Imágenes de página
PDF

rundios, y en todos se representaban mayores dificultades: y movióse entonces otro medio de paz, que se diese al rey don Fadrique y a sus sucesores el reino de Murcia, en recompensa de la isla de Sicilia , con titulo de rey, y el derecho que el rey do Aragón tenia «n la conquista del reino de Granada , que era la sexta parte, y que se le diese pa,ra ayuda A conquistar el resto, alguna buena suma de dinero y se satisfaciese al rey de Castilla en lo que tocaba al reino de Murcia, y por la parte que tenia en el reino de Granada, y al rey de Aragón por la suya : pero como se proponía tanta repugnancin para haber de fundar un nuevo reino, si Sicilia se liabiade restituir, y el rey Roberto habla mandado juntar una muy gruesa armada para enviarla contra el rey don Fadrique, no se pudo estorbar que aquello no se cumpliese. Fué esta armada de treinta saleras, de las que llamaban en aquel tiempo sutiles, y treinta y siete ujeres, en que iban ochocientos caballos, y mucha gente de pié, y fué por capitán general della Beltran de Baucio conde de Andria y de Monlescayoso, que llamaban el conde Novelo , y era cuñado del rey Roberto casado con Beatriz su hermana. Partió de Ñapóles A veinte y dos del mes de mayo desteañoy llegó á siete del mes de junio A la marina de San Miguel , que decían de Campogroso entre Palermo y Termini, y sacando á tierra toda su caballería, estuvieron allí algunos días reparando los caballos y gente. Deallf discurrieron por la marina de Termini, y del val de Emina , hasta el llano de Melazo, y pasaron el Faro de Merina y navegaron hasta la marina de Angulon. que esta en la costa de Lentin , sin hacer mal ni dañe alguno, como si tuvieran alguna inteligencia y concierto con los de la tierra : y volvieron á pasar el Faro , y navegaron otra vez la costa del norte hasta Termini, y echaron gente en tierra . y fueron quemando y talando los jardines y vegas, mus A manera de corsarios, que de gente que pensaba hacer guerra guerreada. Estaban los lugares fuertes en bucDa defensa , y recibieron harto daño de la gente que en ellos habia de guarnición , y con la gente de caballo fueron á combatir un lugar que estaba muy apartado en la montaña, y sin ningún recelo que llegasen a él los enemigos, que se llama Chimina: y le saquearon y quemaron: y de allí pasaron á hacer la tala en la comarca de Palermo. Salió el rey don Pedro con setecientos de caballo A resistir al conde y darle batalla: pero no quisieron esperarle, y contentándose con la tala y daño que habían hecho en la isla, se partióla armada del cabo de Solanto á once del mes de julio, y se hizo 6 la vela y pasó al reino : y dejando la gente de caballo en Gaeta , fueron al puerto de Talamon , y de allí pasaron a echar la gente en la ribera de Genova, para hacer guerra contra Castrucio , y haciendo muy poco efecto , se fué el conde Novelo a juntar con el duque de Calabria , que estaha en Florencia. En este medio el obispo de Huesca y Berengucr dePanvicente fueron A Sicilia , y llegaron A Palermo otro dia que la armada del rey Roberto se partió de aquella marina, y salieron A recibirlos al puerto Juan conde de Claramonte senescal y procurador general del reino de Sicilia , y Pedro de Antioqula canciller, y muchos barones y caballeros , y acompañáronlos hasta Castrojuan , é donde estaba el rey don Fadrique. De allí se partieron luego para Mecina, y pasaron á Ñapóles, para tratar con el rey Roberto de la paz ó tregua , y no la quiso admitir. Era este principe de los mas prudentes y sabios que hubo en sus tiempos, y muy docto en

