Obras de Garcilaso de la Vega: ilustradas con notas

Portada
En la Imprenta de Sancha, 1817 - 212 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 135 - Tengo sólo una pena, si muero desterrado y en tanta desventura, que piensen por ventura que juntos tantos males me han llevado; y sé yo bien que muero por sólo aquello que morir espero.
Página 2 - Y tú, desta mi vida ya olvidada, sin mostrar un pequeño sentimiento de que por ti Salicio triste muera, dejas llevar, desconocida, al viento el amor y la fe que ser guardada eternamente sólo a mí debiera ? ¡ Oh Dios ! ¿ Por qué siquiera, pues ves desde tu altura esta falsa perjura...
Página xxxiv - ... ejercitar mi pluma por la infinita innumerable suma de tus virtudes y famosas obras, antes que me consuma, faltando a ti, que a todo el mundo sobras.
Página 172 - Y así, en la parte que la diestra mano gobierna, y en aquella que declara el conecto del alma, fui herido. Mas yo haré que aquesta ofensa, cara le cueste al ofensor, que ya estoy sano, libre, desesperado y ofendido.
Página 161 - ... mismo voy tomando estrecha cuenta, y siento de tal arte faltarme todo el bien, que temo en parte que ha de faltarme el aire sospirando; y con este temor, mi lengua prueba a razonar con vos ¡oh dulce amigo!
Página 105 - ALCINO ¿Ves el furor del animoso viento, embravecido en la fragosa sierra, que los antiguos robles ciento a ciento y los pinos altísimos atierra, y de tanto destrozo aun no contento, al espantoso mar mueve la guerra? Pequeña es esta furia, comparada a la de Filis, con Alcino airada.
Página 118 - Mira la tierra, el mar que la contiene, Todo lo cual por un pequeño punto A respeto del cielo juzga y tiene. Puesta la vista en aquel gran trasunto Y espejo, do se muestra lo pasado Con lo futuro y lo presente junto...
Página 155 - ¿Quién me dijera, cuando en las pasadas horas en tanto bien por vos me vía, que me habíades de ser en algún día con tan grave dolor representadas? Pues en un hora junto me llevastes todo el bien que por términos me distes, llevadme junto el mal que me dejastes. Si no, sospecharé que me pusistes en tantos bienes, porque descastes verme morir entre memorias tristes.
Página 140 - En volviéndose a mí la vez primera con el calor del rayo que salía de su vista, que en mí se difundía, y de mis ojos la abundante vena de lágrimas, al sol que me inflamaba, no menos ayudaba a hacer mi natura en todo ajena de lo que era primero. Corromperse sentí el sosiego y libertad pasada, y el mal de que muriendo esto, engendrarse, y en tierra sus raíces ahondarse tanto cuanto su cima levantada sobre cualquier altura hace verse.
Página 84 - Con la prora espumosa las galeras, como nadantes fieras, el mar cortan, hasta que en fin aportan con corona de lauro a Barcelona, do cumplidos los votos ofrecidos y deseos...

Información bibliográfica