Imágenes de página
PDF

Caí. LXV1.—De las vistas que hubo entre los reyes de Aragón, Castilla y Portugal, en el lugar del Campillo, entre Agreda y Tarazona , y de las sentencias que se dieron sobre la pretensión del rey de Aragón, en lo que tocaba al reino de Murcia, y por la demanda de don Alonso , hijo del infante don Fernando, por la sucesión de los reinos de Castilla y León. Por este tiempo se continuaba el tratado déla paz con el rey de Castilla , por medio del infante don Juan su tío; y á nueve del mes de febrero deste año concertó el rey queso viesen porque elinfante lo habia mucho procurado, y por'esta causa se partió el rey de Valencia, para la villa de Calataynd, y viéronse por el mes de marzo, y entre otras cosas que CDtre ellos se trataron fué, que casase la infanta doña Isabel hermana del rey de Castilla con el duque de Calabria , pero esto no hubo efecto. Concertáronse de dejar las diferencias que el rey tenia con el rey de Castilla sobre el reino de Murcia , á juicio de ciertas personas, y lo que tocaba á la demanda de don Alonso y de don Fernando, hijos del infante don Fernando, por la sucesión de los reinos de Castilla , y para esto se concertó que se viesen los reyes de Castilla y Portugal con el rey de Aragón , entre Agreda y Tarazona , y el rey se fué con grande compañía de ricos hombres y de toda su corte en principio del mes de abril á Tarazona, y fueron con él don Alonso y don Fernando. Estaba mediado abril el rey don Fernando en Burgos, y para dar conclusión él á la paz por medio de las vistas, se determinó de hacer tregua entre el rey de Castilla de una parte, y el rey de Aragón y los hijos del infante don Fernando de la otra, y sus valedores y aliados, que la firmaron hasta el dia de nuestra Señora de agosto siguiente. Antes que los reyes se viesen, á veinte de abril deste año, estando el rey en Tarazona , de voluntad de don Alonso, qué se llamaba rey de Castilla, y estaba con él en aquella ciudad , comprometió en el rey don Dionis de Portugal y en el infante don Juan, y en don Jimeno de Luna obispo de Zaragoza , así como en arbitros y amigables componedores sobre todas las diferencias y guerras que tenia con el rey de Castilla, y prometió el rey don Fernando cumplir la sentencia que diesen , y para mayor firmeza, que se guardaría lo que determinasen, el rey de Aragón por sí puso en rehenes los castillos de Hariza, Verdejo, Somet, Borja y Malón, para que se tuviesen por los jueces, con condición, que si el rey de Aragón no aprobase la sentencia que diesen en concordia , se entregasen aquellos castillos al rey don Fernando, y babian de dar la sentencia hasta la fiesta de nuestra Señora de agosto. Alzó el rey el pleito homenaje y vasallaje a los alcaides de aquellos castillos, y juraron de tenerlos por los jueces, y eran estos Jitnen Sánchez de Ccrezuela por el castillo de Hariza, Garci Pérez de Peñagiula por el de Verdejo, Pero López deMoneba por el de Somet, Garci López de Roda por el de Borja, y por el de Malón Alaman de Gudar, y prometió el rey, que él no apremiaría á los alcaides ¿ que le entregasen aquellos castillos que ponia en rehenes. Por su parle otorgó el rey de Castilla en Roa, á veinte y ocho de abril otro tal compromiso, con las mismas condiciones que el rey de Aragón, y puso en rehenes los castillos de Alfaro, Cervera, Ocon, Santistevan, y Atienza, y veníase para Agreda con 'a reina doña Costanza su mujer, y con él venían don Juan hijo del infante don Manuel, y don Juan

