Imágenes de página
PDF

que restaba para la deliberación del principe de Salerno: para lo que estaba acordado que se viesen él y el rey de Inglaterra en Campfranch. Fué enviado Pedro Martínez de Artasona al rey de Krancia con poder para firmar la tregua, y envióse salvo conducto para que el rey de Inglaterra y los hijos del principe pudiesen entrar en el reino de Aragón con toda seguridad. Mas atendido que se diferia entregar los rehenes que se habían de dar al rey y en poner en su poderlas fortalezas y los lagares de la Proenza , y se punían por los proenzales mismos diversos estorbos: y no se tenia esperanza de poderse bien resolver , hasta que el principe estuviese en su libertad, y aun porque llamón Berenguer su hijo, que era uno de las rehenes que se daban al rey de Aragón, estaba en aquella sazón muy doliente y en gran peligro de su vida, no se podía traer de la Proenza donde estaba, ni poner en camino: se trató con el rey de Inglaterra , que en su lugar y de los sesenta caballeros proenzales, hiciese entregar 6 la princesa de Salerno y dos caballeros que eran sobrinos del rey Eduardo, el uno lujo del conde Lirtajuan, y el otro un primo hermano suyo heredero de la casa de Valenza, y a un hijo del conde de Bar , y otro del señor de Liorna, que así se nombra en los mismos asientos : puesto que yo creo, que el heredero de aquella casa era de la de Clarencia: y con estos señores se habiaode poner en rehenes otros barones, y gentiles hombres ingleses y de Gascuña, hasta en aquel mismo número. Finalmente se concertaron las vistas, para deliberar en esto, quefuesen en Campfranch, lugar puesto en la cumbre de los Pirineos , 6 los mismos confines de España y Bearne, y dentro de los límites del reino de Aragón: y el rey de Inglaterra , que estaba con grande deseo de la concordia destos principes, sin parar en Campfranch, se vino A Jaca, y entró en aquella ciudad un viernes A diez del mes de setiembre á la larde. Otro dia por la mañana , entraron en Jaca los arzobispos de Monreai y lia vena , legados de la sede apostólica : y presentaron luegoal rey de Aragón una letra del papa, la cual en suma proponía mas amenazas que favores, para animarle A la eoncordia: que atendido, que tenia preso en su poder por justa guerra A Carlos hijo primogénito del rey de Sicilia, le amonestaba, que luego le pusiese en su libertad y cesase de dar favor y ayuda A su hermano don Jaime, y A los que tenían ocupada la isla de Sicilia: y que dentro de seis meses , después de la presentación de aquellas letras, compareciese ante la sede apostólica, para estar A lo que ordenase: porque de otra manera le certificaba, que se procedería contra él por las armas espirituales y temporales, según la calidad del negocio lo requería. F.stas letras se despacharon en Roma , A quince del mes de marzo, desteaño, pocos días después de su elección, y los legados se detuvieron hasta esta sazón, entendiendo que serian gran parte para inducirle A la deliberación del principe, y trataron de los medios que parecieron ser mas iguales, para que se pusiese el príncipe, sin mas dilación, en libertad. Volvieron los reyes A Campfranch , A donde fué llevado el principe , para que en su presencia se tratase de los medios de la seguridad y firmeza que era necesaria , para que fuese guardado lo que se capituló en Oloron : y como era negocio tan Arduo y grande, y en que dependía tanta parte déla paz de la cristiandad , detuviéronse muchos dias en «onformarse. Ante tocias cosas aprobóel asiento y conoordiaquese firmó en Oloron por los reyes, y juró de lo

