Imágenes de página
PDF

el rey don Fernando era menor de catorce años, y estaba constituido debajo del gobierno de tutor, y era en coyuntura que tuvo en punto de perder el reino, por la guerra que el rey de Portugal y otros le hacían que le tenían desafiado, y se iban apoderando de gran parte de sus reinos. Decían asimismo, que los castillos y villas de Sabugal, Alfayates, Castelrodrigo, ViUamayor.Castelbueno, Almeida, Caslelmellor y Montarte, y otros lugares que estaban en Riba de Coa, y los castillos y villas de 01 ivenza, Campo Mayor, San Felices de los Gallegos, y üguela, que por otro nombre llamaban Niguela, que esta junto de Campo Mayor, eran del señorío del rey de Castilla y León , y continuamente los habían poseído ios reyes sus predecesores por mas de cien años , y poseyéndose en su tiempo los babia ocupado el rey don Dionis, y pedían que los mandase restituir con las rentas que había llevado. Los procuradores del rey don Dionis, á esta demanda respondieron, que aquellas villas de Mora y Serpa con sus términos y jurisdicción, eran de la conquista y señorío del reino de Portugal, y fueron adquiridos y ganados de los moros por los reyes predecesores del rey don Dionis, y los habían poseído pacificamente, hasta que don Alonso rey de Castilla las hubo del rey de Portugal, y ocupó violentamente, porque entonces el rey de Portugal no poseía el reino pacificamente, ni era obedecido de todos sus naturales, por causa del rey don Sancho, que se había salido do la tierra, y por esta causa estaba aquel reino en gran turbación. Que entendida la justicia que el rey de Portugal tenia, el infante don Enrique siendo tutor del rey don Fernando, á cuyo cargo estaba el gobierno de sus reinos, mandó restituir con consejo y consentimiento de los ricos hombres del reino. Cuanto á lo de Sabugal, y á las otras villas de Riba de Coa, también se decía por parte del rey de Portugal, que aunque se poseyeron mucho tiempo por los reyes deCastilla, eran déla conquista del rey de Portugal, y las hubieron los castellanos violentamente, y que estaban dentro de los limites de aquel reino, y por ellos hubo en los tiempos antiguos grandes guerras entre los reinos de Portugal y León, y después que fueron los reyes unidos hubo la misma diferencia con los reinos de Castilla y León. Que postrerameóte entre don Sancho rey de Castilla, y don Dionis rey de Portugal hubo grande contienda sobre lor términos del reino de Portugal, los cuales se ocupaban por los castellanos en los confines del reino de Galicia y del reino de León , y contra toda razón los reyes de Castilla se usurpaban las villas y castillos de Valencia, Herrera, Esparragal y Aya monte, que los reyes de Portugal tenían por de su conquista, y del señorío de su reino, y durando esta contienda hasta el tiempo deste rey don Fernando, cuando se concordó entre ellos la paz y el matrimonio con la reina doña Costanza, vinieron á concertarse, que el rey de Portugal tuviese ¿ Sabugal, Castelrodrigo y Alfayates, con los otros lugares y términos, que están en Riba de Coa, y por ellos se dejasen al rey de Custilla , Valencia , Herrera, Esparragal y Ayamonte, y el rey de Portugal le cedió todo el derecho que pretendía tener en aquellas villas, y en tierra de Aliste, por la cual había grande contienda. También se pretendía por parte del rey de Portugal, que los castillos de Aroche y Aracena eran de su conquista, y que fueron por los reyes sus predecesores ganados de los moros, y poseyéndolos pacificamente el rey don Alonso padre del rey don Dionis, el rey don Alonso

TOMO 1T.

