Imágenes de página
PDF
[ocr errors]
[graphic]

<ie Jerusalen y de todo el reiao. Vino sobre ello 6 Calalúes Giraldo , canónigo del Santo Sepulcro , de parte del patriarca y de todo el convento, y trajo el instrumento de la cesión y concordia que se otorgó en la ciudad de Jerusalen , á veinte y nueve de agosto de mil ciento y cuarenta y uno, por la parte que pertenecía el Santo Sepulcro por el reino de Aragón , en nombre del patriarca, prior y convenio de Jerusalen, en favor del conde de Barcelona y desús descendientes, declarando que pudiese gozar de nombre de rey, y ser sublimado en la dignidad real. Esta concordia futí después aprobada y confirmada por Adriano cuarto, al principe don Ramón y sus herederos, á su pedimiento e instancia por lodo el reino y señorío que fué del rey don Alonso, que según el papa dice en su bula , había muerto sin heredero, sin hacerse meneion ninguna del rey don Ramiro. De aquf tuvo origen la casa del prior y convento de canónigos reglares, de la orden del Sepulcro que se fundó en este tiempo por el mismo Giraldo en Calatayud, y de los otros conventos de Ja misma religión que hay en Aragón y Cataluña. Fué este principe sumamente aficionado á la orden y caballerla de los templarios, imitando al conde don Ramón Berenguer su padre, que fué caballero del Temple, y compañero y hermano en esta milicia, y feneció sus dias en el habito y regla delta , y porque los que sucediesen en su señorío, persistiesen en la defensa de la iglesia occidental, y en la estirpacion de 11 secta mahomática. en ensalzamiento de nuestra religión , determinó de acrecentar esta orden, y dotarla en sus reinos, para que según aquella regla é instituto debajo de obediencia perseverasen en ella , y la profesasen. Por esta causa envió á pedir 6 Roberto maestre de la caballería de los templarios, con diez caballeros de su orden, que enviase algunos de los mas ancianos y principales de aquella caballería, para que residiesen en estos reinos, porque esperaba que dello se siguiria grande utilidad y provechoa la cristiandad, y entonces fué admitida en Aragón y Cataluña esta arden y caballería, y les dio el principe el castillo y villa de Monzón en el reino de Aragón y el castillo de Mongay, con los castillos y villas de Jaula, Pera, Barbara , Remolins y Corbins, con todos sus términos y derechos, para ellos y sus sucesores, con el diezmo <3e las rentas y censos de su tierra, y ciertas rentas en Zaragoza y Huesca, y la décima parte de todo lo que se ganase y acrecentase justamente á sus reinos, y la quinta de lo que se conquistase de los infieles, y hizólos francos y eientos de cualquiera tributo ó censo, y hizo voto solemne de no hacer paz con los moros, sino con voluntad y consentimiento de los caballeros de aquella orden. Esto se otorgó por el conde estando en Girona celebrando cortes , á veinte y siete del mes de noviembre, del año de la navidad de nuestro Señor de mil ciento cuarenta y tres, en presencia de Guido cardenal legado apostólico, y de los prelados y ricos hombres, que fueron estos: don Bernardo obispo de Zaragoza, Dodo obispo de Huesca, don Guillen electo de Roda, y don Gregorio electo arzobispo de Tarragona, Arnal Mir conde de Pallas, Bernardo conde de Comenje, Pedro conde de Bigorra, Ramón Dapiser, Galcerán de Pinos, Guillen de Cervera, Ramón de Torroja, Berenguer de Ager, Ramón de Viladenmls, y otros barones y caballeros de la corte del principe, y jurólo en manos de Everardo , y de fray Oslan de San Ordonio, fray Hugo dcBorray, fray Pedro de Anticho, fray Bernardo d« Reginol,

