Imágenes de página
PDF

riscadamente á las escaramuzas y combates, y cuanto las maquinas derribaban de dia del muro, se reparaba y tapiaba de noche, animándose con grande esfuerzo, sin rehusar ninguna parte de trabajo ó peligro. I-os principales queall! se hallaron fueron Roger Bernardo conde de Fox , Armíngol condede Urgel su sobrino, el conde de Pallas, el vizconde de Cardona , Poncede Ribellas , Arnau Roger , sobrino del conde de Palles, don Ramón de Abella, don Pedro de Jossa, don Guillen de Canel de Rocafort. Entretanto sucedió, que don Ramón Roger hermano del conde de Pallas y don Ramón de Marcafabo de Gascuña, Esquiu de Miralpex do Tolosa con cuarenta de caballo y sesenta ballesteros llegaron a Agramonte , con Animo de entrar en Balaguer, y de allí dieron aviso, que entrarían la noche siguiente , si los de dentro les hiciesen señal con dos lumbres de los altos del castillo , y fué tomado el hombre con la carta por las guardas del ejército. Estos caballeros con su gente se pasaron á la torre de Almenara , que esté sobre la sierra , de donde se descubre gran parte del campo de Urgel, y diversos lugares de las riberas del rio Segre, y el rey que tuvo aviso de Su intento . mandó poner las mismas lumbres en la torre de la iglesia de Santa Uarfa Pálmala. Con esta señal salieron aquellos caballeros de Almenara, y A media noche llegaron á Halaguer, y enviaron delante a reconocer, si por aquella parte podían pasar. Era forzado que pasasen & Segre, que" estaba entre ellos y la ciudad, y tomaron la orilla del rio para reconocer la puenle, pero estaba ya tomada por los del rey, y siendo sentidos por las escusas del ejército , creyendo, que querían combatir la puente, dieron antes de tiempo al arma y los caballeros apellidando Fox y Cardona , arrimados a la puente pasaron en sus caballos el rio a nado, no obstante que les fueron tiradas muchas saetas , y perdieron cuatro caballeros y veinte y seis lacayos , y fué preso Esquiu de Miralpex. Mandó el rey por esta causa labrar a la parte de arriba una puente y mas abajo de Kalaguer otra con barcas, y en ellas se puso gente que las guardase, y fuese estrechando tanto el cerco, y tantas veces se les dio combale, que los vecinos de Balaguer temiendo no fuesen puestos á saco y porque no se les talase ni destruyese su vega, secreta mente avisaron al rey, que le entregarían la ciudad, pero teniendo desto noticia los condes, determinaron de sedar a merced del rey, y desarmados salieron A él, y le suplicaron , se hubiese con ellos piadosamente , y él los entregó al infanle don Alonso su hijo, y los mandó poner en el castillo de Lérida, 6 donde estuvieron mucho tiempo , pero al conde de Fox, mandé pasar al castillo deSiurana , y poner en mas estrecha y dora cárcel, y tener en hierros, porque muchas veces le faltó en lo que le había prometido, y muy atrevidamente daba a entender al rey , que si salía déla prisión le haría mayor guerra y daño del que hasta allí había hecho, pero por intercesión y medio de la reina de Mallorca su hermana, se concertó después con el rey , y fué puesto el conde en su libertad. En este cerco , según parece en memorias antiguas, se señaló mucho el rey de Mallorca , que vino á servir á su hermano en esta guerra, y entró el dia de santa Margarita en el castillo de Balaguer adonde se habían recogido los baronesi •■ >

Cap. X.—Quelos reyes de Francia y Aragón se vieron por lo que locaba a la libertad de don Alonso y don Fernando, nietos del rey de Castilla , y por ti señorio de Mompeüer.