de Castilla los ocupó por fuerza , y después este rey don Fernando su nieto había prometido de restituirlos al rey don Dionis, ó darle otras villas en cambio en los confines del reino de Portugal, y así se hizo que se dieron Olivenza , Uguela y Campomayor, y San Felices délos Gallegos, y entonces renunció el rey don Dionis el derecho que pretendía on Aroche y Aracena. Después el rey informando de las razones que se alegaban por parte de ambos reyes, procuraba , que el rey de Castilla ratificase las concordias que se habían asentado en su menor edad , pues se hizo con grande acuerdo y por bien de paz, y a su parecer no era muy honesta la demanda que el rey de Castilla intentaba, y a esto se inclinó, considerando, quo siendo la diferencia entre suegro ó yerno, parecía cosa fácil de concordarlos, pues se debían tratar como padre ó hijo. Mayormente que era cosa sabida, que al tiempo que el rey don Alonso de Portugal padre deste rey don Dionis en vida del rey don Sancho su hermano, movió guerra contra el rey Aben Maso, señor de la tierra delAlgarbe, que era de la conquista de Portugal y se estendia hasta las riberas de Guadiana , habiéndole ganado algunas villas, le cercó en un castillo y no pudiendo defenderse del, se vino á Castilla , para el rey don Alonso, que era entonces infante, y concertóse con él de dejarle el derecho de aquel reino, y sabiendo el rey don Alonso esto, que el infante se entremetía en lo que era de su conquista , envióse á quejar al rey don Fernando su padre, que le quería po-. ner embarazoen la guerra que hacia contra los moros, y en lo que era de la conquista de su reino, porque no pudiese haber elAlgarbe, y que se aparejaba de defender á Aben Maso, contra él y contra el mandamiento de su padre, se concertó con el moro y dióle la villa de Niebla en que viniese, y ól le renunció su derecho en el reiuo del Algarbe. Después desto el rey don Alonso de Portugal, por concertarse con el rey don Alonso de Castilla se casó con su hija doña Beatriz y concordáronse , que si hubiese hijo, en siendo de edad de siete años, le restituiría las villas do Serpa , Mora , Aroche y Aracena , y el reino del Algarbe. y sucedió, que siendo don Dionis su nieto de aquella edad le mandó restituir el reino del Algarbe, y se quedó con aquellas villas, aunque siempre decía, que las restituiría, lo cual nunca se hizo hasta el tiempo del rey don Fernando su nieto. No he hallado lo que el rey determinó sobre este negocio, y creo, que quedó indeciso por entonces, porque el rey de Castilla vivió pocos días. Habíase antes desto concertado matrimonio entre la infanta doña Violante, hija del rey de Aragón en la casa de Portugal, y pedia el rey don Dionis, que se le enviase luego, pero el rey de Aragón sobreseyó en ello, y se partió para la ciudad de Barcelona, adonde llegó en fin del mes de marzo deste año, porque el rey don Sancho de Mallorca, que había entonces sucedido en aquel reino por la muerte del rey don Jaime su padre, venia íi su corta por el reconocimiento que debía prestar, por razón, del feudo deaqual reino y de los condados de Rosellon. y Cerdania. Falleció el rey don Jaime de Mallorca, según parece en memorias de aquellos tiempos, víspera de la fiesta de Pentecostés de) año de mil trescientos doce.

[ocr errors]

Cap, XCV1II. —Que el valle de Aran se restituyó al rey por el rey de Francia y del reconocimiento que el rey don Sancho de Mallorca hizo al rey de Aragón. Todavía duraba la diferencia que habia entre el rey de Francia y el rey de Aragón sobre el Val de Aran, por la restitución que se pretendía hiciesen los tranceses,quele habían ocupado con la peña y castillo de Piuzano, queestaba en poder del rey de Francia, y por la concordia y tratado de la paz se había de determinar, y estaba el Valle ensecuestro, en poder del rey de Mallorca, y el rey Filipo habia de nombrar personas , para que con los comisarios del rey de Aragón, se hallasen juntos en el vallo y recibiesen sus informaciones, y Pedro Ramón de Rabastan senescal de Bigorra vino al castillo de Pinzano, para que con la persona que el rey de Aragón nombrase, recibiesen la información de aragoneses y navarros, y pareciendo, que fué ocupado aquel valle por gentes del rey de Francia en la guerra pasada, se restituyese. Envió el rey por su parte á Juan Garcesde Alagon, y habíanse de hallar a cierto día juntos, y compareció ante los comisarios como procurador del rey de Aragón, Juan Pérez de Arbe merino de Jaca y Ejea, y sus comisarios eran Berenguer de Argües arcediano de Urgel y Pedro de Aspes de Lérida. Éstos con otros dos nombrados por la otra parte habían de determinar el negocio, y no siendo conformes en que la restitución se hiciese, habían de ir con la información por ellos recibida al cardenal Tusculano, el cual oida la información y los votos délos cuatro comisarios, como tercero lo habia dedeterminar, y su sentencia se habia de tener por rata y lirme, y el rey de Mallorca como seerestador, á requerimiento del cardenal habia de hacer la ejecución. Finalmente se declaró haber sido aquel valle ocupado en la guerra pasada , siendo del señorío del rey de Aragón, y el rey de Francia le mandó luego restituir con el castillo de I/ion , situado en el mismo valle, y dio sus letras, para que el rey don Sancho,que le tenia en secuestro, entregase la posesión, y el rey de Mallorca mandó 6 Pedro de Castell, que tenia por él el gobierno del valle, que lo entregase, y asi se hizo, reconociendo el rey de Aragón que debía al rey de Mallorca siete mil libras barcelonesas, que so habían gastado en su guarda. Hecho esto, los síndicos y procuradores del valle comparecieron ante el rey, y le prestaron el juramento de fidelidad y homenaje como subditos y vasallos de su corona. Vino como dicho es, el rey don Sancho de Mallorca á la corte del rey de Aragón, que estaba en la ciudad de Barcelona , porque era obligado al principio de su reinado linter el reconocimiento y homenaje por su reino y estados, que los tenia en feudo, y ust un domingo, que fué en la octava de la Visitación, 6 nueve del mes de julio del año mil trescientos doce, estando en el palacio real, y siendo presentes Armengol conde de Urgel, don Rnmon Folch vizconde de Cardona, Filipo de SaluceSi don Ot de Moneada , don Bernardo de Cabrera , don Jimeno Cornel, don Bercuguer señor de Anglesola, Arnaldo de Corzavi , Pedro de Fenollet, Guillen de Canet, Dalmao de Castelnou , Guillen de Eril, Asberto do Mediona, Bernardo de Fonollar, Dalmao de Crexel, Galceran deCurt, GonzaloGarcfa , Pedrode Boil, Guillen de Vergua, ratificó el rey don Sancho la concordia que se tomó entre el rey don Jaime su padre y el rey don Pedro, sobre el señorío del reino de Mallorca i y de las islas adyacentes, y sobre los condados de Rosellon, Ccrdania, Confíente, Valespir y Colibre, y so