caballeros templarios. Este principio tuvieron en Aragón y Cataluña estas órdenes, y fueron desde este tiempo muy favorecidas y acrecentadas, y y de al li adelante quedó la fuerza principal de la frontera contra los morasen Da roca, por ser lugar de su sitio muy fuerte y de gran importancia, al cual el principe el año pasado de mil ciento cuarenta y dos, por el mes de noviembre, habia dado diversos lugares y castillos, por estar en la frontera, y dio fueros y grandes Menciones á todos los que poblasen en ella, y señalóles sus términos, que fueron Villafeliz, Área, Acimballa, Cubel y Cubellejo y Zafra, que son dos lugares de tierra de Molina, Rodenas y hasta Santa María de Albarracin, Castelfabib, Ademuz y Serriella de la Puente, Torralva , Montan, Linares y hasta el rio Martin, Huesa y Fuente de Tosos, Villanueva, Longares, Consuel, que ahora dicen Ce— suenda, Codo y Miedes, y todo lo que se incluía dentro destos limites se atribuyó á la guarda y defensa de Da roca , como á la principal fuerza que los nuestros tenian en las fronteras de los moros. Estando ocupados los ricos hombres de Aragón, divertidos en la guerra contra los moros, por las fronteras de Lérida y Urgel, el rey don García que estaba ya muy avenido y confederado con el emperador don Alonso , mediante el matrimonio del infante don Sancho, que era hijo primogénito del emperador y de )a infanta doña Blanca su hija, todo el mayor peso de la guerra se convirtió contra nuestras fronteras; y eslando el principe ausente deste reino, en la guerra de los moros, el rey don García corría toda la tierra de Aragón desde lúdela á Zaragoza. Esto fué en el año de mil ciento cuarenta y tres; y en el año siguiente el rey de Navarra muerta su primera mujer, que fué hija de Rotron conde de Alperche, y se llamó Marcelina, casó segunda vez con doña urraca hija del emperador don Alonso, la cual hubo en una dueña que se llamó doña Contruenda, hermana de Diego Ábrego, y della hubo el rey don García nna hija que fué doña Sancha , que casó con don Gastón vizconde de Bearne, y no hubieron hijos , y por la muerte del vizconde casó con don Pedro conde de Molina, y hubo un hijo que se dijo Almerico, que fué vizconde de Narbona , porque el conde don Pedro su padre fué hijo de Ermesenda , á quien según el arzobispo don Rodrigo escribe, pertenecía aquel estado, y asi con doblado parentesco quedaron muy unidos los reyes do Castilla y Navarra.

Cap. V.—De la muerte de Berenguer Ramón conde de la Proenza, y de la guerra que el principe de Aragón hizo á los bauceses por la sucesión del condado.

En el mismo año juntó el principe de Aragón su ejército, y salió de Zaragoza para ir contra la ciudad de Mompeller en favor y ayuda de Berenguer Ramón conde de la Proenza su hermano, en la guerra que tenia con los del linaje y casa deBaucio, que eran muy principales señores en ella. Fué entonces ganada la villa de Mompeller por el conde de Barcelona, pero no pasaron muchos dias que el conde de la Proenza fué muerto por ciertos cosarios en el puerto de Melgorio, el cual desde que sucedió en aquel estado trujo gran guerra con Ramón de Baucio y sus | hijos, la cual duró mucho tiempo. Fué este Ramón de Baucio casado con Estefanía hija de Giberto conde de Aimillan y de la condesa Gisberga su mujer, que fueron abuelos del principe de Ar8gon, en la