diversas disciplinas: y decía que su adversario buscaba estos refugios, porque él en su vida tenia experiencia y forma para proseguir su justicia , hasta cobrar su derecho: lo cual faltaba á sus sucesores, que eran mancebos: y que hasta que él muriese se buscaban por don Fadrique formas como entretenerse en loquehahia de restituir Decia, que era, como cuando un doliente está con la fiebre y le fatiga la dolencia, que lo primero que procura es estar muy obediente A los médicos, y disponerse licitamente en las cosas de su ánima , y en ordenar su testamento , y descargar su conciencia: y cuando la calentura se va interpolando y remitiendo, en todo aquello se vuelve muy negligente y remiso. Que de la misma suerte viéndose don Fadrique mas acosado en la guerra, y siendo ofendido, habia de procurar do venir con efecto á la concordia; parala cual era muy dañosa la tregua. Propusieron estos embajadores al rey Roberto, allende do los otros medios de paz, que se habian platicado en tiempos pasados, otro, y era , que el rey don Fadrique recibiese del rey Roberto la isla de Sicilia con las adyacentes , por donación pura; con condición , que atendido que él y su hijo se habian coronado por reyes en su vida , se intitulasen reyes de Trinacria, y sus sucesores tuviesen título de duques, y la tuviesen en feudo , y el rey don Fadrique por si y sus sucesores hiciese pleito homenaje, de nunca ser contra el rey Roberto, ni contra sus herederos, ni hacer guerra de la isla de Sicilia : y fuesen obligadas ambas casas á valerse, para en defensa de sus estados , y los duques de Sicilia de ir á las cortes que los reyes convocasen , 6 enviar 6 ellas sus procuradores: y allende del feudo que se daba A la Iglesia por la isla de Sicilia en cada un año, se pagasen al rey Roberto y ¿ sus sacesores tres mil onzas de oro, y les sirviesen con diez galeras por cuatro meses , y con doscientos de caballo en cada un año A su sueldo , siempre que fuesen requeridos; y en caso que algún príncipequisiese invadir aquel reino, el rey don Fadrique fuese obligado de socorrerle por mar y por tierra, con todo el poder de aquella isla. También se trataba que el rey don Fadrique cediese y relajase el tributo de cinco mil doblas de oro, que llevaba en cada un año del rey de Túnez, y lo llevase el rey Roberto, ó el rey don Fadrique le acudiese con él. y diese al rey Roberto las islas de los Gerbes y Qucrques, para que fuesen suyas y do sus sucesores perpetuamente. Estaban las cosas del rey don Fadrique en tal estado, que no solamente esta paz, pero otra cualquiera, al parecer de las gentes, le convenia sumamente porque estaba tan pobre y falto de moneda, que apenas tenia para entretenerse con los soldados y gente de guerra en el vivir ordinario, señaladamente porque el año pasado y éste no hubo saca de trigo de la isla, que era casi toda su renta , por la gran falta y carestía que del hubo: y por haber sido gran parle della talada y abrasada , y por estos daños tan universales, y por los suyos particulares estaban todos los sicilianos muy fatigados, y temían mucho mas los venideros , creyendo queso habian de continuar. Sin esta, habia dentro en la isla otra guerra que hacia poco menos daño que la de los enemigos , y era, que cuando entraba gente extranjera A dañinear la isla de Sicilia, se levantaban los malhechores y deslerrados que eran en gran número , y hacian mucho daño A los vasallos del rey: y no quedaba remedio ni recurso alguno si so continuaba la guerra , sino en el socorro del rey de Aragón so hermano, ó en la paz ó tregua: y el rey Roberto estaba tan poderoso, que no bastaba á resistirle , ni por mar ni por tierra , porque los genoveses tle Sahona que le habían de valer contra el rey Huberto y contra el duque, le faltaron malamente. Conociendo bien el rey Roberto que era esta su s.izon, (lió su respuesta al obispo de Huesca, y á Berenguer de Sanvicente, y fué que el rey don Fadrique le había de dejar la isla de Sicilia con todas las islas adyacentes: y que en aquel caso el estaba aparejado de darle competente estado para él y sus descendientes que valiese tanto en renta, y con esto quiso que volviesen al rey donFadrique, al cual hallaron en Mecina por el mes de octubre: y entonces llegaron diez galeras del rey Roberto, y tenianen tanto estrecho la ciudad de Mecina . que no entraba ni salía navio que no diese en manos de los enemigos. Delitorose diversas veces en el consejo del rey, si se seguiría este medio que la isla y reino de Cerdeña y Córcega se diese al rey don Fadrique en recompensa de la isla de Sicilia , la cual se dejase al rey Roberto: y que por el reino de Cerdeña se diese al rey de Aragón las villas y lugares que las órdenes del Hospital y Temple tenían en sus reinos, y estuvo el rey muy determinado de aceptar este partido , teniendo por perdido a su hermano : pero al principio el papa no quiso dar lugar que esta plática se moviese, y después el infante don Alonso, como se cobró el castillo de Callcr, que era toda la fuerza do aquella isla, y los sacereses se habían reducido á la obediencia del rey, visto cuan grande honra y utilidad resultaba á la corona de Aragón de aquella conquista, no quiso condescender en este medio, ni dar su consentimiento á él. Con esta resolución se volvió el obispo de Huesca por Ñapóles, y de allí vino a Florencia , y se vio con el duque de Calabria , que mostraba inclinarse mas que el padre a la paz: pero húbose de conformar con su parecer , en no querer concierto ninguno si no cobrando la isla de Sicilia. Entendiendo el rey cuan firme estaba el rey Roberlo en su porfía , y que por otra parle el duque de Calabria su hijo procuraba de concertarso con Castrucío, y que se decía, que había de ir á servir al rey Roberto en la empresa de Sicilia , y que las ciudades de Sena, Boloña, Perosa, juntamente con Florencia, se inclinaban en conformidad á obedecer al duque , y que también se trataba de confederarse con písanos , y que se bacía entre estas señorías y el rey Roberto liga para entender en continuar la guerra de Sicilia , y que allende desto, procurándolo y solicitándolo el rey Roberto, había .enviado sus embajadores el rey de Francia á Lombardía á los señores de Milán , y íi Can de la Escala, y á Pasaríno de Mantua , y al obispode Arezo, para que prestasen su consentimiento , en que el rey de Francia fuese elegido en vicario del imperio , que era en efecto ser emperador y señor de toda Italia, para que los dos dispusiesen dellaá su alvedrfo, y persiguiesen á sus enemigos: dio al rey grande ocasión de velar y atender al negocio de la isla de Sicilia: porque no solamente se trataba de aquel estado , pero perdiéndose el rey don Fadrique, y sicudo echado de su reino, quedaba el de Cerdeña al mismo peligro: sabiendo , que so hacian en la ciudad de Ñapóles y en la provincia de Pulla , y otras partes de aquel reino, muy grandes aparejos de armada y ejército de gente de caballo y de pié , para volver otro año contra el rey don Fadrique, y que era este el designio del rey Rnl>erto: hacer guerra guerreada contra el rey don Fadrique de Sicilia, porque había gran falta de gente extranjera, y no