guardar y cumplir, porque la princesa de Salomo no se pusiese en rehenes , y el rey de Arngon vino en estos medios. Fué acordado, que se entregasen luegoal rey de Aragón Luis y Roberto, hijos del príncipe, y veinte y tres mil marcos de plata : y en lugar de Ramón Ilerenguer y por los homenajes y castillos , y por las sesenta rehenes de la Proenza , que se habían de entregar al rey de Aragón, y por siete mil marcos de plata que restaban, A cumplimiento de treinta mil, que se debían dar dentro de tres meses , después que el principe fuese puesto en su libertad. En seguridad de todo esto, el rey de Inglaterra puso en rehenes treinta y seis gentiles hombres de su reino y cuarenta ciudadanos, y se entregaron al rey de Aragón: y prestó el rey de Inglaterra solemne juramento, de no partir do Gascuña, ni délos otros señoríos que tenían en tierra firme: y encaso que pasasen A Inglaterra, daría cuatro grandes de los mas principales de su reino, para que todos estuviesen en rehenes, con las mismas condiciones y pactos que habian de estar detenidos los proenzales , hasta que Ramón Berenguer hijo del principe, y los caballeros y lugares de la Proenza se pusiesen en poder del. rey de Aragón, y se pagasen los siete mil marcos de plata. La paga deste dinero y la entrega de las rehenes habia deser en Santa Cristina, que esta mas adelante de Campfranch, A las vertientes de los montes, ó en Ainsa, ó donde el rey de Inglaterra eligiese : y para mayor seguridad y firmeza que aquello se cumpliría , fué entre los reyes concordado, que el vizconde de Bearne obligase al rey de Aragón el estado y señorío que tenia en Cataluña, exceptuando Castclvell de Rósanos con sus términos. También por so parte se obligó el príncipe de poner dentro de diez meses en poder del rey de Aragón A su hijo Carlos, que era el primogénito, so la pena de cincuenta mil marcos , que fué declarada en la capitulación de Oloron: y demAsdesta suma, cuando no so entregase, habia de pagar setenta mil marcos: y n esto se obligó también el rey de Inglaterra , y fué declarado, que la persona de Carlos se entregase entre el Collde Panizas, Junquera , ó en Santa Cristina: y allí habia de recibir el príncipe A don Ramón Berenguer, de suerte que quedasen tan solamente en rehenes én poder del rey de Aragón, los tres hijos mayores del principe que eran Carlos. Luis, y Roberto. Hablase de poner en uno de aquellos lugares el principe de Salerno, en caso que por no cumplir lo capitulado volviese A su prisión, como estaba ordenado: y quedando el príncipe en poder del rey don Alonso, se habian de poneralll en su libertad sus hijos, y restituir el dinero. Mas no alcanzando de la sede apostólica y del rey de Francia y de Carlos de Valois su hermano, y de sus aliados, la tregua de tres años. que fué concordada en el asiento de Oloron, y en caso que no volviese el principe A la prisión, fué declarado, que las personas de las rehenes quedasen á merced del rey, con el señorío de la Proenza: y mas cincuenta mil marcos de plata , los cuales en caso que se pusiese su hijo primogénito en poder del rey de Aragón , dentro del término de los diez meses, quedaban obligados al rey por razón de la tregua de los tres años, y también por la ratificación y seguro de la sede apostólica, que habia de alcanzar el príncipe dentro de un año, para que se tuviese por cierto, que se revocaría la donación é investidura que se concedió por el papa Martin A Carlos de Valois: porque este príncipe estaba tan puesto en conservarse en el título que tenia de rey, que pensaba sacar alguna buena parte d^'0*

reinos ton favor de la Iglesia. Usóse de otra cautela en estos artfculos , que he querido referir tan particularmente, porque se entienda, con cuanta sutileza se trataban en aquellos tiempos semejantes negocios, que hicieron jurar al rey de Aragón, que tendría en depósito aquel dinero, que se le habia de entregar, y que no gastaría parte de los treinta mil marcos de plata, ni permitiría que se tocase á ellos hasta tanto que el principe hubiese incidido en la pena. Fué también concordado, que el príncipediese tregua al rey por tres años desde el dia de su deliberación adelante por todos sus estados y señoríos: y declaróse, que en caso que Rduiou Bereuguer muriese,el principe pusiese en rehenes su hijo el cuarto: y por aquella causa no fuesen detenidas todas las rehenes del rey de Inglaterra, sino solas quince, y estas fuesen las que el rey de Aragón escogiese, y quedasen en su poder hasta que el hijo del principe fuese entregado, y si Carlos Martelo, que era el hijo mayor del príncipe, muriese dentro de los diez meses, sucediese en su lugar como primogénito Luis, y restasen Roberto y Ramón Bereuguer sus hermanos en aquel mismo estado y condición que entonces quedaban Luis y Roberto. Esto fué jurado por el rey de Aragón , y por los ricos hombres de su consejo, y por los procuradores de la ciudad de Barcelona , Lérida, Huesca, Jaca, Girona, Cervera, Mumblaoc y Villafranca: y el principe se obligó de renovar la jura dentro de tres días, después que estuviese con el rey de Inglaterra en Gascuña en su libertad. Juró todo lo contenido en estos artículos ante los reyes , en el palacio donde el rey de Aragón posaba, á veinte y nueve del mes de octubre deste año de i mil doscientos óchenla y ocho. Tuvo el príncipe de Salerno de la princesa María su mujer, bija de Estevan quinto rey de üngría, siete hijos varones y cinco hijas: el primero se llamó Carlos Martelo, que fué rey de L'ngria, y tuvo por el derecho y sucesión de aquel reino grandes guerras, que duraron para él y sus sucesores luengos tiempos. El segundo fué Luis, que después renunció el siglo y entró en religión. en la orden de los frailes menores, y fué obispo deTolosa, y por su santa vida y gran religión fué puesteen el Húmero de los santos. Roberto duque de Calabria fue en orden el tercero, y sucedió después en los principados de Capua y Salerno, y en los ducados de Pulla y Calabria, y se intituló rey de Jerusalen y Sicilia. Fué el cuarto Ramón Berenguer, que pretendió suceder en el condado de la Proenza, y tras esto Filipo - principe de Taranto y Juan principe de la Morea y duque de Durazo, y Pedro que fué conde de Gravina. De las hijas, la primera, que se llamó Clemencia, casó con Carlos de Valois, hermano de Filipo rey de Francia, y llevó en dote el condado de Anjous. Otras tres que fueron Blanca , Leonor y María, casaron todas en la casa de Aragón: las dos primeras con los dos reyes hermanos , que fueron don Jaime y don Fadrique : y María casó con el infante don Sancho, que fué rey de Mallorca: y después de la muerte del rey su marido, casó segunda vez con don Jaime . señor de Ejérica, que fué nieto de don Jaime señor de Ejérica , hijo del rey don Jaime: y por parte de su madre que fué doña Beatriz de Lauria, era también nieto del almirante Hoger de Lauria. La quinta fué madama Beatriz, que casó con Azo marqués de Ferrara , y después con Beltraii de Baucio conde de Monte Escayoso, y no dejando hijos deste matrimonio, tercora vez casó con Umberlo deliiu de V'iena. Desloa hijos los que luego se