Nuñez adelantado mayor de la frontera y otros ricos hombres. Por el mismo tiempo el infante don Enrique adoleció en Fuentidueña, de donde fué llevado á Roa, y allí murió, y no fué su muerte muy fuera de lo que convino para la buena conclusión de la concordia destos príncipes , porque su condición era procurar que estuviese siempre en necesidad. Don Diego López de Haro no se habia reducido aun al servicio del rey de Castilla , y estaba muy desavenido con el infante don Juan, por la diferencia que entre ellos habia por el señorío de Vizcaya , y de Orduña y Balmaseda, y de los otros heredamientos que fueron dq conde don Lope, y el rey de Castilla habia ofrecido al infante don Juan que si se concluyese la concorda entre el rey de Aragón , le mandaría entregar á Vizcaya , y don Juan Nuñez prometió, que le daría á Burueva y Rioja que tenia don Diego. Vino el rey don Dionis de Portugal, con la reina doña Isabel su mujer, y traia grande caballería de sus reinos en su acompañamiento, aunque escribe un autor portugués de aquellos tiempos, que no quiso traer consigo mas de mil caballeros de linaje, y antes que llegase á la Guardia, llegó don Diego García de Toledo, que era un muy buen caballero y gran privado del rey de Castilla, y su canciller del sello de la puridad, y mayordomo de la reina doña Costanza, para acompañara y mandábale entregar todos los alcázares y castillos por donde pasaba. Pero usó el rey de Portugal de taut i autoridad y punto, que no sequiso aposentar en ningún lugar ni villa por donde pasaba, por principal que fuese, ni ninguno de su corte, sino en el campo en tiendas que mandaba armar, y no consintió que se tomase ninguna cosa de los pueblos por donde pasaba, ni de los oficiales del rey, sino por sus dineros, de suerte que viniendo tan en son de paz y como medianero entre aquellos príncipes, parecía que venia i punto de guerra. Llegando á Roa , vióse allí con el rey de Castilla su yerno, y partióse adelante para Agreda, y tras él el rey de Castilla. El rey de Aragón estuvo esperando al rey de Portugal en Torrellas. lugar muy apacible á las faldas de Moncayo, á la raya de su reino, entre Agreda y Tarazona, y allí le recibió con grande fiesta, y 6 la reina de Portugal su hermana. Esto fué en el principio riel mes de agosto, y en aquel logar se declaró y dio la sentencia por el rey de Portugal y por el infante don Juan, y don Jimeno de l.una obispo de Zaragoza, que fueron los jueces qne habían de determinar la diferencia que habia éntrelos reyes de Aragón y Castilla por razón del reino da Murcia , desta manera. Que Cartagena , Guardamar, Alicante , Elche con su puerto de mar y con todos s»s términos, como los divide y parte el rio de Segura, hacia el reino de Valencia, hasta el mas alto lugar del término de Villena , exceptuando la ciudad de Murcia y Molina Seca con sus términos, quedasen al rey de Aragón, y fuesen suyos en propiedad y de sus sucesores para siempre, como cosa suya propia, con entero derecho y señorío, y que Villena, cuanto i la propiedad, fuese de don Juan Manuel, y si ^V"1 otro rico hombre, ó iglesia , ó orden ó caballero, tuviesen otros castillos dentro de aquellos termine* cuanto á la propiedad fuesen suyos, pero cuantos « jurisdicción, ellos y Villena fuesen déla jurisdicción y señorío del rey de Aragón. Declaróse, que el rey «e Castilla , cuanto á Villena, y aquellos castillos, qW estaban dentro aquellos términos, absolviese A lo* se" ñores della de toda naturaleza y fidelfSnd, en quele fuesen obligados, porque de allí adelante habían de ser de la jurisdicción del rey de Aragón. Había de jurar el rey de Castilla de guardar y cumplir esto, y los maestres de Uclés, Calatrava , y del Temple, y Hospital, y los ricos hombres y consejos de las ciudades y villas de sus reinos, sentenciaron que el rey de Aragón dejase al rey don Fernando la ciudad de Murcia, Molinaseca, Montagudo, Lorca y Albania , y los otros lugares que tenia en el reino de Murcia, y los que quisiesen morar en cualesquicr lugares , lo pudiesen hacer libre y seguramente con sus personas y bienes, sin que les fuese hecho ningún daño por razón de la guerra pasada. Publicóse esta sentencia en el lugar de Torrellas á ocho del mes de agosto, estando el rey de Aragón presente, y en presencia de Fernán Gómez de Toledo canciller y notario mayor del reino de Toledo, y de Diego García de Toledo canciller del sello de la puridad como procuradores del rey de Castilla , y fué por el rey don Jaime loada y aprobada y por los procuradores del rey de Castilla. Halláronse presentes don Juan obispo de Lisboa, don Ramón obispo de Valencia, don Martin obispo de Huesca , don Juan Osores maestre de la orden de la caballería de Santiago, don Garci López maestre déla caballería de Calatrava, don Jaime Pérez señor de Segorbe hermano del rey de Aragón, don Ramón de Cardona, Juan Simón, Domingo García de Cha'uri sacristán de Tarazona, Bernardo de Sarria, Gonzalo García , Ramón de Montañana arcediano de Tarragona, Artal de Azlor, Alaman de Guilar, Pero López de Padilla, Fernán Gutiérrez Quijada, Gutierre Díaz de Zaballos, Lope García de Fermusilla , Martin Fernandez Puerto Carrero, Alonso Fernandez de Saavedra, Sancho Ruiz de Escalante camarero mayor del rey de Castilla, Blasco Pérez de Leiro, Estevan de Avila , Lope Pérez de Burgos, y otros muchos caballeros aragoneses, castellanos y portugueses, y luego fué aprobada la sentencia portas partes. Otro día siguiente domingo, los reyes se vieron en los confines de Aragón y Castilla, en el lugar que se llamaba Campillo, á donde veinte y tres años antes el rey don Alonso, abuelo deste rey don Fernando, y el rey don Pedro padre del rey don Jaime, en otras vistas que alli tuvieron, se confederaron en grande amistad. El rey don Fernando ratificó en presencia de todos la sentencia, é hizo pleito homenaje al rey de Aragón de la guardar y cumplir, y lo juraron por su mandado el infante don Pedro su hermano , y el infante don Juan su tío y don Juan hijo del infante don Manuel, é hicieron homenaje , que lo baria guardar, y lo mismo habían de jurar don Alonso hijo del infante don Juan y de doña Margarita su primera mujer que fué hija del marqués Guillelmode Monferrat. y de su primera mujer, y don Sancho, hijo del infante don Pedro hermano del rey don Sancho, y don Juan Alonso de Hará, cuando se hubiese reducido 6 la obediencia y merced del rey de Castilla y Fernán Ruíz deSaldaña , don García adelantado mayor de Castilla, Diego Ramírez y Rodrigo Álvarez. hijo de don Pedro Álvarez, que eran muy principales ricos hombres, y no se hallaron en estas vistas. Lo mismo juraron de hacer guardar y cumplir los consejos ríe las ciudades de León, Burgos, Zamora , Salaamancay Sevilla. Déla misma manera ratificó el rey de Aragonen aquel lugar de Campillo la sentencia , é hizo jurar á sus ricos hombres , que la harían guardar y cumplir, y fueron los revesa Agreda, á donde estuvieron dos dias con el rey de Castilla, y juntos se vinieron á Tarazona con la reina doña María madre de'

