Colección de poesías castellanas tr. en verso toscano, Volumen 4

Portada
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Pasajes populares

Página xciv - Tras importunas lluvias amanece, coronando los montes el sol claro; salta del lecho el labrador avaro; que las horas ociosas aborrece. La torva frente al duro yugo ofrece el animal que a Europa fue tan caro; sale, de su familia firme amparo, y los surcos solícito enriquece.
Página cdxvii - Oppida moliri, leges incidere ligno. Sic honor et nomen divinis vatibus atque Carminibus venit.
Página cclxx - Este que llama el vulgo estilo llano, Encubre tantas fuerzas, que quien osa Tal vez acometerle , suda en vano. Y su facilidad dificultosa También convida , y desanima luego En los dos corifeos de la prosa.
Página cclxxiv - Nuestra patria no quiere, ni yo quiero Abortar un poema colecticio De lenguaje y espíritu extranjero: Pues cuando me quisiera dar propicio Maron para su fábrica centones, ¿Quién sabe cuál surgiera el edificio? Con mármoles de nobles inscripciones, (Teatro un tiempo y aras) en Sagunto, Fabrican hoy tabernas y mesones.
Página cclviii - Por esto apenas oyes rima entera Con ambas partes fáciles y llanas, Y excluyes por ociosa la primera: Como para guisar palustres ranas, Que sospechoso el cuerpecillo todo Las piernas solo nos ofrecen sanas. Y cuando aplaya el Nilo , de este modo Causa el fecundo sol generaciones En las grasezas del informe lodo, Que organiza los húmedos terrones , Escarban ya los pies, gruñen las testas, Sin darles forma entera de ratones. Desde que llevan consonante á cuestas Miran su trabazon los versos ruda...
Página cccxcvii - Que aspire á proceder como maestro. Digo pues que me place el ver que atiendas Tanto á las filosóficas verdades, ¡" ' Que siempre de sus órdenes dependas. Pero que alguna vez te desenfades De aquel rigor , y el gusto no apremiado Se cebe en mas benignas facultades. Que si ellas guardan su nativo agrado, No será menester que lo compelas A seguir lo que yo le persuado.
Página xxviii - Y sedienta á buscar ó sombra ó agua, Vuelva acaso los ojos y los lea: O si esto no, serán piadoso ejemplo A amorosos pastores... Dafne ingrata, Que mientras vas con el sol nuevo alegre Del espacioso mar las bravas ondas Que crecen con mis lágrimas mirando...
Página ccl - Yo quiero, mi Fernando, obedecerte, Y en cosas leves discurrir contigo Como quien de las graves se divierte. Por lo cual será bien, que las que digo No salgan fuera del distrito nuestro, Que al fin van de un amigo al otro amigo. Y no soy tan soberbio ni tan diestro En dar preceptos, ni advertir enmiendas Que aspire Á proceder como maestro.
Página cccxcix - Sai che là corre il mondo ove più versi di sue dolcezze il lusinghier Parnaso, e che '1 vero, condito in molli versi, i più schivi allettando ha persuaso.
Página cclxviii - Aunque por ambicion de mayor gloria, Fleche cada palabra una sentencia, Y obre cada sentencia una victoria. Que en el segundo estilo hay elocuencia, Que entre la igual corriente del progreso Anima su fervor con la frecuencia: Y en su mediocridad lleva gran peso, Pues sin que lo envilezca ni lo encumbre, Le suele dar mas próspero suceso. Pruébase por...

Información bibliográfica