tenia tan bastante poder, con qne pudiese resistir, ni restaurar los daños que ordinariamente recibía, y que los sicilianos estaban muy amedrentados y temerosos, y muchos del los no encubrían tener, ó afición, ó miedo al rey Roberto; y considerando, que no podía estaraquel reino en peor estado , y que había llegado a condición de perderse, por el grande peligro y afrenta en que estaba su hermano , y el daño que de allí resultaba á sus reinos, señaladamente á la empresa de Ordeña y Córcega, determinó de enviar de Barcelona 4 Berenguer de Jorba al infante don Alonso, para que se proveyese con celeridad de socorrer á las cosas de Sicilia , que estaban en el postrer peligro, y que fuese allá Bernardo Pujadas vicealmirante de su armada, que estaba en Cerdeña. Determinó el rey, que se armasen veinte galeras, y echasen fama que eran cuarenta, y que habia de ir el rey en persona, 6 el infante, en la primavera siguiente á Cerdeña, para entender en la conquista de Córcega , que en parle estaba debajo de la obediencia del rey, y restaba por reducirse otra parte , y que estas galeras se enviasen en socorros la isla de Sicilia , porque los sicilianos tenían mayoresfuerzo y confianza en socorro de armada, que en niogun otro género de socorro que se les hiciese de caballeros ó de gente de pié; y estaba el rey tan puesto en socorrer á la necesidad en que estaba el rey de Sicilia, como si fuera por la defensa de sus propios reinos, entendiendo , que con este socorro que haría á su hermano, y con solo declararse en su favor, sacaría de su adversario ó buena pazo larga tregua. Acabóse e' rey de determinar en esto por consejo de don Bernardo de Sarria , que era muy anciano y hombredegrande experiencia y gobierno, y por quien habían pasado grandes hechos en paz y guerra. Mas el infante don Alonso fué de contrarío parecer, porque teniendo el reino de Cerdeña en tal estado, siendo conquistado nuevamente, declarándose el rey de Aragón enemigo del rey Roberto, y por consiguiente de la Iglesia, se ponía á muy evidente peligro. Mayormente, que el rey de Castilla y los que le tenían en su poder, no deseaban cosa mas, que ver ocasión, que á su salvo pudiesen hacer alguna grande ofensa y daño en estos reinos, y era cosa muy cierta , que declarándose el rey contra el rey Roberto, siendo adversario tan poderoso por si y por la gran ayuda que tenia del papa y del rey de Francia, convendría al rey de Aragón volver el rostro á la guerra del rey Roberto, por donde se daría grande avinenteza al rey de Castilla , que en este tiempo habia tratado de concordarse con el rey de Granada, a lo cual era ido por orden del rey y de don Juan Manuel, Pero Martínez Calvillo, que era un caballero vecino de Murcia ; y por esta causa estaban en la frontera del reino de Valencia y Murcia, en grande recelo de guerra , y don Guillen Ramón de Moneada, que era procurador general en aquella parle del reino , por el infante don Alonso , mandaba poner en orden las fronteras de aquel reino. Por esto tiempo á ocho del mes de octubre deste año, fué enviado á Cerdeña Bernardo de Boxados, que era gobernador de aquella isla, y almirante de la armada del rey, y fué con él Guido arzobispo de Arbórea, que era venido á la corte de! rey, a los cuales se cometió que juntamente con el juez de Arbórea , tratasen con los marqueses de Masa y de Córcega , y con el obispo de Poniblin y de Masa, que era de la casa de los marqueses, que deseaban estar en la obediencia y servicio del rey, y reconocerle por señor por los estados que tcnian en aquella isla, para que los

