Imágenes de página
PDF

y cristianos, y la que mas veces por los unos y por Jos otros fué ganada y perdida.

Siendo ganada Barcelona por los moros, no pasaron muchos días que el coude Borelo juntó en Manresa toda la gente que se pudo allegar de las montañas y de Cataluña la vieja, y porque habia grande íalta de gente, concedió libertad y franqueza militar a los que acudiesen con armas y caballos para ser guir la guerra contra los moros. Juntáronse según escriben, hasta novecientos de caballo armados, que de alli adelante se llamaron hombres de paratge; que según se interpreta por el autor catalán, quería denotar que eran enlodas las cosas pares, é iguales á los caballeros . á cuyas casas y familias y de sus sucesores se dio franqueza, y asi significa lo mismo en aquella lengua hombre de paratge, que lo que en Castilla se dijo antiguamente y ahora se dice hombre hijodalgo. Cuu esta gente de caballo, y con muchas y muy grandes compañías de á pió, fué el conde Boreioá poner cerco sobre Barcelona, y le dio recios comhales, y en breves días se tornó a cobrar, con todos los logares que habían ganado los moros. Esta fué la última ve/., según se halla en memorias antiguas, que Barcelona se ganó de infieles, y no fué pequeña gloria del conde Borelo cobrarla tan presto, pues haberla perdido otra vez en su tiempo , habia sido la mayor adversidad de aquellos estados.

Murió en el año de novecientos y noventa e! conde Oliva Cabrera, que según escriben, fundó el monasterio de San Benito de Bajes, y él fué enterrado en Ripoll. Desteescriben, que tuvo ios condados de Besalú, y Cerdania, que fué muy poderoso y de gran valor. Dejó tres hijos, á Bernardo que en unos anales antiguos se llama Talafer, que sucedió en el condado de Besalú, y a Wifredo, que fué conde de Cerdania, y a Oliva, que fué monje y abad de Ripoll, y después obispo de Osona. De manera que aquellos estados.de Urgel, Cerdania, Besalú y Gírona y el con'dado de Ampurias, estaban sujetos a señores que eran de la casa y linaje de los condes de Barcelona, aunque eran exentos entonces de su directo dominio, y tenían el supremo.señorlo de sus estados, y labraban moneda, y después se reconoció por ellos el feudo á los I coodes de Barcelona. Dendeá tresaños murió en Barcelona el conde Borelo, que fué en el año de nuestra redención de novecientos noventa y tres, y el sexto año después que tomó el gobierno de Francia Ugo llamado Capeto, conde de París, muerto Ludovico, hijo de Lotario, que fué en quien acabó la linea de la sucesión de los reyes que descendían del emperador Cario Magno, de varones. Fué casado el coude Borelo dos veces, la primera con la condesa Ledgrada, y tuvo un hijo della.quese llamó Ramón, y la segunda mujer, fué la condusa'Aimerudis, según parece por su testamento, que se otorgó en el mismo año de novecientos noventa y tres, á veinte y cuatro de setiembre, y en él nombra testamentario á don Ramón , á quien deja sucesor en los condados de Barcelona y Girona, y juntamente con su hijo deja por testamentarios al conde don Ramón y a sus hermanos el conde Borel, y el conde Sumario que eran sus sobrinos, y ¿Guillermo vizconde, y deja á Ermengaudo su hijo heredero en el condado de Urgel, que era muy principal y gran estado, y fué el primero deste nombre, de quien descendieron los condes de Urgel, que después se llamaron Armengoles, y esa mi juicio el mismo nombre que los galos llamaban F.rmenegildo. Estos hicieron por armas un escudo ¿aque

