Imágenes de página
PDF

que se hnbln convocado para Lérida, se tuviese en Barcaloña , para tratar en él de lo que se debía hacer con el rey do Mallorca : y porque cada dia se iba mas publicando, que el rey de Mallorca habla de ser restituido en su reino, y en todos los otros estados, para la liesta de san Miguel, óá lo mas tarde, para Todos Santos; y esto se afirmaba, por diversas letras que se sembraban por muchas partes, por los que deseaban el remedio del rey de Mallorca: el rey , no quiso dejarle con aquella esperanza, y determinó desengañarle. Para esto envió a San Cugat á Felipe de Boíl, y á García de Loriz , de su consejo y le dijeron, que bien sabia, que antes que se comenzase ó proceder contra él, el rey tuvo su deliberación y acuerdo con los infantes y con los de la casa real, y con toda la universidad de sus reinos y con diversas personas religiosas y grandes letrados , sobre lo que tocaba a su derecho y justicia; y que entonces pidiendo, que sus reinos le sirviesen, se comenzó á hacer el proceso contra él, n suplicación del general do Cataluña , porque sin que esto precediese, no le quisieron servir; y se hizo la unión , é incorporación del reino de Mallorca , y de los condados ileRosellon y Cerdania , con los otros reinos y estados de la corona , y fué por el rey jurada y por los infantes y generalmente por todos, porque indivisiblemente quedasen unidos con los reino* de Aragón y Valencia y con el condado de Barcelona: y asi se había confirmado en la ciudad de Mallorca y postreramente en Perpiñan y Puigcordan. Que habiéndose hecho señor de aquel reino y de los condados de Hosellon y Cerdania y poseyéndolos justa y legítimamente, no podía de derecho, ni razón , sin perjuicio manifiesto del bien público de sus reinos, restituirlos: por tanto le advertían , que el rey en ningún tiempo no le restituiría, á él , ni a sus herederos , el reino de Mallorca, ni los otros estados , ni parte alguna dellos, ni aun por ninguna causa ó razón , ni otro respeto alguno, no entendí» oírle, ni á otro por él, cuanto a esta demanda: pues dentro del tiempo que pudo, no habia querido comparecer ante él , para defenderso ; pero que el rey entendia de haberse con él, con aquel respeto misericordioso y grato que conviniese, a>n consejo del parlamento, que por esto habla mandado ajnntaren Barcelona. También le dijeron , que él y las personas de su casa y los que andaban con él, después que partió deRosellon, hablan publicado y puesto fama en la tierra, que habia de cobrar su reino y los condados: y lo que peor era, habían enviado diversas letras a Mallorca y á Perpiñan y á otras partes de Rosellon y Cerdania y Conflent, con palabras de gran soberbia y amenazando: y que bien sabia , que el rey, no habia dado salvoconducto a él ni a los suyos, por cosas que se intentasen contra su servicio, después que él se puso en su poder: por tanto, que el rey mandarla castigar a los que fuesen en esto culpados . y si de allí adelante los del rey de Mallorca continuasen en poner tal voz y fama , que habia de cobrar su reino, se procedería contra ellos a pona de muerte. Desta embajada se turbó mucho el rey de Mallorca, y envió un lelradudesu casa , que se decía Ramón de Rusiach , y con él enviaba á requerir al rey, que le oyese y cscusabase, que él no sabia de aquellas cosas que se publicaban: y que lo mandaría castigar y que nadie le podría quitar la esperanza que tenia de ser restituido en su estado: y persistia siempre , en que le oyese el rey, envíándole sus mensajeros cada dia y pidiendo , se le diese copia del proceso, y sobre esto, fué enviado diversas veces Jofre Eslcn