[blocks in formation]

Cap. LXX1I.—De los matrimonios que se trataron en este tiempo á los hijos y nietos del rey de Aragón.

Usó el rey una muy señalada gratitud por este tiempo , con la casa y linaje de Luna , de quien los reyes sus predecesores habian recibido muy grandes servicios : y en la guerra pasada de la conquista de CerdeBa murieron don Artal de Luna , y don Artal su hijo, que eran los mas principales y poderosos : v como por la muerte del hijo , el señorío de la ciudad de Segorbe, que es cosa tan señalada en el reino do Valencia , había recaído en la corona real, que fué de doña Costanza su madre, hija y heredera de don Jaime Pérez señor de Segorbe , hijo del rey don Pedro : y por no quedar hijo varón de doña Costania , aquella ciudad volvia al señorío real, como don Artal, padre de don Artal, y el arzobispo su hermano, habían comprado todas las rentas y censos, el rey hizo merced á don Lope de Luna , hijo de don Artal y de doña Martina Duerta, del señorío y mero imperio y monedaje , y de todos los otros derechos que el rey don Pedro se habia retenido en la donación que hizo á don Jaime Pérez su hijo : y alzó el reconocimiento que hizo el mismo don Jaime Pérez al rey su padre, que era ofrecer, que siempre que se le diese otro tal lugar , restituiría al rey a Segorbe. Esto fué 6 veinte del mes de julio y en el principio del reinado del rey don Alonso, y del rey don Pedro su hijo, se confirmó esta donación , y la de don Lope para él y sus sucesores que quedaron señores de aquella ciudad. Fué don Lope tan gran señor, y era su casa tan ilustre, que después casó con la infanta doña Violante, hermana del rey don Alonso. Vino á la corte del rey, que estaba en Valencia el año pasado por el mes de abril un religioso de la orden de los frailes predicadores , que se decia fray Domingo Turpin , que enviaba el rey don Fadrique, para procurar matrimonio de doña Costanza su hija, reina de Chipre, con algún principe dcstas parles de poniente, porque el rey Enricosu marido que poco antes habia fallecido, vivió tan enfermo y padeció tales dolencias , que se tuvo por cierto, que por su impotencia la reina su mujer quedaba doncella. Era muy excelente princesa, y tenia gran dote, y pretendió Ugo rey de Chipre , que sucedióal rey Enrico su tio, que la reina casase con un se