lado de oro y negro, y fueron muy señalados prín- \ cipes en las conquistas que los reyes de España tu- } vieron contra los moros. En tiempo del conde Ramón Borel, en el año de nuestra redención de mil y tres, tuvieron los cristianos una muy grande batalla con los moros junto de Albesa, en la cual recibieron los infieles muy grande daño, y perdieron mucha gente, y teniendo por esto causa muy amedrentados A los enemigos, y siendo los mas pueblos de todo lo que ahora se llama Cataluña, tributarios al conde de Barcelona, y estando la tierra en mucha paz y sosiego, se juntó un gran ejército por el conde, para hacer la guerra á los moros, en lo mas principal de sus reinos, y é donde tenían la magestad y silla de su imperio, y llevó consigo los principales señores que habia en aquellas partes. Para esta empresa se juntaron muchas y muy grandes compañías de gentes, con el de Pallas, de Ríbagorza, Sobrarbe y Aragón, y pasaron con ayuda do los castellanos y leoneses, á la Andalucía, y junto á Córdoba tuvieron una muy grande batalla con los moros, en la cual murieron Arnulfo obispo de Osona, Aecio obispo de Barcelona, Otho obispo de Girona, y muchos caballeros muy principales, y entre ellos el conde de Urgel, al cual por esta causa por distinguirle de los otros sus sucesores, que tuvieron el mismo nombre, llamaron Armengol de Córdoba, éintitulábase conde y marqués. Fué esta entrada de los cristianos, y la batalla en que fueron muertas tan señaladas personas, según en muy antiguos anales de las cosas de Cataluña parece, año de nuestra redención de mil y diez, de la cual ninguna memoria se hace en las historias de los reyes de León, puesto que en la historia de los árabes que reinaron en España , á quien sigue la historia general que se ordenó en tiempo del reydon Alonso décimo sehace mención, que los moros se rebalaron contra Mahomad Almohadi, que era rey de Córdoba , y siendo alzado por rey un moro de Berbería llamado Zulema, fué con ayuda del conde don Sancho de Castilla contra Mahomad, y quedó Zulema vencedor y hubo grande matanza en el ejército de Mahomad y fué cercado en el alcázar de Córdobala cual él luego desamparó. Este Mahomad se escribo en esta historia, que juntó después un muy poderoso ejército, asi de moros como de cristianos, y que tuvieron á nueve leguas de Córdoba una muy brava batalla, en la cual por el grande valor de los cristianos, que en ella se hallaron de parte de Mahomad , fué Zulema vencido, y se refiere, que fué muy nombrada y famosa entre los moros, y que se decía, que tuvo Mahomad treinta mil moros y nueve mil cristianos. Por la concurrencia de los tiempos parece muy verisimil, que fuese esta batalla en la que murió el conde de Urgel, y los prelados que dicho es; porque puesto que no se hace mención, que se hallase allí el conde de Barcelona, se refiere que iban dos grandes señores, que al uno decían Ermengaudo, al otro Bernardo, aunque en la historia general haciendo mención deste suceso, los llama Argomendon y Bermudo.

Cap. X. — Del reinado de don Garci Sunches hijo del rey

don Sancho Abarca.

De los años que reinó el rey don Sancho Abarca, no se puede escribir cosa mas cierta , de lo que se colige por un privilegio del reydon Sancho Ramírez; á donde se dice, que en la era mil y veinte y siete, que fue en el año de nuestra redención de novecientos y ochenta y nueve, hizo donación al monasterio de San Juan de la Peña de Martes, Bajes, Huertolo, y de otros lugares en aquella montaña, y por memorias antiguas del mismo monasterio se halla, que murió á ocho de las calendas de enero, de la era de mil y veinte y ocho, que fué a veinte y cioco de diciembre, de novecientos y noventa, y fué allí enterrado con lo reina doña Urraca Fernandez su mujer, con la cual, según parece en un privilegio antiguo de San Pedro de Ciresa, que fundaron los reyes primeros de Aragón, en el Val de Echo, estaba casado, era de mil y nueve, que fué año de nuestra redención de novecientos y setenta y uno, y dice reinar juntamente con ella en Aragón y Pamplona y por otro instrumento del mismo monasterio parece , que era viva la reina doña Urraca en tiempo del rey don García, hijo deste don Sancho Abarca. Mas el arzobispo don Rodrigo no nombra sino á la reina Teuda , en la cual escribe, que hubo el rey don Sancho al infante don Garci Sánchez , y cuatro hijas, la primera Jimena, y á María, y a Teresa mujer del rey don Ramiro el segundo de León , de quien hubo al rey don Sancho el primero llamado el Gordo, y la postrera hija se llamó Velasquita , que casó con don Ñuño conde de Vizcaya, puesto que en los nombres destos infantes difieren algunos autores. También en instrumentos antiguos de San Pedro de Taberna se hace mención , en la era de mil y veinte y cinco, en las calendas de enero, del rey don Sancho y de la reina doña Urraca su mujer y de tres hijos que llama García, Ramiro y Gonzalo.