En el mismo tiempo Filipo rey de Francia procoraba por cuantos medios podía persuadir al rey de Castilla, que declarase por heredero de sus reinos á don Alonso su nieto, hijo mayor del infante don Fernando, que era su sobrino, y hacia demostración , que por aquella querella aventuraría su estado, y había de hacer guerra cruel á Castilla, con todas sus fuerzas, y de los principes sus aliados. Tratóse diversas veces de muchos medios, como se partiesen entre Uoy sobrino los reinos de Castilla y León, pues el derecho estaba muy dudoso, puesto que en haber consentido el reyde Castilla, que el infante don Sancho fue-e jurado por primogénito heredero y sucesor en el remo después de sus dias , hacia mas cierto y fundado su derecho, que no el de don Alonso su sobrino. Concertáronse de ver para esto los reyes de Francia y Castilla , y por poder mejor tratar de algún concierto, y mas «menudo se consultasen y viesen, el rey de Francia se vino a Salvatierra lugar de Gascuña , y el rey de Castilla fué a Bayona con el infante don Sancho , y con los infantes sus hermanos, adonde envió el rey de Francia A Carlos principe do Taranto su primo, hijo de Carlos rey de Sicilia, para tratar de algunos medios de buena concordia, y movióse plática, que diesen á don Alonso el reino de Jaén , y que fuese vasallo del rey de Castilla, pero el infante don Sancho , que no quería dar ningún lugar á su competidor en el reino, coa grande prudencia y maña supo desavenir estos reyes, y procuró, que el rey su padre se concertase con el rey de Aragón, y se confederase con él, persuadiéndole, que si le tuviese por amigo y aliado, ningún daño podría recibir de franceses. Así se partieron estas vistas sin que dellas resultase ninguna concordia ni buen efecto. Corcertáronse después destolos reyes de Francia y Aragón de verse, sobre poner en sn libertada don Alonso, y por razón del señorío do Mompeller, el cual el rey de Francia y sus oficiales querían usurpar en perjuicio del rey de .Mallorca su hermano y suyo, y procuró el rey de Aragón asentar paz y amistad con el rey Filipo, y confirmarla con los mayores vínculos y prendas que pudiese. Habia buena ocasión en esta sazón, en que se habia de tratar de los agravios que pretendía recibir el rey de Mallorca, en muchas novedades que se conmenzaron 6 introducir por parte del rey de Francia después de la muerte del rey don Jaime. Concertáronse las vistas para Tolosa, á donde fueron los reyes de Aragón y Mallorca muy acompañados de muchos ricos hombres y caballeros, y hallaron con el rey de Francia al principe de Taranto. Hubo alli grandes tiestas, y el principe acordadamente procuraba de acariciar al rey de Aragón y servirle, pero siempre estuvo cutid, no solamente.grave y severo, pero muy esquivo , dando bien á entender la enemistad que tenia 6 su padre. Muchas veces intentó el rey de Francia de ponerlos en platicas de buena convorsacion y familiaridad , por el parentesco que entro sí tenían , porque el príncipe era hijo de sobrina del rey dou Jaime, que fué hija del conde de la , Proenza, y estaba casado cou hija del tey de Ungrla que era muy propincua deuda del rey de Aragón, por parte do la reina doña Violante su madre, pero nunca se pudo acunar con el rey de Aragón

que le mirase con otro semblante que hiciera á un hijo de su enemigo, y dio bien a entender en aquella» vistas que se tenü no solamente por yerno del rey Manfredo. pero por su sucesor. Entonces prometió el rey de Francia al rey de Aragón y juró, que por ningún tiempo no se entremeterla en el señorío de Mompeller, por vía de trueque o cambio que se le ofreciese con el obispo de Magalona, y confirmó la amistad que tenia con la casa de Aragón , sin que en estas vistas se lomase asiento en la deliberación de don Alonso y don Fernando, que estaban detenidos en el reino de Aragón, pero esta concordia fué después rompida por el rey de Francia, y dio cierta recompensa al obispo de Magalona, de lo que en Mompeller le pertenecía , por tener parte en aquel señorío y entremeterse en él. Volvió el rey don Pedro para Cataluña, y el rey de Mallorca fué á Mompeller, y llevó consigo al principe de Taranto, y pusieron muy estrecha amistad y unión entre st de que se siguieron adelante grandes inconvenientes. La causa porque el rey de Aragón detenia en su poder á don Alonso y don Fernando, allende de la seguridad desús personas era por se asegurar del infante don Sancho y tenerle apremiado, que en sus hechos y negocios no se entremetiese para estorbar la empresa que mucho antes tenia en su pensamiento, de tomar contra Carlos rey de Sicilia, y para refrenar al rey de Francia que no le fuese enemigo y estuviese en este hecho de por medio , y con estas prendas con gran prudencia gobernaba ;sus hechos y entretenía los reyes de Francia y Castilla, pendiendo una negociación tan grande como esta de «u voluntad. Mas el infante don Sancho que con grande solicitud trabajaba por tener de su parte al rey de Aragón su tio, no se descuidaba en esto caso y envió al rey de Aragón á don Gonzalo Ruiz de Girona, maestre de Santiago, adelantado del reino de Murcia, y después al marqués de Monferrat su cuñado, para que procurasen que se viesen con el rey su padre, para confirmar las posturas y amistades que tenían, y concordarse en lo que locaba a don Alonso y don Fernando„y para esto daba gran priesa, porque se recelaba de la variedad y poca constancia del rey su padre, á quien algunos ricos hombres que estaban descontentos del infante, procuraban de le apartar de su amor, y le aconsejaba que dividiese los reinos entra su hijo y sus nietos porque á ellos estaba mejor la división.