cluyesc, el papa no quiso conceder la dispensación que se requería , por la afinidad , por tener al rey don Fadrique por enemigo de la Iglesia , é indigno que se usase con él de ninguna gracia Después «le eslo se trató de casarla con el infante don Pedro conde de Ribagorza, aunque Alonso de España , señor de Lunel y gobernador de Lenguadoque por el rey de Francia , que era primo de la reina de Chipre, procuraba que casase en Francia : y estando concertados por este tiempo el rey de Aragón y el infante don Pedro su hijo, que este matrimonio de la reina de Chipre se hiciese, envióse á pedir la dispensación al papa y también la denegó : y por esta causa la reina de Chipie hubo de casar después con el rey de Armenia. Tratóse en el mismo tiempo grande amistad entre el rey de Aragón y Eduardo rey de Inglaterra , para renovar las confederaciones que en el tiempo antiguo hubo entre estas casas : y por la guerra quo tenia el rey de Inglaterra con el rey de Francia, don Ramón Cornel envió a ofrecer al rey de Inglaterra , que le iría á servir en ella con cien hombres de armas; y el rey Eduardo le envió á rogar que llevase quinientos de caballo y cuatro mil de pié, al sueldo de Inglaterra; y para concordar esto con los senescales de Gascuña , pidió licencia al infante, que tuviese por bien que pudiese llevar esta gente en servicio del rey de Inglaterra. El infante, considerando en cuanta estimación estaban los de aquella casa y linaje , y que según el Juero y costumbre de la tierra , podía cualquiera rico hombre irá servir al prfncipe que por bien tuviese, le dio la licencia que pedia , y que pudiese gozar de las caballerías que tenía todo el tiempo que estuviese ausente por los servicios que él y los de su linaje habian hecho A la corona real. Procuraba el rey de Inglaterra que se hiciesen ciertos casamientos : y por esta causa envió el rey que estaba en Zaragoza a uno de su casa que se llamaba maestre Pedro deGavaliciano, y pidió en nombre del rey Eduardo, que se tratase matrimoniodel uno de los hermanos del rey de Inglaterra , que era el mayor, con la infanta doña María hija mayor del rey de Aragón , que fué casada con el infante don Pedro de Castilla, que murió en la vega de Granada ; y el otro del hijo primogénito del rey de Inglaterra con la infanta doña Violante, hi-' ja del rey de Aragón : y fué otorgado por el rey don Jaime, que se traíase del matrimonio de la infanta doña María , con el hermano del rey de Inglaterra: y lo

ñor de su reino , sobrino suyo , que era muy mozo, y ¡ de la infanta doña Violante se dejó porque el rey su

se llamaba Anfrio de Monforte , y tenia gran estado, pero el rey su padre por no ser de su calidad , y por la antigua enemistad que hubo entre los reyes de Aragón con los de aquella casa de los condes de Monfort, procuraba que su hija casase, ó con el rey don Alonso «le Castilla , ó con el primogénito del rey de Inglaterra, que estaba por casar : mas porque el rey de Castilla estaba ya desposado con doña Costanza , hija de don Juan Manuel , y de la infanta doña Costanza hija del rey de Aragón , y en el matrimonio de Inglaterra se ofrecía dilación , parecía al rey de Aragón, que el matrimonio de Anfrio de Monforte se efectuase, porque por aquella consideración de la enemistad antigua, decia el rey don Jaime, que no habia porque dejarlo, pues á Dios gracias , harta satisfacción y enmienda tenia la corona de Aragón de los condes de Monforte, corno a todo el inundo era notorio; aunque se representaba alguna afrenta, que habiendo sido reina de Chipre.se casase con varón del mismo reino. Mas cuando vino el rey,euque eslo matrimonio se eon