Sucedió ai rey don Sancho Abarca , don Garci Sanchezsuhijo, llamado el Tembloso, porque antes que entrase en la batalla se demudaba y alteraba tanto, que le temblaban las carnes y todo el cuerpo , pero después escriben, que tomaba coraje, y entraba á pelear con grande ánimo y persistía en la pelea varonilmente. Estaban ya muy crecidas y con grande aumento las fuerzas y poder del reino para ofender y hacer mucho daño á los moros. Sucedió en tiempo deste principe, según se refiere en la historia del arzobispo don Rodrigo, que Abderramen rey de Córdoba con muy poderoso ejército de sus gentes , y con grandes compañías de moros que vinieron de África a su sueldo, pasó áhacer guerra contra el rey don Ordoño, hermano del rey don Garda de León, hasta llegar á hacer la guerra á los Navarros, y llegó á un lugar, quo el arzobispo dice, que en su tiempo se llamabaMuez,yno pudlendo resistir a los moros el rey don García, en vio á pedir socorro al rey don Ordoño.y entonces vino con muy poderoso ejército, y tuvieron una muy fiera batalla, en el valle que se decia Junquera, y en ella se hizo grande daño y matanza en los cristianos, y fueron cautivos Dulcidio obispo de Salamanca y Hermoigio obispo de Tuy, y en lugar de Hermoigio, se dio en rehenes un sobrino suyo, que se dijo Pelayo, que fué martirizado por los moros y se puso en el catálogo de los santos. Entonces, según se escribe en la historia antigua de Aragón, por esta victoria pasaron los moros con gran furia los montes Pirineos y conquistaron la ciudad deTolosa y que por esta calamidad se recogieron hasta seiscientos cristianos, entre hombres y mujeres, en la espelunca de San Juan de la Peña , desamparando los lugares en que habitaban, y se consagró el monasterio por Iñigo, obispo de Aragón, pero esto se escribe que fué antes de la elección del rey Iñigo Arista, y de tal manera confunde este autor los tiempos, que parece que esta persecución de los cristianos que él relata, fué mucho después, y antes desla bata

Ha que se dio á Abderramen, por los reyes don Ordo

ño y don García y que fué en tiempo del rey don Ordoño el primero, hijo del rey don Ramiro, cuando Musa rey moro , que era , según el arzobispo don Rodrigo escribe , godo de nación , y siguió la secta mahomética, se rebeló contra el rey de Córdoba y le ganólas ciudades de Toledo, Zaragoza, Tudela y Huesca, y pasó adelante, haciendo cruel guerra a los pueblos de Cataluña y de la Galia gótica, y el rey Cario Calvo, no podiendo resistirle, legrangeó con suma de dinero. Murió el rey don García, según parece por los anales de San Juan de la Peña , el primero de setiembre, en la era de mil y cincuenta y tres , que fué en el año de nuestra redención de mil y quince, y en una inscripción antigua que se halla en una ara de la iglesia del castillo de Alares, se contiene, que García Fortuno edificó aquel castillo en la era de novecientos sesenta y nueve, reinando el rey Garci Sánchez; y asi noesde maravillar que haya tanta diversidad en esto entre todos los autores. Fué enterrado en el monasterio do San Juan de la Peña y casó con la reina doña Jimena, y deste matrimonio nació el rey don Sancho que llamaron el Mayor.

Cap. XI. —De la muerte del conde Ramón Borel, y que sucedió en el condado el conde ¡ierenguer Ramón su hijo.

Todo el tiempo que el conde Ramón Borel vivió tuvo su estado muy pacífico, y él fué muy temido de los moros, y murió, según parece en el antiguo anal de Ripoll, y en la historia antigua de los condes de Barcelona , en el año de mil y diez y siete y quedó del un hijo, que se llamó Berenguer, que sucedió en el condado de Barcelona, y en el mismo año se señala que murió Ermengaudoarzobispo de Narbona. Por ningún autor de los antiguos ni de los postreros se escribe, con quién casóel conde Ramón Borel, y del conde Berenguer Ramón su hijo, tampoco se halla memoria con quién casase, y por un privilegio que concedió* los vecinos de Barcelona , y a los del condado, en que les confirma sus franquezas y heredamientos, se hace mención do su mujer doña Sancha , que allí se llama infanta, y se dice ser hija del muy poderoso conde don Sancho, que debió ser el conde don Sancho de Castilla, ó el conde de Gascuña Sancho Guillen, que fueron en este tiempo; y esto se otorgó a ocho del mes de enero del año de la encarnación de mil veinte y cinco y en la era de mil sesenta y tres en la indicción octava, y á veinte y ocho años del reinado de Roberto rey de Francia , y es memoria muy señalada , y que nos dá gran luz por la razón de los tiempos. En el año de mil veinte habia muerto Bernardo Talafer conde de Besalú, hijo del conde Oliva , pasando el Ródano, según en las historias de Cataluña se escribe, y dejó un hijo que se llamó Guillen Bernardo el Gordo que sucedió en aquel estado. También parece en la misma historia, que Wifredo conde de Cerdania y hermano del conde de Besalú, tuvo cinco hijos, á Ramón Wifredo, que después de la muerte del padre fué conde de Cerdania, y a Wifredo de Wifredo, quo fué arzobispo de Narbona , y a Berenguer Wifredo obispo de Girona, y a Guillen Wifredo, que lo fué de Urge!, y Bernardo Wifredo, quo fué conde de Bergada, y fundó el monasterio de San Martin de Canigo; y en aquella historia antigua de los condes de Barcelona.no se hace mención sino de otra mujer del conde Wifredo de Cerdania , y no se dice cuya hija era.

