Imágenes de página
PDF
ePub

ADICIONES Y RECTIFICACIONES.

LOS DOS PINOS DE FILIPINAS.

Al describir algunas de las principales maderas que se crian en los montes del Archipiélago, apunto caractéres de la del pino de Zambales dándole el nombre científico de Pinta Merkusii, Jungb et de Vriese, á cuya especie corresponde, en efecto, el ejemplar remitido recientemente por mi digno jefe el celoso Inspector de Filipinas Sr. D. Ramon Jordana y Morera, y clasificado por los Inspectores del Cuerpo Sres. Boutelou y Laguna. Es, sin embargo, probable, que el pino dominante en llocos no sea el Merkusi i y sí el insularis, Endl., con tres agujas en haz, y que ambas coniferas formen montes importantes en nuestras islas del extremo Oriente. Juzgándolo muy interesante al Ingeniero de montes en Filipinas, trascribo las diagnosis de las dos especies, tomadas del Prodromus de Alf. Decandolle y de la Synopsis coniferarum de Endlicher.

P1nus Merkus11, Jungh. Et De Vr1ese ( Plant. Nov. Indo Batav. Orientalis, t. 2, p. 5 ). — Arbor excelsa, ramulis ascendentibus, squami fulcrantibus lanceolatis acuminatis parce fimbriato-ciliatis ápice recurvis, vaginis longiusculij strictispersistentibus, foliis geminis vilde aproximatis erecto-patulis longis tenuissiinis in sicco supra canaliculatis margine scabri breviter mucronatis subpungentibus, amentis masculis cylandraceis obtusis in spicam densam subehngatam dispositis, bracteis antberiferis suborbicularis, denticulatis, strobilis solitariis, in ramulo brevi erecto ovatis utrinque attenuatis, squamarum apopbysi subrbombea nítida radiatim rugosa depresso-pyramidata, umbone depresso mutico, nuculis... {Jungb. et de Vriese.) Habitat in insulte Sumatra: regione Battarum, in montibus Tannah-Hurung et Tobah, 3000-4000 ped. elev. (Jungbl), in Borneo etprobabiliter in alisi Arcipelagi indici insulis {Blume!) {Prodromus systematis naturalis regni vegetabilis. — Pars. xv1, 1868, p. 389.)

P1nus Merkus11 Junch. Et De Vr1ese.Pinaster foliis geminis longissimis, flexuosis, strobilis ovatis erecto patentibus, squamarum apopbisi elev ato pyramidata radiatim striata, nítida demum recurva, umbone depresso.

P1nus Sumatrana, Junghuhn.

Insulte Sumatra regione Battarum.

Mi querido maestro el Sr. D. Máximo Laguna ha tenido la amabilidad de facilitarme los siguientes datos acerca de las localidades en donde se cita este pino : Henkel y Hocbstetter en su Synopsis der Nadelbcelzer, p. 43-44 lo indican en Sumatra, Borneo y Cochinchina, añadiendo, que es muy probable se encuentre tambien en las demás islas del Archipiélago índico. Kurz, en la «Flora » (allg. bot. Zeitung. Regfnsburg), 30.° año (1872) p. 266, dá como localidades de la especie Siam y la Birmania , que se hallan casi en las mismas latitudes que nuestra isla de Luzon. La Gaceta de Botánica {Botanisebe Zeitung), en 1846, p. 699, al dar cuenta del descubrimiento de Junghuhn y del libro de Vriesc , y refirie'11dosc á este pino, decia ya : «el límite Norte de su área es desconocido.»

P. 1nsular1s, Endl. (Sinops. Conifer., p. 157.)—Arbor, squam1s fulcrantibus lanceolato-acuminatis fimbriato-ciliatis connexis, vaginis breviusculis strictis persistentibu1, foliis ternis tenuissimis longis faccidis compresso triquetris, margine scabris mucronatis subpungentibus, amen t1s masculis numerosis in spicam crassam densam dispositis cylindraceis obtusiusculis, bracteis antberiferis suborbicularibus subintegris , ¡trobilis 2-3 verticillatis junioribus oblongis, in ramulo brevi erectis, adultis ramulo brevi borizonlalibus vel subpendulis ovato-conicis obtusiusculis rectis vel curvulis, ¡quamarum apopbysi subrbombea subetavato-pyramidata, carina transversa elevala acuta, umbone parvo mutico vel in squamis supremis submucronato, mucrone recto, nuculis... Jn insulis Pbilippinis. (Cumming! mero 956. Llanos!) in insula Luzon (Blanco).

P1nus 1nsular1s, Endl.Ttída foliis ternis tenuissimis flaccidis (6-9") vaginis (4'') persistentibus, strobilis ovatis acutis (3"), squamarum apopbysi pyramidata angulata, umbone minimo tuberculiformi conico.

Pinus timorensis? Loudon, Arboret. Brit. 1v, 2269.

Habitat in insulis Pbilippinis (Cumming. núm. 956).

UN ROBLE FILIPINO.

En el Journal of Botany , núm. 140. New. Series, vol. 111 ( Agosto, 1874), p. 240, se lee la siguiente noticia acerca de un roble de Filipinas, que copio por su interés forestal. El artículo se titula On some Asiatic Coralaceit, y lo firma H. Fr. Hauce.