Cap. XI.—De las vistas que hubo entre los reyes de Castilla y Aragón en el Campillo, y déla liga que allí se concertó entre ellos.

Concordáronse los reyes de Aragón y Castilla de verseentre Agreda y Tarazona , en un lugar que llaman Campillo, á donde llegaron el dia que tenían señalado, que fué jueves é veinte y siete de marzo del año de la Navida'd de mil doscientos ochenta y uno. Vinieron con el rey de Castilla A estas vistas el infante don Manuel su hermano, los infantes don Sancho y don Jaime sus hijos , don Juan Alonso obispo de Patencia, don Pedro obispo de Ciudad Rodrigo, don Fernando obispo de Cádiz, don Pay Pérez abad de Valladolid, don Fernán Pérez deán de Sevilla y de Patencia, don Garci Gutiérrez arcediano de Bribiesca, maestre Fernán García arcediano de Palenzuela , don Guillen marqués de Monferrat, que fué casado con doña Beatriz hija del rey don Alonso, y era suegro del infante don

TOBO IV.

Jaime de Castilla , que casó con Margarita hija del marqués y de su primera mujer, que se llamó Isabel, hija de Ricardo de Inglaterra, y por muerte del infante don Jaime casó esta Margarita con el infante don Juan, don Alonso hijo del infante don Alonso de Molina , don Juan Alonso de Haro, don Juan González de Baztan , Muñón Díaz de Castañeda, Sancho Martínez deLeiva, Gonzalo García de Estrada, Tel Gutiérrez justicia de la casa del rey , Garci Jorfe de Loaisa, Garci Pérez Dambrey don Jordán. Con el rey de Aragón iban los infantes don Alonso y don Jaime sus hijos, don Garda obispo de Tarazona, el maestro Bonanat nuncio del papa, fray Pedro de la Costa electo de Segorbe, don ügo de Mataplana preboste de Marsella, maestro Arnaldocanciller del rey, don Pedro Fernandez señor de Ijar, don Jaime señor de Ejérica, don Pedro señor de Ayerve hermanos del rey, el vizconde de Clistelnou , don Guillen Ramón de Moneada, don Artal de Luna y don Lope Ferrench de Luna, su hermano, don PedroCornel, don Pedro de Moneada, don Beltran de Belpuig, don Sancho de Antillon , don Gilabertde Cruillas y don Rui Jiménez de Luna. Allí se asenlartjn entre estos reyes diversas capitulaciones, en general y particular, confederándose entre si en muy estrecha amistad , é hicieron pleito homenaje, de ser amigos de amigos y enemigos de sus enemigos, declarando, que quien quebrantase aquella amistad, incurriese en pena de veinte y cinco mil marcos de plata. Mas lo secreto destas vistas fué, que se obligaron el rey de Castilla, por sf, y por el infante don Sancho su heredero, y el rey de Aragón en su nombre, y del infante don Alonso su primogénito, que se ayudarían con todo su poder á conquistar el reino de Navarra , para que se partiese entre ambos reyes , y de guardar las amistades y ligas, que sus predecesores tuvieron, y de valerse y favorecerse contra todos los hombres del mundo, moros ó cristianos, y que no hniian amistad con ningun principe ni señoría, sino de común consentimiento de los dos. El rey de Castilla prometió de entregar al rey de Aragón la villa y castillo de Ayora, Palazuelo, Teresa, Jera, y otros lugares, con todo el valle de Ayora , para que fuese suyo y de sus sucesores , y estos lugares había dado el rey de Castilla al infante don Manuel, y después se los volvió, y le fué dado en cambio la villa de Escalona. También se restituyeron al rey de Aragón los castillos del Pueyo y Ferrellon , y el término de Pozuelo, deque había diferencia y contienda, porque así lo determinaron dos caballeros, que eran Martin Romeu de Vera justicia de Calatayud, y Sancho Martínez deLeiva, que fueron nombrados por los reyes, para que lo declarasen con intervención de don Gonzalo Pérez obispo de Segovia, que fué nombrado por ambas parles. Otro dia se fueron los reyes á la villa de Agreda, y allí el rey prometió al infante don Sancho y ú losque después del reinasen en Castilla, que seria su amigo, y amigo de sus amigos y valedores, y enemigo de losque fuesen sus enemigos, y el infante renunció la parte que le pertenecía en el reino de Navarra , y en caso que se conquistase, la cedió en el rey de Aragón, prometiendo que no comenzaría guerra contra los navarros sin su mandado, y que sucediendo en el reino después déla muerte del rey su padre, entregaría lo que se hubiese ganado, y pondría el castillo y villa de Requena con todas sus aldeas y términos en poder del rey, y le baria della donación.