TOMO IV.

rey de Castilla, y con las reinas de Castilla y Portugal, y con la infanta doña Isabel , que se llamaba reina da Aragón, y allí estuvieron otros dos dias, y se hicieron muy grandes fiestas. En aquella ciudad se ratificó por el rey de Castilla la donación ó cesión que se había hecho al rey de Portugal de las villas y lugares del Algarbe, y de otros que pretendían ser de su señorío. Estando en Agreda, se mandaron soltar los prisioneros de una parte y de la otra, y porque don Pedro Fernandez , hijo de don Pedro Fernandez señor de Ijar, y don Artal de Alagon , hijo de don Artal, y don Jimeno de Foces, hijo y heredero de don Albo de Foces, don Sancho de Ant ilion , don Artal Duerta, comendador de Villanova, Alberto de Mediona, Bernaldo de Sarria, y Sancho Duerta tenían los castillos de Muí ella, Biar, Játiva, y la villa de Alpuente, Penaguila, Sexona, Bocairen y Ujon , que el rey don Jaime había puesto en rehenes, ofreciendo de favorecer y ayudar al rey don Sancho el rey don Fernando les mandó, que los entregasen luego al rey de Aragón, y absolviólos de la fé y homenaje, con que los tenían. Entonces estos principes, y el infante don Juan se confederaron en muy estrecha amistad de ser amigos de amigos, y enemigos de enemigos; y porque el rey de Castilla tenia amistad con el rey de Granada, que era su vasallo , los reyes de Aragón y Portugal prometieron de conservar con él amistad. El mismo dia que se dio sentencia sobre lo del reino de Murcia , se declaró lo que tocaba á ¡a demanda y querella de don Alonso, hijo del infante don Fernando, sobre el reino de Castilla, y fueron los jueces los reyes de Aragón y Portugal. Adjudicaron á don Alonso por razón de su derecho las villas de Alba de Tormes y Bejar con sus términos , y el val de Corneja, y el de Manzanares, Gibraleon , el Algava y los montes déla Greda de Magan, la Puebla de Sarria con su alfoz, y la tierra dcLemos y Rabaina , que es en el Ajarafe y la mitad de la Tonaría , la Alhadra y los molinos de Ilornachuelos, que fueron de Ñuño Fernandez de Vnldenebro, y la Ruzafa y los molinos de Córdoba y los molinos y la isla de Sevilla, que fué de don Juan Matbe. Esta fué la recompensa que se dio á don Alonso, por tales y tan grandes reinos, y el rey don Fernando otro día en Agreda á diez de agosto prometió, que si aquellas villas y heredamientos que se le habían adjudicado, no valiesen de renta cuatrocientos mil maravedís, le daría otros lugares, hasta cumplimiento de aquella suma, y se le habían de dar libres y exentos de toda jurisdicción y señorío de los reyes de Cas-r tilla , y túvose mas consideración á dejarle heredado en diversas villas repartidas por los reinos de Castilla y León , y por el Andalucía , que con e6tado que estuviese unido, y quitáronle los lugares que tenia en las fronteras de Castilla y Aragón. Declararon que no usase de Ululo de rey, ni trújese las armas reales de Castilla y León á cuarteles, sino que las diferenciase) como era costumbre de distinguirlas los infantes y nietos de reyes, aunque fuesen legítimos , de las armas reales, que pertenecían solamente A los reyes y 6 sus hijos primogénitos. Aceptóse por don Alonso esta concordia, y el rey de Aragón se obligó al rey de Castilla, que si no entregase las villas de Almazan, Serón, Deza y el Alcázar , y rehusase de cumplir aquella sentencia, que él y el rey de Portugal dieron , no le daria consejo ni favor contra él ni sus reinos. Esto hizo el rey don Jaime, considerando que don Alonso y don Fernando su hermano no tenían ayuda ni socorro del rey de Francia , de quien principalment'' debían ser favorecí

