Colección de poesías castellanas tr. en verso toscano, Volumen 1

Portada
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 70 - Sólo quiero escusar tristes pobrezas, por no sufrir soberbias de hombres vanos, ni de ricos estrechos, estrechezas. Quiero tener dineros en mis manos, tener para tener contenta vida con los hidalgos y con los villanos. Quien quiera se desmande y se desmida, buscando el oro puro y reluciente, y la concha del mar Indo venida.
Página 16 - Tengo en el alma puesto su gesto tan hermoso, y aquel saber estar adonde quiera ; el recoger honesto, el alegre reposo, el no sé qué de no sé qué manera ; y con llaneza entera el saber descansado, el dulce trato hablando, el acudir callando, y aquel grave mirar disimulado.
Página ccxi - Mas esto no bastara a hacerme pasar muy adelante si Garcilaso con su juicio (el cual no solamente en mi opinión, mas en la de todo el mundo ha sido tenido por regla cierta) no me confirmara en esta mi demanda. Y así, alabándome muchas veces este mi propósito y acabándomele de aprobar con su enjemplo -porque quiso él también llevar este camino-, al cabo me hizo ocupar mis ratos ociosos en esto más fundadamente.
Página 50 - Y así. aunque estaba a escuras cerno ciego, sin saber atinar por dónde iría, cobré tino en la luz de vuestro fuego. La noche se me hizo claro día, y al recordar mi soñoliento estilo, vuestra musa valió luego a la mía.
Página 56 - Terna el saber nacido de esperiencias, y sobre la mundana sinrazón falso estará, y dará grandes sentencias. Decid: si veis bailar no oyendo el son de los que bailan, ¿no estaréis burlando?
Página 52 - Quien sabe y quiere a la virtud llegarse, pues las cosas verá desde lo alto, nunca terna de qué pueda alterarse. Todo lo alcanzará sin dar gran salto, sin moverse andará por las estrellas, seguro de alborozo y sobresalto. Las cosas naturales verá »bellas, y bien dirá entre sí que son herniosas; pero no parará por eso en ellas.
Página 54 - Como digo, en lo alto irá encumbrado, y viendo desde allí nuestras bajezas, llorará y reirá de nuestro estado. Nuestras fuerzas dirá que son flaquezas; terna nuestros deleites por fatigas, y nuestras abundancias por pobrezas.
Página 66 - Al satisfecho todo satisface; y así también a mí, por lo que he hecho, cuanto quiero y deseo se me hace. El campo que era de batalla, el lecho, ya es lecho para mí de paz durable: dos almas hay conformes en un pecho. La mesa, en otro tiempo abominable, y el triste pan que en ella yo comía...
Página 78 - Propercio verná allí por compañero, el cual dirá con dulces armonías del arte que a su Cintia amó primero. Catulo acudirá por otras vías, y, llorando de Lesbia los amores, sus trampas llorará y chocarrerías.
Página 70 - Otras veces también pienso algún hora las cosas de mi hacienda sin codicia, aunque esta comúnmente es la señora. Bien puede el labrador sin avaricia multiplicar cada año sus graneros, guardando la igualdad de la justicia. No curo yo de hacer cavar mineros de venas de metal ni otras riquezas, para alcanzar gran suma de dineros. Sólo quiero excusar tristes pobrezas, por no sufrir soberbias de hombres vanos, ni de ricos estrechos estrechezas.

Información bibliográfica