dardo, Entretanto que iban estas demandas y respuestas, los que eran llamados para el parlamento a Barcelona , se juntaron á siete del mes de octubre desta año: y estando el rey en una enmara de su palacio, propuso ante los infantes y prelados y ricos hombres, que los habia mandado llamar, para que le aconsejasen sobre lo que se habia ofrecido al rey de Mallorca, cuando se fué á poner en su poder á Elna, que era, que se tenia respeto y contemplación a usar con él de misericordia y gracia, loque en lengua catalana, que era la cortesana , y que hablaban aquellos principes , llamaban esguart, que significa lo mismo que respeto ó contemplación : y según el rey en su historia refiere, con algunos dellos tratóá parte, que le diesen tal consejo, que se tuviese por buena y conveniente provisión la queso hiciese, y se atendiese al buen estado y honor de su corona y se evitase cualquier peligro que se podia seguir á su persona real: y mandóles, que cada-uno por si le diese su parecer en escrito. Los quo se hallaron on este consejo, fueron los infantes don Pedro y don Jaime y don Ramón Berenguer, fray Sancho de Ayerve, obispo de Ta razona , confesor del rey, don Lope de Luna, don Juan Jiménez de Urrea , señor de Biota, don Ramón Itogcr , conde de Pallas, don Berenguer de Anglesola , don Pedro de Fenollet, vizconde de Illa , don Jaime de Aragón tio del rey, Miguel Pérez Zapata, Arnaldo Zamorera vicecanciller, mlccr Juan Fernandez Muñoz, maestre racional, micer Bernardo de Olciuellas, tesorero, micer Rodrigo Diaz, Blasco de Aisa , Ramón de Totzó, Felipe de Boíl , García de Loriz, Pedro Jiménez de Pomar y Garci López de Cetina , que eran ujieres del rey. Halláronse en este parlamento, en nombre de la ciudad de Zaragoza, Pedro la Naja jurado, y Nicolás del Hospital: y por la ciudad de Valencia asistieron , Bernardo Sunyer , Bernardo Suau , micer Giner Rabaza , Domingo Aimorich y Bernardo de Vnldaura y los síndicos do las ciudades de Barcelona , Lérida, Girona y de la villa de Perpiñan: y según el rey escribe, en conformidad todos , siendo examinados los pareceres que se dieron por escrito callados los nombres, se resolvieron en esto. Que se diesen el rey de Mallorca diez mil libras do renta, entretanto que se le diese estado de otra tanta suma , fuera de la señoría del rey , para él y sus sucesores: con que fallando descendientes volviese al rey. Con esto le remitía el rey y cedía el derecho del comiso y confiscación que lo pertenecía en loa vizcondados de Ümelades y ('.arlados, y en el señorío de Mompeller: y lo relajaba el directo dominio de aquellos estados, con condición, que fuese obligado de dejar el titulo y las insignias reales y fundir los sellos, en que usaba del nombre y titulo real y diferenciar las armas y divisas reales y entregase cualesquiera escrituras que hiciese en favor del reino y condados, que él babia tenido : y que jamás no moviesen, él ni sus descendientes, cuestión ó pleito sobre aquel reino, que lo habia sido ocupado por justicia, y si no se cumpliu enteramente esto, quese hacia con él, teniendo respeto á usar de misericordia, no hubiese efecto. Hablase mudado el rey de Mallorca de San Cugat á Badalona, á donde fueron el almirante don Pedro de Moneada, Felipe de Boíl y García de Loriz y Ramón Sicot, secretario del rey, á presentártelo que el rey habia deliberado hacer con él, usando, según él decía, de clemencia y misericordia, por el respeto que habia ofrecido: y el rey de Mallorca prolestó sobre ello, reservándose tiempo para deliberar lo que debia hacer. Luego que el rey