padre trataba en otra parle de su matrimonio. Para lo que tocaba al de la infanta doña María, envió el rey á Inglaterra á Berenguer del'au , y movióse plática juntamente de otros matrimonios . que fueron del infante don Pedro, hijo primogénito del infante don Alonso nieto del rey de Aragón , y sucesor en sus reinos, y de la hija mayor del rey de Inglaterra y del segundo hijo del rey de Inglaterra, y de doña Blanca, hija del infante don Pedro de Casulla; y porque las tierras del rey de Aragón y del rey de Inglaterra continuaban por lo de IVarne , se trataba que el hermano del rey de Inglaterra viniese ó Jaca ó a Oloron , que era del rey Eduardo , para celebrar su matrimonio; ó a lo menos se consumasen en Bnrdeus. En el matrimonio del infante don Pedro , hijo del infante don Alonso , so pedia por parte del rey de Aragón , que se señalase en dote oirá tanta cantidad a la hija mayor del rey do Inglaterra , cuanto se habia ofrecido a la hermana deslo rey de Inglaterra , cuando se concertó su matrimonio con el rey don Alonso de Aragou su hermano. Cuanto al matrimonio de doña Blanca, y del segundo hijo del rey de Inglaterra , decia el rey que lo tenia por bien; pero como leoia su nieta su estado en Castilla, no seria razón que entendiese en casarla , sin sabiduría y consentimiento del rey de Castilla, y de sus tios y parientes, y ofrecía de tratarlo porque viniese á conclusión. Mas ninguno destos matrimonios se efectuó por algunos impedimentos que sucedieron , y también porque dentro de breves dias sobrevino la muerte del rey de Aragón. Por el mismo tiempo , porque el rey don Alonso de Castilla trataba de casar con la infanta doña María , hija del rey don Alonso de Portugal , y dejar la hija de don Juan Manuel , nieta del rey de Aragón , con quien se había desposado, y aun velado públicamente en cortes, como se ha referido , y se llamaba reina de Castilla , por divertirle do aquel casamiento de Portugal, se trató que casase con la infanta doña Violante, hija del rey de Aragón , y doña Blanca , hija del infante don Pedro, con don Juan, hijo del infante don Juan , que era señor do Vizcaya. Este casamiento de doña Blanca se procuró por el rey de Aragón su abuelo, sin orden y voluntad del rey de Castilla, ni de Garcilaso de la Vega , su merino mayor en Castilla , y su canciller , por quien se gobernaban todas las cosas del estado : y vino por esta causa a la villa de Calatayud, á donde estaba la infanta doña María , un caballero vasallo y alférez de don Juan, que se decía Lope Díaz de Hojas, y en aquella villa don Couzalo García en nombre del rey y la infauta , y Lope Díaz de Rojas, se concertaron y juramentaron de dará doña Blanca por mujer á don Juan dentro de lies años, quedando con la infanta su madre , hasta que tuviese diez años cumplidos, y entonces se había de entregar a doña María madre de don Juan, para que la tuviese en su poder, hasta que fuese de doce años, y se consumase el matrimonio. Dic'ronse en rehenes por la infanta a Lope Díaz de Rojas en nombre de don Juan, para en seguridad desto, la Peña y la villa de Viana, que las teína por la infanla un escudero de su casa que se decia Romeo de Montorues, y los castillos y villas de Belamazan y Peñaranda: y en nombre de don Juan se pusieron en rehenes los castillos de Vaena, Luque y Cueros. Desto recibió el rey de Castilla grande descontentamiento , entendiendo que no convenia á su servicio , que dos tan grandes estados se juntasen , teniendo doña Blanca el suyo en la frontera de Aragón: y tuvo el rey de Aragón sospecha que Garcilaso lo estorbaba , é indignaba mas al rey do Castilla , poique estaba él apoderado de todas las fuerzas y villas que habían de ser de doña Blanca, y fueron del infante don Pedro su padre, y las había de restituir , efectuándose el matrimonio. Como esto so publicó por el mes de junio deste año, habiendo el rey de Castilla de ir para la frontera de los moros, porque le hacían gran daño por ella, se vino á Roa, y temiendo no se intentase alguna novedad para apoderarse de las villas que estaban en poder de algunos caballeros, criados de la infanta doña María, el rey mandó ir á Calatayud & don Juan Jiménez de Urrea, y á percibir los consejos de aquella comarca , poi que el rey de Castilla se abstuviese de hacer alguna novedad , y con esto se sosegó lodo. Mas el papa no quiso otorgar la dispensación por haberse antes tratado el matrimonio de doña Blanca con el infante don Pedro, hijo del rey don Alonso de Portugal, en el cual se había ya dispensado, y remitióse á que se hubiese el consentimiento del infante dou Pedro, y del rey de Por

