Imágenes de página
PDF

que se habían conquistado desta parto de Uobregat y fué sepultado en Ripoll.Dos años después de su muerte, murió Armengol conde de Urgel, que llamaron el Peregrino , porque murió en Jerusalen, y dejó de la condesa doña Costanza, su mujer, un hijo de edad de cinco años, de su mismo nombre.

Hizo.el conde Ramón Berenguer , que llamaron el Viejo, guerraá los moros, de tal manera , que brevemente tornó á cobrar no solo lo que el padre habia perdido, pero conquistó mucho mas de nuevo, acrecentando el señorío de Cataluña, y persiguiendo á los moros, de suerte que se tiene por muy constante, que le fueron tributarios doce reyes moros que reinaban en sus fronteras, que llamaban las fronteras de España , porque este era el nombre de las regiones y provincias que se extendían hacia el occidente; y asi en el anal antiguo de Ripoll, se escribe, que le eran tributarias todas las provincias de España , que es la cosa mas señalada que se lee de príncipe ninguno de aquellos tiempos. Repartió toda la tierra a los barones y caballeros que le ayudaron á conquistarla , y entre ellos fué muy señalado el vizconde de Cardona, Ramón Kolc, hijo déla vizcondesaGuila, en cuyo tiempo se hizo la dedicación de la iglesia de San Vicente de Cardona, en el año de mil y cuarenta, 6 veinte y tres de octubre, siendo Eribaldo obispo de Urgel, el cual fué tenido por santo, y sucedió en aquella iglesia el obispo Armengol varón santísimo, cuya vida y santidad es muy celebrada y venerada en aquel principado. Mandó juntar el conde todos los prelados y barones de Cataluña, y celebró cortes generales del principado, en las cuales asistió un legado apostólico llamado Ugo, y entonces se revocaron las leyes góticas , por las cuales desde los tiempos antiguos se gobernaba y regia la tierra, y se ordenaron ciertas leyes que llamaron usages, y por ellas se rigió la ciudad do Barcelona y el principado de Cataluña; lo cual hizo, según en los usages parece, con consentimiento y voluntad de los barones de la tierra, que eran los principales, Ponce vizconde de Girona, Hidelardo vizconde de Barcelona, Ramón vizconde de Cardona , Gombal de Besora, Mirón Gilabert, AlamandeCervellon, Bernardo Amat de Claramonle, Ramón do Moneada, Guillen Bernardo de Queralt, Arnalt Mir de Tost, Ugo Dalmao do Cervera , Arnalt Mir de San Martín, y Guillen Dapiser. Según las historias catalanas refieren , el conde don Ramón Berenguer graduó los estados de toda la tierra , señalando los vizcondes , nobles y barbesores, que debían estar sujetos a los condes, y quedaron exentas las casas de los nueve barones primeros, a los cuales se refiere, que puso en el mismo grado que a los condes, dándoles jurisdicción sobre los que estaban poblados en sus condados; lo cual es mas verisímil que fuese en este tiempo, que lo que se afirma de Cario Magno.

Cap. XVI.—Que el rey árm Ramiro acrecentó su reino, hasta el condado de PaUás , y los hijos que tuvo. Este mismo año á diez y siete de setiembre, estando el rey don Ramiro en el castillo de Laquers, que ahora llaman Laguarres, en Ribagorza, vino el obispo de Urgel Eribaldo ante él, querellándose que el rey don Sancho su padre injustamente habia separado el obispado y diócesi de Ribagorza y de Gistao, de la iglesia de Urgel y mostró ante el rey, por la donación que se hizo á la iglesia de Urgel, en el tiempo del emperador Ludovico, hijo de Cario Magno , que aquellas iglesias de Ribagorza y Gistao, se asignaron á la diócesi de Ur

gel; y con la probanza que recibió dello el rey, mandó restituir y unir el obispado de Ribagorza y Gistao, coa lo iglesia de Urgel, y asignóle de nuevo a Roda, que dice haber sido mucho tiempo poseída por los moros, y que después se cobró por los cristianos en tiempo del rey don Sancho su padre, cuya iglesia según está dicho , se habia antes dedicado en el año de novecientos cincuenta y siete, pero no pasó mucho tiempo que se instituyó iglesia catedral en Roda, asignándole diócesi en todo el territorio de Pallas y Ribagorza.

