Imágenes de página
PDF
ePub

bien cuenta que algunos caries ó críticos decían que así se profanaba el nombre de Dios , y las palabras del libro de Dios, así llaman á su Alcorán , pues estando en las monedas , estas andaban en manos impuras de infieles , como era tanta la autoridad de estos alimes ó sabios se dio importancia á su escrúpulo , y se consulto sobre ello al célebre doctor Malik ben Anás , xefe de la secta ortodoxa muslímica de su nombre, y respondió este sabio: que no le parecía ilícita esta práctica de poner en las monedas el nombre de Dios , ni el escribir en ella aleias ó sentencias alcoránicas , puesto que en los primeros y mas fervorosos tiempos del Islam no habian hallado inconveniente en esto los principales propagadores de la ley: con esta autoridad el califa Ornar ben Abdelaziz respondió á los que censuraban esta práctica: ¿ Queréis que omitiendo la usada leyenda de nuestras monedas , y en especial el nombre de Dios y de su profeta sospechen las naciones que ya hemos mudado de creencia? con lo que todos se tranquilizaron.

De todo esto se infiere que antes de Abdelmelik ben Meruan corría entre los árabes moneda de Pérsia y de Grecia, que la primera que labraron los califas no era de justo peso ni uniforme , que este príncipe prohibió que corriesen las extrañas , y fixó el peso y ley de la moneda estableciendo la inscripción que habia de tener , y de estas sábias ordenanzas resultó el que muchos escritores orientales creyesen que Abdelmelik fué el primer califa que acuñó moneda musulmana: y así opinaron también los europeos Reische en sus prólogos de la literatura oriental, y el erudito Adler en su Museo Borgiano.

Los hijos y sucesores de Abdelmelik Ulid y Zuleyman no hicieron novedad en la moneda , si bien Mircond atribuye á Zuleyman ciertas correcciones y reformas que ya hemos insinuado , aunque tal vez serian en la materia y ley de ellas, pues estando por lo común su fabricación en manos de judíos, freqüentemente la maleaban , aunque la inspección y el cuidado se encargaba siempre al Cadi-rcodá, primer Cadi , como si dixeramos al presidente del consejo , ó á otros principales ministros.

Este estado tenia la moneda muslímica en oriente con poca diferencia , quando los árabes con el fanático furor de propagar su religión, dilataron sus conquistas por las costas de Africa , y lograron apoderarse de España, estableciendo en ella permanente imperio.

Los caracteres de las inscripciones de la moneda eran f^j^rsi) ksüb de estilo cúfico , porque en Cufa se usaba aquella forma hermosa y llena de letras sencillas y sin adorno , sin ápices ni puntos diacríticos , de donde procede la dificultad de su lectura aun á los muy versados en la literatura oriental, reduciéndose un alfabeto de veinte y ocho letras á solos diez y seis caracteres en una lengua inmensa , que como ellos dicen es un océano. Se ignora si estos caracteres cúficos son los mismos que usaron los antiguos moradores del Hegiaz, del Yemen y de los montes de Ornan (1); pero ciertamente son los mas antiguos en que ésta lengua se conoce escrita : el gusto ú estilo de ellos es como el de los sirocaldeos cuya antigüedad no está bien averiguada. Conservaron los árabes esta escritura por mucho tiempo en sus inscripciones públicas de mezquitas y otros edificios , y en piedras y monumentos sepulcrales , aun quando ya usaban las letras cursivas de Ben Moda en el trato y comunicaciones de la vida , y en sus libros, que es con leves alteraciones la misma que usan en el dia los árabes , persas , turcos , africanos y moros de la India oriental.

Desconocida en Europa la literatura arábiga hasta la restauración de las letras en el siglo XVI. , muchas de estas inscripciones cúficas que dexaron los árabes en Sicilia y en España han sido tenidas por caldeas d fenicias, y hasta nuestros tiempos la grande inscripción de Palermo se pretendía atribuir á los primeros pobladores , con la misma crítica que se creía que el mal arábigo de Malta era todavía resto de la lengua púnica o de los cartagineses. Durante la dinastía de los ca

(i) La mas antigua escritura de los fica : v. el celeb. Silv. de Sacy en sus

árabes se llama montad, y souri, que monum. primit. de los árabes, yo entiendo ser la misma que la cú

Tom. V. N. 4. Hh

lifas Umeyas ( 1) solo se fabricaban monedas en la ciudad de War cet en Mesopotamia y en Harran: en tiempo de los Abasies d abasidas se acuñaron en Anvar , y en Hashcmia cerca de Cufa , en donde estos príncipes hicieron su primera residencia: después en tiempo del augusto de los árabes Harun el Raxid se acuñaron en Bagdad , conocida entonces con el nombre de Muhammedia , y de Medinat-essalam ó ciudad de la paz , y tenia la inspección de la moneda el famoso Giafar ben Yahye Elbarmeki su gran visir , hagéb d primer ministro; pero no es mi ánimo seguir todas las referencias de las leves variaciones que tuvo la fabricación de las monedas arábigas en las sucesivas dinastías de oriente ni del Egipto y Africa , de esto trataron eruditamente el docto Adler en su Museo Borgiano, y el sabio y célebre orientalista Mr. Silvestre de Sacy en su traducción de Macrizi: pero estos y los eruditos Eichhorn, Tychsen, Assemani y Casiri no ilustraron esta materia en lo perteneciente á España.

