Imatges de pàgina
PDF
EPUB

de 180. grados, ni en lo Bo- patitur , nec centrum terre: fed real, sino unos están à un lac neque hoc ulla historiæ cognig do de la Linea , y otros al ' tione firmatur , fed boc Poete otro : como v. g. un lugar à quafi ratiocinando conje&tanto los 10. grados de latitud Bo- El Venerable Beda (en el lib. real, y otro à los mismos 10. de Temp. rat. cap. 32.) infil, grados de latitud Austral, que te en la misma fentencia , de convengan en el grado 300. que no se debe dår afsenso à de longitud, como se verifica las Fabulas de los Antipodass en los confines del Perù , y pues ningun Historiador refien Cartagena de Indias. Ettos ten re haver visto , ni oido , ni dràn à un tiempo el medio leido, que otro huviesse visdia, y media noche : pero el to habitadores en la Zona Verano , y mayor dia de uno, opuesta Templada: Neque enim, es Invierno, y menor dia de vel Antipodarum ullatenus eft Otro.

Fabulis accomodandus affenfus,

vel aliquis refert historicus via BREVE DIGRESSION dise , vel aydisse , vel legis

& de los Antipodas.

se, 6c. Phocio en su Biblio.

theca , hablando de las Epis155

Cerca de los An- tolas de San Clemente à los

tipodas te debo Corinthios cap. 125. dice , que prevenir, que entre los Anti- podrà alguno reprehender, el guos no se mirò este punto co que pone algunos mundos fuera mo entre los Modernos. Gran

del Oceano ; solo por hacerse lucha de letras le llama Plin alusion à gentes fuera de nuery nio en su lib. 2. cap. 65. 112 tro Continente. Y en fin fue gens bic pugna litterarum. Lu- tal la persuasion de los Anticrecio le llamò vano error. guos, sobre que no havia Ana Lactancio Firmiano negò re- tipodas , ò gentes que liabidondamente los Antipodas. San tallen la superficie opuesta de Isidoro ( lib. 9. Etym. cap. 2, la tierra , que en el Siglo octa. in fin.) dice , que de ningun yo queriendo mantener la afirmodo se debe creer lo que se mativa un Obispo de Salz. refiere de ellos; y que no hay bourg , llamado Vigilio , tuvo Historia alguna que lo prue

contra sì al Obispo de Mobe , sino folo fue invencion guncia Bonifacio , y llegó la de Poetas : Nulla ratione cre cofa à tal estado , que el que dendum eft : quia nec foliditas defendia los Antipodas fue de Tom.I.

N

clad

A

:

clarado Herege, como que punto de haver dado por inadmitia otro mundo distinto del habitable la Torrida : como tyantiguamente conocido (Aven

vo por unas probable Santo tino 1. 3. de la Historia de Ba- Thomàs 1. pari. quaft.102. art. yiera.)

2. ad 4. refiriendo como ha156 Entre todos los que via algunos , que la daban se opusieron à que huvieffe por Templada. Pues quien ha hombres en la superficie opues- visto culpar v. g. à Plinio, y ta , el mas sobresaliente fue tirar à desayrar su autoridad nuestro Padre San Augustin: y en puntos geographicos de la como los nuevos descubri- descripcion de Etpaña, aleganmientos han mostrado el que do para esto el que dijo, que hay dichas gentes; se han asi- la Torrida era inhabitable? do de este pensamiento los Claro està, que qualquiera le que intentan oponer alguna diria , que eito era confundir nube contra los lucimientos lineas y tiempos : pues ni en de tal Sol : llegando à pro- tiempo de Plinio se tendria passarse de una linea à otras por labio quien digesse otra de mas 'esfera , confundiendo cosa , ni la autoridad de eflos tiempos y materias. Varias te gran Geographo pendia de veces he oido formar este ar- aquel punto. Bueno fuera, que gumento , quando se toman saliera hoy un Bachiller , neotros de la autoridad de este gando la autoridad del AngeGran Padre ; pero quan in

lico Doctor en los puntos consideradamente se recurra à mas delicados de la Theoloesta instancia , se verá clara

se verà clara- gìa, solo porque el Santo tumente por las reflexiones fi vo por mas probable el que guientes.