bre el señorío de la villa de Mompeller, con los castillosy villas de aquella baronía, la cual habia sido confirmada porel mismo rey don Jaimede Mallorca al rey don Jaimede Aragón, después de la concordia qiw se asentó con el rey Carlos. Reconoció tenerlo en feudo de la misma manera que el rey su padre lo habia reconocido al rey don Pedro su hermano, y después al rey don Jaime , é hízole el homenaje, según costumbre <ie España. .■. .;■

Cap. XCIX. — De la determinación que se tomoen el concilio de Y una , que se deshiciese la orden de los templarios.

Prosiguiéndose el concilio general en Viena , desde la primera sesión que en él se tuvo el año pasado, como dicho es , en el martes de la semana santa , que loé .1 veinte y dos de marzo deste año , el papa mandó congregar anto sí privado consistorio , y estando con los cardenales muchos prelados , en su presencia casó y anuló ia orden de los templarios , por los nefandos errores y delitos en que estaban contaminados los caballeros y religiosos della , aboliendo su estado , habito y nombre , y con su sanción la reprobó y deshizo, prohibiendo que de allí adelante ninguno profesase aquella orden, ,ni trújese el hábito delta, ni se nombrase templario. Esto, segunun autor de aquellos tiempos escribe, se hizo procediendo mas por vía de provisión, que de condenación , reservando lo que se debía hacer de las personas y bienes á la determinación suya y de la Iglesia. Hecha esta declaración, después á diez del mes de abril siguiente se celebró la segunda sesión, y estando presentes en ella , el rey de Francia y Carlos de Valois su hermano , y sus tres hijos , que eran Lois rey de Navarra, y Filipo y Carlos, se publicó por el papa ante todo el concilio la casación que habia hecho de aquella urden, y así fué entonces deshecha , aprobándolo el concilio, á cabo de ciento y ochenta y coatro años que habían profesado los caballeros della, aquella caballería contra los infieles , en aumento do nuestra lé, y habia sido grandemente acrecentada y favorecida por los pontífices pasados. Después desío, a seis días del mes de mayo , se tuvo la tercera y ultima sesión , y se disolvió el concilio , y considerando el papa , que los caballeros del Hospital de San Juan de Jerusalen con grande hervor proseguían siempre la guerra por la conquista de la Tierra Santa , y se aventuraban á todo trabajo y peligro; después de haber deliberado y consoltado con el colegio de cardenales y coa los patriarcas, arzobispos y obispos y otros prelados que asistían al concilio , y con las príncipes que allí se hallaron, determinó, que las rentas y bienes délos templarios y de aquella orden se aplicasen con ciertas condiciones á la orden del Hospital de San Juan de Jerusalen en toda la cristiandad, para que los poseyesen los caballeros de aquella orden, como los templarios los habían tenido, exceptuando los reinos de Portugal, Castilla , Aragón y Mallorca, porque los embajadores destos príncipes habían informado que estaban obligados á la defensa de las fronteras de los infieles, y por esta causa reservó la determinación delloá la disposición de la sede apostólica. Cuanto á las personas de los templarios , se proveyó desta manera , que se remitía al juicio y disposición de los concilios provinciales en cada provincia, para que según la calidad desús personas y estados , se procediese contra ellos, reservando el conocimiento de algunos á la determinación déla sede apostólica, declarando, que los que fuesen

