Rodolfo Rodríguez: Vida Privilegiada. Cuaderno de Memorias

Portada
Balletin Dance, 20 jul 2022 - 166 páginas

El bailarín y maestro Rodolfo Rodríguez recuerda en este libro su vida, con un sinfín de anécdotas plagadas de buenas personas, de acontecimientos inolvidables y de una catarata de agradecimientos.

Su experiencia profesional nació en el Teatro Colón de Buenos Aires, institución a la que asegura que le debe toda su trayectoria. La posibilidad de trabajar directamente con los grandes creadores del momento, le inculcaron las bases de su futura carrera.


Fue partenaire de Alicia Alonso desde 1960 a 1968. Con el recién creado Ballet Nacional de Cuba, recorrió el mundo en un momento histórico irrepetible. Atesora la forma de trabajar, plena de ilusión y de compromiso de ese tiempo.

Luego dirigió el Ballet del Teatro Argentino de La Plata, la segunda compañía en importancia en la República Argentina.

Y poco después creó el Ballet de la Fundación Teresa Carreño en Venezuela.

Después de una breve estadía en España se radicó en Miami, donde reside hasta el presente.


Su regreso a Cuba, invitado especial del Festival Internacional de Ballet de La Habana, 46 años después de su partida, lo marcó emocionalmente de una forma tal que no hubiera imaginado ni en sueños. Sus afectos, sus vivencias, sus encuentros con aquellos personajes a los que admiraba, son narrados en primera persona, para el deleite de todos los lectores.


Su deseo: que lo aquí contado sirva al lector para comprender la vida de los bailarines clásicos y porqué no, que contribuya con el desarrollo profesional de alguno de ellos.

 

Páginas seleccionadas

Índice

Sección 1
4
Sección 2
8
Sección 3
22
Sección 4
45
Sección 5
77
Sección 6
89
Sección 7
94
Sección 8
104
Sección 9
118
Sección 10
134
Sección 11
158

Términos y frases comunes

Sobre el autor (2022)

Rodolfo Rodríguez, fue el primer argentino en ganar una medalla en el mítico Concurso Internacional de Ballet de Varna, Bulgaria (el mismo año que que Vassiliev se llevaba el Grand Prix), en bailar en el Bolshoi y en el Mariinsky, entre tantos muchos teatros del Viejo Mundo. 

Partenaire de Alicia Alonso por casi una década junto al naciente Ballet Nacional de Cuba, con quienes recorrió gran parte del mundo. Atesora su forma de trabajo, la técnica, la disciplina y esa ilusión propia de quienes están creando algo único.

Se formó en el Teatro Colón de Buenos Aires, dirigió el Ballet del Teatro Argentino de La Plata (Buenos Aires) la segunda compañía de ballet clásico de la República Argentina y poco después fundó el Ballet de la Fundación Teresa Carreño de Caracas, Venezuela.

Trabajó con los grandes creadores de su tiempo, desarrolló su particular manera de partenear y de caminar sobre el escenario en los grandes clásicos del repertorio tradicional.

Información bibliográfica