Parece por antiguas memorias, que murió la reina Ermesenda el primero de diciembre de mil cuarenta y nueve, y que fué enterrada en el monasterio de Sao Juan de la Peña. Hubo della el rey don Ramiro , según parece enuna historia antigua de Aragón, al infante don Sancho Ramírez, que sucedió en el reino, y á don García que fué obispo de Jaca , y é dos hijas, doña Sancha, que casó con el conde deTolosa, que en aquella historia no se nombra, y doña Teresa, que fué mujer de Guillen Beltran conde de la Proenza. Tuvo un hijo natural, llamado don Sancho, á quien dio el señorío de Aibar, y Javierre y Latre, con título de conde, con reconocimiento que hizo á la corona de tenerlo en feudo , el cual también tuvo el señorío de Ribagorza. Duró la guerra todo el tiempo que vivió el rey don García de Navarra, entre él y el rey don Ramiro, y leemos en escrituras auténticas, que el rey don Ramiro se intitulaba rey de Aragón , Sobrarbe , Ribagorza y Pamplona por el mes de enero del año de mil cincuenta y tres, y no solamente estuvieron ellos en gran división pero no la hubo menor entre el rey don García y el rey don Fernando su hermano , que estaba ya muy poderoso . y habia juntado al reino de Castilla, el de León, que adquirió después de la muerte del rey don Bermudo, por razón de la reina doña Sancha su mujer, que era su hermana. Fué la enemistad entre ellos , porque el rey don García no pudo sufrir que su hermano estendiese tanto su reino, y contendían por las tierras de Rioja y Bureba, que el rey don Fernando pretendía ser de su señorío; y duró la guerra mucho tiempo hasta que don García juntó un muy grande número de gente, entre navarros y gascones y moros, y pasó los montesdeOca, y vinieron ambos á batalla en Atapuerca , adonde fué muerto el rey don García, así quedó el rey don Fernando con toda aquella tierra hasta Ebro, y según el príncipe don Carlos escribe, de allí adelante dividió el rio á Castilla y Navarra. Fué la muerte del rey don García, según por antiguos anales parece, en el año de mil y cincuenta y cuatro, y tuvo dos hijos, el mayor que llamaron Sancho, mataron en Peñalon, en vida del rey su padre. según hallo en un autor antiguo , y parece que se declara lo mismo por el arzobispo don Rodrigo, pues dice que su padre habia ordenado que fuese sucesor en el reino, pero que fué muerto en Peñalen.EI segundo se llamódel mismo nombre, y fué el que'sucedió en el reino. Desde entonces , según el arzobispo don Rodrigo escribe, lo que hay entre las riberas de Ebro y los montes Pirineos, fué del rey don Sancho, hijo del rey don García; y Aragón , Sobrarbe y Ribagorza quedaron libres al rey don Ramiro, en cuyo tiempo aun no eran acabados de lanzar de Ribagorza los moros, y fué este principe el que ganó á Benavarri.

Habia en este tiempo, según en la historia del Cid se

contiene, grande diferencia entre el rey don Ramiro y

el rey don Fernando , sobre la ciudad de Calahorra,

'porque pretendía cada uno dellos ser de su reino y conquista , y el rey de Aragón puso aquella diferencia ¿juicio y trance de batalla, confiado del esfuerzo y valentía de don Martin Gómez , que era según aquel autor escribe, el mejor caballero que en España hubo en su tiempo. Aceptó el rey don Fernando el partido, y señaló que pelease por él Rodrigo de Vivar, que después llamaron el Cid, cuyas hazañas son tan celebradas y famosas en la memoria de los españoles; y afirman , que llegado el plazo de la batalla , fué don Martin Gómez en ella muerto y vencido, y se adjudicó Calahorra al rey de Castilla. Este don Martin Gómez, ^eguri parece en una relación antigua, descendía de la casa real, y tenia su estado en Navarra, y el primero que fué inlante se afirma en aquella memoria, que se llamó Ferrench. y el segundo que era infanzón y rico hombre , se llamó Lope Ferrench, y este nombre se cuolinuó mucho tiempo , y deste linaje descendía este don Martin Gómez , y don Bachalla , de quien sucedieron los del linaje de Luna, que es tan ilustre y principal en este reino.

