Historia de Cataluña, Volumen 8

Portada
Impr. y fundición de M. Tello, 1886
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 378 - Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarves, de Algecira, de Gibraltar, de las Islas de Canaria, de las Indias Orientales y Occidentales, islas y tierra firme del Mar Océano, archiduque de Austria, duque de Borgoña, de Brabante y de Milán, conde de Abspurg, de Flandes, Tirol y Barcelona, señor de Vizcaya y de Molina, etc.
Página 273 - Resumen historial de las grandezas y antigüedades de la Ciudad de Gerona, y cosas memorables suyas. Eclesiásticas , y Seculares, assí de nuestros tiempos como de los passados.
Página 380 - Zaragoza, á veinte y cinco dias del mes de Abril, del año del nacimiento de nuestro Señor Jesucristo, de mil y seiscientos y cuarenta y cuatro.
Página 33 - ... tierra los Españoles, antes se acer-caban cada vez más: con todo, viendo el Torrecusa ya con experiencia cómo la escalada de aquella vez era imposible sin otras prevenciones, mandó con repetidos avisos al Marqués Xeli, general de la artillería, le enviase escalas en número bastante, porque él no había de bajar, dejando el fuerte en manos del enemigo. Ordenábale también que no parase en las baterías de la ciudad, porque los socorros no. subiesen tan prontos; que todo vendría á estorbárselos,...
Página 28 - ... la suerte de aquel Rey cansada de favorecerle. <Qué es lo que teméis, sino que no lleguen presto y que se os escape de las manos este triunfo? Por vosotros está la razón : hoy habéis de acabar el grande edificio de la libertad que habéis levantado: hoy se ha de dar la sentencia en que se publicará al mundo vuestra gloria ó vuestra infamia: á este...
Página 378 - ... tenido por bien. Por ende, con tenor de las presentes, de nuestra cierta ciencia y real autoridad, deliberadamente y consulta, damos licencia, permiso y facultad a vos...
Página 26 - Aunque la costumbre militar nos enseñe ser provechosas las razones del caudillo antes del acometimiento, yo no veo que ahora pueda ser necesario, porque ni la justificación de la causa que aquí os ha traído se puede olvidar á ninguno, ni tampoco hay para qué acordaros, oh Españoles, aquel...
Página 25 - De otra parte, miraban su ejército ya disminuido en infantería y caballería por la hambre, por la guerra y por la enfermedad, y principalmente por las muchas guarniciones que iban dejando atrás; el enemigo á las espaldas con poder considerable de gente y en su país; el paso de Martorell poco seguro para la retirada; mucha gente bisoña, toda hambrienta; el manejo de las provisiones casi imposible; el mar no defendido, pocas galeras y mal armadas; en los cabos alguna desconformidad; los socorros...
Página 51 - Bulera para servir los cargos de mi lugarteniente y capitán general en esa provincia, le he nombrado para dichos cargos; y pues ha de representar mi persona , no será menester significaros el respeto que se le ha de tener, sino encargar y mandaros que así en el juramento como en todo lo demás, os...
Página 28 - ... sabe, no es obedecido; su rey ausente, su general con pocas experiencias, sus cabos enemigos, hambriento todo el campo, manchado de pecados, y sus espíritus llenos de propósitos torpes, su justicia ninguna, y lo que es más, la suerte de aquel rey cansada de favorecerle. ¿Qué es lo que teméis, sino que no llegue presto y que se os escape de las manos este triunfo?

Información bibliográfica