entendió, que no se aceptaba por el rey de Mallorca lo que se había tratado por lo que se leofrecia, que se tenia respeto ánsar con él de clemencia, proveyó, que Guillen de Bellora, gobernador de Rosellon, pusiese gran recaudo en las fuerzas de aquel estado , porque por trato ó hurto , no se tomase algún lugar, y púsose mas gente en los castillos de la Ruca, Fuerzareal, Cortsavi, Castelnou , Taltahull , Livia y Belveder: y Ramón deltarberá, que tenia cargo del castillo de Colibre, se puso dentro; y Arnal de San Marzal se fué al castillo de Opol, que .tenia antes por el rey de Mallorca Arnaldo de Lupia y le habia entregado al rey. Como el rey de Mallorca rehusó de aceptar lo queel rey le ofreció y se declaró querer proseguir su derecho, pareciéndole, que estando A una legua de Barcelona no estaría seguro si se moviese algún alboroto, pasóse al lugar de Sanvicente, que está junto del castillo de Cervellon , á dos leguas de Barcelona, y de ¡illi envió a Ramón de Rusiach, su vicecanciller y á raicer Bernardo de Rocafija, y á Ponee Calza , que eran de su consejo, para que se respondiese de su parte al rey , escusándose, que él no podia ni debja aceptar lo que por su parte se le ofrecía, porque estaba obligado por su dignidad real, de guardar los derechos y preeminencias de su reino, y queast lo había jurado al tiempo de su coronación y antes. Decía, ser muy injusto lo queel rey con él hacia, en no restituirle su reino y estados , que le habían ocupado y en otorgarle los vizcondados de Omelades y Carlades, y el señorío de Mompeller, poseyéndolos él pacificamente: y que era cosa muy inhumana, rehusar de oírle en su justicia , teniendo en su consejo & sus enemigos capitales, habiéndole ofrecido el rey, delante del infante don Jaime y de don Pedro de Ejérica, que no los admitiría por consejeros en sus negocios. Que no era cosa decente, que él renunciase ,'i la vocación en que habia sido llamado y constituido, recibiendo la dignidad y coronación con la bendición que acostumbra la Iglesia conferirla por manos de los prelados que en esto tenían las veces de Cristo y de sus apóstoles: y parecía cosa muy deshonesta, que con velo de usar con él de clemencia y gracia, se le quitase su estado en infamia y afrenta suya y de su dignidad y de sus hijos. Finalmente decía que don Pedro de Ejérina, nó á su petición, sino con grande instancia y requisición suya, se interpuso entre ellos para tratar de concordia: y entre otras cosas, le habia prometido, quede tal manera se habría con el rey, que so tendría por contento aunque no se podia declarar, de lo cual don Pedro le habia hecho juramento y homenaje, y entre otras cosas le habia asegurado de cualquiera vituperio y afrenta si se pusiese en poder del rey: y que el rey le había enviado un albaran de su mano, por el cual prometía de usar con él con respeto y contemplación de misericordia y gracia , de tal manera, que nuestro Señor fuese servido, sin hacer mención ninguna de la renunciación que se le pedia, la cual no se podia bacer, siendo el infante don Jaime su hijo, jurado por los preladosy barones de su reino, por rey y señor después de sus dias: y requirió le mandase luego restituir su reino y los condados de Rosellon y Cerdania. Habido sobre esto consejo, se ordenó una larga respuesta , en que se relataban lodos los excesos y delitos queel rey de Mallorca habia cometido contra el rey, por los cuales habia caidodel feudo, y lícitamente era devuelta á la corona real: y con esta respuesta fueron enviados al lugar de Sanvicente, Felipe de Boíl y García de Loriz.