29

Cap. XJI.—Délo que se concertó entre el rey y el infante don Sancho , paro echar del señorío de Albarracin ádon Juan Nuñcz de Ixira,y del matrimonio que se hizo entre la infanta doña Isabel, hija del rey de Aragón, con el rey don Dionis de Portugal. De Agreda se vino el infante don Sancho con el rey íi Tarazona, y porque en aquel mismo tiempo don Juan Niiiii'/. de Lara se habia entrado en Albarracin, que era de doña Teresa Alvarez su mujer, bija de don Alvar Pérez de Azagra, que fué señor de aquella ciudad , y desde ella él y don Lope Diaz de Haro, hacían guerra en los lugares de Castilla, ofreció el infante don Sancho ir en persona contra ellos, y cobrando de su poder aquella ciudad , prometió de la dar y entregar al rey, y le hizo reconocimiento, que ella y sus términos eran del señorío de Aragón, no embargante que tres días antes en Campillo habia el rey renunciado su derecho en el rey don Alonso, cuanto le pertecia en el señorío de Albarracin con promesa que el infante hizo de hacer este reconocimiento. Con esto partieron los reyes muy unidos y conformes, ydestas vistas resultó que el rey de Aragón mandó poner en el castillo de Játíva á don Alonso y don Fernando, hijos del infante don Fernando, á donde estuvieron algún tiempo. Sucedió luego que cierta gente de don Lope Diaz de Haro, siendo vasallo del rey, y teniendo tierra de honor para ciento y cincuenta caballeros, tuvieron cierta contienda y diferencia con los vecinos de Magallon, é hirieron muchos dellos y mataron algunos, y les quitaron las armas y caballos: y sobre ello envió allá el rey a don Pedro Martínez de Artasona justicia de Aragón, y siendo público que aquella g;nte de don Lope acordada y deliberadamente habia acometido con mano armada la villa y vecinos della, y hecho algunos robos y muertes: y que don Lope Diaz andaba fuera del servicio del rey, siendo su vasallo, que súdente se acogió en el reino de Navarra, puesto que tenia treguas con los navarros, mandó el rey poner mas gente de guarnición en los castillos y fronteras de Aragón, porque tuvo aviso que don Lope Diaz nuevamente habia puesto su amistad con el rey de Francia, y estaba confederado con él, tratando en el mismo tiempo eljreyde Aragondcconcertarlecon el rey de Castilla, y volverle en su gracia y amor. Por esto envió el rey|a desafiar ádon Lope Diazcou dos caballeros castellanos, que habían heredado en su reino, llamados don Vela Ladrón de Guevara y .don Fernán Pérez Ponce. A este don Fernán Pérez, que vino á servir al rey y se hizo su vasallo, dio la villa de Frescano, y después porque se restituyó á don Artal de Luna, cuya era, le hizo merced el rey del castillo y villa de las Celias y de Ponzano. Tenia en este tiempo el rey concluido el matrimonio ¡de la infanta doña Isabel su hija, con don Dionis rey de Portugal, el cual se concertó con intervención del rey de Francia, tanta era la prudencia y aviso del rey, en asentar y fundar por todas vías sus hechos, y las cosas del estado de su reino. Siendo aquello concordado, desde Tarazona envió á Portugal a Conrado Lanza, y ft Beltran de Villafranca camarero de la iglesia mayor de Tarragona, para que entendiesen en^ asentar la discordia y diferencia que habia entre el rey y el infante don Alonso su hermano, que al principio de su reino so habia alzado contra él, y el rey con poderoso ejército fué sobre algunos castillos de) infante. Mas por respeto del rey de Aragón y del infante don Sancho, que se interpusieron

entre ellos, temiendo que de aquella disensión no resultase cosa que pudiese estorbar la amistad que procuraba entre el rey de Castilla su padre, el rey de Portugal, vinieron á medios de concordia, y el rey envió al rey de Portugal á pedir ;que se alzase el cerco que tenia contra su hermano, y dejnse las armas, y por su respeto se concertaron sus diferencias.

