Historia de la conquista de Méjico: población y progresos de la América septentrional, conocida por el nombre de Nueva España, Volumen 4

Portada
Casa editorial Garnier hermanos, 1844 - 492 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Índice


Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 34 - ... disponer de los bienes de la Iglesia, que es gastarlos en pompas y en otros vicios...
Página 34 - E si agora visen las cosas de la Iglesia y servicio de Dios en poder de canónigos u otras dignidades, y supiesen que aquellos eran ministros de Dios, y los viesen usar de los vicios y profanidades que agora en nuestros tiempos en esos reinos usan, sería menospreciar nuestra fe y tenerla por cosa de burla; y sería a tan gran daño, que no creo aprovecharía ninguna otra predicación que se les hiciese...
Página 47 - ... graves; las barbas tenía algo prietas y pocas y ralas, y el cabello que en aquel tiempo se usaba era de la misma manera que las barbas, y tenía el pecho alto y la espalda de buena manera, y era cenceño y de poca barriga y algo estevado, y las piernas y muslos bien sacados...
Página 232 - Majestad ya nuestra seguridad que aquel Señor estuviese en mi poder y no en toda su libertad, porque no mudase el propósito y voluntad que mostraba en servir a Vuestra Alteza; mayormente, que los españoles somos algo incomportables y importunos, e porque, enojándose, nos podría hacer mucho daño...
Página 60 - vida por el menor de los soldados : mas tendréis que obedecer en » mi ejemplo que en mis órdenes ; y puedo aseguraros de mí que « me basta el ánimo á conquistar un mundo entero, y aun me lo » promete el corazón con no so qué movimiento cstraordinario , que » suele ser el mejor de los presagios.
Página 337 - ... frente llenaba todo el espacio del valle, pasando el fondo los términos de la vista, último esfuerzo del poder mejicano, que se componía de varias naciones, como lo denotaban la diversidad y separación de insignias y colores.
Página 136 - algunos monstruos, que arrojó la mar en nuestras costas) roban "nuestros Pueblos; viven...
Página 328 - Murieron estos ignominiosamente , abrazados con el peso miserable que los hizo cobardes en la ocasión , y tardos en la fuga.
Página 208 - Los edificios públicos y casas de los nobles, de que se componía la mayor parte de la ciudad , eran de piedra y bien fabricadas ; las que ocupaba la gente popular humildes y desiguales ; pero unas y otras en tal disposición, que hacían lugar á diferentes plazas de terraplén donde tenían sus mercados.
Página 136 - ... sus felicidades, ni enciende sus cometas para que se adormezca nuestro cuidado, y se deje estar nuestra negligencia. Mi sentir, es que se junten nuestras fuerzas, y se acabe de una vez con ellos, pues vienen a nuestro poder señalados con el índice de las estrellas, para que los miremos como tiranos de la patria y de los dioses; y librando en su castigo la reputación de nuestras armas, conozca el mundo, que no es lo mismo ser inmortales en Tabasco, que invencibles en Tlaxcala".

Información bibliográfica