Cap LXXXI.—De los desafíos que se enviaron ri rey ie Mallorca y don Pedro de Ejérica. En las respueslas que se dieron por el rey de Mallorca , rehusando de aceptar loque el rey leofrecia cargaba la culpa á don Pedro de Ejérica, como dicho es, afirmando no haberse cumplido lo que le había prometido en nombre del rey, mediante homenaje y juramento. Subiendo esto don Pedro envió un caballero su vasallo que se llamaba Muñón López de Tauste con un escribano; y después que Felipe de Boíl y García de Loriz, explicaron su embajada, presentaron una escritura al rey de Mallorca , en que secoutenía que don Pedro de Ejérica decia que Pedro Ramón de Codolet, mayordomo de don Jaime de Mallorca, estando en Colibre, le habia dicho que seria muy buena obra si acabase con el rey que recibiess en su merced a don Jaime de Mallorca: y después desde Perpiñan el mismo Pedro Ramón de Codolet, le escribió una carta por lo cual le rogaba y requería lo mismo: y entonces el rey no le habia dado lugar que se entremetiese en esta materia diciendo que no era tiempo. Que después estando en elcercode Elna, aquel caballero le fué á rogar encarecidamente, que él hablase con el rey sobre ello; y asi lo hizo por grande instancia y porfía suya : y entonces le dio el rey licencia que se viese con don Jaime de Mallorca y lo tratase con él. Que siendo esto verdad como lo era, no se podia decir que por su instancia se habia movido & tratar con él, que se pusiese en la merced del rey. Que también pasaba en verdad que él había prometido á don Jaime de Mallorca , de parte del rey, que si libremente se pusiese en su poder y le hiciese entregar todos las lugares y tierras de los condados de Rosellon y Cerdania en virtud de la ejecución que so hacia contra él, el rey le salvaría la vida y de toda lesión de su persona y por ninguna via le tendría ea prisión: y desto hizo juramento y pleito homenaje, como constaba por instrumentos: y que decir queel hubiese ofrecido queel rey se habría de tal forma con él, que él se tuviese por contento ni le hubiese hecho dcsto pleito homenaje, no se podría decir con verdad, salva la reverencia que se le debía. También porque se habia dicho por el rey de Mallorca que don Pedro le habia prometido que le aconsejaría tan libremente como si no,fuera obligado al rey de Aragón, y fuese natural y vasallo suyo , decia don Pedro que no pasaba esto asi; pero que delante de muchas personas le habia dicho don Jaime de Mallorca estas palabras: Vos me decís que me vaya para el rey de Aragón, yo os pido que me aconsejéis de la misma manera que si fuésedes mí natural y de mi casa y en ninguna cosa fuésedes obligado al rey de Arapon, y me desengañéis si puedo ir delante del rey seguramente : y que ero verdad que le habia aconsejado que se vinieseá poner en su poder: y que podia hacerlo con toda seguridad y que no tenia de qué temer: y que este consejo le dio viendo y considerando el peligroso estado en que Se bailaba : porque ó le conveuia huir y dejar la tierra, ó perder con ella la persona: y que desto no le habia hecho juramento. Concluía don Pedro en la escritura que si había alguno que dijese que él babia ofrecido á don Jaime de Mallorca otra cosa sino la que se contenia en la comisión del rey y en los instrumentos, mentía : y él estaba aparejado de salvar su verdad en lugar y delante de principe Competente. A esto dio el rey de Mallorca su respuesta por escrito, diciendo que lo que él había dicho respondiendo al rey de Aragón que le lialiia sido prometido por don Pedro de Ejérica era verdad , y lo mostraría por legitimas probanzas; y allende desto se ofrecía de defenderlo por¿ batalla con personas convenientes en su tiempo y lugar , y ante juez competente: y quien lo contrario afirmaba mentía como traidor falsamente. Luego que el rey de Mallorca acabó de decir esto, don Artal de Pallas, don Juan de Mallorca, don Pedro Ramón de Codolet. Berenguer Dolms, Jofre Estendardo, Ramón de Vilarnaldo, Perrino de Balma, Dalmao Dezvolo, Francisco López, Ramón de Pallarols y otros caballerosroselloneses y franceses, dijeron que lo que el rey de Mallorca su señor decía en su respuesta era verdad; y lo que afirmaba don Pedro de Ejérica era falso y mentía malamente: y ofrecían de salvarlo por batalla: y satisfaciendo aquel caballero, vasallo de don Pedro de Ejérica , al honor de su señor, dijo que todos ellos mentían falsamente como traidores que eran: y hubo entre Berenguer Dolms y los embajadores del rey de Aragón, muchas palabras de gran descortesía y villanía: y llegaron a punto de venir i las manos los unos con los otros. Desto recibió el rey tanto enojo, que quiso usar de un fuerte remedio para castigar su atrevimiento ; pero considerando que el rey de Mallorca estaba en su tierra y debajo de su fé y salvaguarda, y que no convenía poner aquel hecho en escándalo, determinó de disimularlo, aunque el rey de Mallorca y los suyos, toda aquella noche estuvieron con grande miedo en vela, recelándose no fuesen muertos: y otro dia jueves á once de noviembre, se salieron del lugar de SanYicente, y se pasaron á Martorell. Había grande causa de recelarse, porque Pedro Ramón de Codolet envió una escritura con un trompeta, en que no solo daba la culpa á don Pedro de Ejérica, de haber engañado al rey de Mallorca, pero aun le notaba de deslealtad, afirmando que al tiempo que iba de Perpiñan para tratar con el rey de Mallorca, que se pusiese en la merced del rey , le había dicho estas palabras: don Pedro Ra mon, yo tengo mucho descontentamiento, de ver como pasan estos negocios , porque se me representa, y veo delante la perdición y muerte del rey vuestro señor, por culpa de los suyos que le son desleales y traidores: y duéleme mucho su daño. Yo os digo en mí verdad, que no hay principe en el mundo, á quien yo mas desease complacer, ni mas ame: y aun para con vos holgaría mas de servirle á él, que no al rey de Aragón , ni A otro con que estuviese en paz con él. Veo, que es muy buen principe, y este nuestro en nada es bueno, y ninguna cosa hace ni provee , sino con consejo de bachilleres y de vil gente; y asi, si á él pluguiese, de buena voluntad trabajaría , porque fuesen amigos: y me holgaría que el rey de Aragón hubiese la honra, y él el provecho: y sed cierto que el rey de Aragón por otro cualquiera hará mas en este negocio que por contemplación de la Iglesia. Tratadlo vos con el rey vuestro señor, que yo haré en ello tanto que conocerá que le amo lealmente y de corazón. Y asi afirmaba que muchas otras cosas lo había prometido don Pedro de Ejérica , que no las había cumplido; y entre otras que no se partirla del, ni volvería para el reino de Aragón, hasta que con efecto acabase, que sus cosas viniesen en buen estado, y quo esto él lo defendería por batalla. Tornó también don Artal de Pallas á enviar á decir á don Pedro que en lo que había dicho mentía como traidor , y que ya liabia cometido antes desto otra traición, y que estaba