pusieron en rehenes fueron Luis y Roberto, y despuesviuo a poder del rey de Aragón Ramón Berenguer: y aunque hay variedad entre muy graves autores antiguos cerca del nombre de los hijos del principe, que se dieron en rehenes al rey de Aragón, mas lo cierto es esto. También se entregaron luego las reheues del reyde Inglaterra , y por esto el príncipe fué allí en Carapfranch puesto en su libertad. Entonces partieron por mandado del rey a la Proenza , Ramón de Reus, arcediano de Ribagorza, y Ramón de Molina . y llevaban' poder para nombrar los caballeros de la Proenza y Folcalquer, que se daban en rehenes: y habían de visitar á Ramón Berenguer, y en caso que no estuviesen para partir, habían de traer información del impedimento. En estas vistas se concertó el matrimonio de Leouor hija mayor del rey Eduardo, con el rey de Aragón, lo cual fué procurado por el rey de Inglaterra,' pareciéndole, que este deudo le era muy provechoso para favorecerse de la casa de Aragón contra el rey de Francia , y el rey se aficionó mucho a efectuarlo, por convenirle por la misma razón la amistad de aquel principe, y por contemplación de la reina doña Leouor mujer del rey Eduardo, que fué bija del rey don Fernando , que ganó a Córdoba y Sevilla, y do la reina doña Juana su segunda mujer y única bija de Simou conde de Pontis, y fué esta reina doña Leonor muy excelente princesa. Despedidas las vistas, el rey de Inglaterra llevó consigo al príncipe de Salerno, y el rey se volvió a Jaca , donde quedó don Alonso hijo del infante don Fernando, \n con titulo y dignidad real, y juntos se vinieron para Daroca: porque se trató de mover la guerra por aquellas fronteras contra el rey de Castilla, y con ellos iban el vizconde de Bearne, y don Diego López de Ilaro señor de Vizcaya, y don Diego su tio.

Cap. CV. —Que el reu mandó desafiar al rey de CastiUa, y do la embajada que se envió al papa.

