Imágenes de página
PDF
[graphic][ocr errors]

de armas ejercitados en puerra: y no so sabe que después de la batalla deUbcda , de aquellas partes entrase tanta gente extranjera de caballo. Estaba toda la tierra llena de franceses, gascones, normandos, bretones é ingleses, con diferentes armas y trajes: y entonces se'aflrma , que comenzaron a usaren España las armas que llamaban de bacinetes y cotas, y arnesesde piezas de piernas y brazos, y los que declan glavios y dagas, y estoques, porque en lo antiguo usaron perpuntes y capellinas, y lanzas: y como Antes decian hombres de caballo de armas y ahorrados por lo que ahora se dice á la tijera , de alli adelante dijeron lanzas. Parte desta gente vino A la ciudad deHaibuslro.y se apoderaron de toda ella: y usaron de tanta insolencia y crueldad contra los vecinos, que no pudieran ser entrados ni combatidos con mayor inhumanidad, si fueran enemigos , robando sus casasy atormentándolos: y habiéndose recogido gran número de gente con sus bienes A la torre de la iglesia mayor, que es grande y muy fuerte , pusieron fuego en ella y murieron mas de doscientas personas. Esto fué el mismo dia de nuestra Señora Candelaria deste año: y recibió aquella ciudad tanto daño en la entrada de aquellas gentes, que no se pudiera recibir mayor, si fuera entrada por infieles: y por esta causa el rey los hizo exemptos el mismo año del servicio que llamaban cavalgadas. Ordenóse en la congregación que el duque de Girona tuvo en la misma sazón con los del reino, porque habían de pasar aquellas compañías por esta ciudad, y se escusa6on los inconvenientes que se temían, si entrasen ó reparasen en ella , que en pasando la puente entrasen por un postigo, que llamaban de San Juan de la Puente, y por la ribera del rio fuesen á otro postigo del mercado, y de allí fuesen por la calle de los Tejares hasta el postigo del monasterio de predicadores, y saliesen á la vega, y tomasen los caminos de Epila y de Alagon. Cerráronse todos los otros pasos con palizadas, y las puertas de la ciudad, porque no se pudiesen desmandar 6 seguir otros caminos: y nombráronse, para que los guiasen por lugares mas cómodos y en que bailasen mantenimientos, Kamon Pérez de Pisa, sobrejuntero de Sobrarbe y de los Valles , y Pedro Jiménez de I'umar, sobrejuntero de Huesca y Jaca, y otros caballeros. Vino el conde de Traslamara por Tamarit de Litera, y alli casó a doña Juana su hermana, hija del rey don Alonso, con don Felipe de Castro, señor de las baronías de Castro y Peralta: y vendió el condo A don Felipe la villa de TArrega, por precio de treinta mil florines, y aseguró don Felipe A su mujer los quince mil: y de alli se vino el conde A Zaragoza , y con él don Felipe de Castro, don Gonzalo Mejla , GomezCarrilloy Diego López Pacheco. Entró el reven Zaragoza A trece del mes de febrero, y dio alli orden de pagar al conde de Trastornara el sueldo de su gentes que por esta causa se detenía: y Antes que saliese de Zaragoza , confirmaron lo que tocaba A sus alianzas, y tornó á declarar la partequese había de dar al rey, en caso que conquistase el conde los reinos de Castilla : y fué alli tratado que la infanta doña Leonor casase con don Juan, hijo del conde de Traslamara , y la infanta se enviase luego A Castilla, como estaba ya tratado desde que el rey tuvo cercado A Murviedro. Esto fué á cinco del mes de marzo desto año: y entretanto que e' conde se ponía en orden para hacer su entrada en Castilla , el rey manilo que entrase primero por la frontera de Borja y Magullón, Ugo deCalvíley con sus compañías inglesas: y aunque el maestre do Santiago es

TOMO IV.

taba en Borja y en su comarca, con cuatrocientos d>' caballo, luego desampararon A Borja y Mapallon. y se entraron en Castilla. Con esta nueva el conde de Ti astamara con todo el resto de la gente de puerra apresuró su camino y entraron por Allaro, A donde estaba en frontera Iñigo López de Orozco, y no curaron de combatir la villa , y pasaron A Calahorra que no era luerte, y sin defenderse los que en ella estaban, la rindieron al conde de Traslamara, y en aquella ciudad temó título de rey de Castilla: y entrando por la tierra adentro , se le fueron entregando todas las villas y cas» tillos del reino: y el rey don Pedro, que era venido A Üurpos, visto que no era poderoso para resistirle, escribió á todos los capitanes vigente de guerra que estaban en las ciudades y villas! do Aragón, que las desamparasen ó las quemasen si pudiesen, y se fuesen para él A Toledo. Desta manera, casi en un instante todo lo que estaba en poderde castellanos en Aragón y Valencia, que eran muchas villas y castillos, y gran espacio de tierra , A la cual el rey don Pedro había puesto nombre de Castilla la Nueva, se desamparó por ellos y volvió A la obediencia del rey, aunque con grande daño y pérdida de los pueblos, porque lo quemaban todo y se llevaban consigo muchos prisioneros. Esto fué por todo el mes de marzo, y un lunes último de aquel mes, por esta orden, desampararon la villa y castillo de Calatayud , y aquel dia el pueblo en procesión fué A Santa María de la Peña A dar gracias A nuestro Señor, por haberlos librado de la sujeción y tiranía del rey de Castilla , y en cada un año, por el voto que entonces hicieron , renuevan aquella memoria. De la misma suerte se desamparó Teruel, y todos los lugares y castillos del reino de Valencia, en los cuales quedaron muchas municiones y máquinas de guerra. Estaba el rey en este tiempo en Zaragoza teniendo cortes, dando orden que acudiesen algunas compañías de gente de caballo A las fronteras para socorrer los pueblos, porque no se quemasen ni robasen por los enemigos: y en estas cortes , considerando los grandes y señalados servicios que habia recibido por mar y por tierra de Francés de Perellós, le hizo noble y vizconde de Roda , y dióle para él y sus sucesores las villas de Roda y Epila,[con sus aldeas y términos. Prorogáronse las cortes para la villa de Calatayud, y n cuatro del mes de abril, en la iglesia mayor de Santa María de aquella villa , asistió A ellas el rey, que posaba en las casas del obispo de Tarazona. Fué cosa muy notoria en aquellos tiempos, que aunque el rey diversas veces fué requerido por los de Calatayud cuando el rey de Castilla los tenia cercados, para que les enviase socorro, y les envió A mandar con sus mensajei os, que hiciesen el mejor partido que pudiesen y se rindiesen, y aunque ellos con gran constancia y valor hicieron su deber, y no temieron el último peligro ,.y se determinaron morir peleando en su defensa , pero después el rey, como era demasiadamente áspero y mas inclinado A todo rigor, quiso proceder contra ellos por términos de justicia , ó ellos lo procuraron para que todo el mondo entendiese su gran lealtad : y aunque el rey acabó de satisfacerse de lo bien que le habian servido los de la virta en aquella puerra, asistiendo A las cortes Domingo Cerdan, justicia de Aragón, los cuatro brazos en nombre de todo el reino, cu conformidad, siendo cosa notoria, que por lu buena y varonil defensa que hicieron los vecinos de aquella villa y de sus aldeas, resultó en gran provecho destos reinos, y hubo lugar de apercibirse : y conside

95

« AnteriorContinuar »