Imágenes de página
PDF
ePub

nar la segur sobre estos árboles , que no esclamu con el lierno Cantor de los jardines:

Un ingrat postcisenr

Snns besoin , sant remora« lei livreá la eoignile.
lis menrent: eti licux iiexilent pour foujour«
La dance réverte, (t tes tenares amours!

Al norte, y á tiro i!*. fusil del castillo, está el almacen de pólvora de la plaza: es un edificio de ciento cincuenta pies de largo, sobre cincuenta de ancho , bien cerrado y defendido con un buen pararayo, con su cuerpo de guardia para un oficial y doce ó quince hombres; todo bien construido , pero á mi juicio mal situado: el almacen , por la cercanía del castillo, qun sin duda perecerá en una explosion casual; y el cuerpo de guardia, por la del almacen, de que apenas dista diez varas, teniendo ademas la puerta , ventana y dos chimeneas hácia él. Y he aquí'los únicos edificios del recinto, si ya no se cuenta pnr tal la casa yerma de la Joana, que está al lado de su límite meridional.

Dase este nombre á una cueva excavada en la peña, pero cerrada de pared, con su puerta y ventana, y pozo al exterior, su habitacion alta y baja, su horno , su cocina y otras piezas dentro : todo ruinoso , abandonado y aun detestado. La tradicion vulgar , dice que moró en ella no ha mucho tiempo la Joana, grande hechicera, que en vida snlia convertirse en gato, y tomar otras formas á su placer, y que ahora su sombra se complace de visitarla de tanto en tanto. Eslo se dice: dos higueras, que yo he visto plantadas, ó casualmente nacidas cerca de su puerta , pueden haber confirmado esta vulgaridad, pues su fruto , aunque de buena apariencia , se avanece y pudre sin llegar á sazonar, sin duda por hallarse estas plantas en una umbría y estar del todo descuidadas. No obstante, los simples pastores y cabreros del bosque cuentan y creen que cierto canónigo antojadizo murió de haberlos comido; y he aquí la ridicula historia forjada sobre el abandono de esta casilla , que probablemente no tuvo otra causa que la esterilidad y fragosidad del terreno inmediato, destinado antes al cultivo, de que aun hay indicios. Sea loque fuere, la fuerza de la supersticion

la hace mirar con horror , y aleja de ella pastores y ganados, por mas que ofrezca algun pasto y un abrigo seguro contra la inclemencia. ¡Notable prueba de su poder , cuando no le vencen el interés ni la necesidad!

Sirven tambien al adorno del sitio de Bellver diferentes alquerías y casas de campo situadas en sus confines , las cuales, bien plantadas y cultivadas, completan la escena, y hacen agradable contraste con el agreste desaliño del cerro. A la parte del E. se halla el predio de son Armadans, cuyas cercas forman por el O. el lindero oriental de Bellver, mientras por el N. y S. confinan con dos caminos que bajan á la ciudad. A la del N. se ven los de son Dureta y sa Taulera (12) , cuyos vastos términos corta por la espalda el torrente, que corriendo O. E. por una frondosísima cañada, lleva las aguas recogidas de di. versas y distantes alturas al puente de san Maxí, do desemboca en el mar. Al O. el término de la Taulera, toca y se mezcla con los hermosos valles de son Berga , que recogiendo otra gran copia de aguas de los altos montes, que vierten al áspero camino de Bendinat, las introducen en las cañadas de Bellver, formando su limite por S. O. N. S., y saliendo despues á cortar el de Porto-Pi, y caer al mar entre los pequeños predios litorales de corbo-mari , y el terrón. En las laderas, y altura del otro lado de esta cañada , se ven los graciosos predios del fíe. tiro, son Vich, son Gual y sa Cova , cuyos términos son mejor conocidos por el general y mas digno nombre de la Bonanova. Detenerme á describir tantos objetos, ó extenderme á otros que se descubren en sus cercanías , fuera salir demasiado de mi propósito. Bástame decir que se ven tan graciosamente distribuidos en torno de Bellver, tan felizmente situado cada uno, y formando todos un conjunto tan vario y tan bien poblado, plantado y cultivado , que por mas que se observe , jamás la vista apura sus gracias, ni se cansa de verlas.