Estando el rey en Daroca á siete del mes de diciembre deste año, y con él don Alonso hijo del infante don Fernando , y don Gastón vizconde de Bearne y don Diego López de Haro , para mover la guerra contra el rey don Sancho , contra quien se confederaron, ratificaron de nuevo la concordia que entre si tenían, y juraron , que en ningún tiempo harían paz ni concordia con don Sancho , sino en conformidad de todos, y dcllo se hicieron pleito homenaje. De allí escribió el rey de Aragón á muchos ricos hombres y caballeros, y ciudades de los reinos de Castilla y Lcou, publicando la empresa quo habia tomado, y ofreciendo, que si siguiesen a don Alonso, rey que llamaban de Castilla , contra don Sancho su tio, y tomasen su voz, haría merced de las villas y rentas que hubiesen tenido aquellos a quien se quitaron en tiempo del rey don Alonso su abuelo , de la misma suer te que las poseyeron y gozaron en su vida, obligándose el rey da Aragón, que se les cumplirían cualesquiera privilegios y gracias que les concediese don Alonso. Por este tiempo el rey don Sancho se vio con don Dionis rey de Portugal en Sabulgar , adonde hubo sospecha que se confederaron , y que el rey don Dionis le hizo oferta de socorro y ayuda contra el rey de Aragón su cuñado. Entretanto que lo de la guerra se ponía en orden, partió el rey de Daroca para Valencia: y mediado el mes de diciembre, desde Teruel envió con un caballero de su casa llamado Pedro de Aivar , a desafiar al rey de Castilla: el cual fué con otro caballero de dou Alonso, quo fba para el mismo efecto y estando en la ciudad de Patencia, en nombre de ambos desaliaron al rey don Sancho y á todos los de su opinión y valla, con término de treinta dias, dentro de los cuales se apercibiesen y pusiesen en guarda los lugares de las fronteras , y el rey de Castilla con otros dos caballeros les envió su desalío , en nombre de los reinos de Castilla y León : y el rey de Aragón en aquel auto usó de un comedimiento que en la carta que llevaba Pedro de Aivar, de creencia, no quitaba al rey don Sancho el nombre y titulo de rey, por Do estar aun fuera de su amistad, ni haberle desaliado hasta entonces. Tenia el rey llamadas cortes generales de todos sus reinos y señoríos, para la villa de Monzón, por tratar principalmente cerca de lo que tocaba á la paz y concordia general: y como no se le dio salvoconducto del papa , para enviar sus embajadores solemnes, como era necesario, y no podían ir seguramente por causa de las gentes del rey de Francia, envió con un caballero de su casa , llamado Ramón de Riaria, á suplicar al papa, tuviese por bien de prorogar aquel término que los legados le señalaron, para que compareciese en la curia romana: y dende a pocos dias fueron con la embajada don Galcerán de Timor, don Gilabert de Cruillas, míoer Pedro Costa y micer Bernardo Guillen de Pinels, de su consejo. A éstos se dio comisión , que en caso que pareciese á los letrados de Barcelona , que el rey debia, conforme á derecho, ofrecer de estar a juicio y determinación del papa y de la sede apostólica, que ellos en su nombre se obligasen, que ante él proseguiría su justicia en la corte romana. Llegado el rey a Valencia, tuvo aviso de los embajadores que fueron á la Proenza , de la dolencia de Ramón Berenguer, y que pon grande instancia le pedia y rogaba el principe, que en su lugar tuviese por bien de recibir quince caballeros de los mas principales de la Proenza allende de los otros setenta , hasta la fiesta de la Resurrección :porque para entonces se le entregaría , si estuviese para ello : y puesto que en el consejo del rey hubo grande duda, de lo que cerca deslo se debia proveer, porque el príncipe no escribió sobre ello, túvolo el rey por bien : no innovando en los otros términos, principalmente del año. dentro del cual, despuesde la deliberación del principe, había de ser entregado su hijo primogénita

Cap. CV1.—De la declaración que hicieron los de la unión , para que se jurase el fuero de Aragón en el reino de Valencia, ó ios ricos hombres , mesnaderos y Caballeros , que lo quisiesen seguir, y hubiese un magistrado que fuese justicia general de aquel reino.

En la ausencia que el rey hizo de Aragón, al tiempo que fué a Valencia, dejó por procurador del reino, como se llamaba entonces, al infante don Pedro su hermano: y mientras se ponían en orden las cosas de la guerra y la gente se iba juntando, los de la unión que estaban en Zaragoza , enviaron 6 don Pedro Jordán de Peña , señor de Árenos, Gil de Vidaure, Juan Bernaldo y Miguel López de Lovera, para que suplicasen al rey, que mandase a los jueces y oficiales del reino de Valencia, que guardasen los fueros y costumbres del reino de Aragón, á todos los naturales y habitadores de aquel reino, según se contenia en el privilegio que sobre esto había otorgado y jurado: y mandase luego restituir la.villa y castillo de Albalatedel Obispo, al capitulo de la iglesia mayor de Zaragoza : y se hiciese enmienda de los daños que se hicieron por la gente de don