dados por libres de aquellos errores, mediante justicia, se sustentasen conforme a su estado , de los bienes qoe habían sido de aquella órdtn, y con los que habían confesado aquellos errores, según la calidad desús persouas, y teniendo consideración al modode la confesión , se moderase el rigor del derecho y so usase de mucha misericordia. Con' los que fuesen impenitentes y relapsos, se mandaba hacer justicia, y que se guardasen-las censuras canónicas, y cuanto á aquellos, que siendo puestos á cuestión de tormento, negasen que no eran participes de aquellos delitos, se usase de equidad y los recluyesen por las casas, que habían sido del Temple, ó en otros monasterios a expensa de los bienes de aquella misma orden, con que no estuviesen jontos. Las personas, contra quien no se habia aun inquirido, ■y que no estaban debajo de la potestad de la Iglesia, y los que eran fugitivos, fueron citados en el concilio general Con edicto público precisa y perentoriamente, para que dentro de un año compareciesen personalmeato delante de sus diocesanos, para estar á su examen y censura, y fué declarado, que los que no pareciesen dentro del año, incurriesen en penado excomunión y si perseverasen con ánimo pertinaz en ella por un año, desde entonces fuesen condenados por herejes. Desla manera so deshizo del todo aquella orden, por grande culpa de los que la gobernaban , que se dieron A sus regalos y vicios profanisimamente con grande abominación y torpeza , habiendo sido instituido para sustentar los trabajos y peligros de la guerra , y ser el tuerte de la Tierra Santa contra los infieles, y esto pereció ser muy necesario, para mayor escarmiento y ejemplo de toda la cristiandad , porque las otras -órdenes , que seguían la misma milicia contra los iñudes. perseverasen en su profesión , sin apartarse de Ja verdadera institución de sus religiones.

Cap. C.—De la guerra que se rompió entre el rey Huberto y el rey don Fadrique.

Como la guerra se fué encendiendo en Lombarda y Toscana, y el rey Roberto se oponía principalmente para resistir al emperador Enrico, porque publicamente afirmaba que era su vasallo y del imperio, y toda Italia se ponía en armas, el rey d»n Fadríque teniendo grande desgrado del rey Roberto, se confederó en muy estrecha amistad con el emperador. y antes desto el rey Roberto babia ofrecido grande socorro al rey de Araron, para la empresa de Cerdeu»y. Córcega, y después seescusaba de darle, diciendo que convenía que le asegurasen primero que el rey don Fadríque no le babia de quebrar la paz, y tratóse que dejasen sus diferencias en poder del rey de Aragón. Era ido, como dicho es, por tratar entre ambos reyes de asegurarlos al uno del otro, por mandado del rey, Arnaldo de Vilanova, y mnrió el año pasado de mil trescientos once volviendo á la corte del papa. Por su muerte envió el rey á Ñapóles y Sicilia, a Gonzalo Ezquerrer que era de su consejo, para que tratase con ambos reyes, y entonces ofreció el rey Roberto de ayudar para la conquista de Cerdeña con cuarenta galeras sin ballesteros, y las señorías de Florencia y Luoa y otras tierras de Toscana solicitaban ó don Gilabert de Centellas, para que persuadiese al rey que pasase este verano, y ofrecíanle grande i socorro do gente y dineros. Mas eh rey respondió á don Gilabert, qoe siempre que el rey Roberto lo enviaso las galeras y aquellas ciudades de Toscana contribuyesen en lo que