Cap. XIII. — De la confederación y liga que Juan de Proxita concordó entre el papa Nicolao tercero, y el emperador Miguel Paleólogo y el rey de Aragón, contra Carlos rey de Sicilia, y déla armada que manió el rey juntar para pasar á Constanlina.

Partió de Tarazona el rey para Teruel, y de allí fué á Valencia, á donde tuvo aviso que se trataba casamiento de la infanta doña Berenguela hija del rey de Castilla, con Filipo hijo deBalduino omperador de Constantinopla, que estaba con Carlos su cuñado. Tenían los pontífices y reyes de Francia y Sicilia á Filipo por legitimo emperador de Constantinopla, y venia en este casamiento el rey 'don Alonso, no embargante que en las vistas de Campillo habia prometido, comunicándole este matrimonio, que no se efectuaría. Sobre ello envió el rey á Castilla á Andrés de Proxita, para que de su parte trabajase de lo desviar, pues que en ello manifiestamente venia contra lo capitulado, tomando deudo con los mayores adversarios suyos y de sus reinos, y que no solo no se efectuase este matrimonio , pero ni diese lugar que se platicase de otro alguno entre sus hijos y parientes con los del rey Carlos, á quien él tenia por capital enemigo: el cual por ningún ruego ni intercesión no habia querido dar libertad á la infanta doña Beatriz su cuñada, hermana de la reina de Aragón , que tanto tiempo habia que estaba muy inhumanamente en prisión. Húbose Carlos rey de Sicilia con las personas que fueron mas cercanas al rey Manfredo cruellsimamentc, persiguiéndolos y procediendo contra ellos y sus servidores con grao rigor, confiscándoles los bienes que poseían en sus reinos: de donde resultó . que muchos barones y principales caballeros dejaron su naturaleza, y se acogieron al rey de Aragón , cuya magnanimidad y valor era muy ensalzado por todas gentes. Entre otras muy señaladas personas que se vinieron á estos reinos por miedo de la sujeción y crueldad de los franceses, fué un caballero que mucho tiempo habia servido al rey Manfredo, varón de grande ingenio, y de suma prudencia y consejo llamado Juan de Proxita; y conociendo el rey de Aragón su valor, le recogió con esperanza de acrecentarle en su reino, y hízolo mucha merced : y después de la muerte del rey su padre, le dio en el reino de Valencia, para él y sus sucesores, las villas y castillos de Lujen , Benizano y Palma con sus alquerías: y por su medio'é industria ofrecieron de servir al rey y seguirle en cualquiera empresa grandes señores y barones de Italia , del bando gibelino y del reino de Sicilia , que estaban opresos y vejados del gobierno duro é intolerable de los franceses: y con diversos mensajeros era solicitado el rey y requerido, que como clementísimo y valerosísimo principe se opusiese á la tiranía de Carlos, de que no solamente ellos, pero toda Italia estaba escandalizada, y muy conmovida , esperando cualquiera ocasión ó novedad que sucediese, ofreciendo que tomarían las armas y le siguirian contra él con todas sus fuerzas. Habia llegado el rey Manfredo á tener muy gran señorío en toda Italia: y lo que duró su prosperidad, fué su corte una de las