Por la muerte del rey don García , según el arzobispo don Rodrigo escribe, se usurpó por el rey don Fernando gran parte del señorío do Navarra, y lo incorporó con el reino de Castilla , y tuvo ocupado lo mas de la tierra llana de Navarra violentamente. Por esta causa el rey don Ramiro se confederó con don Sancho rey de Navarra su sobrino, hijo del rey don García, Y le dio según en la historia de San Juan de la Peña parece, á Ruesta y Pitilla, y la principal confederación, aunque se publicaba ser contra los moros, era contra el rey de Castilla , y diéronse en rehenes para mayor seguridad villas y castillos; y esto se hizo de acuerdo y consejo de los ricos hombres y caballeros del reino de Navarra , y porque el rey don Ramiro le vaiiese contra el rey de Castilla, le dio el rey don Sancho el castillo de Sangüesa, con sus términos y la villa de Lerda y Ondúes, para él y sus sucesores; y esto jura» ron de hacer guardar y cumplir, Fortuno López, Fortuno Aznares, Jimen Aznares , Lope Fortuno, Lope Iñigo y Iñigo Sanz de Sangüesa , ricos hombres de Navarra que en esto intervinieron.

Dividió el rey clon Fernando en su vida sus reinos, después de grandes victorias que tuvo de los moros en la Lusitania, en lo que es boy del reino de Portugal. Al inlante don Sancho, que era el mayor, dio el reino de Castilla , dividiéndole del reino de León , por las riberas del rio Pisucrga y Asturias de Santillana, y mas le dejó todas las tierras que había adquirido hasta las riberas de Ebro , pretendiendo ser de su conquista, y en aquella parte nombraba a la ciudad de Zaragoza y su territorio que estaba en poder dé los moros, y eran tributarios del rey don Fernando. Dejó heredero al infante don Alonso, en el reino de León y en Asturias y Trasmiera, hasta el rio Deva con la ciudad de Astorga , y parte de Campos y el Vierzo, con la villa de Zebreros, y en su parte se adjudicó el reino de Toledo, que estaba en poder de infieles, y también le era tributario. Al infante don García dejó el reino de Galicia, con Portugal, y el reino de Sevilla, con la ciudad de Badajoz, y dióselo por propia heredad , aunque estaba sojuzgado de moros, y lo poseían, pero reconocían señorío al rey don Fernando, como los reyes de Zaragoza y Toledo, y dábanle cada año tributo; y á las infantas doña Urraca, y doña Elvira sus hijas dejó, según escribe un autor de aquellos tiempos, que poseyesen por juro de heredad todas las temporalidades de los monasterios de su reino, que era un

Toao IV.

muy gran señorío, y sin esto, según otros escriben, les dejó las ciudades de Toro y Zamora. Desta división se siguieron muchos males y daños después de la muerte del rey don Fernando , porque el rey don Sancho pretendió que debia suceder en todos aquellos estados , y movióse gran división entre ellos , y comenzó a perseguir á los reyes don Alonso y don García sus hermanos. Con esta ocasión pudo el rey don Sancho de Navarra'tomar ánimo para cobrar lo que pudiese de su reino, que se le habia usurpado, y el rey don Ramiro se ocupó en la guerra contra los moros que eran comarcanos suyos, y fueron sus tributarios Almugdabir rey de Zaragoza, y Almudaíar rey de Lérida ; y venció dos veces en campo al rey do Huesca, que no quería reconocerle vasallaje. Acabó de echar los moros de los castillos y lugares fuertes, que aun tenían en Sobrarbe y Ribagorza,y prosiguió su conquista, continuando su reino con el señorío de Pallas, siendo su confederado y vasallo el principe Iiigolfo de Florencia , que era de su linaje, y se apoderó de gran parte del señorío de las montañas de Pallas. Este Rigolfo mandó labrar un castillo muy fuerte en Pallas, junto á la ribera de Tor, que llamaron Castellón deTor, y después de su muerte le sucedieron en aquel señorío dos hijos que hubo en su mujer Eincelina , que era de gran linaje, y se llamaron Bernardo y Amato; los cuales entregaron al rey el castillo de Tor, habiéndole dejado Rigolfo á Eincelina, 6 la cual dio el rey en recompensa en Ribagorza, el lugar y castillo de Beranuy, junto á la ribera del Isavena, y desde entonces quedó' al rey don Ramiro grande dominio en todas las montañas de Pallas, reconociéndole por señor los hijos do Rigolfo, que eran muy poderosos en ellas.

Cap. XVII. — Del concilio que se celebró en la ciudad de Jaca, para reformar los abusos del estado eclesiástico , y déla muerte del rey don Ramiro.