prometían, pasarla sin ninguna dilación y daría las rehenes que le pedían. Para mas prendar en este negocio al rey, se movió por el rey Roberto de casarle con Clemencia su sobrina, hermana de Carlos hijo de Martelo rey deUngrla, que habia sido coronado el año pasado por un cardenal que envió el papa legado, y esta princesa estaba en Napolescon su tio. Venia el rey en este casamiento socorriéndole el rey Roberto para la conquista de Cerdeña, con veinte galeras por cuatro meses, 6 con diez si le prestase diez mil onzas, y dándole otras tantas en dote , aunque mas se pedia esto porque estando el rey embarazado en su guerra, el rey Roberto no intentase alguna novedad contra su hermano, y el rey Roberto quería primero asegurarseque el rey don Fadrique no le rompiese la guerra. Después desto entendiendo el rey, que su hermano el rey don Fadrique andaba en rompimiento con el roy Roberto, y estaban ambos muy desdeñados y discordes, y el rey don Fadrique se confederaba en muy grande amistad con el emperador Enrico y daba favor á sus aliados, consideramio cuanto daño se le podía seguir si la guerra se rompiese entre ellos , y que para la empresa de Cerdeña no so podía ofrecer mayor estorbo , por el mes de junio pasado habia enviado a Sicilia á Beltran de Canellasi para que de su parte le advirtiese, que por ninguna via se enemistase con el papa ni con la Iglesia, y cumpliese lo que leamonestaba por sus rescriptos apostólicos, y no se quebrantase la paz que tenian , por-, que no seria honra suya ni de su linaje, y considerase que semejantes empresas como aquellas a las veces lenian ancha la entrada y muy estrecha la salida. Pedia también para tener prendadoá su hermano, que en aquella ocasión no emprendiese de hacer pitorra en Calabria, que con su armada le ayudase para la conquista de Cerdeña, y sobre ello era ido á Sicilia Berenguer de Sarria , porque el rey Roberto le habia ofrecido buena ayuda de paleras de armada y de cmpréstido. mas las sospechas que entre si tenian. oran de grande embarazo para aquel negocio, y pedia el rey muy encarecidamente a su hermano, que diese orden que en su nombre pudiese Beltran de Canellas asegurar al rey Roberto para que estuviese sin recelo, que no se lo quebrantaría la paz según se liahia ordenado por la Iglesia , porque en solo hacer esto le ayudaba mucho y aseguraba a si mismo de grnuie daño y peligro, y prometía que el rey Roberto daría otra tal seguridad. Mas el rey don Fadrique se escusó con decir, que él no iba contra la paz que habla asentado con el rey Roberto por medio de la Iglesia , por ayudar al emperador en su justioia aunque en ello le ofendiese, y no pasó mucho que la guerra se rompió entre aquellos principes, y por esta causa el rey de Aragón hubo de sobreseer en lo de su conquiste. Estaba de tal manera encendida la guerra en toda I/>mbardla y Toscana , y en la Romanía por la entrada del emperador, que no solamente peleaban unas ciudades y pueblos contra otros, pero eran perseguidos y guerreados de sus mismos ciudadanos y vecinos que estaban desterrados, según prevalecíanlos bandos, y en esta coyuntura eran muy superiores los del bando gibelino por la presencia del emperador y por su pujanza. Habíanle recibido los genoveses por señor en todo su estado, que en aquelitiempo estaba en grande aumento por mar y por tierra, y confederó las parles que estaban discordes, que eran Espinólas y los dfl linaje de Oria, y por el mes de marzo doste ano entró con grande triunfo en la ciudad de Pisa. Seguíanle muchos principes y señores tudescos, italianos, lombardos y toscanos, y deliberando de pasar adelante para recibir la corona del Imperio en Roma, el rey Roberto por recuesta de los U reinos, envió a Juan conde deQravina y señor del honor del monte de Santangelo, su hermano <i Roma, con seiscientos hombres de armas, aragoneses y catalanes, y del reino, y los florentines, Inqucses y seneses enviaron la gente que tenían de guerra con el mariscal del rey Roberto, para que se juntase con el conde su hermano é impidiesen con todas sus fuerzas la coronación. Este mariscal, según Vilano dice, era catalán, y aunque en su historia no se nombra y casi siempre llamaban antiguamente catalanes á los destos reinos aunque fuesen aragoneses, otro autof escribe que era conde de Luna, y puesto que en aquel tiempo ninguno deste linaje tenia titulo de conde y fué el primero 6 quien se dio don Lope de Luna en tiempo del rey don Pedro el cuarto, creo que debió sereste mariscal de la caía y linaje de Luna, y que allí se tedió estadoy titulo deconde por el rey Roberto. El conde de Gravina con esla gente se apoderó del Capitolio, y déla mole de Adriano, que sedijo el castillo de San Angelo, y del palacio de San Pedro, y loscoloneses que seguían la parle del emperador, se hicieron fuertes en Santa María la Mayor, y en San Juan deLetran y en el Coliseo, y en Santa María la Redonda, y en otras iglesias y palacios, y estando en este conflicto, defendiendo la entrada de la Iglesia de San Pedro, porque no se hiciese la coronación en ella, peleando y combatiendo cada dia los uñosa los otros, y estando aquella ciudad , como si fuera entrada por enemigos, se determinó por el papa , que la coronación se hiciese en la busilica de San Pedro , y que sus legados asistiesen á ella , y dló comisión A Arnaldo obispo de Santa Sabina , legado de la sede apostólica, y á Nicolao obispo de Moslia. y a Lucas Diácono cardenal en la Via Lata , que fueron nombrados legados para lo de la coronación , para que requiriesen en su nombre al conde de Gravina, y a la parte güelfa, que se habia opuesto 6 impedir la unción y coronación del rey de romanos, que no le impidiesen la entrada en la Iglesia de San Pedro , para que pudiese, conforme á la comisión del papa , recibir la corona del imperio, ó se le diese en otra parte. Por esta dificultad, y por la resistencia que á esto se hacia por la gente del rey Roberto, se deliberó por el papa , con acuerdo y parecer del colegio, qoe no pudiéndose coronar el rey de romanos en la basílica de San Pedro, podía el papa señalar otro lugar; y el papa mandó á estos legados , que antes que procediesen a la Unción y coronación del rey de romanos, en nombre <'suyo y de la Iglesia, recibiesen del juramento, que no se haría guerra ó invasión alguna contra el reino de Sicilia , ó contra las tierras que están desta parte del Faro, que eran del patrimonio de la Iglesia, y no queriendo hacer este juramento, no procediesen á dar la corona del imperio, y si lo hiciese le coronasen ó en la basílica de San Pedro, ó en la de San Juan de Letra» , ó en otra iglesia de aquella ciudad, cual á ello5 pareciese. También, porque era costumbre que el mismo dia de la coronación los emperadores se sallan de la ciudad de Roma, proveyó el papa, que los legados en su nombre mandasen al emperador y al conde de Gravina, que con sus gentes se saliesen de Roma, y por sus jornadas de todas las tierras de la Iglesia, para sus estados, y para concordar estos principes, el papa cometió al legado y A los cardenales, que se tra