íil

dos, y que todo el peso dejla guerra cargaba sobre estos reinos, y que por causa della se habían sostenido grandes fatigas y daños, señaladamente entendiendo quu los pueblos y los mas grandes de Castilla estaban muy constantes y conformes en su proposito que era no recibir á don Alonso por rey. Concertóse también el rey de Aragón con el rey don Fernando , que si dentro de un año le diese en su comarca otro lugar, pues valiese tanto en renta y vasallos como valía Elche con sus términos y derechos, que se lo dejaría cuanto á la propiedad, con condición que fuese de su señorío y jurisdicción, asi como Cartagena, Oriliuela y Alicante y los otros lugares que se le adjudicaron en aquella comarca. Después desto los reyes de Portugal y Castilla se fueron juntos, y el rey de Aragón se vino 6 la ciudad de Zaragoza. Murió en este medio en Perosa el papa Benedicto, á siete del mes de julio «leste año y no sin sospecha de veneno. Fué varón de muy religiosa y santa vida , y recogiéndose los cardenales á la elección del pontífice en aquella ciudad.se movió entre ellos grande división y discordia , partiéndose el colegio en tres parcialidades, y de la una era cabeza el cardenal Francisco Gaelano sobrino del papa Bonifacio, y de otra Neapolion Ursino del Monte. Había otra que seguía al cardenal de Prato, que ponia grandes estudios en ser elegido pontífice, por reducir a los de su casa, que eran los coloneses en sus estados, y estos seguían ai rey de Francia, y la contienda y división fué de manera , que estuvo sede vacante la Iglesia diez meses y veinte y nueve dias. Siendo vuelto el rey a Zaragoza de las vistas á veinte y uno de agosto, por medio de Vidal de Vilanova y de Guillen de la Ceria sus embajadores , que estaban en Perosa, díó aviso al rey Carlos de la concordia que se habia asentado con el rey de Castilla, y él se partió ala ciudad de Valencia para dar orden en la tregua y restitución que se habia de hacer de la ciudad de Murcia y Lorca y de los otros castillos, y recibir los que se le adjudicaron en nombre del rey de Castilla. Desde aquella ciudad a tres de noviembre deste año envió por sus embajadores al rey de Francia , á Juan Burgundo sacristán de Mallorca y a Tomás de Prosita, para tornar á mover la plática que se habia movido en vida del papa Bonifacio , de casar á la infanta doña María, que era la mayor de las hijas del rey, con Filipo bijo segundo del rey de Francia, dándole el reino do Navarra, y los condados de Champaña y Bria , que no se pudo concluir por la disensión que hubo entre el papa Bonifacio y el rey de Francia , y por la guerra que habia entre los reinos de Castilla y Aragón. Fué también principal causa desta embajada , requerir al rey de Frauda, que mandase restituir al rey de Aragón el val de Aran que estaba en poder de franceses , habiéndose determinado que se tuviese en secreto por el rey de Mallorca en nombre del papa, mas lo del matrimonio no se efectuó, porque la reina doña Juana , que era reina propietaria de Navarra , vivió pocos dias y el rey de Francia tuvo fin que Luis su hijo mayor sucediese en el reino de Navarra y tuviese en su vida la administración de aquel reino. Envió el rey de Aragón á Murcia por este mismo tiempo 4 don Artal Duerta comendador mayor de Montalvan, para recibir á don Juan Osores , maestre de la caballería de la orden de Santiago los castillos y logares de Elda y Novelda con sus términos que se habían dado por el rey de Castilla á la infanta doña Vio-. laute su hermana, mujer del infante don Alonso de Portugal, y fueron á la ciudad de Murcia Beltran Dez