Fué el rey don Ramiro, según el papa Gregorio séptimo dice en sus letras apostólicas, cristianísimo principe, y tan devoto de la sede apostólica, que se hizo tributario de la Iglesia, juntamente con sus hijos y con todo su reino; y fué el primero de los reyes de España, que hizo este reconocimiento, y encarece mucho el papa, que como otro Moisés, fué también el primero que en su reino recibió las leyes y costumbres romanas, desechando la superstición, como él dice, de la ilusión toledana. Estoes, á lo que yo puedo entender, que admitió las reglas é institutos canónicos , que estaban desde lo antiguo introducidos por la santa madre Iglesia romana, en la celebración de los oficios divinos, y dejó el breviario gótico y sus ceremonias, que se habían guardado en España, desde el tiempo de los godos , y le llamaban el oficio toledano, y pienso que dice esto el papa, por el grande tumulto y escándalo que bubo entre los reyes y los grandes y populares del reino de Castilla, defendiendo los pueblos y grandes de aquellos reinos, el breviario toledano y sus ceremonias; y pretendiendo los reyes, que admitiesen el oficio de Galicano, que era el mismo que se habia ordenado por los romanos pontífices. Llegó esta contienda después á tanto escándalo, que se puso al juicio de las armas, nombrando dos caballeros, para que por batalla campal defendiese cada uno su opinión; y no contento con esto, usaron de otro juicio mas temerario y escandaloso, que fué echar los dos breviarios en una grande hoguera, en la cual, según el arzobispo don Rodrigo afirma, se consumió el breviario galicano, y sal

4

16 sobre las llamas el toledano, sin ninguna lesión, y esto^conjeturo yo, que es lo que el papa dice de la ilusión toledana. Mas el rey don Ramiro según parece por aquellas letras apostólicas , fué el primero de los reyes de España que mando en su reino se admitiesen las reglas y constituciones canónicas, porque en todo se tuviese principal respeto a conservar la autoridad déla 1 sede apostólica, y porque habia diversos abusos en el estado eclesiástico , y por descuido de los reyes pasados, duraban grandes corruptelas contra lo establecido por los sagrados concilios generales que hubo en la primitiva Iglesia, procuró que se congregase en la ciudad de Jaca concilio provincial, y concurrieion en él el arzobispo de Aux, que se llamaba Austindo, y ocho obispos, y los abades de los monasterios; los prelados fueron estos, Guillermo obispo de Urgel, hijo de Wifredo conde de Cerdania , que fué un muy notable prelado, Heraclio obispo de Bigorra , Estovan obispo deOloron, Gómez obispo de Calahorra , Juan obispo de I.eitora, Sancio obispo de Aragón, Paterno obispo de Zaragoza, Arnulfo obispo de Roda, Velasco abad del monasterio de San Juan Bautista , Bonizo abad del monasterio de San Andrés, y Garuso abad asaniense, quo es el monasterio de San Victorian. En la primera sesión del concilio, estando el rey presente, y el infante don Sancho, y el conde don Sancho sus hijos , y los barones y caballeros del reino, en presencia de todo el pueblo, en una voz dieron alabanzas á nuestro Señor , rindiendo gracias al rey , llamándole benignísimo y serenísimo principe, que habia tenido tanto cuidado de la restauración de la Iglesia católica ,y con grandes exclamaciones suplicaban á nuestro Señor, le diese victoria de sus enemigos. Entonces se confirmaron y restauraron muchos estatutos concernientes al estado eclesiástico, reformando las cosas sagradas y espirituales , en los abusos que duraban por los continuas guerras, y por el comercio que tenían con los infieles , conforme á los estatutos de los sagrados cánones , y se instituyó y dedicó en aquella ciudad la silla catedral, que en la primitiva Iglesia estuvo en Huesca, declarando: que cuando la cabeza del obispado se cobrase de poder de infieles, la iglesia que se restauraba en Jaca , le fuese subdita , y una misma cosa con ella, y la obedeciese como hija á su matriz. Anexó el rey á esta diócesi, los monasterios de Save, Lierde, Sietefuentes, Ciresa , Ravaga, y do San Emeterio, con todas tas iglesias que habia, ose edificasen desde el nacimiento de Cinca , hasta el valle que llamaban Lobera, que fueron en los tiempos antiguos los limites del obispado de Huesca, y de aquel valle, por la región de mediodía hacia el occidente , hasta lo llano á la plana mayor que se llamaban la llana España, y de allí discurriendo por rodeo hacia el septentrión, como se.levantan los montes Pirineos, y dividen el reino de Aragón de Francia, incluyendo los valles hasta la villa de Aragues, que era la postrera del Val de Anso, hasta un lugar que se decía Moneubell, y de allí por la región de los vascones, como discurro el rio Aragón, y parte los límites del reino, incluyendo todo el valle de Orsella, que ahora se dice Valdonzella, con todo ei Pin taño; con las iglesias de diversos castillos, que eran Filera, Hnesta , L'II. Peña, Sos; Lobera, Uncastillo, Luesia, Librana, Eliso, Cnstclmanco, Agüero, y Morillo, que seedificaron en tiempo del rey don Sancho, padre del rey don Ramiro. Allende de la décima que se señaló á esta iglesia, anexó el rey la tercera parte de los tributos que recibía de los moros de Zaragoza y Tudela; tan grande era el celo,