tase del matrimonio, que ya se habia platicado entre el hijo primogénito dei rey Roberto y la hija del rey de romanos. Mas aun que el emperador decía , que habido su acuerdo con los de su consejo te respondían, que no era obligado de hacer el juramento que el napa le mandaba , de no invadir el reino de Sicilia , ó las tierras desta parte del Faro, obedeció n sus mandamientos, y fué coronado en la iglesia de San Juan de Letran el'primero de agosto con asistencia de los legados, y hecho esto, se volvió para Tosca na. De aqut resultó proceder el emperador contra el rey Roberto, y declararle por enemigo del imperio, y pasar el rey don Fadriqueel año siguiente contra la provincia de Calabria, y fué nueva ocasión de les. guerras que se movieron entre estos principes que duraron mucho tiempo.

Caí. Cl.—De la embajada que el rey envió ai papa, tabre la unión que quería hacer de los bienes de la orden de los templarios á la del Hospital

Después que el rey don Sancho de Mallorca hizo el reconocimiento y homenaje ai rey por el reino de HaHorca , y se volvió á Rosellon, el rey se vino 6 Lérida a donde tuvo la fiesta de Santiago, y después se vino á Zaragoza, y porque el papa por la unión que haba hecho de los lugares y rentas de la orden de los templarios á la del Hospital de Jerusalen, y de la excepción en lo que tocaba á estos reinos, habia señalado término perentorio 6 los reyes de España . y les mandaba y requería , que enviasen sus mensajeros con Información de los causas y razones que alegaban , porqoe aquella unión no se debiese hacer , para que él determinase sobre ello, y por su pretensión no sesospendiese la determinación y orden que se debía dar en las rentas y bienes de sus reinos, el rey estando en Zaragoza 6 seis del mes de diciembre deste año, envió por su embajador al papa, á un caballero principal de su casa y consejo que era Vidal de Vilanova para que contradijese esta unión que se quería hacer , y para suplicar que el papn tuviese por bien , que de los lugares y castillos que fueron de aquella orden , que estaban en sus reinos y tierras, y ilesos bienes, se fundase é instituyese un convento y casa de orden de caballería , con hábito y regla según se habia pedido de su parte, y que fuese sujeta al monasterio de la Gran Selva, 6 de Fuentfrida , como lo era la orden de Calalrava. Pedia que se estableciese, que los caballeros desta nueva orden fuesen continuamente obligados á estar debajo de milicia contra los moros enemigos de la fé y de la iglesia occidental. pues para esto se habían dado aquellos lugares y rentas» la orden del Temple, por los reyes sus antecesores, y qoe la cabeza y lugar principal de la orden fuese Monlesa en el reino de Valencia, que era lugar estrañamente fuerto, y estaba como en frontera, y era de su corona , y el rey desde luego lo ofrecía y dedicaba par» esta tan santa empresa , porque allí se pusiese el convento , y quería , que como la orden de Calatrava traía en sus pendones y estandartes la cruz negra. y en las armas y escudos verde , los caballeros desta orden se diferenciasen y la trajesen en los pendones verde y eo los escudos negra. En caso que la unión se hiciese de los lugares y rentas con la del Hospital, pretendía el rey, que habia de retener por la seguridad de sus reinos, todas las fortalezas que estaban en los lugares que fueron de la orden del Temple , y aplicar de tos rentas de los mismos lugares lo que fuese neces»"0 para proveer 6 la guarda y defensa de las fuerzas}'