Arta I de Alagon al obispo don Fortuno de Vergua : y se entregasen a los de la unión los castillos dejativa, Ujon y Monclús, que aun no se habían dadoá los alcaides que los debían tener, y se pagasen las tenencias de aquellos castillos, y de los otros que estaban ya en su poder, y se restituyesen luego las expoliaciones notorias, y señaladamente aquellas que se hablan sentenciado por el justicia de Aragón, con consejo de la corte, y pusieron otnis demandas de particulares agravios y quejas que había en el reino. Siendo enviados estos mensajeros por este efecto a ocho de marzo del año de mil doscientos ochenta y nueve, se ayuntáronlos ricos hombres y caballeros, y los procuradores de las ciudades y villas de la jura , y determinaron , que atento que los castillos que se pusieron por parte del rey en rehenes, y se entregaron a los de la unión, habían recaído en su libre disposición, para hacer dellos i so voluntad, pues el rey no habia llamado, ni mandado ayuntar la corteen Zaragoza en la fiesta de Todos Saotos pasada , ni había hecho jurar a los consejos de los lugnres, cuyos eran los castillos, las cosas que debían guardar : y también porque no mandaba guardar el fuero de Aragón en el reino de Valencia, y las sentencias dadas por el justicia de Aragón con consejo de la corte no se ejecutaban, y habiéndole señalado consejeros , con parecer de los cuales debia go)>ernar y proveer las cosas del estado de sus reinos, y sin su consejo mandó soltar al principe de Salerno. y desafiaron al rey de Castilla, y se envió solemne embajada a la corte romana, y se innovaron otras cosas de muy grande peligro y perjuicio del reino, lo cual sin su consejo no se debiera hacer, y por estas causas se obligaron aquellos castillos en rehenes, por todas estas razones sa diesen y librasen los castillos, á quien los tuviese en nombre de todo el reino. En esta determinación se resolvieron aquellos ricos hombres, que a esto se habían juntado, que eran don Bernardo Guillen de EntenzB, don Pedro Fernandez señor de Ijar, don Pedro Cornel, don Jimeno de Urrea , don Pedro Jordán de Peña, y los jurados y consejo de Zaragoza , y se obligaron en conformidad , que ayudarían por todo su poder alas personas á quien los castillos sa entregasen, en nombre del reino : y que seguirían una misma voz y consejo sobre esta querella , y se dieron rehenes. Don Bernardo Guillen de Enlenza puso en rehenes 6 Bernardo Guillen su hijo, don Jimeno de Drrea á Jimeno de Orreasu hijo, don Pedro Fernandez señor de Ijar en su nombre, y por don Pedro Jordán de Peña, a Pedro Fernandez su hijo, don Pedro Cornel á doña Urraca Artal su hija : y los jurados y consejo de Zaragoza pusieron a Juan Gil, hijo de Guillen de Lison, Ramón hijodeArnaldo Aimeriquey a don Baldovin hijodeGil Baldovin. Pusiéronse estas rehenes contal condición, que el que contra aquello fuese, quedase por traidor manifiesto, y fuesen destruidas sus personas y bienes; declarando que los quedase reservado, que encaso que el rey cumpliese aquellas demandas, le pudiesen dar por libre, cuanto á haber incurrido en perder los castillos , y quedasen como primero obligados a la ejecución délo concedido por los privilegios de la unión, l>a" cíendo el rey primero mudar los oficiales de su casa, y mandando revocar todas las donaciones délas villas y heredamientos que hizo en los reinos de Aragón y Valencia, y en el condado de Ríbagoraa, después que el rey don Pedro su padre murió. Declaraban que estuviesen obligados los castillos hasta que le compeliesen á jurar y guardar el fuero de Aragón en