val secretario del rey de Aragón, y dos porteros, para entregar al maestre aquella ciudad con el alcázar y el castillo de Lorca, y los otros castillos que se habían de entregar al rey de Castilla. Entregóse Murcia al maestre de Santiago á diez y seis de noviembre con el alcázar, con condición que la tuviese, hasta que clon Alonso hijo del infante don Fernando fuese entregado por el rey de Castilla, de las tierras, rentas y lugares que se debían entregar en virtud de la sentencia dada por los jueces arbitros, y el maestre recibió la ciudad y alcázar con aquella condición, y otro dia se entregó de la misma manera el Castillo de Montagudo por los oficiales del rey de Aragón al mismo maestre, y después el castillo y la villa de Molioaseca , y el castillo de Alhama , y la villa y castillo de Lorca, con las fortalezas que en ella habia, que eran la torre que llamaban Alfonsina y la tone del Esperón, y el castillo de Alcalá se entregó en nombre del maestrea Diego Muñiz comendador mayor de Castilla. También se entregó al maestre la villa y castillo de Negra , que era de la orden de Uclés, y quedaban por entregar Arcbena y Calasparra , que era de la orden del Hospital y Caravaca. Bullas, Cehegin, que eran del Temple yAgigar que lo tenia Atho de Lison y otros muchos lugares y castillos que estaban en poder de diversos caballeros vasallos del rey de Aragón, á los cuales se habia de dar recompensa, y fuéronse entregando al maestre. En el año de la natividad de nuestro Señor de mil trescientos cinco, á diez y siete del mes de enero, murió en la ciudad de Valencia el almirante Boger de Lauria, el mas famoso y excelente capitán que antes y después de sus tiempos hubo jamás por la mar , y nunca vencido en ella, y aun que fué capitán general de dos naciones muy diversas entre sí y contrarías , en veinte años que continuadamente duró la guerra , y en mnebas batallas que tuvo con infieles, siempre mostró llevar tras si muy cierta la victoria y que solo dependía del. Sobrepujó á todos los mas valerosos capitanes queentónces fueron y después han sido en el cuidado, vigilancia , paciencia y astucia, y en la celeridad y presteza de ánimo, y sobre todo en el consejo, y desde su juventud se señalaron en su persona tantas partes de valor, que en ella representaba grande dignidad y autoridad. Era de muy robustas fuerzas ,para todo trabajo, aunque no de tan crecido cuerpo, cuanto de grave, y bien proporcionada compostura. Fué llevado su cuerpo al monasterio de Santas-creus, y enterráronle debajo de la sepultura del rey don Pedro, como la persona mas cara y propincua que aquel príncipe tuvo en todas sus empresas. Casó , como dicho es, dos veces, la primera con doña Margarita Lanza, hermana de Conrado Lanza, y hubieron á Rogeron de Lauria Fué su segunda mujer doña Saurina, hija de don Berenguer de Entenza, y de doña Galabor, y tuvo della tres bijos, que se llamaron , Cario, Roberto, y Berenguer, y Roberto falleció en vida del príncipe, y deste matrimonio hubo diversas bijas, que fueron, doña Beatriz de Lauria, que casó con don Jaime señorde Ejérica , nieto del rey don Jaime el primero , y doña Margarita, que casó con Nicolás de Janvila , conde de Terranova , y doña Costanza, que casó con don Ot de Moneada, que fué madre de don Pedro de Moneada almirante de Aragón, en tiempo del rey don Pedro el cuarto, y otra se llamó doña Hilaria , que casó con el conde de San Severino madre de Roger de San Sevcrino conde deMelíto. También se halla, que tuvo otras dos hijas, que se llamaron Sauriua, y Jaufredina, y qi«" la una del las casó con Guillen de San Vicente. Montaner dice,que de la primera mujer fué Rogeron y las tres bijas , que fueron las que casaron en las casas de Ejérica , San Severino, y Moneada , y que de la segunda mujer tuvo dos hijos, y una hija , y no los nombra. Tuvo tan grandes estados, como lo merecieron tan señalados servicios, asi en este reino, como en el de Valencia, sin el que tuvo en Sicilia , que fué de tan tiran importancia, como se ha referido.

Cap. LXVII.—De la partición de ios reinos de Valencia y Murcia, conformeá la sentencia que se dio por los jueces en el lugar de Torrellas.