rastillos, que eran estos, Mamón, Miravete, Azcon, Chalamee , Puigreig, Celina, Barbara , Montornes, Cislellot, Villel, Alhambra , Cantavieja, Peñíscola, Ares , Cullar, Chivert y Orla , y que todos sus moradores y vecinos le hiciesen homenaje de fidelidad , y 6 sus sucesores. Mas por las dificultades que en esto >•■ proponían, puso eí papa mucho tiempo en resol» verse. '.-.;,■ . „-. , ■■■> ■ -i -i' ■■<■ ¡

C*f. Cll.—-Oe la muerte del rey don Fernando, y de las novedades que sucedieron en Castilla por la autoridad del rey don Alonso, que quedó muy niño.

Teniendoen este tiempo el infante don Pedro de Cas* tilla cercada la villa de Alcaudeteen la frontera del reino de Granada, partió el rey don Fernando para allá en su socorro, y estando sobre aquella villa, adoleció de una enfermedad tan grave, que le fué forzado volver é Jaén , y Alcaudete se entregó por los moros al infante a cuatro del mes de setiembre deste año de mil trescientos y doce. El rey murió dentro de tres días, en la vigilia de la fiesta de la natividad de nuestra Señora, después de haber negociado aquel día con el infante y con sus ricos hombres,y habiéndose echado a dormir, después de mediodía le hallaron muerto en la cama, sin que nadie le viese morir. Atribuyóse por el valgo esta muertes gran misterio y juicio de nuestro Señor, porque habiendo mandado matar en Marios dos caballeros hermanos, que se llamaban Pedro y Alonso de Carvajal, por sospecha que habían muerto a un caballero , saliendo de palacio , que se llamaba Juan Alonso de Benavides, siendo libres de le culpa, por qué los condenaban, emplazaron al rey, para que compareciese ante el juicio divino 6 dar cuenta de aquella injusticia dentro de i treinta clias.y u caso sucedió de manera , que el dia que se acababa el plazo, hallaron el rey muerto. El mismo dia el infante don Pedro tomó-el pendón real, y llevólo por la ciudad de Jaén, apellidando Castilla por el infante don Alonso, hijo del rey, que no tenia aun trece meses cumplidos, alzandolo por rey, según la costumbre deaquel reino. Estaba el infante en aquella sazón en la ciudad de < Avila, y tenia cargo de su crianza doña Vataza, hija de la infanta Lascara y nieta del emperador Teodoro Lascare, que fué hijo del emperador Calo Juan Vatazo, y el infante don Juan y don Juan Nnñez de Lara , que eran enemigos del infante don Pedro, temiendo no se apoderase de la persona del rey y de la tutela, procuraron que la reina doña María su abuela le tomasen su maJm> y tuviese el gobierno: don Juan Nuñez vino a la ciudad de Avila , para apoderarse de la persona del rey , pero doña Vataza trató con don Sancho Sánchez electo obispo de Avila , que lo guardase y defendiese en la iglesia de San Salvador, que era muy fuerte. Juntáronse allí los procuradores de los consejos de las ciudades y villas de Castilla y del reino de Toledo , y don Juan Nuñez trató, que hiciesen todos pleito homenaje , que no entregarían la persona del rey a ninguna de las reinas, ni a ningún infante, ni rico hombre del reino, hasta que se juntasen primero cortes y en ellas se nombrase la persona quedebia tener cargo del rey, y asi lo juraron todos los procuradores de las villas y lugares que allí se juntaron , é hicieron deilo pleito homenaje á Gonzalo García de Sandoval y a Rui Fernandez de Rojas, y porque las provincias de la villa de Madrid dijeron, que no tenían por segura la persona del rey, teniendo cargo della doña Vataza y estando en aquella ciudad los hijos de Lope Rodríguez