el reino de Valenda, y entonces moderaron que no se juzgase por él generalmente , como antes pretendían: sino á los ricos hombres, mesnaderos y caballeros, y á las personas que lo quisiesen seguir y guardar, teniendo en ellos tal orden, que los ricos hombres que estaban heredados en el reino de Valencia, que entonces se hallaban en Zaragoza presentes á estos ordenamientos, eligiesen de los caballeros é infanzones heredados en el mismo reino , y pusiesen ano en cada ciudad ó villa donde hubiese justicia , y fuesen como asesores , para que juntamente con los justicias , jurasen de guardar y ejercer el fuero de Aragón en su jurisdicción á los ricos hombres y caballeros, y otras personas heredadas en aquel reino, que lo quisiesen seguir , y á sus gentes y criados, hasta la fiesta de Navidad siguiente. Cumplido aquel tiempo los ricos hombres del reino haLi.in de hacer elección de otras personas de los caballeros é infanzones heredados en aquel reino , y los que fuesen elegidos por ellos ó por la mayor parte , se confirmasen por el rey ó por su procurador del reino de Valencia en su ausencia , y fuesen justicias de aquella ciudad 6 villa donde fuesen elegidos, y jurasen de guardar y ejercer los fueros, usos y costumbres del reino de Aragón en todo el reino de Valencia á los ricos hombres y personas que por ellos quisiesen ser juzgados hasta la otra fiesta de Navidad. Hablase de dar á cada uno un asesor, cual fuese oombrado por el consejo de la misma villa ó lu. gar donde fuese justicia. Desta misma manera cuando los vecinos de las ciudades ó villas de aquel reino fuesen justicias , cada uno dellos habia de tener por asesor un caballero ó infanzón, cual fuese elegido y nombrado por los ricos hombres ó por la mayor parte dellos. Fué acordado que siempre que á los ricos hombres bien visto fuese, se congregasen consejos generales en la ciudad de Valencia y en cada una de las villas y lugares del reino, y al consejo que quisiese ser juzgado por fuero de Aragón, le fuese jurado y guardado de la misma manera que á los ricos hombres y caballeros é infanzones del reino de Valencia, y a sus criados y allegados. Si por ventura, habiéndose ayuntado consejo, la mayor parte no quisiese recibir el fuero de Aragón, ni ser juzgado por él, de allí adelante nunca lo pudiesen tener: ni los de la jura de la unión del reino de Aragón fuesen obligados de procurar que lesfuese jurado ó guardado. Para saber cuáles de los consejos del reino de Valencia querían haber fuero de Aragón , se determinó que fuesen enviados a ello dog caballeros ú otras dos personas naturales del reino, sin sospecha , y en presencia dellos se juntasen los consejos: y proveyeron que los ricos hombres de Valencia que entonces estaban en Zaragoza, nombrasen dos caballeros heredados en aquel reino, y el reyeligíese uno por justicia general del reino de Valencia, y conociese de los pleitos de apelaciones de aquel reino por fuero de Aragón.

Cir. CVI1.—Que Luis y Roberto, hijos del principe de Salerno se pusieron en el castillo de Siurana, y las rehenes que se trujeron de la Proenza serepartieron en Barcelona, Lérida y Momblanch.

Estando el rey en Valencia , vinieron á su corte embajadores del principe de Salerno, que fueron un varon llamado Ramón de Porceleto y un religioso que se decía fray Bernardo de la orden de Cister, y trujeron las sesenta rehenes de la Proenza , y otros veinte caballeros de Marsella. Entonces se dio orden que Luis y

Roberto hijos del principe estuviesen en el castillo de Siurana, con solos tres caballeros franceses de su servicio : y se dio cargo de su guarda á doce caballeros como le tuvieron de la persona del principe su padre: y mandó el rey que el castillo se entregase por Bernardo deMompahon,quelotcnia ,á Bernardo de Peratallada, en nombre de don Gilabert de Cruillas su padre , haciendo homenaje á Bernardo de Mompahon que se lo restituiría después que los hijos del principe estuviesen en libertad. Los veinte caballeros , rehenes de Marsella , se pusieron en Barcelona, y los de quince años abajóse encomendaron a ciudadanos, y los otros se incluyeron en el castillo nuevo dentro en la misma ciudad con sus guardas , y las sesenta rehenes y otras que se entregaron por ciertas villas de la Proenza , se repartieron en Lérida y Momblanch , y estuvieron con guardas á buen recaudo.

Cap. CVIH.—De las personas que se eligieron para el consejo del rey y para oficiales de su casa y de los lugares que siguieron en el reino de Valencia el fuero de Aragón.