y devoción que los príncipes tenian al aumento de]

culto divino, y de allí adelante los obispos tomaron el titulo de Jaca. Conformóse esta limitación por el papa Gregorio Vil, anexado á esta diócesi el monasterio de las Santas Masas, que eran las reliquias de innumerables santos, que padecieron martirio en Zaragoza; por cuya memoria fué esta ciudad muy venerada en los tiempos antiguos, la cual según Prudencio, y san Isidro escriben, floreció entre todas las otras, por las sepulturas de los santos mártires. Estaba este monasterio en esta ciudad , junto á las riberas del rio Orba, que ahora se dice la Guerva, y Faterno obispo de Zaragoza , con permisión de su clero la anexó á la iglesia de Jaca, y asi es hoy anexa esta parroquial al obispado de Huesca.

El rey don Sancho de Castilla, no contentándose con su reino, se apoderó de los estados del rey don Alonso, y del rey don García sus hermanos, y en el año de mil y sesenta se decia reinar en Pamplona , Álava y Castilla, hasta Pancorvo, y el rey don Ramiro en Aragón. Refiérese en la historia general de Castilla , que hizo guerra el rey don Sancho á los moros de la Carpetania, y Celtiberia , que según el arzobispo don Rodrigo escribe, eran tributarios al rey don Fernando su padre, y los habia sujetado ; y vino sobre Zaragoza, y túvola cercada, hasta que los moros se concertaron con él, y se le rindieron, y dieron por vasallos , y de su señorío ; con tal condición, que los socorriese y amparase, así de moros como de cristianos , siempre que seles ofreciese necesidad. Después desto juntó el rey don Sancho gran poder de los moros con la hueste de Zaragoza , y de todas aquellas comarcas, y fué con un muy poderoso ejército á Sobrarbe , contra el rey de Aragón, y gastaron toda la tierra; y teniendo el rey de Aragón gran sentimiento y pesar, que el rey don Sancho viniese, no solo á socorrer sus fronteras, é hiciese guerra á los moros que eran de su conquista, pero le fuese á buscar tan adentro en su señorío; juntó sus gentes y salió al rey don Sancho su sobrino, cerca del Grado, y hubieron batalla , en la cual fué el rey de Aragón vencido y muerto. Pero esta entrada del rey don Sancho, fué con color que el rey de Aragón ayudaba á los navarros, y juntó gran ejército de cristianos y de los moros, con quien el rey don Ramiro tenia guerra; y teniendo cercado el castillo de Graus en la ribera de Esera, que estaba en poder de los moros, corrió el rey don Sancho la tierra de su tio, y fué á socorrer á los infieles , y llevaba consigo, según algunos escriben á Rodrigo de Vivar , que dijeron el Cid; y estando el rey don Ramiro en el cerco, fué acometido por diversas partes , y fué en la batalla muerto. Esto fué en el mismo año de mil y sesenta y tres, según por muy ciertos anales parece, á ocho dias del mes de mayo , y llevaron á enterrar su cuerpo al monasterio de San Juan de la Peña.