Caí. XII. — Del reinado del rey don Sancho el Mayor, y

como dividió los reinos entre sus hijos.

El rey don Sancho hijo del rey don García el Tembloso, que sucedida suipadre en los estados y reinos de Sobrarbe, Navarra y Aragón, según nuestras historias afirman, fué primero casado con una señora cuyo era el señorío de Aivar en Navarra , y escriben algunos que se llamó Caía, en quien hubo un hijo, que se llamó Ramiro. Después casó con doña Mayor, á la cual, sesun el arzobispo don Rodrigo dice, otros llamaron Elvira, y asi se halla en muy antiguas memorias. Esta princesa fué hija del conde don Sancho de Castilla , y hubo della a don Garda y don Fernando, y don Gonzalo, que fueron reyes de Navarra, Castilla v Sobrarbe. Muerto el conde don Sancho, y el infante don García su hijo, que fué el postrer conde de Castilla , al cual siendo mozo de trece años, le mataron los hijos del conde don Vela en León, alevosamente; por íu muerte el rey don Sancho entró luego á tomar la posesión del condado de Castilla, que le pertenecía por razón de su mujer , que fué la mayor de las hermanas del infante don García, y acrecentó mucho su reino, juntando el .condado de Castilla y á Navarra, y al ducado de Cantabria, que fué conquistado por el rey don Sancho Abarca su abuelo , como dicho es; y por sus proezas y gran poder se le sujetó la mayor parte de Gascuña, la cual él después vendió al conde de Piteas, según en algunas historias se lee. Estendióse su señorío por todas las montañas , hasta Sobrarbe, sujetando según se contiene en las historias de San Juan de la Peña , y del principe don Carlos, á un conde que allí estaba apoderado, que no le nombran, é intitalóse emperador de España. Estando en la mayor prosperidad, que principe tuvo en ella , desde que los moros la conquistaron, sucedió un caso muy adverso, y que mas pudo oscurecer la gloria y magestad de su reino, quedando su misma casa y sangre amancillada , y notada de delito gravísimo. Esto es por diversos autores antiguos por muy constante referido, y fué que el infante don García, hijo mayor del rey, aconsejo 6 sus hermanos don Fernando y don Gonzalo, que acusasen á la reina su madre ante el rey y su corte, de haberle cometido adulterio; y lo que causa mayor admiración ; fué movido de imponer contra su madre un delito tan grave, por una cosa muy liviana, cometiendo esta impiedad é insulto, porque no permitió la reina que le diesen un caballo déla caballeriza del rey, que él tenia mas preciado, siendo aconsejada por un caballero que le advirtió que no lo consintiese, estando el rey su marido ausente, y concibieron tan gran odio y enemistad contra él, que publicaron que tenia deshonesto amor con la reina; el cual en las historias antiguas no se nombra, y un autor nuestro escribe que se llamaba Pedro de Sese. La infamia se estendió, seguiréstos afirman, tanto, que fué puesta por esta causa la reino en prisión en el castillo de Najera, y siendo juntada corte, sobre un caso tan grave, fué determinado en ella, qne la reina salvase su honor por juicio de batalla, mediante un caballero que la defendiese, como era costumbre muy introducida en aquellos tiempos, de rematarse negocios y contiendas muy importantes, y no se hallando quién osase defender á la reina contra los infantes sus hijos, salió á su defensa el infante don Ramiro contra sus hermanos, como muy ezcelente caballero, y puso su persona por «lia al juicio y trance de las armas.. Estando ya