Partió el rey de Valencia para Zaragoza en fin del mes de enero, y siendo ayuntados los ricos hombres y caballeros y procuradores de las villas de la unión en la iglesia de San Salvador, en presencia del rey, dieron por escrito las mismas demandas, y el rey las tuvo por justas, y juró de las cumplir á consejo de los mismos de la unión. Después á instancia y requerimiento del rey se nombraron algunos ricos hombres y caballeros, para que asistiesen ordinariamente á su consejo: y juraron de aconsejarle bien y lealmente á provecho y utilidad del reino, en aquellos casos y en todos los otros hechos y negocios en que fuesen por él requeridos. Los que fueron nombrados para esto eran don Pedro señor de Ayerve, don Pedro Fernandez señor de Ijar, don Bernardo Guillen deEntenza, don Pedro Cornal , don Jimeno de Urrea, don Pedro Jordán de Peña señor de Árenos, AmorDionis. Jimeno Cornet, don Juan de Vidaure en nombre de don Jaime, señor de Ejérica , Pedro Jiménez de Iranzo en lugar de don Jaime Pérez señor de Segorbe, hermano del rey. De los mesnaderos don Guillen de Alcalá señor de Quinto, don Gil de Vidaure, don Jimen Pérez de Pina. Hecha esta jura , y tomado asiento en las demandas y agravios, aquellos mismos ricos hombres y personas que estaban en esta junta, eligieron oficiales que tuviesen cargo del gobierno del reino de Aragón y de Ribagorza, y de la casa y servicio del rey, y fueron presentados por los de la corte al rey , y por él se admitieron en posesión de sus oficios en esta manera. Don Miguel Jiménez de Urrea , rico y poderoso hombre , fué nombrado por canciller, y Martin Pérez de Huesca juez de la casa del rey , Iñigo López de Jaca por tesorero, y Juan de Figueras repostero y camarero, Arnaldo de Aimerich escribano de ración , y en otros oficios de la casa Ponce Baldovin , Estevan de Marcucllo, Miguel de Faraz , Aznar de Luesia y Ruiz Sánchez de Vergas portero mayor, y Gil Martínez de Atienza alguacil. Pero en lo general del reino se nombraron personas que tuviesen cargo de seguir los malhechores y castigar los delitos por sus provincias, que llamaban sobrejunteros, y fueron señalados estos caballeros. En la sobrejunterla de Alcañiz, Pedro Maza de las Celias: en la de Tara zona, Rui Sánchez de Pomar: en Jaca, Garci Garces deArazuri: en Sobrarbo y Ribagorza, don Gombal de Entenza: en la sobrejunterla, que llamaban de Transduerta, don Gombal de Tramacet: y por sobrcjuntero de todo el reino de Valencia fué nombrado Martin Ruiz de Foces: y este caballero en todos los negocios que ocurriesen, había deusardesu jurisdicción, como los sobrejunterosde Aragón, que tenían muy ampliada jurisdicción en sus provincias. Fué ordenado en esta junta, que las personas del consejo del rey que se nombraron por la corte y unión, quedasen en el consejo del rey y usasen de su oficio, como en el privilegio se contenia, basta la primera corte general que se había de congregaren Zaragoza: y de allí adelante fuesen elegidos otros por la corte. Los que entonces so nombraron de los ricos hombres, fueron don Pedro Fernandez señor de Ijar y don .limeño de Urrea: y de los mesnaderos Gil de Vidaure, y Pedro Maza de las Celias, Jimen Pérez de Pina y Alonso de Castelnou, y de los caballeros Jimen Pérez de Salanova y Fortun Sánchez de Vera, y por el reino de Valencia asistían en la corte dos caballeros, que eran Sancho Pérez de Lienda y Gonzalo Jiménez de Pancisa. Por Zaragoza Juan Bernardo y Miguel López de Lobera, y Arnaldo de Luch , y sendos procuradores de las ciudades del reino que tenían voto en las cortes. Estos determinaron, que atendido que el rey no podia ir al reino de Valencia por la guerra que se había de hacer al rey de Castilla , para ordenar que se cumpliese allí lo que tocaba a la observancia del fuero de Aragón, que el rey mandase dar á los do la unión los castillos de Morella y Murviedro, con tal condición, que si de allí a la pascua del Espíritu Santo siguiente, no hubiese mandado jurar á los oficiales del reino de Valencia y é las ciudades y villas de aquel reino que juzgarían por el fuero de Aragón, y le guardarían inviolablemente según estoba ordenado, y el rey lo habia jurado, y no se cumpliese que el rey fuese personalmente a mandarloejecutar. Con esto también proveyeron y ordenaron que los que tuviesen aquellos castillos y los otros que se entregaron a los de la unión, pudiesen forzar y apremiar a los rebeldes del reino de Valencia , haciendo guerra de los mismos castillos con el rey y sin él, hasta compelir a que jurasen los oficiales. Pero esto tardó mucho en asentarse, y quedaron declarados los lugares y villas que siguieron nuestro fuero y estuvieron debajo del hasta nuestros tiempos. Estos fueron del val de Chelva, Chelva, Oríjílla, Domenjo, Aguillas, Tueja, Berujet, Sinarcas, y de la baronía de Árenos, Vil la-hermosa , la puebla de Arenos, Zucaria, Ludient, el castillo de Villamalef, Torrechiva, Espadilia y Balat. De la baronía de Ejérica, Bivel, la villa del Toro, Caudel, Novalichas, Bcnafer, Pina las Barracas: seguía el mismo fuero, la tenencia de Alcalalen, con sus villas y lugares, qne son Lucena, el Alcora, las Useras, Chodes, Figueruelas, las Torrecellas : y también con estos el lugar de Almazora, la puebla de Benaguacil, y Benaguacil: según pareciópor investigación y reconocimiento que se mandó hacer en nuestros tiempos en las cortes que el rey don Carlos tuvo á los aragoneses, al principio de su reinado. Juntamente con estos estatutos fué proveído, que so basteciesen los castillos de la frontera de Aragón , contra Castilla y Navarra, especialmente Tarazona , Sos, Tiermas y Salvatierra, y la corona del Vayo, a donde mandaron subir lodos los de la villa: y se proveyó gente en los lugares y castillos mas comarcanos, que estaban en defensa: y sacaron la gente de los que no se podian defender, y se entraron con los ganados la tierra á dentro.