TOMO IV.

aparejado de poner las manos en él, y hacerle conocer que lo que el rey de Mallorca decía era verdad: y las mismas palabras repitieron los otros caballeros en presencia de Muñón López de Tauste; y él los desmintió á todos, afirmando que estaba don Pedro de Ejérica aparejado de admitir á su igual á la batalla. Después en presencia del rey y de los infantes, y de otros de su consejo , don Pedro de Ejérica , se tornó á ratificar en su dicho , y dijo que don Jaime de Mallorca y don Arnal de Pallas, mentían como traidores, en lo que contra él decían, y que él estaba aparejado de poner las roanos en don Jaime de Mallorca , que no le. podía rehusar en desafio de batalla: y á don Artal do Pallas, y á don Pedro Ramón de Codolet, y á los otros daría sus iguales: y que don Artal de Pallas era traidor manifiesto , por haberse hallado en la batalla campal en el lugar de Peguera, contra el rey de Aragón; y que en su presencia diversas veces se trató de su muerte, siendo su señor natural. Entonces don Pedro Cornel, señor de Alfajarin, y don Ramón Cornel su hermano, el almirante don Pedro de Moneada , Miguel Pérez Zapata, gobernador de Aragón , Felipe de Boíl, García de Loriz, y Gil Ruiz de Lihori, vasallo de don Pedro de Ejérica , ante el rey dijeron las mismas palabras contra el rey de Mallorca , y contra don Artal de Pallas, y contra don Pedro Ramón de Codolet, y contra los otros, protestando que lo que afirmaban contra don Pedro de Ejérica , era falso, y mentían como traidores : y que estaban aparejados delante de cualquiera principe salvar su fé por juicio de batalla: y el rey dijo que por honra de don Pedro de Ejérica, y de aquellos caballeros que le asistían, estaba aparejado de asegurar con su salvaguardia real á don Jaime de Mallorca y á los caballeros de su casa , si quisiesen aceptar aquel desafío, pero el rey de Mallorca A gran priesa se salió de Martorell, y fué al castillo de Falles, y de allí prosiguió á grandes jornadas su camino por salirse de la tierra del rey , y fuese por Cardona , y con él don Artal de Pallas, y los otros caballeros sin curar de sus desafíos.

Cap. LXXXII.—De la entrada del rey de Mallorca en Cerdania, y como salió della afrentosamente.

Antes que el rey de Mallorca saliese riel lugar de San Vicente, entendiendo el rey que había de hacer su camino por la vía de la Seu de Urgel, y per tierras del conde de Fox, recelando que sus compañías no hiciesen algún daño en su tierra, y por aquellas comarcas por donde habia de pasar; proveyó que Guillen de Rellera , gobernador de Rosellon y Cerdania , y Berenguer de Rocasalva , que era veguer, mandasen fornecer de gente la torre Cerdania, y los castillos de Querol y Relvedcr, y Llvla, y los otros de aquella comarca y de Berida, porque no se pudiese hurtar algún castillo; pero el rey de Mallorca tenia sus tratos en este mismo tiempo con algunas personas de baja condición de Cerdania, que le ofrecieron de hacerle entregar la villa de Puigcerdan, que es la cabeza de aquel condado, y algunos castillos ; y asf apresuró su camino por Solsona , y pasó a Orgaña , que está á las riberas rieSecxc, y de allí se fué á la Scu de Urgel, \ á Canigo, y al Hospital de Santa Susana, enderezando su camino para Cerdania. Tuvo tal forma con algunos de Puigcerdan , que se publicó en la villa que iba con voluntad del rey, para cobrar su estado, y envió, según el rey escribe en su historia, letras falsas, en que se contenia, que con licencia suya iba, para apoderarse