Quercus ( Cyclobalanus ) Wood11 , nov. sp.— Ramulis glabris v. obsolete Jurfuraceo-squamulosis, foliis brevi-petiolatis e basi cuneala oblongis, integerrimis, coriaceis, glabris supra, subopacis, subtus pallidis costulatis, costulis sub ángulo 40.° egregi, cupulis sessilibus , solitariis, patelliformibus, diámetro pollicaribus tomento brevi cinereo dense obtectis, zonis concentricis 7-8 basim conicotumidum ver sus valde indist inctis, marginem ver sus magis approximatis et paulo conspicuoribus, glande brunnea late ovoideo acutiuscula ,pollicem alta prurter corticem cinereo tomentosum, glaberrima nitidiuscula stylis tribus crassis brez ¿bus stigmatibus punctiformibus depressis coronata.

In insula Luzon legit am W. W. Wood, cujus benevolentia unicum debeo specimen.

Entre los robles asiáticos, parecen ser los más af1nes el Q. Omalokos, Korth., de Sumatra, y el Q. Miqucliana, Scheff., de la isla de Bongka. Conviene con la primera en el tamaño de la bellota, que es, sin embargo, de un color pardo rojizo más claro, y más aguda en el ápice. La segunda especie tiene las bellotas de forma más semejante á las del roble filipino; pero más puntiagudas, y su tamaño es mitad; las zonas del cascabillo están más claras y espaciadas. El follaje es muy distinto, el envés de la hoja se parece algo por su coloracion pálida; tiene, empero, los nervios primarios más marcados. El Q. Kortbalini, Bb. , difiere marcadamente de todos los robles filipinos descritos en el Prodromus.

SUPERFICIE DE FILIPINAS.

Las cifras consignadas en la obra del P. Buceta, y que cito en la p. 96, distan bastante de las resultantes de cálculos posteriores, á las cuales se aproximan más las de D. Pablo de la Gironiére.

En efecto, haciendo el cálculo por los mapas de Cocllo, obtenemos un total de 5.293 millas cuadradas , = 291.455 k. c.: los publicados por la Direccion de Hidrografía dan 5.392,7 m. c.,= 296.945 kil. cuadr. Segun el Anuario estadístico, mide el Archipiélago 5.368 millas cuadradas, => 295.585 kilómetros cuadrados.

En la reduccion de los quiñones á hectáreas hay que tomar como equivalencia del quiñon 2,79 heets., debiéndose, por tanto, rectificar las cifras de la p. 96 obtenidas con el factor 2,185. No lo hago aquí por conceder poca importancia á los datos del P. Buceta referentes á la superficie del Archipiélago.

CORRECCIONES.

Página 55. quijo: léase guijo.

— 117. Artocarpucs , léase Artocarpus.

— » Muse, léase Musa.

— 139. (Nota.) embriologo, léase briologo.

— 187. Tampoco figura la laguna central de Mindanao en la hoja de

la Direccion hidrográfica.

— 207. Pigaletta , léase Pigafetta.

— 225. medida no llegaba á 10pié5 , léase medida no llegaba á 10pies

— 241. {De capitan), léase {Capitán de).

— 325. Engincering, léase Engincering.

— 382. Traus-Himalayan .léase Trans-Himalayan.

— 384. Relie, léase Relie.

388. Bird's-Ege, léase Bird's-Eye.

— 431. Madows, léase Meadows.

[ocr errors]

ÍNDICE DE MATERIAS.

Páginas

Prefac1o 1

Introduccion 5

I. Montes de Filipinas.— Produccion y consumo interior de made-

ras.— Principales causas del mal estado de los bosques.— Admi-

nistracion forestal.— Conveniencia de una gestion forestal facul-

tativa.— Importancia económica, cósmica é hidrológica de los

montes 10

II. La produccion de maderas del Archipiélago, comparada con la

de los países vecinos: China, Malaca, Cochinchina, Siam,

Cambodja, Japon, India holandesa.— Exportacion de maderas

para Asia, América y Europa 43

III. Concesiones de terrenos baldíos realengos.— Legislacion.— Vi-

cios de que adolece y reformas necesarias.— Desamortizacion

forestal.— Decaimiento de la agricultura y medios para hacerla

prosperar.— Braceros indígenas y chinos.— Ventajas de la des-

amortizacion forestal.— Ingresos que las ventas de baldíos rea-

lengos producirán.— Marcha que debe seguirse 59

IV. Estudio de la vegetacion leñosa.— Dificultades para hacerlo sin
una comision científica dedicada á él.— Utilidad de este estudio.

— Plan para su ejecucion.— Una comision de la Flora no será

gravosa al Estado.— Objetos y datos que debe recoger.— Tra-

bajos estadísticos 113

V. Modificaciones en la organizacion del servicio forestal.— Divi-

sion en distritos.—Plantilla del personal facultativo.—Conclu-

sion .' 137

Apéndice A.—Breve descripcion de algunas de las maderas más im-

portantes y mejor conocidas del Archipiélago filipino. 144

— B.—Apuntes sobre la isla de Mindanao 181

« AnteriorContinuar »