determinado, que la batallase diese, por consejo de un monje, á quien fué revelado el hecho en confesión , y lo manifestó al rey, fué dada por libre la reina, con gran admiración de las gentes y loor del infante don Ramiro, viendo ser acusada la madre de crimen tan grave por sus mismos hijos, y ser defendida por el entenado. Dicen , que por instancia del rey fueron los infantes perdonados por la reina, con condición que el infante don Garda, que era el primogénito, no heredase a Castilla, que era el patrimonio de la reina; y asi en la división que el rey don Sancho hizo de sus reinos, dio el reino de Navarra con el ducado de Cantabria, al infante don Garda, con Vadoluengo, y desde Nájera á Montes Doca, y á Ruesta, con todas sus villas, y á Pitilla; a don Fernando, se dio el condado de Castilla, y fué el primero que se llamó rey de Castilla , puesto que el rey don Sancho su padre, en su vida , se intitulaba entre los otros estados, reinar en Castilla , como en Aragón. En reconocimiento del valor que el infante don Ramiro mostró, y de la virtud de que usó en defender la honra de la reina, poniendo su persona á tanto peligro, le dio la reina sus arras , y el rey se las otorgó, que era el señorío de Aragón, que se le habia dado por el rey su marido, por causa del matrimonio; y escriben algunos autores, que le adoptó por hijo y le dejó por heredero en aquella provincia; y á todos sus sucesores, puesto que el rey dio en tenencia algunos lugares y castillos en Aragón, á don Garda, y otros a don Ramiro en Navarra. A don Gonzalo, que fué el menor, le dio el señorío de todo Sobrarbe, en el condado de Ribagorza, y según en la historia del príncipe don Carlos se declara, le adjudicó desde Troncedo, que está en Ribagorza, hasta Martíñero, y le dio á Loharre, y San Kmiterio, y tuvo aquellos estados en vida de su padre, con titulo de conde, y después se llamó rey, y es el primero que yo hallo en escrituras auténticas, que tuvo titulo de rey en solo lo de Sobrarbe y Ribagorza, y asi se llamaron después el rey don Ramiro que le sucedió, y los otros reyes, hasta que Ribagorza volvió a tener titulo do condado, en tiempo del rey don Pedro el tercero , y del rey don Jaime el segundo su hijo. Hallanse muchos privilegios del rey don Sancho el Mayor, en el monasterio de San Juan de la Peña, que se concedieron en el año de mil y veinte y cinco asistiéndola reina doña Jimena su madre, y la reina doña Mayor su mujer, en que se hace mención do sus hijos, Garda, Ramiro, Gonzalo, y Fernando, y do Sancho Guillen conde de Gascuña , y de Berenguer conde de Barcelona, que confirman las donaciones que el rey hacia.

Teniendo el rey don Sancho tan acrecentado su estado y reino, hizo muy grande guerra al rey don Bermudo el tercero de León , hijo del rey don Alonso el quinto por las diferencias que habia entre castellanos y leoneses, y ganó muchos lugares del reino de León, y hizo mucho daño y estrago en la tierra. Y viéndose el rey don Bermudo muy perseguido, por consejo de sus ricos hombres, dio a la infanta doña Sancha su hermana por mujer al infante don Fernando, y dióles el rey don Sancho todos los lugares que habia ganado allende del rio Pisuerga, que dividía á Castilla del reino de León; y por sos grandes y señaladas victorias, fué el rey don Sancho llamado el Magno. Restauró el monasterio de San Victorian, que fué fundado en tiempo de los godos, en el lugar donde hoy está, llamado Asante, que el rey don Sancho su nieto, llama cenobio antiquísimo y religiosísimo, y que siendo en los tiempos antigaos de gran veneración, fué destruido en afluella general persecución de los infieles. Fundó diversas iglesias y monasterios, y dotó de grandes posesione», y rentas la iglesia caledral dePalencia, y procuró, que en San Juan de la Peña, á donde primero residían clérigos, estuviesen monjes de la orden de san Benito , y vinieron del monasterio Cluniacense, para introducir allí su regla, y fué el primer abad en su tiempo Paterno. Estose liizo con permisión de Mancio, obispo que se intitulaba de Aragón, y de Sancio obispo de Pamplona. Hay grande confusión entre los autores, sobre declarar el tiempo que reinó el rey don Sancho el Mayor; y es así, que enreda tanto y confunde esta diversidad , por la antigüedad do las cosas, y por el descuido de los que las dejaron escritas, que no se pueden ordenar ni distinguir los hechos y sucesos, sino con desorden. Por instrumentos antiguos parece, que comenzó el rey don Sancho á reinar año de mil y cuatro, y por otros se estendió el reinado del rey don García su padre, hasta el año mil y quince como dicho es; y algunas memorias vienen a confirmar, que murió a diez y ocho de octubre, de la era de mil y setenta y dos, que fué en el año de mil y treinta y cuatro, y con esto conforma el anal mas antiguo que yo he visto del monasterio de Ripoll. Fué sepultado en Oviedo, según el arzobispo don Rodrigo y el autor de la historia antigua de Aragón escriben, y de allí fué después trasladado por el rey don Fernando su hijo, á la iglesia de San Isidro de León; y esto es lo mas cierto, que lo que se refiere en la historia del príncipe don Carlos, á donde se escribe, que fué sepultado en la abadía de Oña; y hallo en un autor antiguo que no se nombra, que afirma, que en aquella sepultura que estaba en León , en su epitafio se contenia, que murió en la era de mil y sesenta y dos , habiendo de decir, como yo creo, setenta y dos ; pues en tanta diversidad , y confusión , dificultosamente se puede afirmar cosa que se pueda tener por mas cierta, y verdadera.