Vínose el rey de Aragón para lianza, porque tenia concertado con el rey de Castilla, que se habian de ver con él, y viéronse ambos reyes á veinte y seis de febrero en el monasterio de Huerta , que es déla orden del Cister, y está a la raya de Castilla. Allí nombró el rey de Castilla 6 don Diego Cuela de Toledo su canciller mayor del sello de la puridad y gran privado, y el rey de Aragón á dou Gonzalo García, que era el principal en su consejo, y muy favorecido suyo, para que hiciesen la partición de los términos del reino de Murcia , y de lo que quedaba al rey de Aragón, con los Jugares que se habían adjudicado á la parte del reino de Valencia. Estos caballeros se juntaron en Elche, y por tenor de la sentencia que se dio por los jueces arbitros en el lugar de Torrellas, estuvieron en grande contienda y debate, sobre las palabras que se contenían en ella , que eran estas: Así como taja la agua de Segura en tal regno de Valencia, entro el mas Susano cabo del término de Villena sacada la ciudad de Murcia y Molina con sus términos, finquen y remangan al rey de Aragón , 6 su propiedad , y de los suyos para siempre, asi como cosa suya propia, con pleno derecho y señorío: y tenían grande duda, como se debían entender estas palabras, y no se concertaban en la parte del rio , que venia á dar al mojón. Finalmente determinaron el hecho desta manera , á diez y nueve del mes de mayo desto año, que del mas alto lugar del término de Villena, adonde se partía término con Almansa, y Pechin, y del mas alto lugar del término de Jumilla , que parle término con Anthur, que otros decían Lelur, y con Tabarra, y con Hollín, y Cieza, y todos tos lugares que se incluían dentro destos mojones basta la raya del reino de Valencia, fuesen déla jurisdicción del reino de Aragón, salvo Ycclu.con todos sus términos, que se adjudicó libremente a donjuán Manuel, en jurisdicción del rey de Castilla, y que todos los castillos y lugares que estuviesen en estos limites, quedasen con sus términos, como los debían tener, y en esto intervinieron Juan García de Loaisa señor de Petrer, Pedro Jiménez de Lorca , Pedro de Montagudo, Abas Gibial, Pero López de Rufas , Gonzalo Fernandez de Azagra, Pedro Rosell, Pedro Martínez Calvillo, y Ferrer Dezcorcell. Destas vistas resultó , que el rey de Aragón dio graciosamente al rey de Castilla la ciudad de Cartagena , porque diese á don Juan, hijo del infante don Manuel, la villa de Alarcon, y asi se cumplió.

C4P. LXVI1I.—De la creación del papa Clemente quinto.

Después de las vistas que tuvieron los reyes de Aragón y Castilla eu el monasterio de Huerta, el rey se fué por el mes de mayo a Barcelona, y en principio del mes de junio a cinco del, fué elegido por sumo pontífice por los cardenales en Perosa, que habían estado on

