La enseñanza social de la iglesia: Síntesis, actualización y nuevos retos

Portada
Palabra, 9 mar. 2006 - 272 páginas
A través de estas páginas se señalan los nuevos retos que plantean fenómenos sociales que obligan a la Iglesia a pronunciarse con más vigor ante ataques a la vida, a la dignidad de las personas, a la familia, a la paz.
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

LA ENSEÑANZA SOCIAL DE LA IGLESIA, de Monseñor Michel Schooyans, Proporciona una visión integral y actualizada sobre la Enseñanza Social de la Iglesia Católica.
Existe una realidad, que nadie
puede negar, y esta es, la influencia de la iglesia en la historia de la humanidad. Iglesia que ha evolucionado con el paso del tiempo, pero nunca dejando de lado los principios evangélicos que la rigen, basados en los hechos y palabras de su fundador: Jesús.
Con muchos seguidores en el mundo, pero también con muchos críticos y oponentes, se ha mantenido firme frente a diversos ataques a los largo de la historia.
La iglesia nunca ha sido ni es indiferente a los diversos problemas de índole social que afectan a la humanidad, por el contrario siempre dirige su interés y trabajo hacia la defensa de todo ser humano, sin discriminarlo por ninguna condición.
Un libro recomendado para muchos que como yo, son parte de esta iglesia, y que ante tantos dilemas sociales, desea dar una posición coherente en palabras y acciones, sin cometer ningún tipo de injusticia.
La Enseñanza Social de la Iglesia es un conjunto de normas y principios referentes a la realidad social, política y económica de la humanidad basado en el Evangelio y en el Magisterio de la Iglesia Católica. El Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia y el Catecismo Católico la definen como un cuerpo doctrinal renovado, que se va articulando a medida que la Iglesia en la plenitud de la Palabra revelada por Jesucristo y mediante la asistencia del Espíritu Santo, lee los hechos según se desenvuelven en el curso de la historia.
La Iglesia deja claro que su doctrina social no es una «tercera vía», un camino intermedio entre el capitalismo y el socialismo. No tiene nada que ver con una agenda económica o política, y no es un «sistema». Aunque, por ejemplo, ofrezca una crítica del socialismo y el capitalismo, no propone un sistema alternativo. No es una propuesta técnica para solucionar los problemas prácticos, sino más bien una doctrina moral, que surge del concepto cristiano de hombre y de su vocación al amor y a la vida eterna. Es una categoría propia.
La doctrina social, además de dirigirse de forma primaria y específica a los hijos de la Iglesia, tiene un destino universal. La luz del Evangelio, que la doctrina social refleja sobre la sociedad, ilumina a todos los hombres: todas las conciencias e inteligencias son capaces de captar la profundidad humana de los significados y de los valores expresados en esta doctrina, así como la carga de humanidad y humanización de sus normas de acción.
Contiene importantes categorías como la “Teología de la Creación y la “Teología del Trabajo”, “Relación entre políticas demográficas y democracia” “Relación entre paz y desarrollo”. Abordándolas no simplemente a través de opiniones, sino sustentándola en hechos reales y orientándolas hacia una aplicación práctica y al alcance de todos.
Es un libro muy oportuno para aquellas personas que desean trabajar en un mundo más humano y que desean saber como a través de su trabajo cotidiano, pueden contribuir a esta misión. Un libro radical, coherente con principios y valores inamovibles, lo que para muchos si puede resultar incomodo y difícil de aceptar.
Recomiendo este libro.
Diana Milena
 

Páginas seleccionadas

Términos y frases comunes

Información bibliográfica