tugal su padre, porque antes desto era ido por esla causa á Barcelona, Lope Fernuudez Pacheco, embajador del rey de Portugal. Mas no embargante esto, se envió después de Barcelona por el matrimonio de doña Blanca y de don Juan , señor de Vizcaya, a Castilla á once del mes de enero del año del nacimiento de nuestro Señor de mil y trescientos y veinte y siete, don Gonzalo García: y porque se efectuase, don Juan envió un secretario suyo, llamado Alvar Yañez: y concertóse mediante juramento de don Juan: y el rey envió á decir al rey de Portugal, que pues en aquello se había puesto dilación, pareció que estaba mejor asa nieta, que casase con don Juan, señor de Vizcaya: y q« así se había concertado con él, y se hizo juramento,) se dieron rehenes de castillos, y entonces Lope Fernandez dijo, que el rey de Portugal se apartaría de aquel negocio, y sobre ello envió el rey de Aragón á Portugal á don Jimeoo doTobia sobrejunteio de Zaragoza , para que el rey de Portugal escribiese al papa, y el infantesu hijo, para que concediese la dispeo»cion del matrimonio de doña Blanca y de don Juan, y se requiriese en nombre de ambos reyes al rey de Castilla , que ratificase las condiciones de las paces, que se capitularon entre ellos y el rey don Femaná» su padre, y el infante don Juan: y entóueeseAiodo el rey de Portugal en Estremoz ó veinte y dos del n« de diciembre pasado, don Jimenode Tobía, que I* enviado por esta causa , hizo pleito homenaje al 'tí de Portugal, en nombro del rey de Aragón, que guardaría la concordia que entre ellos se había tratado, loé enviado por el mismo tiempo á Castilla un caballero que se decia Galacian deTarba , para tratar matrimonio éntrela infanta doña Leonor, hermana del rey de Castilla , que fué esposa del infante don Jaime, que renunció a la sucesión del reino, y el infante don Pedro conde de Ribagoiza y de Ampurias: y sobren» escribió el rey al infante don Felipe, hijo del rey da Sancho, y á don Juau Manuel, adelantado mayor k las fronteras de la Andalucía , y del reino de Muren. y á Alvar Nuñez deOsorio, y á Garcilaso, queenn principales en el consejo del rey de Castilla, peronioguno destos casamientos hubo efecto. Tratábase también de casar á la infanta doña Violante, hija del rey do Aragón , con Carlos de Ebreus , hermano de Feiit» conde de Ebreus, que eran primos hermanos del rey de Francia, hijos de Luis de Francia , que fué herra»no de padre del rey Fdipo: y era este Carlos de Ebrttf hermano de la reina de Francia , con quien estar» <" este tiempo casado el rey Carlos, y era ido para tntar desto á Francia un caballero de la casa del rey* Aragón , qne se llamaba Ramón de Melan: perowcordóse primero de casar al infante don Ramoo ► renguer , h quien el rey había hecho merced del se* río de las montanos de Prades, con titulo decow»»1 y de la baronía de Enlcnza , con doña Blanca bija* Filipo principe de Taranto, y de su primera mupque fué hija y heredera del despoto de Romanía, y' la infanta doña Violante, hermana del infante donlumon Berenguer, con Filipo despolo hijo del niM10 principe de Taranto , que eran hermano y bermaw. con hermano y hermana; y estos dos matrimonios rf concluyeron.

Cap. LXXUI.—Pe las novedades que hubo en Castilla, porque trató el rey don Alonso de dejar a la reina doña Cosían 30 , nieta del rey de Aragón , con quien estaba desposado por casar con la infanta doña Alaria, hija del rey don Alonso de Portugal. Después de la muerte de los infantes dun Pedro y don Juan, que murieron en la vega de Granada, como dicho es, hubo en los reinos de Castilla grandes diferencias y guerras sobre la tutela del rey, y por el goliierno de la tierra, que cada cual de ios tutores pretendía tenerla á su carpo: y hubo grande competencia entre el infante don Felipe, tio del rey don Alonso, y don Juan hijo del infante don Manuel, y don Juan señor do Vizcaya, hijo del infante don Juan, que eran los mas cercanos en parentesco de la casa real. Padeció aquel reino por esta causa hartos trabajos y males, y pensando remediarlo la reina doña María, y los ricos hombres y procuradores de las ciudades y villas del reino, nombraron en. cortes en Valladolid a estos señores por tutores, y se les encargó el regimiento: roas por esto no cesaron las alteraciones y escándalos , antes iban en aumento', con grande estrago de los pueblos: señaladamente porque no pasaron muchos días , que murió la reina doña Marta, abuela del rey don Alonso, que fué una de las mas excelentes y valerosas reinas que hubo en Castilla. Por su muerte cada cual dcstos tutores atendía sin respeto á apoderarse de la mayor parte del reino. Duró esto hasta que el rey salió del gobierno de los tutores , siendo de edad de catorce años : y de elli adelante so gobernó en todo por consejo de dos caballeros muy principales de su casa, que eran el uno castellano que se decia Garcilaso de la Vega, y el otro del reino de León, llamado Alvar Nuñez de Osorio, y don Juan Manuel y don Juan señor de Vizcaya, se salieron de la corte muy descontentos: y cada uno pensaba que era poderoso para revolver el reino, por ser aun vivo en este tiempo don Alonso, hijo del infante don Fernando que estaba en Francia y le Samaban Alonso de España , y casó con una señora de aquel reino que se llamó Mofalda: y cuanto yo conjeturo , fué de la casa de los vizcondes de Narbona, y con ella hubo el señorío de Lunel, y no dejó de haber gran recelo que intentaba donjuán, hijo del infante don Juan, ser rey de León como lo pretendió su padre. Porque estos dos señores que eran muy grandes en Castilla, no se confederasen é intentasen nuevas cosas, fué aconsejado el rey don Alonso que casase con doña Costanza, hija de don Juan Manuel y de Jambóla doña Costanza, que fué hija del rey don Jaime, y que prometiese á su padre de darle la mayor parte en los oficios y en el consejo y gobierno del reino : y el matrimonio se concertó dando el rey en rehenes a don Jnan, los castillos y el alcázar de Cuenca y los castillos de Hucte y Lorca , para que los tuviese en su poder basta que hubiesen hijos : y las bolas se celebraron , aunque el rey según en la historia le Castilla se refiere, no tuvo parte con ella por ser le poca edad , 6 hizo entonces merced el rey á don luán Manuel del adelantamiento de las fronteras de ■us reinos: y con esto don Juan se partió para la rontera y venció en una batalla á Ozmin. Como don luán señor de Vizcaya, se vido por esto camino Mirlado, y que don Juan Manuel se concertó tan á •u honra con el rey de Castilla, aunque él era muy wderoso, porque sucedió en el estado del infaute don