Cap. XIII.—Del rey don Ramiro, que fué el primer rey de Aragón, y de los limites de aquel reino.

Después de la muerte del rey don Sancho el Mayor, quedaron divididos sus reinos y estados de la manera que esté referido, y quedó el señorío de Aragón al infante don Ramiro, y cuando aquella partición se hizo, señaló los limites entre Aragón y Navarra, y diese, según parece por antiguas memorias, á la parte de Aragón, desde Santa Engracia, hasta cierta partida que llama Biozal, con todo Roncal, y con la honor que decian.de Ruesta, y de Biozal, que se señala haber sido siempre del señorío de Aragón , puesto que aquella provincia de Aragón , en lo antiguo , tan solamente se estendia desde los montes de Aspa, entredós rios, que el mayor se llamó Aragón, y nace en la montaña de Astun, junto al monasterio de Santa Cristina , sobre la villa de Campfranch, en las mismas cumbres de los montes Pirineos, que se llaman de Aspa , del nombre de un lugar que en ellos hay a la parte de Gascuña. El otro rio se llama del mismo nombre, que otros dicen Subordan , y desciende por el Val de Echo, y se junta con el mayor á la Puente que llaman de la Reina, mas arriba de Vcrdun. Dentro de lns riberas destos rios y de sus nacimientos, están los Valles de Echo, Aragues y Aisa , y la tierra mas llana por donde discurre el mayor destos rios, se dice la canal de Jaca; eutre la cual, y el rio Gallego, quenaeeea Igsmismas vertientes de los Pirineos, junto al lugar que por las fuentes