cual hubo á Hago Guillermo', Beltran y Giberto do Baucio, y muerto el conde Giberto, Estefanía su hija y lia ilion de Baucio su marido y sus hijos en su nombre pretendieron suceder en cierta parle del condado de la l'rocnza. Mas el conde don Berenguer Ramón, defendía su derecho, diciendo el conde Giberto había dado aquella tierra y estado á su madre doña Dulce que era su hija mayor, y babia casado a doña Estefanía y heredádola según con venia 6 su estado; y como fuesen muy poderosos los desta casa y linaje de Baucio en aquella tierra , nunca cesaron grandes disensiones y guerras entre ellos y los de su valla, con el conde don Berenguer lodo el tiempo que vivió. Sabida por el principe don Ramón la muerte de su hermano y que dejaba un hijo muy mozo, que se llamó don Ramón Berenguer, partió para la Proenza y tomó á su mano á su sobrino y apoderóse de las villas y lugares fuertes del condado, y proveyó en el gobierno del intitulándose marqués déla Proenza. Perseveraron Ramón de Baucio y sus hijos en su querella y hacían continua guerra al príncipe, asistiendo en ella contra sus subditos, y contra los de la ciudad de Arles y contra otros sus valedores mucho tiempo, durante la cual se hizo mucho daño y estrago en los lugares de los bauceses y les derribaron muchos castillos, hasta que el mismo Ramón de Baucio de su voluntad vino a la ciudad de Barcelona, y se puso en poder del principe para cumplir y obedecer sumandado , y dejóle el principe el castillo de Trencatayas con homenaje que le tenia en su nombre, de la misma manera que lo habia tenido en tiempo de los condes don Ramón Berenguer y doña Dulce sus padres. Pero antes que concordase ó declarase lo que habia de guardar y cumplir, murió Ramón de Baucio, y partió el principe para la Proenza, y se redujeron á su servicio doña Estefanía, y todos sus hijos, para obedecer y guardar lo que en sus diferencias se ordenase; y de consejo de los ricos hombres de su corte se trató en esta concordia, que doña Estefanía y sus hijos cediesen todo el derecho que pretendían tener en el condado de la Proenza , y reconociesen al principe, y al conde don Ramón su sobrino, y a sus herederos que tenían en su nombre el Castillo de Trencatayas, con todas sus fuerzas como de su directo dominio; y que le serian fieles, y le reconocerían señorío ellos y sus sucesores, y ayudarían y servirían con sus vasallos siempre que fuesen requeridos, y revocaron los estatutos nuevos que llamaban usages, y oran impuestos después de la muerte del conde Giberto Esto se asentó estando el principe do Aragón en Arles, con intervención de don Guillen Ramón de Moneada, Arnal de Lercio, Guillen de Moneada , Ponce de Ccrvera, Bernardo de Belloch, Pedro Beltran de Belloch, pero esta concordia fué de poea firmeza, y no se guardó lo asentado como adelante so dirá. En este año según parece en antiguos anales, siendo vuelto el principo de la Proenza, cobró la ciudad de Tarazonade un rico hombre, que se llamaba Portóles, y la tenia por el rey de Castilla, y ganó á Sos que se tenia por el rey don García.

Cap. VI. — De la guerra que el emperador don Alonso hizo en la Andalucía, en la cual se ganaron Córdoba, liana, y Almería.

Quedaron por entonces apaciguadas las cosas de la Proenza, y el principo dejóal conde don Ramón su sobrino , debajo de la custodia de los proenzales, y vol

vio a Cataluña, con propósito de hacer guerra a los infieles con el emperador don Alonso que mandaba juntar gran ejército para entrar con él por el Andalucía. Procuró el emperador para proseguir mejor esta empresa, que se concertasen el rey de Navarra y elpiincipe de Aragón , y se viesen con él en San Estevan, y allí se juntaron por el mes de noviembre del año do mil ciento y cuarenta y seis, para tratar desta concordia, é intervinieron entre ellos el infante don Sancho, hijo del emperador, el conde don Fernando de Galicia el conde don Ponce mayordomo del emperador, el conde Amalrique, y el conde do ürgel, don Ramo» arzobispo de Toledo, don Pedro obispo do Scgovia, don Bernardo obispo de Sigüenza, don Estovan obispo <la Osma, Gutierre Fernandez, que tenia cargo por el rey de Castilla de la frontera de Soria, y no pudiendo concertarlos, pusieron entre ellos cierta tregua. Acabado esto, entró el emperador el año siguiente de mil ciento y cuarenta y siete con muy poderoso ejército por el Andalucía, é iba con él el rey de Navarra , y entendiendo el rey de Córdoba que se decia Aben jama que no era poderoso para resistir á tan gran poder, so rindió con la ciudad, yel emperador por no disminuir su ejército, se la encomendó , y quedó en poder de los moros como antes, y después puso el emperador cerco sobro Baeza, y la ganó , y en aquel hecho fué muy servido de un rico hombre muy principal de Navarra, que tenia el señorío de Estella, y se llamaba don Rodrigo de Azagru, que fué padre de don Pedro Ruiz de Azagra, que fué el primer señor de Albarracin. De allí se continuó la guerra contra los moros, hasta llegar « la costa de la mar, y poner cerco 6 la ciudad de Almería. En esta guerra lo fueron a servir con su armada los genoveses; y el principe por el deudo y alianza que entro ellos habia, le valió con la suya, y con gran caballería de sus estados. Tenia el principe su armada en orden, cuando llegó la de los genoveses a la playa de Barcelona, cuyos anales refieren haberse movida por exortacion del papa Eugenio tercero, y es cierto como quiera que por sus autores se cuenten que esta empresa fué del emperador don Alonso, y ellos vinieron á ella á su sueldo, para servir con sus galeras durante la guerra, y entes que pasasen do Barcelona á donde surgió la armada, se tomó asiento por el principe don Ramón con ellos, para que siendo de vuelta le sirviesen a él en la que quería hacer contra los moros que tenían algunas fuerzas muy principales en la costa?.y pasasen á hacer guerra contra los moros que tenian las islas de Mallorca y Menorca, y ofrecieron que irian con su armada, ó sobre Tortosa, ó contra alguna de las islas. El principe les prometió que daria la tercera parte al común de Genova , de cualesquiera ciudades ó lugares que se conquistasen por guerra, ó se le rindiesen, y que en aquella porte tendrían su iglesia, y baño y alhondiga, y jardín, y les permitió que en todos sus reinos y señoríos- pudiesen tratar todos los de su nación, libro y seguramente con sus haciendas y mercaderías, sin pagar ningún derecho de portazgo, ni el que llamaban ribaje, señaladamente el que solían pagar en Tamarit, reconociendo al principo y á sus sucesores por directo señor, y prestándole salva de fidelidad. Antes que el principe partiese íi esta empresa se ganó do los moros Ontiñenn.en la Fibera de Alcanadre.que tenia un muy buen castillo y sojuzgaban de los moros gran parte do aquella comarca. Estaba el rey de Castilla sobre Almería, cuando llegaron a la ptaya