mayores de aquellos tiempos, como había extendido su reino hasta la Marca de Ancona, y con su favor prevaleció el bando gibelino en Toscana y Lombardia, siguiéronle muchos y muy grandes señores, por estar ei imperio en cisma. Ix>s principales que persuadían a! rey don Pedro á esto eran el marques de Monferrat, el conde Guido Novelo, Conrado de Antioqula nieto del emperador Federico, que estaba casado con hija del coade Galban , y el conde Guido de Montefieltro: y no tan solamente solicitaban al rey á esta empresa , pero al rey de Castilla , por la particular querella que tenia de Carlos, cuyo poder temían muchos principes de aquel tiempo , pareciéndoles que las Tuerzas y poderlo francés iban en grande aumento, y que estando Francia en tanta paz y sosiego, habiendo puesto nueva hermandad y confederación con el rey de Inglaterra, y con el imperio do Alemania , habían de pasar adelante á querer ocupar lo que quedaba en Italia, y poner en turbación el resto de la cristiandad. Aunque en Italia poco restaba , que , ó no estuviese sujeto al dominio y gobierno de Francia, ó voluntaria mente no siguiese la autoridad y reputación que el rey de Sicilia como vencedor había cobrado, el cual allende de tener en el reino de Sicilia aquende y allende el Faro, era vicario del imperio y senador de Roma , y era por su ancianidad y valor el mas estimado principe de sus tiempos. Era tanta la autoridad que este principe tenia con las naciones del imperio griego y de todo oriente, que el rey de Chipre, que tuvo el reino de Jerusalen pacificamente, se le dejó de miedo, como lo confirma Bartolomé de Nícastro, autor de aquel tiempo: y esto era según escriben , por un derecho que Carlos tuvo a él de una hija del príncipe de Antioqula, que habiéndose destruido aquella sania ciudad por el soldán de Babilonia , se vino a Francia y le renunció el que le pertenecía por cuatro mil libras de torneses que le consignó en el condado de Anjous, para mientras viviese: y en el imperio griego muchos grandes, y algunas principales ciudades le eran sujetas por el derecho de la reiua Margarita su mujer , hija del emperador Balduino. Era grande causa para recelar el aumento deste dominio, ver la ambición y codicia con <iue Carlos seguía la empresa contra Paleólogo emperador de los griegos . so color de restituir en aquel imperio á Filíposu cuñado, y á ciertos principes griegos, que andaban desterrados . 6 quien Paleólogo había quitado sus tierras, y daba a entender quesu principal intento era seguirla conquista de la Tierra Santa, conociéndose claramente, quesu fin era entremeterse en la de aquel imperio. Mas lo que principalmente movía al rey de Aragón y a algunos principes a que tratasen de oponerse contra Carlos 6 irlo á la mano para resistir a sus empresas, fué que el papa Nicolao tercio déla casa de Ursinos, varón de grande ánimo y corazón, desde que fué elegido, y sucedió á Juan vigesimoprimo, luego propuso como abajase la'autorídad y reputación de Carlos: y por una sanción decretal estableció, que el oficio de senador no durase mas de un año, ni pudiese proveerse en hijo de rey: y le revocó el nombre y cargo de vicario del imperio: porque con él se entremetería en todo el resto de Italia, en grande detrimento de la libertad de bis señorías della. Esto, hizo el pontífice con color que el emperador Rodolfo no procuraría la paz y concordia que generalmente se había hecho entre los principes cristianos , ni la empresa do la Tierra Santa , si el rey Carlos se empachase en las cosas de Lombardia. Tentase la