de este rio, se llama Sallcnt, sobre el Val de Broto, esta lapeñadeüruel, Atares y Sau Juan de la Peña, que también era déla provincia de Aragón y por la parte de occidente se estendia hasta comprender el Val de Anso, por el cual corre el rio Veral, qnoentrn, en el rio Aragón entre Anso y Verdun, y está este valle de- Anso, entre el Val de Echo y el Val de Roncal. Solo este espacio de montes y valles, se estendia á comprender muy pequeña región, quede muy antiguo por el nombre destos dos rios, ó del mayor dellos y del mas principal, se llamó Aragón. Siendo esta región una pequeña parte de los pueblos, que los antiguos dijeron vascones. en la provincia de la España que llamaron Citerior, no tengo por cierta, ni aun verisímil, la opinión de Antonio de Lebrija y de los que en esta parte le siguen, que tienen por muy persuadido que se llamase así por el nombre de la provincia dicha Tarraconense, que era la misma Citerior, creyendo estos autores, que corrompido el nombre en Tarragonense, después se dijese Aragón. Porque aquella provincia fué tan estendida, que comprendía no solamente lo que hoy se llama Cataluña y los reinos de Aragón, Navarra, Valencia y Murcia, pero todo el reino de Toledo y las provincias de Guipúzcoa, Álava y Vizcaya, y las montañas con las Asturias y Galicia, hasta las riberas de Duero, que ■dividía por aquella parte la provincia Citerior de la Lusitania. Y no me puedo persuadir, siendo esto asf que haya quedado por esta causa el nombre á este tan angosto y pequeño espacio de tierra , que queda tan apartada y recogida á la falda de los montes, pues ni Tarragona que fué tan señalada cosa en aquellos tiempos, y la cabeza de la provincia Tarraconense, y de quien tomó el nombre, ni su comarca, han conservado el nombre antiguo. Mucho menos , a mi juicio se debe admitir la opinión de Lorenzo Vala que tratando del apellido desta región, vino á pensar que se llamó asi, por razón de unos pueblos que antiguamente se dijeron en esta provincia Tarraconense, autrigones y que por el tiempo que gasta no solólas cosas, pero los nombres del las, se fué corrompiendo hasta llamarse Aragonés; en lo cual parece no haber tenido tan particular y entera noticia de la tierra ni del sitio della, conforme á lo antiguo y moderno, pues los pueblos autrigones, según por claras y manifiestas señales y repartimiento de los autores antiguos, que dellos dejaron hecha memoria, sabemos que no solo no se continúan ni confinan con esta región que primero fué llamada Aragón, pero ni con ninguna otra parte do lo que ahora se comprende debajo del reino de Aragón, que es mucho mas extendido. Porque los autrigones caen mas hacia el occidente, y se extienden por el rio Ebro arriba y quedan entre ellos y los vascones, los berones que son mas comarcanos á la provincia de Aragón, cuyos lugares eran Trido y Varia, muy cerca de donde ahora están poblados Najara y Logroño, aunque Plinio también atribuye á los pueblos autrigones a Tricío con Bribiesca, pero es otro lugar mas distante del mismo nombre; pues siendo esto tan verdad, como parece por muy graves autores, quién no juigará por sobrada y peligrosa curiosidad, teniendo tan á la mano la causa y origen del nombre, buscar otros mas extraños y ocultos sin mas fundamento del que han tenido para introducir estas opiniones y otras de que no hago mención por ser notorios devaneos Desta causa y Tazón del nombre del río, no veo

por qué se pueda nadie apartar, sabiendo haber autores que afirman que fué toda España por el nombre del río Ibero, llamada de los griegos Iberia; y que la mayor y mejor parte de la España ulterior que boy llamamos Andalucía, que fué tan señalada provincia de los romanos, por el rio Betis se llamó Bélica, y en los tiempos que estaban aun los moros apoderados de la mayor parte de España, llamaron a las regiones vecinas al rio Duero, Estremaduras. Mas Varron y otros autores, tienen por muy constante, que España tomó el nombre de los iberos vecinos al monte Cáucaso, que está entre los albanos y coicos, de donde tienen por cierto que vinieron á poblar lo último del occidente, y dieron el nombre á estas regiones; y afirma por averiguado el mismo Varron, haber venido a poblar por toda España de las parles de oriente diversas naciones que se esparcieron por ella, como fueron los iberos, persas y fenices. Por esta opinión de Varron y de otros autores muy graves que la confirman, vienen ó persuadirse algunos, que quieren escudriñar el origen y denominación de todos los nombres y apellidos de las cosas, qae íi este nuestro rio Aragón se diese por aquellos mismos pobladores que vinieron de la Iberia oriental, el mismo nombre de otro rio de aquella región que nace en el monte Cáucaso, y entra en el rio Ciro y juntos van 4 dar en el Ibero, como Aragón entra en nuestro Ebro, fundando esto en que los primeros pobladores que vinieron de aquellas regiones de Iberia , Persia y Fenicia , y los celtas y peños ponían los nombres á los rios y montes, en las partes á donde paraban , délos mas señalados que allá tenían, como fué siempre cosa muy ordinaria guardar esta costumbre todos los que lian poblado nuevas tierras. Uas como cada cual puede creer en eslas cosas loque mas verisímil le pareciere, yo tengo por cosa muy peligrosa-afirmar ninguna por mas verdadera, dejando aparte lasque son notorias ficciones. De manera que la tierra que se dio al rey don Ramiro, de la cual é\ tomó el nombre de rey, muerto el rey don Sancho su padre, es cosa muy averiguada que se limitaba entonces por aquellas montañas, desde el Val de Roncal, hasta las riberas de Gallego, que era de la región de los vascones, y pasado Gallego hacia el oriente, lo que mas se podia estender, era hasta los valles de Bíelsa y Gistao que están mas arriba de Sobrarbe, con los pueblos que habia en las riberas de Ara y Cinca, fuera de lo de Sobrarbe, que debía ser muy poco, pues aquello se dejó al infante don Gonzalo su hermano; y por la parte de mediodía no seestendian tanto sus limites, que no estuviesen muy vecinos los moros, pues tuvieron todo el tiempo que el rey don Ramiro reinó, á Bolen y Ayerve. En Un pequeños limites como estos , se incluía aquel reino que fué tan angosto como por la mayor parte suelen ser todas las cosas que tienen principio, y para esto intervino el decreto del sumo pontífice, como aifiónos autores escriben, aunque hay grande diversidad entre todos, sobre el principio de su reinado. De la misma manera vemos haber sucedido en los nombres de Cataluña, Castilla y Portugal, que con incluirse estas regiones en los tiempos antiguos en muy angostos limites, se fueron poco á poco ampliando sus nombres con las conquistas, y asi sucedió en este reino que permaneció el nombre de Aragón en todas las regiones que después se fueron cooqalstando, cuanto se pudieron cstender has