76

de los lagares y castillos que te le habían ocupado: y llevaba consigo hasta sesenta de caballo y trescientos de pié: y siendo dedia, llegó delante de la torre Cerdania. Teniendo aviso ríe su ida Pedro Cerdan, que era alcaide de Querol, y tenia á su cargo aquella torre, escribió a Berengucr de Bocasalva, que don Jaime de Mallorca se iba para la villa de Puigcerdan, porque tenia sus tratos con los de dentro; y continuando el rey de Mallorca su camino, Gerenguer de Rocasalva le salió al encuentro la via de Querol con alguna gente: y viendo que no le podia resistir'ni embarazar el paso, se retrajo & Puigcerdan, y el rey de Mallorca le siguió hasta que le encerró en la villa; y con el rebato y alboroto del pueblo, los que tenían la voz del rey de Mallorca, que era la gente mas vil y popular, le recogieron y fué entrado Puigcerdan sin ninguna resistencia , y al entrar por la puerta de la Morera, el veguer , y los oficiales reales, y los cónsules , y gente principal, y de cuenta , se salieron huyendo. Apoderóse luego el rey de la villa, y puso en ella sus oficiales: y aquel misino día don Arta! de Pallas, con una compañía de gente de caballo , fué ó combatir el castillo de Livia , porque el barrio ya se había desamparado de la gente de guarnición que ;ill¡ residía. Cuando el rey supo, que el rey de Mallorca se había entrado en Puigcerdan y los de la villa le habían acogido, mandó llamar a los condes de Urgel y Pallas y a Ponce de Cabrera y al tutor del vizconde de Rocaberti, y a Guillen Galcerán de Cabrenz, y á don Gilabertde Cruillas, señor de Bestraca , para que con las compañías de gente de caballo, que pudiesen juntar , con la gente de las veguerías, fuesen a socorrer los lugares de Cerdania , proveyendo, que el conde de Urgel, con una parte de aquella gente, fuéseá proveer las fuerzas de Berida y la torre Cerdania y Querol, y el conde de Pallas el castillo de Livia: y al baile de Figueras, que proveyese de gente los castillos de Be11,11:11,mía y la Clusa: y al procurador de Torrella de Montgiiu , el castillo de Colibre, y la torre de Madaloch : y á don Pedro Galcerán de Pinos , que fuese con la gente deBerga íi proveer el castillo de Belveder y los de Camprodon , que fornecíesen de gente y viandas los castillos del val de Ribas. Salió el rey de Mallorca con su gente y con la que pudo juntar de Puigcerdan, y Cerdania, á combatir el castillo de Livia, a donde se había puesto Berenguer de Rocasalva , que era alcaide del, y Guillen de Perúes, y otros: y aunque tenianlos del rey de Mallorca el barrio, no pudieron hacer ningún efecto, antes recibieron daño y volvióse el rey a Puigcerdan. Otro dia fué con su gente a combatirá Villa franca de Conflent, pensando que se entraría en ella como hizo en Puigcerdan; pero halláronseen sudefen sa Ai mar de Moset y Guillen Dezpuig, con alguno caballeros: y convínole al rey recogerse y volvióse otro dia al hospital de la Percha. Con la nueva de la ida del rey de Mallorca sobre el castillo de Livia, Guillen de BelLcra , gobernador de Rosellon, y el vizconde de Cénete y don Pedro de Queral, fueron con sus compañías de gente de caballo y de pié, a socorrer el castillo; y el rey determinó de apresurar su camino la via do Rippll, y mandó al infante don Ramón Berenguer su tio, que con la gente que pudiese recoger en el condado de Ampurías, se fuese luego á Perpiñan, porque aquella, villa quedaba muy desierta de gente, por la partida del gobernador, y de los que con él eran idos al socorro del castillo de Livia: y que se pasase por Colibre y le proveyese degenU; de caballo y de pié y de allí se