Cap. CIX.—De la entrada del rey de Aragón en Castilla, y de la batalla que venció don Diego López de Haro á Rui Paez de Sotomayor.

En los principios de la guerra entre Aragón y Castilla, don Alonso que se llamaba rey de Castilla y Lean, se confederó con Alatnir Mahomat Abenazar, rey de Granada: porque se obligó de hacer guerra contra el rey don Sancho, y el rey de Aragón se aseguró que la concordia que entre ellos se firmaba, le seria guardada y se cumpliría: y le ayudaría con todo su poder guardando el rey de Granada lo que estaba entre ellos capitulado. No pasaron muchos días después que dou Alonso tomó el titulo de rey, que murió don Diego López, de Haro señor de Vizcaya, hijo del conde dou Lope, que era principal de los ricos hombres de Castilla , de los declarados contra el rey don Sancho, que estaba ya apoderado del señorío do Vizcaya, y cobro los castillos de la corona real, que se encomendaron al conde en tenencia. Luego el rey de Castilla mandó hacer llamamiento general de los caballeros é hijosdalgo desús reinos, y proveyó que se juntasen con él en Almazan , á donde concurrieron grandes compañías de gentes de armas, y ginetes, y mucho número do peones, y se juntó un grueso ejército. El rey de Aragón y don Alonso, y el vizconde de Bearne partieron de Zaragoza para Calatayud en fin de abril, i donde estaban juntos muchos ricos hombres y gente de caballo, y las compañías de las ciudades y villas deslos reinos. Entonces estando en aquella villa de Calatayud, a veinte y seis días del mes de junio considerando don Alonso que el rey de Aragón era el que hacia la guerra á su enemigo con toda su pujanza, y que sin su ayuda por otra vía no podria salir con aquella empresa, y que en ella ponia su persona yeslado, en reconocimiento desto hizo al rey de Aragón donación del reino de Murcia , con las ciudades de Murcia y Cartajena , y esto se hizo con gran secreto , que no intervinieron en esto sínodos caballeros vasallos del rey de Aragón, que eran Pedro Martínez de Artasona y Fernán Pérez de Pina: y dos notarios que testificaron la donación. Toda esta gente y la que seiba juntando, que cada día llegaba do Cataluña y del reino de Valencia, se repartió por los lugares de aquella frontera: y el rey se pasó a Terrer, á donde dií Orden que se hiciese alarde do la gente con determinación de apresurar la entrada en Castilla. Poresle mismo tiempo el rey don Sancho tenia concertado de verse con el rey de Francia en Bayona , y dejó en su lugar por capitán general de toda la gente , que se habia juntado en aquellas fronteras contra Aragón, a don Alonso hermano de la reina doña María su mujer: y por principales de su consejo a don Juan Alonso de Haro y á don Juan Fernandez de Limla: y viniéronse acercando a la frontera, hasta llegar á Montagudo. El ejército del rey de Aragón pasó de Hariza á Monreal, y en aquellos lugares estuvieron ambos ejércitos biea juntos, mas de veinte días, poniéndoseen orden para la batalla. Refiere el autor de la historia del rey (loa Sancho, que el rey de Francia se escudaba de venir a verse con el rey de Castilla , porque entendió , que tenia la guerra en discrimen de llegar a batalla : y <Jue quiso esperar lo que de aquella jornada sucedería, y por esta causa fué forzado el rey don Sancho volverse á su real; pero lo que parece cierto es, que se viero ambos reyes en Bayona ,,y allí se confederaron de manera, que el rey de Francia desistió de dar favor

« AnteriorContinuar »