En el mismo tiempo hubo en las montañas de Ribagorza y Pallas, un caballero que se decia Arnal Mir, hijo de Mir, que por su valor y esfuerzo grande hubo diversas victorias de los moros, y los persiguió y echó de los lugares fuertes que tenian en las montañas de Pallas, y ganódellos muchos castillos; señaladamente el castillo de Ager, que está en medio de un muy apacible valle, cubierto de grandes arboledas y bosques, y está en los confines del condado de Urgel, entre dos ríos, que se llamaban Noguera y Nogueruela , y ahora se dicen Noguera Pallaresa, y Noguera Ribagorzana. Todo lo que se encierra entre estos rios, y por el mediodía, desde el castillo de Santa Licinia, y por el septentrión, desde la cumbre de Montsoc, ó fué conquistando por este caballero de los moros, ó adquirido en patrimonio; y en tiempo de Alejandro segundo en el octavo año del rey Filipo de Francia, hijo del rey Enrico, que fué año de mil y sesenta y ocho, fundó la abadía de San Pedro de Ager, y fué señor de muchos castillos y villas, en los condados de Drgel, Pallas y Ribagorza. Éste tuvo tres hijos, Arnal, que murió en vida del padre, y Guillen, y otro que se llamó también Guillen, y murieron sin dejar hijos. Tuvo dos hijas, la una se dijo Valentía , que casó con Ramón conde de Pallas, hijo del conde Ramón, y nieto del conde Suniario, y la otra hija se llamó Ledgardis, que casó con Ponce, vizconde de Cabrera , y hubieron á Guerau , que fué vizconde de Cabrera, y repartió sus villas y castillos Arnal Mir, entre sus nietos , Arnal Mir, hijo del conde Ramón de Pallas, y Guerau de Cabrera, el cual sucedióMi lo de Ager, y se intituló de allí adelante vizconde de Ager. Estaba el condado de Pallas dividido entre dos señores en un mismo tiempo, que se intitulaban condes , porque en memorias auténticas se hace mención, que en el año cuarto del rey Felipe de Francia, que fué año de la natividad de nuestro Señor, mil sesenta y cuatro, Artal Mir, conde de Pallas, estaba casado con la condesa doña Lucía, que fué hermana de Almodis condesa de Barcelona; y estos tuvieron dos hijos, al conde Artal, que sucedió al conde su padre en el estado, y á Otón de Pallas, y deste conde Artal sucedieron los condes Artales, puesto que muchas veces se confunden los nombres de Artales en Amales.

Dábase en estos tiempos grande favor y socorro á la conquista de los moros, de parte del rey de Francia, porque Balduino conde de Flandes, que era tutor del rey Filipo, y tenia el gobierno del reino de Francia, estaba muy aficionado á hacer la guerra contra infieles, y juotd un muy poderoso ejército , para pasar con el á España, puesto que la mayor parte del se empleó en la guerra de Guiana, que se adquirió entonces a la corona de Francia.

Los anales antiguos de Cataluña conforman con los nuestros, en el año que el rey don Ramiro fué muerto, y añaden , que en el mismo fué tomado Casteldases, que se debió ganar de los moros.

Caí. XYIII.—Del reinado del rey don Sancho Ramírez.

Muerto el rey don Ramiro, sucedió en el reino el rey don Sancho Ramírez su hijo, según todos escriben , siendo de edad de diez y ochoaños, fué príncipede grande animo y esfuerzo , y el que mas continuó la conquista>y guerra contra los moros, y mas estendió su reino de todos los príncipes pasados. Acabado de ganar todo lo que los moros tenían en las montañas de Aragón, Sobrarbe y Ribagorza, prosiguió adelante bajando á la tierra llana mas fértil y fructífera, en que los moros estaban fortalecidos. Pero en el principio de su reinado, tuvo guerra con el rey don Sancho de Castilla, procurando la venganza de la muerte del rey su padre, y por dar favor al rey don Sancho de Navarra su primo, que estaba despojado de la mejor y mayor parte de su reino; y juntó toda la gente de guerra que pudo, y con los navarrosque seguían al rey don Sancho, hijo del rey don García movió, según escriben, contra el rey de Castilla que estaba con su ejército en Viana, y hubo entre ellos una muy grande batalla , en la cual, el rey "te Castilla fué vencido, y escriben que salió della

muy vergonzosamente, y el rey de Aragón siguió la victoria, y pasó á Ebro, haciendo cruel guerra a sus enemigos, y quedó apoderado de toda aquella parte del reino de Navarra, que el rey de Castilla había usurpado. Quedando libre de esla guerra, porque Abderramen rey de Huesca, le había quebrantado las treguas, se confederó con el rey de Castilla, y comenzó de hacer guerra á los niorbs. Era esta la principal empresa, perseguir ordinariamente a los moros que estaban apoderados en las ciudades de Huesca y Barbastro, por ser las mas vecinas, y muy principales de los ilergetes, asf en la frecuencia, como en la fertilidad y riqueza de la tierra, y ser allí la mayor fuerza que estaba opuesta en frontera y ft donde mayor resistencia había. Lo primero pareció de emprender á Barbastro, por el aparejo que se ofrecía de poder ofender a los moros por todas partes asi por Aragón, Sobrarbe y Ribagorza, como por las montañas de Palles, y por el condado de Urgel, porque fVconde que era príncipe en aquellos tiempos y se llamaba conde y marqués, hacia con gran furia mucha guerra álos moros, y leerán tributarios los reyes de Balaguer, Lérida, Monzón, Barbastro y Fraga, y muchos otros, y le hacían parias. Púsose cerco sobre la ciudad de Barbastro, que está junto al rio Vero, en lugar muy ameno y fértil, y según se contiene en algunas memorias, fué ganada en el año de nuestra redención de mil y sesenta y cinco y murió en el cerco el conde de Urgel que por esta causa llamaron Armengol de Barbastro. Éste estuvo casado con la condesa Clemencia, y hubo en ella muchos hijos, y entre ellos, según se entiende por muy evidentes conjeturas, fué la reina Felicia mujer del rey don Sancho de Aragón, y entonces dio el rey la iglesia de Barbastro á Salomón obispo de Roda según en algunas memorias antiguas parece, en lo cual hay alguna contradicción, por parecer en diversos instrumentos, que fué algunos años después desto Arnulfo obispo de Roda, que lo fué en tiempo del rey don Ramiro. Con esta victoria tan señalada, abrió el rey camino para las conquistas di-los pueblos principales que tenían los moros en la región de los ilergetes, y para pasar la guerra contra el rey de Zaragoza, y contra los moros que estaban apoderados de los lugares mas fuertes é importantes"de los vascones, celtiberos y edetanos, que estaban poblados en las riberas de Cinca, Gallego, Ebro, JaIon , y la Cuerva, y do allí adelante hacían a los moros la guerra, nó como entes, que iban como por ciertos pasos, sino'con una furia y corrida increíble, como gente que comenzaba á cobrar la posesión de la tierra llana en regiones muy fértiles y abundosas, en que se habían sustentado los moros con gran regalo tanto tiempo.