fuese a Perpiñan y estuviese en su defensa. Hecha esla provisión, el rey se quiso luego partir de Barcelona, para el socorro de Cerdania; pero hubo acuerdo en so consejo, que no saliese, sino con formado ejército: y mandó, que se hiciese llamamiento general de los prelados y ricos hombres y de las huestes, en virtud del usaje de Cataluña , publicando, que quería ir en persona á cobrara Puigcerdan y entrar por Ripoll y por el valle de Ribas en Cerdania. Sucedió, que el dia que el rey de Mallorca salió para irá Villafranca, quedó en Puigcerdan por capitán Jofre Estendardo, con hasta cien soldados, y los de la villa, que conocieron el yerro que habían hecho en rebelarse contra'el rey, y recibir dentro á su adversario , y que era su perdición y de toda Cerdania, trataron entre si, como echasen aquel capitán : y habiéndose conjurado todos contra el rey de Mallorca, un miércoles, que fué ó veinte y cuatro de noviembre, se armaron secretamente en suscasasy tuvieron orden, que en saliendo repicasen las campanas y de un Ímpetu arremetieron con gran furia por todas las calles con el apellido de Aragón, y púsose en un instante toda la villa en armas y cerraron las calles con cadenas, é hicieron sus barreras, y los unos acudieron a apoderarse de las puertas de la villa y ferrarlas y otros á las torres y muros, y pusieron en ellas gente que los defendiese y otros sefoéron a ponerenel monasterio de predicadores, a donde posaba el rey, porque tenían sospecha, que era vuelto la noche pasada. Fué esto en tal coyuntura , que el rey de Mallorca había llegado al llano de Puigcerdan, junto á Livia y oyóel repique de las campanas yel alboroto que babia dentro en la villa, y temiendo lo que era, detúvose un rato , y después fué caminando para allá , y cuando llegó á tiro de ballesta . los que estaban enel muro comenzaron 6 disparar las ballestas y apellidarel nombre de Aragón : y todavía quiso porfiar de acercarse 6 la muralla: y los de la villa enviáronle a decir con un religioso de la orden de predicadores, que se decia fray Ramón deCanet, que se apartase y se fuese: y con gran porfía de aquel religioso, que le decía , que si no se iba .estaban él y los suyos en peligro de muerte, se retrajo maldiciendo su suerte. El mismo dia pasaron el puerto dePimorent, que parte 6 Cerdaniade Francia , con tanta hambre y frió, que estuvieron en peligro de perderse: y el rey iba como desesperado, lamentando su desventura y diversas veces quiso untarse con una broncha y con otras armas, que le quitaron los suyos. Pasados los montes, se fueron áAchs, a donde se repararon algún tanto, porque iban muy lacerados y sin vestiduras; y de allí se fué el rey á.roi, á donde fué bien acogido por el conde, y dióle dineros con que pudiese sustentar su compañía y con ella se fué ó Mompeller. Luego que el rey de Mallorca se rol" vio de Puigcerdan , los de la villa enviaron á Guillen dePervesy ni veguer, que estaban en Livia, quese fuesen a apoderar dclla y asi se hizo. Desla manera faltaron a este principelas fuerzas, juntamente con « consejo y ventura, y lo sucedieron las cosas con tan18 adversidad, que bastaba a moverá su enennpo, si fuera otro , á misericordia. Partió el rey de Barcelona , para hacer su camino á Cerdania , el mismo di»

que salió della el rey de Mallorca; é iba , como

dicho

es, con determinación de entrar por Ripoll y por elTa de Ribas: y después tuvo otro acuerdo, que la entrada fuese por Rosellon, é iba esperando las huestes de Cataluña. Estando en Girona , a veinte y seis del mes de noviembre, teniendo aviso, que Puigcerdan se bahía •educido á su servicio y que el rey de Mallorca había salido de Cerdauia , dio licencia á los prelados y ricos hombres y a todas las huestes , para que se volviesen, y continuando su camino para Perpiñan. envióá Puigcerdan á Guillen de Bellera , para poner en buen estado las cosas de aquella villa, y para que castigase á los que eran delincuentes en la entrada del rey de Mallorca: y por mandada del rey , mandó degollar a Uguet de Maña y a Arnaldo de Pallarais, que eran dos caballeros de la casa y consejo del rey de Mallorca , y otros catorce hombres. Entró en Perpiñan el postrero de noviembre, y vino entonces á le hacer reverencia Aimerico vizconde deNarbona.y la reina de Aragón se fué á Perpiñan , y llevaba consigo á la infanta doña Gustan/a, y á la infanta doña Juana , que había nacido en Barcelona pocos días antes , un domingo a siete del mes de noviembre deste año. Por este tiempo , algunas naves y leños de armada de la costa de Cataluña, hicieron mucho daño en la isla de Córcega, señaladamente en el puerto y territorio de Bonifacio : y el duque deGénova se envió é querellar dello al rey : mas esto se hizo con orden suya , porque algunas personas principales de aquella isla , que eran Guillermo de Rocaballe, Orlando de Ornano , y los herederos de Bórico Strambi ydeUgo