Pero sobre lodo (y con esto voy á concluir), ninguna vecindad honra mas, ninguna recomienda ni alegra tanto los términos de Bellver, como el santuario de la Bonanova, que da sa nombre al confín de que hablé últimamente. Situado al O. de Palma , y á medio tiro de cañon del castillo y del mar, yjdedicado á la Virgen María, es por decirlo así, el Begoña ó el Contrueces de los mareantes mallorquines. Apenas estos han emprendido ó acabado alguna de sus pequeñas expediciones, cuando la familia del patron ó de los marineros viene en romería á Bonanova, donde á vueltas de la devocion pasa allí alegremente un dia entero ó una tarde. Ni esta devocion inflama solo á los navegantes, sino que se extiende á todo el pueblo de Palma y sus contornos, cuyas familias acostumbran asimismo visitar la ermita en algunos días del año; mas cuando llega el del santo y dulcísimo Nombre de María , bien puedo decir que he gozado ya tres veces , aunque de lejos , del mas tierno espectáculo; porque entonces se despuebla la ciudad y los campos vecinos para venir á celebrarle en su pequeño y gracioso templo. Lumbradas y bailes al son de la gaita y tamboril anuncian desde la noche anterior la solemnidad preparada; y el primer rayo del siguiente dia halla ya cubiertos los senderos del bosque , y las demas avenidas de la ermita, de un inmenso gentío que viene á la fiesta, y á gozar de camino de la diversion que ofrece su concurrencia. Porque esta aquí, como sucede en muchas partes, es una de las solemnes ocasiones en que la devocion se hermana admirablemente con el regocijo de los pueblos , y santifica, si se me permite esta expresion , el placer y alegría de los corazones sencillos é inocentes. Los concurrentes, despues de hacer sus preces , y satisfacer su primera curiosidad, se derraman por todo el recinto del santuario á ver, á ser vistos y á saludarse y tratarse entre sí; pero al acercarse el medio dia se dividen en grupos, y cada uno se separa y toma la situacion que desea ó que puede para comer y sestear. No hay algarrobo por allí, no hay olivo ni almendro que no abrigue una familia contra los rayos del sol equinoccial, ni familia , que por pobre que sea , no pueda á su sombra cantar alegre con el Horacio español:

A mi una pobrecilta
mesa, de amable paz bien abastada,
me basta; y la vajilla,
de oro fino labrada ,
sea de quien la mar no tema airada.

Entrar y salir en la ermita , charlar, correr, bailar, ó ver los bailes, llevan el resto de la larde: el mas señalado de ellos se tiene en el porche de la cercana casa de son Cual, bellísima quinta de la Excma. Señora marquesa viuda de Solleríc, que la edificó, así como la nueva ermita ; y que en este dia admite y regala con generosidad á las personas de la nobleza que vienen á la fiesta, y acoge además en sus umbrales al pueblo que acu' de á solazarse ante ellos.

En toda la tarde, y por todas partes, reina el mas vivo, y al mismo tiempo el mas pacífico y honesto regocijo. Que tambien en esto es señalado y laudable el buen pueblo mallorquín, pues que manifestando en sus diversiones la alegría mas exaltada y bulliciosa, nunca ó rarísima vez da en ellos aquellos ejemplos de desacato, disolucion y discordia, que por desgracia turban y hacen amargas las de algunos otros paises. A la de este dia convida tambien , y en gran manera la realza , la hermosura del sitio , porque es frondoso, elevado y pintoresco, con la magnífica vista de la bahía á una parte, y á otra la de la rica y hermosa campiña , sobre la cual descuella el castillo de Bellver; haciendo en ella muy distinguido papel. Algun dia, si quiere Dios, subiendo á su alto Homenaje, describiré yo á V. esta grande escena, tal cual desde allí se descubre. Por hoy basta lo dicho para que V. forme idea de uno de sus principa, les objetos, que por muchas circunstancias es tan digno de la atencion de los que saben pensar, como está olvidado de las almas corbas y vulgares.—Marina.

[graphic]
[ocr errors][merged small]

(1) Me han informado que habiéndose medido pocos años ha pollos ingenieros de esta plaza la distancia y altura entre el castillo de Bellver y el mar, se halló que el centro de este patio dista de su orilla dos mil seiscientos cuarenta pies, y que está cuatrocientos cuatro pies dos pulgadas sobre su nivel.

(2) Santañí es una de las villas de esta isla, señalada por sus canteras de un asperon finísimo , que se emplea en las obras de mayor consideracion, y del cual se han construido la Catedral, la Lonja y otros nobles edificios de esta ciudad. lie leído tambien que Don Alonso V de Aragon la hizo llevar á Nápoles, y la empleó en la magnifica fortaleza de Castelnovo , que construyó en aquel reino.

(S) Esta capilla ocupa cinco huecos de bóveda : su forma interior solo se distingue de la de otras piezas del castillo en que el presbiterio se eleva sobre el piso cosa de un pie, y está embaldosado con buenos azulejos, y dividido por una hermosa reja , de gusto arabesco. Es gran lástima que no exista el primer retablo, que nos daría alguna idea de la pintura coetánea. En su lugar hay otro moderno, que se reduce á un carton de tabla, en que se ve mal pintado un retablo, de tan ruin escultura y arquitectura como prometia su edad. San Márcos, patron del castillo , en medio, y San José y San Liborio á sus lados, ocupan los nichos principales; sobre el cornisamento están San Pedro y San Pablo; en el ático el Salvador y la Virgen, y por remate las armas de los Montellanos. El dibujo y colorido van á la par con la idea , y me excusan de decir mas; pero no de copiar la memoria del buen gobernador que costeó la obra. Consérvase en una inscripcion, repartida en las aletas del cmbasamenlo que salen de la mesa del altar. Copiándola descubriré á V. el nombre de un pintor

« AnteriorContinuar »