos se ochaban á nado tras un garbanzo...
Vista completa - Acerca de este libro

Obras festivas de D.F. de Quevedo y Villegas: con una noticia de su vida

Francisco de Quevedo - 1881 - 504 páginas
...caras que parecían se afeitaban con diaquilon. Sentóse el licenciado Cabra y echó la bendicion : comieron una comida eterna, sin principio ni fin;...escudillas de madera, tan claro, que en comer una dellas peligraba Narciso más que en la fuente. Noté con la ansia que los macilentos dedos se echaban...
Vista completa - Acerca de este libro

EL GRAN TACANO

D. FRANCISCO DE QUEVEDO Y VILLEGAS - 1884
...vivían en el pupilaje estaban como lesnas, con unas caras que parecía se afeitaban con diaquilón. Sentóse el licenciado Cabra, y echó la bendición; comieron una comida eterna, sin principio ni lin; trajeron caldo en unas escudillas de madera, tan claro, que en comer una de ellas peligraba Narciso...
Vista completa - Acerca de este libro

Antología de prosistas castellanos

Ramón Menéndez Pidal - 1899 - 271 páginas
...vivían en el pupilaje estaban como lesnas, con unas caras que parecían se afeitaban con diaquilón. Sentóse el licenciado Cabra y echó la bendición...escudillas de madera, tan claro, que en comer una dellas peligraba Narciso más que en la fuente. Noté con la ansia jque los macilentos dedos se echaban...
Vista completa - Acerca de este libro

Lecturas literarias: libro de ejemplos para los alumnos de preceptiva ...

F. Navarro y Ledesma - 1901 - 350 páginas
...vivían en el pupilaje estaban como lesnas, con unas caras que parecía se afeitaban con diaquilón. Sentóse el licenciado Cabra y echó la bendición...comida eterna, sin principio ni fin: trajeron caldo en nnas escudillas de madera, tan claro, que en comer en una dellas peligraba Narciso más que en la fuente....
Vista completa - Acerca de este libro

Trozos escogidos de literature castellana: Períodos I á IV. Para lectura en ...

José Paluzíe - 1908
...con unas caras que parecían se afeitaban con diaquilón. * Sentóse el licenciado Cabra, y hechó la bendición: comieron una comida eterna, sin principio...claro, que en comer una de ellas peligraba Narciso* más que en la fuente. Noté con la ansia que los macilentos dedos se echaban á nado tras un garbanzo...
Vista completa - Acerca de este libro




  1. Mi colección
  2. Ayuda
  3. Búsqueda avanzada de libros
  4. Descargar PDF