Cortingo, eran muy aliados y servidores del rey , y le solicitaban , que emprendiese la conquista de aquella isla, que genoveses la tenían ocupada injustamente; y a instancia suya, el rey había deliberado, el verano siguiente, de ir sobre ella, porque eran estos muy grande parte, para que se conquistase; pero estorbáronlo las novedades que después sucedieron en estos reinos. También por el mismo tiempo, antes que el rey saliese de Barcelona , vino á su corte don Ramón de Vilaragut, embajador del rey Luis de Sicilia, y venia por orden del infante don Juan , duque de Atenas y Ncopatria, y marqués de Rendazo su lio, para procurar matrimonio de la infanta doña Costanza , que era hija primogénita del rey, con el rey de Sicilia : y porque el infante hacia grandes aparejos para pasar ¿ Romanía y ¿Turquía, pidió le dejase hacer seiscientos de caballo, y cuatro mil almogáraves á su sueldo en estas partes, y armar las galeras y navios que eran necesarios para llevar esta gente. A esta embajada respondió el rey , que holgaba mucho, qtie aquel matrimonio se hiciese, pero porque se requería haber dispensación apostólica , que di tomaría á su cargo de procurarla: y dio licencia para que se hiciese la gente, y para ello mandó , que se armasen quince galeras, y otros navios.

LIBRO VIII.

Cap. I.—Pe las embajadas que vinieron al rey en principio del año de mil trescientos cuarenta y chico y de la que envió él al papa.

El primer día de la fiesta de Navidad, del año de nuestra redención de mil y trescientos y cuarenta y cinco, el rey anduvo por la villa de Perpiñan , con toda su corte, con grande pompa , y como él era de su condición muy ceremonioso, acordó de salir adornado de todas las insignias reales, tomo en memoria y triunfo de una guerra muy justa y peligrosa, sise venciera un común enemigo. Iban 6 pié a su lado los primeras, don Ramón Roger, conde de Pallas, don Ramón de Anglesola , don Rcger Bernardo de Pallas, y don Pedro de Fenollet, vizconde de Illa. Después seguían los cónsules, y los del regimiento de la villa, que llevaban las riendas del caballo : y discurriendo desta manera con grande majestad por la villa , sobrevino una muy recia tempestad de agua, y húbose de volver al castillo. En estas mismas fiestas, DiegoGarcía de Toledo , portero mayor del rey de Castilla , vino con cierta embajada , sobre la diferencia , que el rey nunca acababa de concordar con los infantes don Fernando, y don Juan sus hermanos, y vino en el mismo tiempo a la villa de Perpiñan un religioso de la orden de los frailes predicadores, que se decía fray Ramón de Masquefa, de parte de don Juan Manuel, 6 suplicar al rey, que tuviese por bien, que don Fernando su hijo casase con alguna señora de la caso real de Aragón : y porqneel rey entendió, que le convenia mucho tener en su amistad y confederación 6 don Juan, trató , que el infante don Ramón Berenguer , le diese ¡i doña Juana su hija , que era la mayor, y dol primer

matrimonio, que se llamaba Despinn de Romanía, porque pretendía suceder en aquel estado, por razón de doña Blanca su madre, que fué hija de Filipo, principe de Taranto, y hermana del despoto de Romanía: y por su muerte, recayó el derecho de aquel estado en doña Blanca su hermana, y en esta doña Juana su hija, y. del infante don Ramón Berenguer. Dióle el infante en dote quince mil libras de reales de Valencia , portas cuales le hizo el rey bendición del castillo y villa de Cultera ; porque tenia obligados al infante los lugares deOntiñen, Bocairen y Biar, del reino de Valencia, por otra tanta cuantidad del dote de doña Blanca , su primera mujer : y constituyóse a su marido don Fernando, en dote el derecho que le pertenecía en el despotado de Romanía , como heredera universal de su madre. Tuvo esta doña Juana otra hermana , que aunque era menor que ella . estaba yu casada en este tiempo con el vizconde de Cardona , que se llamaba como su madre doña Blanca. En las mismas fiestas de navidad tuvo el rey otra embajada, a la cual vinieron dos nuncios del papa, el uno era arzobispo de Neopatria y el otro un caballero , que se decía Rodullo Lofeira : y venían á pedir al rey, qué diese licencia a Luis principe, que el rey llama de la Fortuna , para hacer cierta armada en sa reino, para la empresa de la gran Canaria y do las otras Islas, que antiguamente se dijeron las Fortunadas, cuya conquista le había dado el papa. En la historia qué compuso el rey don Pedro esta errado en lo que toca a la relación de quien era este principe: y lo que yo tengo entendido es, que don Alonso, hijo del infante don Fernando y nieto del rey don Alonso de Castilla, que fué desheredado de la sucesión de aquellos reinos, de

« AnteriorContinuar »