ce meses diferentes, sin concordarse en la elección, el arzobispo de Burdeus, que estaba en Puiticrs , y era hijo de un caballero, llamado Beltran de Agaout, natural de Gascuña, y de allí se vino á Burdeus , y se intituló Clemente, y fué el quinto deste nombre, y hizo llamamiento y convocación general de todos los cardenales , para que se viniesen á Francia , adonde él determinó de residir con su corte. Por esta causa el rey partió para Perpiñan , por el mes de octubre, y el papa se fué a León, adonde se coronó, con grande sentimiento y queja de los cardenales italianos, que creyeron que se fuera é coronará Roma, y entonces se escribe, que el cardenal Mateo Ruso Ursino , que era el mas anciano del colegio, como adivinando lo que después sucedió, dijo , que tarde volvería á Italia. Fué su coronación con grande fiesta ñ catorce del mes de noviembre, eu la ciudad de León , y en ella se hallaron el rey de Francia , y el conde de Valoissu hermano , y los mas señores de Francia, y discurriendo del lugar, á dondese había coronado, por la ciudad , por la muchedumbre de gente que concurría a verle.se rompió el palenque de un muro, por donde pasaba , y dio junto del papa y derribóle el caballo, y cayósele la tiara de la cabeza , y perdióse un carbunclo della de muy gran valor, y fueron lisiadas hasta doce personas muy principales, de manera que murieron , y entre ellos don Juan duque de Bretaña, y quedó el conde de Valoismuy malherido. Paulo Emilio escribe, que también el rey de Aragón se halló en la coronación, y por algunas muy ciertas memorias cotista, que fué a hacer reverencia al popa, y que se vio con él en Mompeller, aunque desde Perpiñan envió por su embajador 6 GonzaloGarcla. para que prestase el homenaje por el reino deCerdeña, y esto fué á veinte y nueve de octubre deste año , tan pocos días antes de la coronación. Desde entonces los pontífices residieron con su corte ordinariamente en Francia, por tiempo de setenta años, y n'cllo se siguieron grandes daños y persecuciones á la Iglesia. Envió el papa á Roma tres cardenales con poder de senadores, con cuyo consejo y mando se gobernase aquella ciudad y el patrimonio de san Pedro. Cuando el rey se vino con el papa , le pidió favor y ayuda para la empresa del reino deCerdeña, pues tenia el feudopor la Iglesia, y el papa lo rogó muy encarecidamente y requirió, que sobreseyese de aquella conquista., hasta que él otra cosa ordenase , porque pensaba que tendría necesidad de su persona en otros grandes negocios que locaban á la cristiandad , y por esta causa dejó de proseguir su empresa, y es mucho de maravillar, que Platina diga que por la guerra que habia entre písanos y genoveses, y por estar la isla de Cerdeña ocupada por los moros, el papa Clemente la dio al rey don Fadrique, con condición, que luego tomase la empresa, y echase della á los enemigos, y no causa menor admiración que conforme con el Blondo en su historia, y no puedo entender , á quién siguiesen en cosa tan desvariada dos tjn graves autores. Estando el rey en Zaragoza á veinte y uno del mes de diciembre deste año, que fué la fiesta de santo Tomás apóstol, llegaron á su corte embajadores de la señoría de Genova , para asenlar paz y confederación con él , por el temor que tenían , que quería luego emprender la conquista del reino de Cerdeña. Después estando el rey en Barcelona en el año siguiente de mil trescientos y seis por el mes de octubre, Francisco y Conradino y Marcelo marqués de Malaspina , que eran los principales de aquella casa y linaje, y tenían estados en la isla de Cordcña, y Branca

de Oria, y Bernabé su hijo y Teodorico arzobispo turritano, que eran genoveses , enviaron sus mensajeros para ofrecer al rey que le servirían en aquella empresa. También por esta sazón traia el rey sus inteligencias con las señorías de Florencia y Luca , para que le ayudasen eu la guerra , y envió desde Barcelona un caballero pisano desterrado de Pisa , que se llamaba VanneGatarclli , para que tratase con aquella señoría y con Roger Tallaferro de Pomblin , que le sirviesen , y la señoría de Luca escribió al rey , que no diese lugar que la hija de Ugolino juez de Gallura, que se llamaba Juana y tenia muy grandeeslado en Cerdeña,y era señora do la tercera parte del reinoCilaritano, casase con Bernabé de Oria, hijo de Branca de Oria, porque seria grande estorbo, para lo que al rey convenia, y procuraba que casase con algún rico hombre de sus reinos. Poreste tiempo era vuelto del reino de Sicilia Jazberto vizconde de Castelnou, y asentó muy estrecha confederación entre ambos reyes, y el rey don Fadrique ofreció de ayudar al rey su hermano con su armada y gente para aquella empresa, y particularmente el conde Manfredo deClaramonte, y Joan de Claramonle su hermano, y Ricardo de Pasaueto conde de Garsiliato, y Mateo de Termini, maestre justícier de Sicilia, Ugo de Lacho, y don Pedro Fernandez de Vergua, Federico de Incisa, y Nicolao y Damián doPalici, con doce galeras y con gente de caballo. Pero el rey entretenía este negocio esperando corno fuese ayudado y socorrido do aquellas señorías de Florencia y Luca, y que la conquista se hiciese con monos daño y perjuicio de los gibelinos, como lo procuraba el rey don Fadrique. Antes desto, estando el rey en Valencia á veinte y dos de abril deste año de mil trescientos y seis, envió por sus embajadores al papa Clemente al sacristán de Mallorca y un caballero de su casa , llamado Pedro Martínez de Gotor, para prestarle el homenaje por el reino de Cerdeña, que no se habia recibido , y hallaron al papa con la enria romana en Burdeos , y recibió de ellos el juramento y vasallaje á veinte y ocho del mes de mayo deste año.y fué el primer rescripto apostólico que el rey de Aragón tuvo después de la investidura, porque del papa Benedicto por su muerte, aunque se le prestó el juramento, no se pudieron haber las letras apostólicas, fistos llevaban orden de procurar con el papa que mandase al rey de Francia restituir el val deAran,que estaba en secuestro, y que seconcertasematrimonio del hijo segundo del rey de Francia , dándole el reino de Navarra y los condados de Champaña y Bria , con la infinta doña María, que diversas veces se habia ya platicado.