En el reinado del califa Ulid , hijo de Abdelmelik, entraron los árabes en España por dirección de Muza ben Nuzeir, que gobernaba en Africa , y envió parte de sus tropas acaudilladas de Tarik ben Zeyad su lugarteniente que estaba en Tanja , o Tanjer que ahora decimos: paso este caudillo el estrecho el año 92 de la hegira (2) , y desembarco en el monte que de su nombre se llamo Gebel Tarik , o Gibraltar, y por la fortuna de sus armas y el miserable estado de la monarquía goda en poco tiempo se apoderaron de la mayor parte de España. Con su política en tratar bien á los pueblos desarmados y que se sometian , ya dexándolos en sus posesiones y en su religión sin otro gravamen que un tributo personal en frutos d en dinero , mas leve que el que antes pagaban á sus reyes , ya con la igualdad en las condiciones y

(i) Omiades y homiaditas dicen (2) El año 7x0 de J. C. Este ano

otros, pero nuestros moriscos constan- arábigo principió en martes dia 28 de

témeme pronunciaban Umeyas , y es Octubre, mas arábigo.

equidad de su gobierno consiguieron asegurar sus rápidas conquistas y dominación. Gobernóse España al principio por los walies d caudillos de las tropas como provincia de conquista, recogieron el oro y la plata de los godos , y sus monedas se recibían á peso, y se conducían con el producto de los tributos de España y de Africa que formaban una sola caxa, y la recaudación y conducción se hacia por los caudillos, y se llevaba de pueblo en pueblo: cada territorio era responsable de la seguridad de aquellos caudales si no los escoltaban d prevenían su custodia los caudillos árabes: así lo refiere Ayad antigup historiador de las primeras conquistas de occidente: por este medio desapareció la moneda gótica , que muy rara se halla en España en los museos de los curiosos , siendo tan común la antigua romana que á cada paso se encuentra.

Con la entrada de los árabes vino también á España su moneda acuñada en Siria , en Wacet y en Harran , y con ella pagaban sus tropas , pues no hay monumento que acredite que se acuñaba en la península moneda arábiga en el tiempo que se considero como provincia de conquista , pues aunque se hallan algunas pequeñas monedas de bronce d cobre bastante antiguas con esta inscripción: ^ju^atuO ¿Uv jj*3j¿Vb <_>acuñóse en España año 90 , puede creerse que en estas falto el centenar que no cabia en ellas , d se omitia por abuso , pues el año noventa no habían venido á España , y si se lee ^¡oiaaw setenta es claro que no puede ser. De estas monedas, y de la mala inteligencia y lectura equivocada de algunas de las que vinieron de Siria ha procedido el creer algunos eruditos que en el primer siglo de los árabes, y desde su establecimiento en España acuñaron moneda arábiga en ella , o resellaron la gótica.

A esto se opone la expresa prohibición del califa Hisém ben Abdelmelik , que ordeno que no se labrase moneda en las provincias de conquista , y que solamente se fabricase en la zeca de Wacet. Las monedas arábigas mas antiguas que se hallan en España son de las acuñadas en Siria: en la prime

Hh2

ra lámina número primero se presenta grabada una del museo de nuestra Academia , con la particularidad de ser del año mismo de la entrada de los árabes en España , así por muestra del typo de las de Siria , como por corregir la equivocación de dos eruditos que se engañaron en su' lectura é interpretación : la inscripción de esta moneda en su área de un lado dice j

)¿} y no es Dios sino

«ju2».j ¿Jt3\ Allah único

¿J \¿&.s»> V no tiene compañero.

En la orla de este lado dice así : ^^j-^ \j>& Vi/*** ^

^aju*oj 0-¿&>\ b*A$ Cjy* en nombre de Dios acuñóse este adirham en Wacet año noventa y dos (1). En el área del otro lado:

Dios es uno , Dios
el eterno , no engendró
ni fué engendrado , ni
tiene semejante alguno.

En la orla de este lado: t/j^Ls aXw^ íd5\ Sj^s <>*s>*

Mahomad enviado de Dios , envidie con la dirección y ley verdadera para ostentarla triunfante sobre toda religión á pesar de los infieles.

Esta es la verdadera lectura é interpretación de esta moneda , él señor Casiri leyó mal la época y lugar del cuño interpretando: se acuñó en Tarifa, año (3) noventa y dos; pero ciertamente en aquel tiempo no se acuñaban monedas en Tarifa , ni tal vez tenia este nombre que debió á los árabes después por su posición. También el señor Banqueri leyó mal

(i) Año 710 de J. C. (a) En otra leyó 96.

« AnteriorContinuar »