Cap. XIX. — Deles estados que Ramón Berenguer, conde, de Barcelona, adquirió en Francia.

En el año veinte y cinco del reinado del rey Enrico de Francia, que fué en el año de nuestra redención do mil y cincuenta y cinco, el conde de Barcelona, y la condesa Almodis, dieron la senescalía de Cataluña á un barón muy principal, que se llamó Ramón Mir, que era cargodetanta preeminencia yjurisdicion, que noloacostumbraban dar los príncipes sino á los mas poderosos y de su sangre; y este cargo tenia la jurisdicción y autoridad y poder que el oficio de mayordomo en el reino de Aragón; que era lo mismo que tenían eu el reino de Francia, desdo el tiempo de los reyes fianeos, los que lo gobernaban todo en la paz, y en la guerra.

No eran menores la fuerzas y podor que el conde de Barcelona Ramón Berenguer tenia en la Proenza y 'en los estados de Francia, que las de Cataluña , untes por aquella parte iba acrecentando su estado y apoderándose de muchas fuerzas y castillos, y tenia con los vizcondes de Narbona, Beses y Bearne, y con los condes de Tolosa y Bigorra y Fox, sus ordinarias confederaciones ó pendencias, por lo que se había adquirido en aquellos estados, por razón de los casamientos que los condes de Barcelona hicieron con hijas de aquellos señores, y con el poderlo grande que tenia en España, y con sus valedores y vasallos, y con losque eran aliados en aquellas partes , siempre se iba adquiriendo y aumentando en su señorío. Por este tiempo en el año de mil y sesenta y ocho, se concertó con el vizconde Ramón Bernardo, que llamaban Trencabello y con la vizcondesa Ermengarda su mujer, y le concedieron todo el derecho que pretendían b(^er en el condado de Rodes, y en el vizcondado de Coserans y Comenje y en Carcasona, Narbona, Minerva y Tolosa que habían sido del conde Rodgario conde de Carcasona , y do Otón su hermano conde de Rodes, que pertenecían a la vizcondesa Ermengarda que fué hermana y sucesora del conde Rodgario, porque la condesa Al modis mujer del conde de Barcelona, descendía de los señores de aquella casa, y fué condesa de Carcasona y madre de Guillen conde de Tolosa. Por este reconocimiento el conde de Barcelona y la condesa Almodis, dieron al vizconde Ramón Bernardo Trencabello y n la vizcondesa Ermengarda su mujer, el condado de Carcasona en feudo, exceptuando del la ciudad de Carcasona y lo que pertenecía al obispo y al vizcondado; y Adalaida bija del vizconde y de la vizcondesa Ermengarda, ratificó aquel reconocimiento. Hecho esto, Ramón Arnal, que era vizconde de Carcasona y Ramón Jauzber vizconde de Rodes, prestaron al conde de Barcelona y á la condesa Almodis fidelidad y homenaje, como á legítimos señores, y los de la ciudad de Carcasona hicieron lo mismo, y poseyó el conde todo el tiempo que vivió, la ciudad de Carcasona y su condado pacificamente, como patrimonio legitimo suyo y de sus herederos. Este mismo año murió Ramón Wifredo conde de Cerdania.