sede apostólica por muy ofendida deste principe desde el papa Clemente, que le puso en la posesión de aquel reino, por el tiránico tratamiento que sus oficiales y ministros hacían a los subditos: y duran aun las amonestaciones de aquel sumo pontífice , en que parece que adivinaba que había de seguirse presto alguna mudanza, y le exhorta, que oiga los gemidos y clamores de tanta aflicción , y remedie las opresiones, no solo de las mujeres libres , pero de las casadas y doncellas, y los despojos de los pobres , y las fuerzas y robos contra los ricos , que él con tanto peligro de su fama iba disimulando: y no permitiese que se encrueleciesen tanto contra sus subditos sus oficiales y ministros. Mas aunque desto tuvo el papa Nicolao mayor sentimiento y desagrado que sus predecesores, hubo también sospecha, que quería fundar en Italia dos reinos, el uno en Lombardia y el otro en Toscana: y dejar reyes dellos dos sobrinos snyos de linaje Ursino para echar del todos los ultramontanos de Italia: y que no estuviese sujeta al gobierno y dominio de extranjeras y bárbaras nacioucs. Entendió esta ocasión Juan de Proxita , que tenia muy larga noticia de las cosas y estados de Italia , y de los imperios griego y htiuo, y considerando, que habría buen aparejo para que el papa y Paleólogo se confederasen con el rey de Aragón , de manera que no solamente conviniese al rey Carlos dejar la empresa de Grecia , para la cual hacia grande armada y ajuntamientode gentes , pero so le rebelase Sicilia, que era tan vejada y tiranizada de franceses, si el rey de Aragón se amparase de la defensa, trató de ponerlo en ejecución. Con estelin, segnn hallo escrito por un autor de aquellos tiempos , fué Juan de Proxita A Constantinopla dos veces muy encubierto , y en hábito peregrino: y descubriendo á Paleólogo el peligro en que estaba , por las fuerzas del rey Carlos, que con favor del rey de Francia, con la mayor y mas poderosa armada que en aquellos tiempos se había visto , se aparejaba 4 ir sobre él, habiendo gran parcialidad y división en el imperio griego, decia, que si diesecréditoá su consejo, y quisiese gastar parte de su tesoro, no solo pondría estorbo en aquella empresa pero seria poderoso de hacer que se rebelase Sicilia por medio de los desterrados del reino y de otros varones do la isla que no amaban el señorío de Carlos, ni podían tolerar la tiranía y soberbia de sus oficiales y ministros: y se podría acabar con el rey de Aragón, por el grande ánimo y valor suyo, que se amparase de la defensa de aquel reino , á quien derecha y legítimamente pertenecía la sucesión por la reina doña Costanza su mujer, hija del rey Manfredo , la cual varonilmente instigaba cada dia , é incitaba al rey su marido , diciéndole, que se acordase que era yerno del rey Manfredo, á quien el papa habia declarado ser justo principe y señor de Taranto, de cuyo señorío ningunas leyes divinas ni humanas permitían que ella fuese desheredada. Que 6 lo menos este principado se debia cobrar, pues le pertenecía por titulo de <lote:y decia Juan de Proxita, que el rey de Aragón no era tan descuidado , que pensase perder lo que era suyo, y le competía como herencia del rey su suegro. Traíale A la memoria , que ya dos veces la casa de Francia se habia puesto en querer ocupar y destruir aquel imperio: la primera en tiempo de Cari» Magno, cuando fué quitado á los griegos el derecho y dominio que tenian en el imperio occidental de Italia , y la segunda en vida del rey Felipe hijo del rey Luis el Menor, cuando hicieron emperador de Grecia a Balduiuo conde de Flandes y de Annonia, después de la muerte de Alexio el Menor. Que si en esta tercera saliesen con su intención , el nombre é imperio griego seria reducido á total ruina y diminución. Paleólogo que conoció la prudencia y grande sagacidad deste caballero , y que era principal entre los barones del reino de Sicilia, que andaban desterrados , no solo le recibió benigna y amorosamente, pero hlzole ministro déla ejecución de aquel hecho, entendiendo ser remedio y conservación de su estado, y diúle cartas para el rey de Aragón: y con poder suyo se hizo entre ellos liga y confederación, de valerse y ayudarse contra todos sus adversarios. Sobre esto vino al rey un embajador del emperador.llamado Micer Acardo, y con él envió á pedir la allanta doña Isabel para Andrónico su hijo primogénito, pero estaba ya casada con el rey de Portugal. Para ayuda desta empresa, escribe aquel aulor, que envió treinta mil onzas de oro, que era un gran tesoro en aquellos tiempos, y con esta conclusión se vino Juan de Proxíta a la isla de Sicilia , adonde comunicó secretamente este trato y liga con Alaimo de I .en ti n , Palmerío Abad, y Gal leí ¡o deCalatagiron, que eran principales barones de Sicilia, y con otros 6 quien le pareció que se podría confiar tan grave é importante negocio, porque tenían grande odio al rey Carlos. Todos estos le dieron sus cartas para el rey don Pedro, en que le pedían con grande instancia, los sacase del yugo y tiranía intolerable en que estaban , y prometian de recibirle por su rey y señor. Acabado esto, Juan de Proxitase fué al papa , que estaba en un castillo llamado Roca Suriana, junto a Viterbo , y comunicóle lo que habia concertado con Paleólogo y con los barones de la isla de Sicilia, persuadiéndole á la liga y unión que habia concertado contra Carlos : y el papa con Bonanato nuncio suyo envió ¿ animar ai rey de Aragón á aquella liga y amistad contra la tiranía de Carlos, ofreciéndole la investidura del reino: sobre lo cual también el rey de Aragón envió al papa a. Ugo de Mataplana, que era de su consejo , y puso con él secretamente su confederación y concordia. Todo esto se trató desde el año de mil doscientos setenta y siete hasta el de ochenta, y en todo esto tiempo no atendía el rey de Aragón, n mas que asentar las cosas de su reino en todo sosiego , y confirmar las paces y ligas que sus predecesores tuvieron con las casas de Francia y Castilla: apercibiéndose contra el rey Carlos en tiempo de su mayor reputación y grandeza. Esto era muy necesario en este tiempo, porque estaban estos reinos en mucho peligro, después que el rey Filipo de Francia se apoderó del reino de Navarra con color de tutela, teniendo á su mano á Juana hija del rey Enrique, des» puos que trató de casarla con su hijo primogénito: y por allí se descubría el manifiesto peligro que los reyes de Castilla y Araron corrían, y todos sus estados. Diversas veces fué con este trato Andrés de Proxita al rey de Castilla después de la concordia de Campillo, y el rey don Alonso ofreoia con gran voluntad de lo ayudar, y puesto que algunas personas entendieron en lo desta liga , y duró mucho tiempo el concierto y asiento del la, fué tan prudentemente y con tanto secreto encaminado y tratado, que nunca dello se tuvo entera noticia en tanto tiempo, hasta que el casóse puso en ejecución. Sucedió en^el mayor hervor y priesa de tan grande negocióla muerte del papa Nicolao, loque á otro principe que no fuera de tanta constancia y firmeza como el rey de Aragón, bastara á turbar y estorbar la empresa, y que desistiera de hecho tan arduo y peligroso.