ta los confines de Cataluña, Navarra y Castilla, y del reino do Valencia , que ciñen este reino por todas partes, y todo lo que en él se extiende por los montes Pireneos y sus valles. En el año de mil y treinta y cinco, se intitula rey de Ribagorza , Sobrarbe y Aragón , y se hace mención de don Sancho su hijo, que fué hijo natural, y el primogénito , y del infante don Sancho que hubo de la reina Germesenda , que según parece en la historia de San Juan déla Peña, y por antiguas memorias , se llamó Gisberga. Aunque en esto hay gran diversidad y contradicción en las mismas memorias antiguas, que parece que habia de ser esle año de mil cuarenta y cinco, por lo que adelante sedice. de la edad que tenia el infante don Sancho su hijo al tiempo que él fué muerto, y por hacerse mención de dos reinas, con quien fué casado, que fueron Gisberga, yHermeaenda; y afirmase en instrumento antiguo* que Gisberga hija de Bernardo Roger conde de Bigorra, y de la condesa Garsenda su mujer, fué entregada al rey don Ramiro , por el mes de agosto de mil y treinta y seis , por Ricardo obispo de Bigorra , y por García y Guillen Forto , que eran dos varones muy principales de Labadan , que la tenían en su poder.

Cap. XIV. — De la guerra que hubo entre el rey don Ramiro de Aragón, y su humano el rey don Garda de Savarra.

En el principio del reinado del rey don Ramiro, luego hubo grande discordia y diferencia entre él y el rey don García de Navarra su hermano, sobre los límites de sus reinos, y hallándose ausente en Roma el rey don Garda, á donde era ido en romería , viviendo el rey don Sancho su padre. según el arzobispo don Rodrigo, y el principe don Carlos, escriben, confederándose el rey don Ramiro con los reyes moros de Zaragoza , lúdela y Huesca, comenzó de mover guerra á su hermano, y entró por su reino, y puso cerco a. Tafalla; y volviendo ol rey don García eu aquella sazón, juntó su ejercí lo para socorrerla, y acometió a. la gente del rey don Ramiro tan de sobresalió , que le venció, y el rey don Ramiro se escapó en un caballo, y fué grande el daño y matanza que se hizo en el campo, y fué todo puesto á saco; y quedando el rey don García muy victorioso , apoderóse de todo el estado que se habia dado al rey don Ramiro, que no le quedó, como estos autores dicen, sino Sobrarbe y Ribagorza, porque era muerto en aquella sazón el rey don Gonzalo , el cual viniendo un día de monta, fué herido ¿ traición, y matólo un caballero su vasallo, llamado Ramonet de Gascuña , en la puente de Monclús , y fué j enterrado en el monasterio de San Victorian; y viéndose los de Sobrarbe y Ribagorza sin señor , eligieron; por rey al rey don Ramiro.

Cap. XV. — De la muerte del condo Berenguer fíamon, y de Ramón Herenguer su hijo, condes de Barcelona.

En el año de mil y treinta y cinco, según parece en anales antiguos, murió el conde de Barcelona Berenguer Ramón, y dejó tres hijos , é Kamon Berenguer, que sucedió en el condado, y en escrituras antiguas lo llaman Ramón Berenguer el Viejo, y á Guillen Berenguer que fué conde de Marsella, y murió sin dejar sucesión, y el tercero se llamó Sancho Berenguer, que-' sucedió i su hermano en el rondado de Manresa. Del conde Berenguer se escribe, que fué muy delicado y de poco esfuerzo, y que en su tiempo los moros ganaron á Cataluña la nueva , que eran todos los lugares

« AnteriorContinuar »