la Equinoccial no era habita157 Ninguno de los Mo

ble : siendo assi ( diria ) que dernos deshecha,ò abate la au nosotros sabemos , que la Ciutoridad de Aristoteles en pun dad de Quito , y sus Comartos Philofophicos , recurrien cas, cercanas à la Linea do en apoyo de etto a que debajo de ella , se hallan hanegò el que fuefle habitable bitadas, y templadas ? Quien " la Equinoccial ; siendo assi, no diria , que lo uno no teque nosotros sabemos ser en nia conexion con lo otro? Y muchos parages muy templa- quien diria , que el Santo no

, y poblada. Lo mismo so- habló como hablaban los docbre todos los Antiguos, en el tos de su tiempo?

Los

da,

[ocr errors][merged small][ocr errors]

158 Los que hoy clamo- das , esto es, que unos sean rean tanto el que San Auguf- Zenith del Nadir de los otros: tin no conoció los Antipodas; pues en este sentido ni aun. ponganse en aquellos Siglos, hoy se pueden establecer en y vayan arguyendo en prue- general, como imagina el vulba del assunto. Traygan tex go , quando dice, que Men to de las Sagradas Letras. O gico v. g. es Antipoda de Efaleguen à lo menos alguna paña, y otras cosas semejanHistoria ò viage de alguna tes à efta, que provienen de navegacion, à quien se deba ignorar Geographia , Globo, este descubrimiento. Și opo- y Mapa. Entre lo descubiernen , que este , ò el otro lo to hasta hoy no hay mas Anescrivio; portense como Cri. 'tipodas legitimos de racionaticos , ya que reducen a los les con racionales, ( que sepas Antiguos à critica : y exami- mos) que la India Oriental, nen , si es puramente dicho y Gran Tartaria, con las tierde algun Poeta, que igual- fas Magallanicas, y Chile: lo mente propusiese esto con los demás ò carece de criaturas demàs empeños , que hoy se racionales , por ser Mar o dàn por fingidos. Vea li los no sabemos hasta hoy el que otros, que lo escriven, infil- las haya. Este es punto de ten puramente en un dicen: hecho para qualquiera que lejunte à esto el que nadie lo pa manejar el Globo , ò Maviò , ni oyò à quien lo hu- pa. Pero no fue este el emvieffe vifto : y verà , que la peño de los Antiguos, como materia se debe averiguar por ní lo es entre nosotros. La diargumentos, tomados del pe- ferencia està, en si fuera del so de razon. Si tiene tan bue. Continente del mundo antis nas potencias como un San guo conocido, ò en la Zona Augustin , discurrirà con tan- Auftral Templada contrapuelta firmeza como el Santo. Oy- ta à la nuestra , havia poblaga ahora lo que moviò à Au

moviò à Au cion de racionales? Y aun acergustino , y veremos la critica ca de efto ultimo no tene

mos tan notable diferencia, 159 Para esto se debe su- por no saber los Antiguos, poner , que el concepto de que el Continente de Africa Antipodas entre los Antiguos se estendieffe hasta la Zona no eftrivò precisamente en el Templada , lin Mar interme. rigor geographico de Antipo dio como efe&ivamente su

que resulta.

cede en el Cabo 'de Buena Ef- consiguiente ; que no havia peranza. Sobre esto yà cono- Antipodas : sin que huvieffe cieron, que por ser Templa- hombre docto

que pudieffe da , seria habitable ; aunque oponerse à este sentir : poresto era solo por discurso, co que fi admitia el transito de mo el decir, que era inhabi- una Zona à otra , faltaba à la table la Torrida. Pero ana- sentencia de ser inhabitable dieron , que no podia comu

la Torrida : y fi admitia ponicarse una Zona con otra,

bladores

, que no descendiera por causa de ser insoportable sen de Adàn, faltaba à la Fè: el calor de la Zona interme- y ni el Christiano podia firdia , que es la Exufta , ò la mar efto, ni aquello , el que