de Villalobos y de don Arlas con sus compañías, los mandaron salir, lo cual se procuró por instancia de don Juan Nuñez. Mas en este medio la reina doña Cos(anza, que se concertó con el infante don Pedro, por haber á su mano la persona del rey , se fueron á aquella ciudad, y el obispo no los quiso acoger, y los unos y los otros se concertaron que no se sacase de allí, hasta quo se acordase por corles quién le tuviese y fuese tutor, y luego se partió el reino en dos parcialidades, los unos querían que fuese tutor el infante don Pedro, y otros, que se diese la tutela á la reina doña María, por excluir della al infante, y seguían la parte del infante don Juan, don Juan Nuñez, el infante don Felipe, hermano del infante don Pedro,don Alonso y don Fernando. hijos del infante don Fernando. Del bando del infante don Pedro eran, don Alonso su tío, hermano de la reina doña María y don Tello su hijo, don Juan Alonso de llaro, señor de los Cameros , don Rodrigo Alvarez de Asturias y Fernán Ruiz de Saldaña y otros ricos hombres: y tenían todo el reino puesto en armas. Entretanto, el infante don Pedro, dejando proveídas las cosas de la guerra, y las fronteras dé la Andalucía, lo mejor que pudo, partióse para Valladolid , para entender en lo que tocaba a la tutela y gobierno del reino, y asegurar su partido contra el infante don Juan, que pretendía excluirle de la tutela y regimiento del reino y de la persona del rey. Lo primero que hizo , llegado a Valladolid en principio del mes de noviembre siguiente, fué con federarse con don Juan hijo del infante don Manuel, que era gran señor en aquellos reinos, y pretendía tener su parteen el regimiento y tutela del rey : y la confederación foé, que serian amigosde amigos y enemigos do sus enemigos, y se ayudarían a defender sus estados y valedores, y amigos, guardando el señorío del rey don Alonso su señor y de la reina doña María, y el servicio det rey de Aragón, y don Juan hizo pleito homenaje al infante, que le ayudaría con su persona y estado , porque fuese tutor, juntamente con la reina doña María, guardando les fueros y privilegios y las franquezas y libertades del reino. El infante don Pedro prometió é hizo pleito homenajea don Juan.qne le ayudaría con so persona y vasallos, para que tuviese en guarda por el rey don Alonso, los reinos de Toledo y Murcia, y los obispados de Cuenca y Sigüenza. exceptuando los lugares que el infante tenia en el obispado de Sigtienza y Medina Celin, y que tuviese en aquellas lierras el mismo poder que el infante tendría en la parle á donde fuese tutor. Ofrecieron de ayudar a don Juan, á defenderse en aquella gobernación que le señalaba el infante don Pedro, don García Maestre do Calatrava y don Fernán Rodríguez prior de la orden de San Juan en los reinos de Castilla y León, y estando las cosas en rompimiento, el infante don Pedro envió á suplicar ai rey de Aragón su suegro, que tuviese por bien de acercarse6 Calatayud, y viéronseen las octavas de la fiesta déla navidad de nuestro Señor , del año mil y trescientos y trece. Lo que allf pasó, fué informar el infante al rey, que él tenia mayor derecho que otro ninguno de Castilla , deser tutor del rey su sobrino, y mas razón de mirar por su persona, por el deudo que tenia con él, y por el bien y merced que había recibido de su padre, y para procurar su provecho y servicio y hi conservación del buen estado de sus reinos , y que en estose conformarían ambas reinas , y el infante don Felipe su hermano y don Juan Manuel y otros muchos ricos hombres de Castilla, y la mayor parte del reino

« AnteriorContinuar »