Imágenes de página
PDF

tomó para romper la guerra , diré yo algunas cosas muy importantes que procedieron, por las cuales entrambos , con sobra de voluntad vinieron a las armas, <|ue por otros autores no se cuentan. Aunque el rey de Castilla fué el promovedor de la guerra, y lijeramente admitió la ocasión de ella,estaban ya muchos dias entes los ánimos de estos principes muy indignados, y con grande sentimiento y queja e\ uno del otro: el rey de Aragón, por el favor que los infantes don Fernando y don Juan sus hermanos y notorios enemigos^ hallaban en el rey de Castilla: y el de Castilla por el mismo caso, por haberse recogido á estos reinos don Enrique conde de Trastamara, y don Tello, señor de Vizcaya, sus hermanos y los caballeros que los seguían. Allende desto, sucedió otra cosa que dio muy gran causa al rey de Aragón de procurar todo .laño y afrenta al rey de Castilla, que le tocaba en lo muy importante de su estado , y le tenia con grande recelo; y fué, que después que el rey de Castilla se salió de la villa de Toro, ó donde estuvo detenido, y en podor de la reina su madre, y de los grandes que siguieron aquella querella, que volviese a hacer vida con la reina doña Blanca su mujer, y dejase á doña Marta de Padilla, y no se rigiese el reino por sus parientes, se concertó con los infantes de Aragón, porque dejasen aquella voz: y dio á la reina doña Leonor su madre la villa de Koa , y a los infantes hizo mucha merced, y dio diversos oficios en su casa, porque se fuese á su servicio. Entonces el infante don Fernando, porque el rey de Castilla se tuviese por mas seguro del y de su hermano , puso en rehenes en poder del rey de Castilla y y de sus gentes, los castillos deOrihuela y de Alicante, y otros que tenia en el reino de Valencia, contra la voluntad del rey de Aragón, en los cuales le pertenecía derecho en la sucesión, y teniéndose por él en feudo y siendo de su señorío. Esto fué estando el rey en Cerdeña: y siendo vuelto a Cataluña, entendiendo que se procuró aquello maliciosamente por el infante don Fernando su hermano, por tener gente del tey de Castilla en el reino de Valencia, y por eseusarse que no estaba en su mano de impedirles la entrada, envió á requerir al rey de Castilla, que no quisiese detener, en nombre de rehenes, aquellas fuerzas, pues rehenes da tales castillos no se podían ni debían poner en poder suyo , ni de otro principe extraño: y sobre lo mismo fueron requeridos de parte del rey los infantes y la reina su madre, l'ero aunque esto pasó desta manera, los infantes no se tenían por seguros del rey de Castilla, y estando el rey en Cerdeña , envió el infante don Juan con un hijo de su ama, que se decia Pero Garces de Jauñas , que era letrado en derecho civil, a decir á don Pedro Fernandez , señor de Ijar, que él ó el arzobispo de Zaragoza , ó algunos de los ricos hombres del reiuo, se interpusiesen con el rey para que los perdonase, en lo que habían contra él excedido , por su mocedad , y por mal consejo , porque deseaban venirse a su servicio, y el infanle se ofreció de irá Cerdeña, a servir al rey con cuatrocientos ó quinientos caballos. Entonces no quiso el rey recibirlos, sin que primero los infantes hiciesen paz perpetua con diversos ricos hombres de sus reinos, cou quien tenian piando enemistad, señaladamente con el conde don Lope de Luna: y quería que se volviesena cobrar los castillos de Orihucla y Alicante, que habían entiesado al rey de Castilla: y quo en el perdón no secomprelicndíesen los que estaban fuera del reino por razón «lela unión. Tratándose esto, sucedió que el rey do Cublilla comenzó cou ¡¿runde furia a

perseguir ñ todos aquellos, que siguieron la vos de la reina doña Blanca de llorbon, y se apoderó de la villa de Toro, estando en ella la reina su madre, y en su presencia mandó matar á don Pedro Estevanez Carpenteiro, que habia sido elegido por maestre de Calatrava, después de la muerte de don Juan Nuñez de Prado , á quien también había mandado matar el rey de Castilla, y fueron juntamente muertos con el maestre Rui González de Castañeda, y Alonso Tellez Girón, y Martin Alonso Tello, y mataron en Toro otros caballeros, y fué presa la condesa doña Juana, mujer del conde de Trastámara , y según escribe don Pedro López de Ayala, estando el rey sobre Palenzuela , quiso matar 6 loe infantes de Aragón y al maestre don Fadriquesu hermano , y á don Juan de la Cerda , que estaba con él, y dejólo de hacer esperando a don Tello, que se venia A su servicio, por matarlos a todos cinco juntos: y por dilatarse su ida , se libraron de la muer te, lo cual estuvo secreto mucho tiempo. En esta sazón, huyendo el conde de Trastamara de la ira del rey , y de aquella furia, fuese para el rey de Francia y muchos caballeros con él, y otros se vinieron para Aragón , y entre ellos Alvar Garda de Albornoz y Fernán Gómez, quo eran hermanos de don Gil Alvarezde Albornoz, cardenal de España , y se habían alzado en Cuenca contra el rey de Castilla , se vinieron a este reino con don Sancho , hermano del conde de Trastamara, porque tenían mucho deudo en la casa de Luna por la parte de la madre; y Fernán Gómez pretendió suceder en la encomienda mayor de Montalvan, en vida de Fernán Ruix deTahuste, y tuvo aquella encomienda. Después que el rey de Castilla cobró la villa de Toro, y comenzó á hacer grande estrago en los que tomaron la voz de la reina doña Blanca , por descubrir como hallaría al rey en sus negocios : en principio desle año, estando en la villa de Perpiñan , le hizo saber lo que pasaba, diciendo que alguuos ricos hombres y caballeros de su tierra, tenian á la reina doña María su madreen su villa de Toro, y que desde allí se liacian muchos deservicios y grandes desconocimientos; y por esta causa tuvo cercada aquella villa , y la habia entrado por fuerza de armas uu martes á cinco del mes de enero, á gran honra suya , y mató a muchos de losquc estaban dentro, y otros se prendieron , y hubo piedad de todos los otros. El rey oida esta embajada respondió á ella muy tibiamente, dando a entender que no le pesaba que el rey de Castilla se diese tan buena maña & hacer enemigos de sus propios vasallos, persiguiendo tantos caballeros y gente tan principal de sus reinos, y de Peí pifian se vino a Barcelona, para dar grande priesa, queso juntasen las armadas de Cataluña, Mallorca y Valencia, para enviarlas á Cerdeña. Sucedió también, que en el mismo tiempo se armaron en Barcelona , con licencia del rey, por los oficiales del rey de Francia , nueve galeras, y fué capitán dcllas un caballero principal de la casa del rey, que era Francés de Porellós. y fué con ellas la via de Normandla , contra el rey de Inglaterra^ habiendo pasado el estrecho de Gibraltar.fué 6 entraren el puerto de Cádiz; y llegando muy cerca del, para tomar allí refresco, halló dos naves de mercaderes , y lomólas diciendo ser ropa de genoveses, con quien los catalanes tenían guerra. Hallóse allí á caso el rey do Castilla, que habia ido á la ciudad de Cádiz en una galera para recrearse y ver la pesca qticsc hacia de los atunes en las altnadravas, y envió luego un caballero que se decia Gutierre Goiuuz de Toledo , y cou uu su secretario ú rogar al

[graphic][ocr errors][ocr errors]
« AnteriorContinuar »