Cap. LXIX.—Que el rey de Francia entregó el reino de Navarra á Luis Hulin su hijo, y de otras cosas que concurrieron en este año.

En el año de mil trescientos y siete, por la muerte de la reina de Francia , que era propietaria del reino de Navarra, los navarros que estaban muy descontentos del mal regimiento de los gobernadores que el rey de Francia ponía en aquel reino, procuraban que el rey Filipo les diese á su hijo primogénilo, que dijeron Luís Hutin , y esto fué principalmente procurado por un Tico hombre de Navarra, que se llamaba don Fortuno AJmoravid, y fué por esta causa á Francia, y Luis vino á Pamplona, á donde fué coronado por rey, y partiéndose para Eslella , mandó allí prenderá don Fortuno Almoravid.yé Martin Jiménez de Aivar.queeran lo* mas principales del reino , da que se siguió grande

escándalo en él, porque ellos mautenian la tierra en

igualdad , y eran guardadas á los hijosdalgo sus franquezas y fueros , y fueron llevados ó Francia, á donde murió don Fortuno y Martín Jiménez, después de mucho tiempo que estuvo en la prisión , salió della por medio del conde de Valois , y después de suelto vivió muy pocos días. Era ido por el mismo tiempo el rey ú Huesca , por estar cerca de las fronteras de Navarra, y aunque fué requerido por diversas personas de aquel reino, que emprendiese de haber alguna parte del, por la disensión que habia éntrelos ricos hombres , atendia mas á lo de la empresa de Cerdeña y á hacer guerra contra los moros por el reino de Granada , y desde Huesca envióal rey Carlos su suegro a Ñapóles, fi don Gilabert de Centellas, que fué uno de los muy valerosos caballeros de aquellos tiempos, para que entendiese el favor y socorro que darían los de la parte güelfa ft la empresa de Cerdeña y Córcega. Mas los que deseaban su servicio, decían que convenia que alguno de los ricos hombres de su reino, de su casa y sangre casase con la hija del juezque habia sido deGallura, que estaba en poder de Azo marqués de Este, que era su tio, según Bernardino Corio escribe, hermano de Beatriz mujer deljuezdeGailura; que después casó con Galeazohijode Mateo, que era el principal de la casa de los vicecómites, pero no tan ilustre según Dantedice, como era la del juez de Gallura , y tenia como dicho es, esta hija suya llamada Juana , grande estado en Cerdeña , y por este mediopaiecia que aquella isla sin grande trabajóse podría lijeramente conquistar. Por otra parte otros que no amaban menos el servicio del rey, afirmaban que aquello seria muy contrarío de lo que el rey pretendía, porque entre otras razones se decía quedos caballeros písanos, tíos de aquella doncella que eran gibelinos, estaban apoderados de los castillos y fuerzas del estado, y cuando viesen que se casaba con persona estraña , deudo del rey de Aragón , no le recibirían por señor, antes por ventura se rebelarían contra él, y se alzarían con la tierra. Estos eran de opinión que el rey debía tratar y encaminar secretamente que alguna persona de linaje de la Proenea, ó del reino de Sicilia, del cual fuese seguro, que habia de procurar su honor, y el bien de aquella conquista, casase con esta doncella, y siendo consumado el matrimonio, teniendo á su mano su estado, fuese á la empresa con el rey de Aragón, con los de su parcialidad, porque este seria camino, del cual sus tios no se recelarían. Vislo cuanto convenia que esto se efectuase, escribió el rey al marqués de Este, que sobreseyese en el matrimonio de su sobrina, porque entendió que se trataba muy estrechamente, que casase con Bernabé de Oria, y á esto se decía que daba el marqués su consentimiento, y por ello ofrecían veinte mil florines, y considerando que si aquel matrimonio se concluyese, seria grande embarazo de sus hechos en aquella conquista , rogaba al rey Carlos que secretamente enviase al marqués, para que se estorbase el matrimonio por la mayor manera que se pudiese, y se procurase de casar aquella doncella con algún barón de Proenza ó Ix>mbardía, aunque el rey quisiera que casara con alguno de los hermanos del marqués de Saluces, ó con don Jaime de Ajene, hijo de don Pedro señor de Ayerve, que habia sido heredado en las villas'y castillos que tenia en Cataluña doña Aldonza de Cervera su madre, porque cada uuo era primo del rey. Entendíase en este tiempo en que so entregasen á don Alonso, hijo del infante don Fernando, las villas y rentas que se le adjudicaron por

« AnteriorContinuar »