Por este tiempo, siendo conde de Barcelona Ramón Berenguer, se pobló por Guinardo conde de Rosellon la villa de Perpiñan, en el lugar que boy está, á donde no había sino dos ventas que llamaban las ventas de Bernardo de Perpiñan, cerca de las ruinas de la antigua Ruscine, de quien el condado tomó el nombre.

Cap. XX.—Del legado que el papa Alejandro segundo envió oí rey don Sancho de Aragón, para ordenar las cosas eclesiásticas y reformarlas.

Hubo al principio del reinado del rey don Sancho de Aragón en la Iglesia grande cisma, porque siendo elegido pontífice Alejandro' segundo canónicamente, los prelados de Lombardía con favor del emperador Enrico cuarto, trataron que se hiciese elección de otro pontffice, fundando su liviandad y error en que Alejandro había usurpado la sede apostólica sin voluntad y consentimiento del emperador, y juntando su conciliábulo, fué por ellos elegido Cadolo Parraesano, y padeció en este tiempo gran adversidad la Iglesia católica, estando los reyes y principes de

la cristiandad muy discordes y divisos en la obediencia. Pero siendo los cismáticos vencidos, por reducir á la unión de la Iglesia católica á los que estaban apartados della, y también por poner en buen estado las cosas eclesiásticas cerca de las ceremonias y culto divino, que estaban en España por las guerras continuas que con los moros habia, no ten ordenado ni recibido como conviniera, conforme á lo que estaba establecido por los sagrados decretos de los sumos pontífices, envió el papa Alejandro al rey don Sancho por legado, á Ugo Cándido presbítero cardenal, y fué recibido por el rey y su corte con grande honra y fiesta, estando en ella don García su hermano obispo de Jaca, Arnulfo obispo de Rueda, el conde don Sancho Ramírez hermano del rey, que ss intitulaba señor de Benavente, y muchos otros ricos hombres, y los principales eran estos, Fortuno Sanz, señor en Huarte, Lope Garces en üncastillo y en Arrosta , Ramón Galindez en Estada, Pero Sanz en Boltaina y Marcuello, Aznar Jiménez en Gallipienzo, Sancho Fernandez en Atares, Galin Sánchez en Sos y después en Arguedas, Iñigo Sánchez en Mondos, Jimen Garces en Boil, Fortun Sanz en Bailo y Eliso. Estos eran los ricos hombres y principales del reino en Aragón, y sus apellidos son tan diferentes de los que tuvieron sus descendientes, porque tomaban los sobrenombres de sus padres y de los lugares que entonces tenían en honor en las montañas y se fueron mudando por los que después se ganaron en la tierra llana. A los llamamientos destos ricos hombres se acaudillaban y juntaban los caballeros, á quien ellos daban el sueldo que se acostumbraba dar en la guerra de las rentas de los lugares que tenían del rey en honor, y á todos aquellos que descendieron délos ricos hombres, y eran sus hijos primogénitos y legítimos ó parientes, llamaron ricos hombres de natura, puesto que después, en tiempo del rey don Jaime el primero, y de allí adelante, se dio esta digdad y preeminencia a los caballeros de su casa, á quien acrecentaban y daban estado, á. los cuales de caballeros mesnaderos, que entonces decían por la mesnada del rey , que eran de la casa real, los hacían ricos hombres, aunque en una ley de las siete partidas se dá diferente interpretación á este nombre de mesnaderos. Entonces el rey con todos los de su reino dieron la obediencia al legado en nombre de' papa Alejandro, reconociéndole como á verdadero vicario de Cristo, y puso el rey todos los monasterios de su señorío que estaban enagenados , debajo del amparo de la Iglesia, y reformaron los ritos y ceremonias eclesiásticas, con los oficios divinos, que primero estaban en grande confusión, y se redujeron á orden y reglas canónicas, conforme á lo que en tiempo del rey don Ramiro se habia ordenado por la sede apostólica. Con el legado envió el rey'por su embajador al papa, al abad de San Juan de la Peña llamado Aquilino, y suplicó recibiese aquel monasterio que los reyes sus predecesores habían fundando y dotado de muchas rentas, debajo de la defensión Y protección de la Iglesia, porque los prelados se entremetían en ocupar las rentas y distribuirlas á su voluntad , contra la institución de los reyes, lo cual fué concedido al rey de Aragón, y que él pudiese distribuir y anexar las rentas como le pareciese, con otras grandes inmunidades y exenciones, haciendo al abad de aquel monasterio inmediato á la sede apostólica. En lo de la celebración ;de los divinos oficios.

« AnteriorContinuar »