Torrida: como se lee en Pli-' se tuviese por docto, en aquel nio lib. 2. cap. 68. De lo que tiempo. se inferia , que supuesto el

160 Pero aun prescindienque Dios crio à Ađàn en la do del concepto de la NatuZona Templada Boreal

raleza de la Zona Torrida, que de ette descienden todos havia otra dificultad, que juflos hombres, como enseña la tamente retardò à los AntiFè , no podia estàr poblada guos para admitir Antipodas la otra Zona Templada, Auf- aun en sentido lato

, que es tral : por quanto ,

segun el

en lo que nosotros nos difesentir de los Antiguos, no po- renciamos de ellos dian los de una Zona pallar beneficio

у

descubrimientos à otra : y para que fuessen de las Navegaciónes. Y es, descendientes de Adàn los de que ni en la superficie opuefla Zona Austral , havian de ta à la nuestra dentro de una haver passado à ella los de misma Zona Templada, fe poacà. Con que fi al sentir de dia afirmar que huvieile polos Gentiles antiguos (sobre bladores. Estos no son Antin fer incomunicables las dos Zo- podas nuestros , como confta mas Templadas ) añadian los de lo dicho : y afsi la mas Christianos el Dogma , de que por diferencia entre los Moderno hay hombres que no def nos y los Antiguos, està fueciendan de Adàn ; facarian ra del concepto de Antipodas: por consequencia legitima, que que en este convenimos aun la otra Zona , contrapuetta à nosotros, en que ni Europa la nuestra , no podia estàr po. los tiene', ni el Africa,

'en blada de sacionales ¿ y por guiça fioregio San Augustin,

Тоа

? por el

[ocr errors][ocr errors]

fe

[ocr errors]
[ocr errors]

Toda la fuerza estaba en no que

se muestre con alguna rad haver traspassado los Antiguos zon: yassi en elte Globo el Oceano Atlantico , mas que havrà superficic por las Costas de Africa : y ferior , que es lo que se vå assi no sabian, si el Mar ha. à buscar para admitir Antipo; via dejado tierra descubierta das. Pero como la duda esa por el Occidente ; ò si era su no si hay punto opuesto ( pues hurto total por aquella parte. admitida la razon de Globos En esto estrivò gran parte de como el Santo la admite la question presente; y no en admite tambien esto ) fino el vulgar concepto de la po en efle punto viven hombres; situra del Antipoda ; que, co arguye el Santo, que no, en mo no se cae , estando pies esta forma. Supuesto que la arriba ? y como los Arboles tierra es redonda , no se pueris han de crecer àcia abajo &c. de probar que haya AntipoEfte era pensamiento de al- das

si no se prueba ,.que guinos, que con el vulgo ne en el punto opuesto hay tiergaban los Antipodas; à quien ra descubierca ; porque en yà ocurriò Plinio lib. 2. cap. agua no pueden habitar los 65. diciendo , que lo mismo racionales. Sed fic eft , que no damos nosotros que admirar se puede probar, que en effe' à los que estén debajo : pues punto diametralmente opuesto, estos dirán, què como no nos eftè la tierra sin tener agua caemos ? Yassi como nues- encima : luego el decir que tros pies se inclinan al cen- hay Antipodas racionales es tro de la tierra; lo mismo fu- puramente congetura especucede en los restantes de qual lativa , y no cosa que se quier parte del Mundo , por pruebe en el hecho. La mefer la tierra Esferica , ù de fi nor es aun hoy mas cierta gura de Nuez, ò como com que en lo antiguo : porque probares.

antes folo era cierta negati161 Mi Padre San Auguf- vamente, esto es , no se la tin no insistió , ni alegò tal bia que era falta , ni se po argumento , por no ser pro dia fallificar : hoy es cierta prio de aquel altissimo talen- positivamente : esto es, fabeto. Concede el Santo ( lib. 16. mos, que la tierra opuesta à de Civ. Dei cap. 9.) que sea la España y Africa està ( como tierra Esferica , ò porque por arguyò San Augustin ) cubierca, {a} els genida a ġ bien por- ep lg mas, de agua , sin habka

[ocr errors]
« AnteriorContinua »