Imágenes de página
PDF
ePub

SEGUNDA MEMORIA.

Don Sancho Perez de Pereyra, primeramente canónigo de la iglesia de Tuy, despues chantre, dean y obispo de la de Porto, cuya mitra obtuvo por cuatro años (los últimos 1 }de su vida) desde el de 1296 hasta el de 1^00, murió en este último con testamento otorgado el dia 7 de enero. En él declara haber estudiado jóven en Salamanca y Valladolid, y manda pagar para descargo de su conciencia lo que todavía estaba debiendo al ama que le sirvió en Salamanca, y el alquiler de las casas que habitó en Valladolid al tiempo de sus estudios. Así el M. Florez en el tomo 21 de su Esp. Sag., pág. 109, núm. 1.°, escribiendo las Memorias de la iglesia de Porto y sus prelados con los documentos que de allí le remitieron. Publicó este tomo el año 1766.

Por poco tiempo, pues, que concedamos á este prelado para las cuatro dignidades, que por sus grados obtuvo despues de sus estudios en Salamanca y Valladolid, es menester suponerle estudiando en estas escuelas por lo menos unos 30 años ántes, y así hácia el año 1270 en el reinado de D. Alonso el Sabio; el cual subió al trono por muerte de su padre San Fernando el dia último de mayo de 1252 y vivió hasta 4 de abril de 1284.

Nadie descubrió hasta ahora una noticia tan antigua de nuestros estudios; y repito, que para estar corrientes entonces, como el referido hecho les supone, debieron haber empezado mucho antes. Pero en un tiempo determinado que ignoramos por falta de documentos, habiéndose perdido todos los de su archivo por una fatalidad acontecida despues de la mitad del siglo siguiente, inclusa la bula mas principal de su ereccion, concedida por el Papa Clemente VI en el año 1346, á solicitud de nuestro gran Rey D. Alonso XI, con otros muchos privilegios y regalías. De la cual por lo mismo fué necesario pedir nueva expedicion por el registro al papa Clemente VII en el año 1384, que es de la que hoy se usa, y ella es el primero y mas antiguo documento con que empiezan los papeles de este archivo. Pues si algun otro existe en él, y los que aquí irán citados de fecha anterior, han sido recogidos de otras partes donde se han conservado, habiendo tenido la suerte de no ser comprendidos en aquel infortunio; del cual en la misma bula renovada se hace mencion. Acerca del tiempo en que pudieran empezar estos estudios y por quien, expondré adelante mis conjeturas. Entre tanto sea la

TERCENA MEMORIA.

Don Sancho el IV, por otro nombre el Bravo (Sanctius ferox) que sucedió en el trono por muerte de su padre D. Alonso el Sabio, el ya citado dia 4 de abril de 1284, hallándose en esta ciudad á 20 de mayo de 1293, libró un privilegio que dice así:

"Sepan cuantos esta carta vieren como Nos D. Sancho por la gracia de Dios Rey de Castilla, de Toledo, de Leon, de Galicia, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia, de Jaen, de los Algarbes, et Señor de Molina: Por ruego de D. Gonzalo, Arzobispo de Toledo, Primado de las Españas, et nuestro Canciller mayor en los reinos de Castilla, et de Leon, et de Andalucía, tenemos por bien de hacer Estudio de escuelas generales en la villa de Alcalá. E porque los maestros et los escholares hayan voluntad al estudio, otorgámosles, que hayan todas aquellas franquezas que ha el Estudio de Valladolid. Y mandamos et defendemos que ninguno no sea osado de les facer fuerza, ni tuerto, ni demás á ellos, ni á ninguna de sus cosas, que cualquier que lo hiciese, pecharnos ha en pena mil maravedís de la moneda nueva, et á ellos todo el daño et menoscabo, que por ende recibiesen doblado; et porque esto sea firme y estable, mandamos ende dar esta carta sellada con nuestro sello de plomo. Fecha en Valladolid á veinte dias de mayo. Era de mili et trecientos et treinta et un años. Yo Maestre Gonzalo, Abad de Arbás, lo fice escrebir por mandado del Rey en el año deceno que el Rey sobredicho reinó—Alphonsus PerezSant Marcos."

Por este documento se ve que los estudios de Valladolid se hallaban ya en el año de su fecha 1293, no solo corrientes y bastantemente adelantados, sino muy adultos, y con privilegios tales, que parece no eran menores que los que gozaban los de Salamanca. Pues el arzobispo de Toledo D. Gonzalo García Gudiel, Primado de las Españas, para los que establecia en Alcalá, pide al Rey D. Sancho los privilegios del estudio valisoletano, y no los del salmantino; el cual sin duda no ignoraba las ventajas que habia de unos á otros.