las armadas del principe y de los genoveses, y fué por mar y por tierra reciamente acometida, y Us que combatían por la parte de la tierra, ganaron algunas t-jrres, y derribaron un pedazo del muro, y atemorizados los moros movieron diversos partidos, y á la tin lúe entrada la ciudad á diez y siete de octubre de mil ciento y cuarenta y siete, y rescataron cerca de veinte mil moros que se acogieron a lo fuerte de la ciudad y É otras torres, que se dieron a p.u tido. Fué grande el saco que desta ciudad se hubo, por ser de las mas ricas qae había en la costa de poniente, y según el arzobispo don Rodrigo escribe, el emperador otorgó á los genoveses todo el despojo, pero ellos se contentaron con solo un vaso de esmeralda, de tallo y tamaño de una escudilla, de grandísimo valor, sin otra parte del despojo, que es la joya que hoy tiene aquella señoría en tanta estimación y la muestran con grande veneración y ceremonia , que es un vaso de esmeralda de obra antigua de muy estraña labor, y de increíble precio, puesto que según escriben otros autores, la hubieron los genoveses en la conquista de la Tierra Sania, en la ..loma do Cesárea. Un esta entrada su afirma , que fué preso por los moros un varón muy principal de Cataluña, que se llamaba don Galcerán de Pinos , y que le prendieron en una batalla, y que por ser persona de gran estima y estado, se pedia tan excesivo rescate, que apenas pudiera pagarlo un gran principe deaquellos tiempos, y fué librado milagrosaI mente, y se bailó en un lugar de su baronía de Pinos impeusadaincnle, creyendo estar en la prisión.

Cíf. Vil.—De la conquista que el rey don Alonso de Portugal prosiguió contra los moros, y que fué ganada por él este año la ciudad de Lisboa.

En la región de Portugal vecina al océano, se fué fundando un nuevo reino después de la muerte del rey don Alonso, que ganó a Toledo, porque aquella comarca se dio por él en dote con doña Teresa su hija íi un gran caballero de la casa de Lorena , que se llamó Enrique. Este fué, según por las historias de los príncipes de aquella casa parece , hijo de Guillelmo barón de Jan vila, que fué hermano de aquellos velerosisimos principes Godofre y Balduino primeros reyes de Jerusaten hijos de Estado conde de Boloña , y de Ida duquesa de [.oren» , y Guillelmo quedó señor en el ducado de Lorena. Este Enrique , que fué tercer hijo suyo, vino á España para asistir en la guerra de los moros, y el rey don Alonso dióle la conquista y empresa de