TOSIÓ iv.

Juan su padre, y por parte de la madre en el señorío de Vizcaya y en muchas otras villas que fueron del conde don Lope Díaz de Haro su abuelo, para poder mas ofender al rey de Castilla, ó dar A conocer que le podia deservir , procuró de casar como dicho es, con doña Blanca , hija del infante don Pedro que estaba en Aragón con la infanta doña María su madre : que era heredera de grande estado, y de muchas villas y castillos y lugares muy fuertes. Tratando don Juan señor de Vizcaya, todoesto, según se dio á entender al rey de Castilla en su deservicio y desheredamiento, llegó Jimeno Tobía á Segovia, donde estaba el rey de Castilla por el mes do enero deste año, y en nombre del rey de Aragón le requirió que confirmase y ratificase la paz que se había jurado por él y el rey don Fernando su padre, y por el rey don Dionis y por el infante don Juan y por sus sucesores. Mas el teyde Castilla se escusó con decir que se iba de camino para la frontera, y uo estaban con él don Juan hijo del infante don Manuel, y otros ricos hombres y caballeros que eran de su consejo con quien había de tomar acuerdo sobre esto, y que no dejaría de hacer todo aquello que conviniese para acrecentar la amistad y deudo que habia entre ellos. Lo que de allí se siguió fué que el rey de Castilla estando en la villa de Toro mandó llamar á don Juau señor de Vizcaya, que fuese á su corte : y pensando que iba seguro , fué muerto en palacio á donde había ido, siendo convidado por el rey á comer : y quitando un competidor tan principal del medio, Alvar Nuñez de Osorio trabajó que el rey don Alonso dejase íi la reina doña Costanza bija de don Juan Manuel con quien se habia casado, y casase con la infanta doña Marta hija del rey don Alonso de Portugal. También murió por este tiempo el infante don Felipe tio del rey don Alonso, y Alvar Nuñez de Osorio se apoderó del consejo y estado del rey, y doña Costanza , hija de don Juan Manuel, se puso con buena guarda en Toro porque no la sacasesu padre: y el matrimoniode la infanta doña María hija del rey de Portugal se concertó: y estando el rey en Barcelona a diez y ocho de octubre de esle año, llegó á su corte un caballero de casa del rey de Portugal llamado Lorenzo Gómez de Abreu, y en virtud de una carta de creencia que llevaba dijo al rey, que se habia hablado y tratado con el rey de Portugal, de matrimonio del rey de Castilla con la infanta doña María su bija , porque el rey de Castilla no entendía por ninguna manera consentir en el matrimonio que se habia concertado entre el rey y doña Costanza , y dijo de parte del rey de Portugal diversas razoucs , quo inducían a que el rey de Aragón lo tuviese por bien: diciendo que el rey su señor en aquello no entendía de hacer cosa que fuese en deshonor ó mengua del rey de Aragón , antes determinaba de hacerlo con su voluntad y consejo. A esta embajada respondió el rey, queentendiaque el rey de Portugal su sobrino era tan sabio y tenia tan buen consejo que según la naturaleza del hecho y su condición, juzgaría que ni podia ni debía recibir desle trato ningún contentamiento: porque conocía cuan grande ofensa se Inicia íi Dios, y cuanta afrenta recibía la rein¡i doña Costanza su nieta y él y sus hijos: y según el deudo y vinculo que había cutre la corona de Aragón y la de Portugal, también le cabria desta afrenta buena parte. Mayormente que de tal negocio como este no podia dejar de hacer grande escándalo, y no debía el rey de Portugaj por lo que pensaba ganar

64

« AnteriorContinuar »