Este privilegio de D. Sancho le conserva en su archivo la universidad de Alcalá, que le mira como su cimiento y mas antigua memoria. Y sobre él fundó el cardenal Ximenez los grandes incrementos que dió á aquellos estudios á fines del siglo XV y principios del XVI. Bien que no por eso se ha de creer primer fundador, como muchos le han lisonjeado (1), confundiendo los

(1) Venero, Enchiridion de los tiempos, edicion de Salamanca, año 15i5, fol. 108.—Marieta, Hist. Eeca. impresa en 1596, libro 22, fol. 6, col. 3, y otros que omito por frecuentes.

principios con los aumentos, como igualmente lo han hecho en los de Valladolid, Palencia, Salamanca, Sevilla y otros, con no poco detrimento de su antigüedad y del honor de la nacion. Porque el mismo Cardenal en las preces al papa Alejandro VI para la autoridad de aquella ereccion, dice este en su bula de 13 de abril de 1499, haberle representado que ya en Alcalá de tiempo anterior certa CathedrcB in aliquibus facultatibus pro nonnullis eas inibi legentibus institutce existunt (1). Yá mas de esto el Cardenal acudió al Rey Católico D. Fernando, y luego á su hija la Reina Doña Juana, para que confirmasen al estudio de Alcalá el privilegio del Rey D. Sancho dado ad instar de los de Valladolid; como en efecto lo hicieron con insercion y ampliacion por sus cartas respectivamente de 31 de enero de 1512 y 24 de febrero de 1516, y despues tambien D. Felipe II con insercion de estas por su privilegio de 21 de mayo de 1558 á solicitud de la propia universidad de Alcalá.

Y porque algunos á pretexto de no hallarse en público han afectado ignorar un privilegio tan importante y tan antiguo, con el objeto de ocultar mas bien la antigüedad que de él resulta á uno y otro estudio valisoletano y complutense, para convencimiento de su malicia, añadiremos aquí como hace ya unos 228 años que corre impreso, y desde este tiempo muy repetido en un buen número de escritores públicos donde pudieron verle citado. Fué, pues, impreso desde el año 1565 en las Ordenanzas de esta cnancillería de Valladolid, lib. V, tit. VII I de lo Extravagante, fol. 162 de la última edicion de 1765

(1) Fr. Pedro de Quintanilla y Mendoza en el Apéndice á su Histor. del Cardenal, pág: 8, citando el archivo complutense.

en esta ciudad, y al pie de cien años despues en el de 1651 , al principio de los estatutos de nuestra universidad valisoletana, fol. 3. Y por lo que toca á escritores le han citado los siguientes: Alvar Gomez en la vida latina y elegante del cardenal Gimenez, impresa con la Hisp. illustrat, tomo 1.°, pág. 957. El Licenciado Francisco de Pisa, en la Histor. de Toledo, lib. V, cap. 8, fol. 233. Don Sebastian de Covarrubias en su Tesoro de la lengua castellana, verbo, Alcalá. Juan Antolinez en la ms. de Valladolid, lib. 1, cap. 22. Fr. Pedro de Quintanilla y Mendoza en la que tambien escribió del Cardenal con título "Archelypo de virtudes, impresa en Palermo año 1653, lib. III, cap. 17, pág. 177. El doctor Gaspar Bravo de Sobremonte en su Apología por la medicina, en la Dedicator. á esta universidad de Valladolid, año 1769. El señor Olea en su Trat. de Cessione, tít. 11, qusest. IV, núm. 63. El doctor D. Pedro Fernandez de Pulgar en la Histor. de Palenc. lib. II, pág. 283, columna 1. El P. M. Florez en su Clave histor. al fin del siglo XIII, pág. 260 de la 12* impresion, y últimamente los DD. Aso y Manuel el año 1774 en su edicion del Ordenamiento de Alcalá, con notas eruditas, pág. 73, donde con él impugnan á los que habian reducido el principio de los estudios de Valladolid al año 1346."

Cierto, yo quisiera aquí por un momento la buena fe del padre M. Florez, doctor complutense. En el lugar citado de su Clave historial se explica así: "En el 1293 otorgó privilegio el Rey D. Sancho para erigir universidad en Alcalá de Henares." Y luego en el siglo XIV siguiente pág. 280 á 281, dice: "El Rey D. Alonso XI fundó la universidad de Valladolid en el 1346." ¿Cómo esta diferencia? Si el privilegio de D. Sancho (que no

« AnteriorContinuar »