Í Portugal, á donde quedó heredado, y en parto del reino de Galicia , y era primo hermano del conde don Ramón. Muerto el rey don Alonso fuese apoderando el conde don Enrique de muchas villas del reino de León, por el buen aparejo que hubo, estando las cosas de aquellos reinos en tanta guerra y disensión , por el mal gobierno de la reina doña Urraca , y tuvo muchas peleas con los moros y leoneses, y tuvo fin en aquellas turbaciones de asentar su principal estado en León , y teniendo en gran estrecho y aplazada aquella ciudad, y estando para rendirse , falleció en la ciudad de Astorga, á donde él se habia hecho fuerte en el año de mil ciento doce siendo señor de aquella comarca desde Astorga hasta Coimbra. Muerto el conde don Enrique, don Alonso su hijo, que era de diez y siete años , tuvo a los principios mucha contienda con la reina doña Teresa su madre y con los leoneses y gallegos; y habiéndola casado con el conde don Hernando de Trava, su hijo la prendió, y tuvo en hierros, y de allí se le si

guieron grandes guerras on Galicia, y después .con el emperador don Alonso su sobrino, pomo quererles reconocer vasallaje. Cuando se vio libre de aquella contienda , prosiguió la conquista de los moros por su comarca , y siendo señor de la tierra que esté entre Duero y Miño, fué continuando la conquista por la Lusi tañía , desde las riberas de Duero, hasta las de Guadiana. Y vencióen el año de mil ciento y treinta y nueve, aquella famosa y tan celebrada batalla junto al campo' Urich, en la cual se hallaron seis reyes moros, y en memoria della tomo las armas y divisas de los cinco escudos dentro de otro mayor, con las quinas; y como era de ánimo muy generoso, y para grandes empresas , y nieto del rey don Alonso, que ganóá Toledo; y su madre siendo casada con el conde don Enrique su padre, tuvo titulo do reina, muerto su padre, se llamó duque de Portugal, y después estando en el campo de Urich, el mismo dia Antes de la batalla , fué alzado por rey , y confirmado en aquella dignidad , con una tan señalada y maravillosa victoria , y por sus proezas, v por ser gran perseguidor de los moros, le fué confirmado el titulo do rey por el papa Eugenio tercero, aunque con grande querella y sentimiento del emperador don Alonso su pruno. Después de haber ganado gran parte de la Lusitanio , puso su campo sobre la ciudad de Lisboa, que era la mas principal cosa della, y la cal>eza del reino, y la mayor fuerza que los moros tenían, y ganóla en este año mil ciento y cuarenta y siete; ¡ y loque fué empresa y hazaña de, mayor admiración era , que siempre tuvo guerra con los reyes de Castilla y León , y no tenían menor contienda con ellos, qne con los infieles. Hubo en doña Mofalda su mujer, hija I del conde don Malrique de Lora , señor de Molina, al infante don Sancho, que le sucedió en el reino, y casó con la infanta doña Dulce, hija del principe de Aragón, y de la reina doña Petronila , y a doña Urraca , que casó con don Fernando rey de León , y 6 doña Teresa, mujer de Filipo, conde de Mandes.

Cap. VIII.—De la muerte del rey don Ramiro el Monje, y que la ciudadde Turtosa fué ganada por el principe éa Aragón, con ayuda de la armada de los genoveses.

Este año de mil ciento cuarenta y siete á diez y sei* de agosto, so nota en memorias antiguas de San Juan de la Peño, que murió el rey don Ramiro, aunque en algunos anales parece, que vivió hasta el año do mi] ciento y cincuenta y cuatro. Acabada la jornada de Almería tan prósperamente, volvió el principe de Aragón con sus galeras, y con la armada genovesa ala playa de Barcelona , y por ser tiempo de invierno, se detuvieron en aquella ciudad la mayor parte de los genoveses, y la armada pasó á Genova, á poner en orden lo necesario para la guerra que el principo queria hBcer el verano siguiente, teniendo fin de ir sobre la ciudad de Tortosa, que era principal fuerza y guarida do los cosarios de neníenle, por Incomodidad del asiento y por la vecindad de los puertos que junto á ella están, y hlzose íi la vela el armada é veinte y nueve do junio, del año de mil ciento y cuarenta y ocho, y llegó el primero de julio á la boca del rio Ebro. Esta asentada aquella ciudad, de la otra parte del rio sobre su ribera , en un lugar muy apacible, A tres leguas déla mar, en lo región de los ilergaones, que estaban poblados desta y de aquella parte del rio, y por la parte del oriente y septentrión, confinaban con los suesetanos, cuya ciudad principal era Tarragona , y con los ilergetes, y por el occidente con loscdelanos, y fué ciudad muy

[graphic]
« AnteriorContinuar »