Ensayo de una biblioteca espanola de los mejores escritores del reynado de Carlos iii. [With] Suplemento al articulo Trigueros comprehendido en el

Portada
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 74 - Demás que yo he pensado que tienen las novelas los mismos preceptos que las comedias, cuyo fin es haber dado su autor contento y gusto al pueblo, aunque se ahorque el arte; y esto, aunque va dicho al descuido, fue opinión de Aristóteles.
Página 133 - Allí se ven salir confusamente Damas , emperadores , cardenales , Y algun bufon pesado y insolente ; Y aunque son de su estado desiguales, Con todos trata , le celebran todos , Y se mezcla en asuntos principales.
Página 155 - enorme contradiccion? Consiste sin duda en que nuestro sistema »de gobierno está totalmente viciado y en tal grado, que ni la «avilidad, zelo y aplicacion de algunos Ministros ni el desvelo, ni • toda la autoridad de los Reyes han podido en todo este siglo «remediar el daño y el desorden del antecedente, ni se remediará • jamas hasta que se funde el Gobierno de aquellos Dominios en «maximas diferentes de las que han seguido hasta aquí.
Página 153 - JUAN . —Reflexiones Imparciales sobre la humanidad de los españoles en las Indias, contra los pretendidos filósofos y políticos. Para ilustrar las historias de MM. Raynal y Robertson. Escritas en italiano por el Abate Don Juan Nuix, y traducidas con algunas notas por D. Pedro...
Página 177 - ... leer las obras completas de los sabios que han contribuido con sus luces a los progresos de la razón, y al bien de la humanidad. Por otra parte, reducido hasta ahora el estudio de las ciencias a cierta clase de Profesores, el resto de la Sociedad quedaba en la ignorancia de un gran número de objetos, de lo...
Página 58 - ¡qué sencillas y puras alegrías! Si ella se enderezaba hacia un otero, yo estaba allá primero; y si al valle bajaba, en el valle esperándola me hallaba. No hubo flor, no hubo rosa de mi mano cogida que en su seno no parase; no hubo dulce tonada que yo no le cantase, ni nido que en su falda no pusiese. Mis cabritos saltando la seguían, y la sal sus corderas me lamían en la palma amorosas.
Página 177 - ... cierta clase de Profesores, el resto de la Sociedad quedaba en la ignorancia de un gran número de objetos, de lo cual resultaba, que ni los sabían apreciar, ni los buscaban, careciendo de este modo de la cultura que adquiere el espíritu con la extensión de los conocimientos de las cosas que pueden interesarle de varios modos.
Página 56 - Y á mis brazos corría ; Y los suyos me daba, y se reía : Yo la amaba tambien ; y con mil juegos Pueriles la alegraba , Ya travieso saltando Tras ella en la floresta, Ya su voz remedando Con agradable fiesta, Ya en pos de...
Página 146 - Varios discursos elocuentes y políticos sobre las acciones más heroicas de diferentes personajes antiguos y modernos, en los que por medio de prudentes avisos puede lograr el hombre el verdadero modo de gobernarse según los preceptos de las tres partes constitutivas de la sabiduría humana...
Página 133 - ¿Mas quien podrá sufrir sobre la escena Tal desarreglo, tal descompostura, Y tanta impropiedad de que está llena? Es una historia cada accion, y dura Años, siglos **, y Celio el ignorante Celebra tan graciosa travesura. Ya se aparece una ciudad distante, Suena un silbido, y se descubre al punto El retrete de un sabio nigromante. Luego se muestra amontonado y junto, (Así lo quiere mágico embolismo) • .. ; Dublin y las murallas de Sagunto. . . .•' ¿Pero que mucho, si en el drama mismo Se...

Información bibliográfica