Historia del luxo: y de las leyes suntuarias de españa

Portada
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

muy interesante

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 142 - Johan por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de Leon, de Toledo, de Galicia, de Sevilla, de Córdoba^ de Murcia, de Jaen, del Algarbe, de Algecira, é Señor de Vizcaya é de Molina &c.
Página 70 - Usan el vestido muy redondo, précianse de andar muy derechas y menudo el paso; y así, las hace el buen donaire y gallardía conocidas por todo el Reino, en especial por la gracia con que se lozanean y se atapan los rostros con los mantos y mirar de un ojo.
Página 111 - Y los de sus horribles sucesores : Las noches de Calígula y de Ñero Son á nuestros portentos inferiores. De Sibaris el trato hallo severo, Su juventud viciosa, penitente, Si con la desta corte la confiero. Aquí es tenido en poco quien no miente, Quien paga, quien no debe, quien no adula, Y quien vive á las leyes obediente ; Y admitido al honor quien disimula En pacífica piel hambre de fiera, Que con modesto nombre la intitula.
Página 125 - Justicias públicamente son malas de sus personas, y ganan por ello ; á las quales solamente se les permite el uso de los guardainfantes, para que los puedan traer libremente y sin pena alguna; prohibiéndolos, como se prohiben, á todas las demás, para que no los puedan traer...
Página 123 - Ningún hombre pueda traer copete ó jaulilla, ni guedejas con crespo ú otro rizo en el cabello, el qual no pueda pasar de la oreja; y los barberos que hicieren qualquiera de las cosas suso dichas, por la primera vez caigan é incurran en pena de veinte mil...
Página 27 - ... ribetes, y algunos usan de torzal; y porque estándose holgando en Sevilla gocen en común de lo que en cada reino se aprecia particular, traen ropetas italianas, chamarras saonesas, capas lombardas con collares altos, ropetas inglesas, sayos sin pliegues de...
Página 20 - Era la reina poco hermosa, algo coja, amiga mucho de holgarse y andar en banquetes, huertas y jardines y en fiestas. Introdujo esta señora en Castilla comidas soberbias, siendo los castellanos, y aun sus reyes, muy moderados en esto. Pasábansele pocos días que no convidase o fuese convidada. La que más gastaba en fiestas y banquetes con ella era más su amiga.
Página 73 - Caboverde para los negocios; en Flandes para la mercería; en Florencia para las rajas; en Toledo y Segovia para los paños; en Lisboa para las cosas de Calicut.
Página 48 - Vino el betún precioso que vomita la ballena o la espuma de las olas, que el vicio, no el olor, nos acredita. Y quedaron las huestes españolas bien perfumadas, pero mal regidas, y alhajas las que fueron pieles solas. Estaban las hazañas mal vestidas, y aun no se hartaba de buriel y lana la vanidad de fembras presumidas.
Página 92 - Manda el rey que todos los clérigos de su casa que traigan las coronas en guisa, que parezcan coronas grandes, é que anden cercenados...

Información bibliográfica