Asi fué la muerte del papa Nicolao muy en grado

deljrey Carlos , por haber conocido que le era contrario en tudas sus cosas , y hallándose enToscana , á grande priesa partió para Viterbo por hallarse a lu elección , y procurar se eligiese pontifico , que le fuese propicio. Estuvo el colegio de los cardenales en gran división, y duró la sede vacante seis meses, mas siendo recluidos los cardenales, y puestos en muy estrecho conclave por los de Viterbo, que daban gran priesa ala elección, temiendo no resultase alguna cisma, no seconcordando los de Viterbo sacaron á petición é instancia del rey Carlos dos cardenales Mateo Ruso de Ursinis y Jordano, que eran los principales de aquel bando Ursino, y con grande afrenta é indignidad fueron presos en prisión. Por esta causa los cardenales que quedaron, se concertaron con los del banda de Carlos, de hacer elección , y fué elegido á veinte y dos de febrero deste año de mil doscientos ochenta y uno, en la misma ñesta de la Cátedra de san Pedro, Simón del Torso cárdena l de Santa Cecilia, que fué llamado Martino cuarto, de nación francés, y de muy bajo y oscuro linaje, pero de gran ánimo y corazón y muy amigo de Carlos. Al principio de su pontificado hizo gobernador de Rumania a Juan Ipa francés, por sacar al conde Dertoldo Ursino, y procedió á sentencia de excomunión contra Paleólogo, y contra la nación griega, porque no obedecían á la sede apostólica, aunque la fama era, que se hacia por complacer y gratificar al rey Carlos. Sabida la muerte del papa Nicolao y la elección de Martino, el rey avisó entender el favor que el nuevo pontífice mostraría á sus cosas, por medio de Ugo de Mataplana su embajador: y una de las ocasiones de la embajada fué, suplicar al papa, que fuese canonizado el santo varón fray Ramón de Peñafort, porque el papa Nicolao por medio de fray Berenguer de Cruillas maestro general de aquella orden, habia concedido por los méritos de aquel santo varón, que se recibiese la información por la vía y forma acostumbrada en la Iglesia, que suele, preceder á la canonización: y pidiendo el rey , que se cometiese este examen á personas de santa vida , respondió el papa diciendo, que el rey era en cargo á la Iglesia del tributo que el rey don Pedro su abuelo habia constituido en censo , y que siendo feudatario y vasallo della, era justo que lo cumpliese é hiciese por si y sus sucesores en el reino el reconocimiento que debía, y socorriese á sus necesidades, y que hasta cumplir esto, no esperase del gracia alguna: concluyendo, que quien no amaba al rey de Sicilia, no era fiel de la sede apostólica, y así conoció bien el rey, que no solamente no le seria propicio y favorableen el negocio que pensaba emprender, pero muy duro y terrible adversario. Antes desto habiendoelrey hecho en la guerra de los moros sobro Montesa grandes y excesivos gastos, le fué embargada la décima de las rentas de los beneficios eclesiásticos de sus reinos, que le fué concedida en el tiempo del papa Nicolao, que antes se obtuvo ya en tiempo del rey don Jaime, po1' concesión de tres pontífices, y en cualquier empresa que quería comenzar contra los infieles, se le ponía embarazo y dificultad de parte del nuevo pontífice, mas él no cesaba con grande disimulación, de pedirle le concediese aquellas gracias que los pontífices sus predecesores nunca negaron A los reyes de Aragón: y sin descuidar un punto de lo que en su corazón habí» deliberado. mandó armar por los lugares de las costas de Cataluña y Valencia muchas naos y navios de

« AnteriorContinuar »