Imágenes de página
PDF
ePub

prestacion personal, cuya importancia, aumentada por los amigos de Manila, de nombre al Alcalde mayor que la ejecute, y le valga permanecer en la provincia ú obtener el traslado á otra más productiva. Y de esto no debe culparse á los hombres, sino á la organizacion gubernativa, acerca de la cual nada puedo decir en este lugar.

Al terminar el presente trabajo ruego á V. E. lo mire benévolamente. A ejecutarle me ha guiado mi deber y el deseo de ser útil al desarrollo de la riqueza forestal de aquellas preciosas Islas. Si lo que en él propongo merece la aprobacion de V. E., con toda la confianza que dá el más íntimo convencimiento espero que los resultados reales han de superar, en breve, los que como probables dejo consignados. No haga aplazar la realizacion de las reformas, exigidas para el desarrollo del servicio, el temor de recargar el presupuesto con cantidades que son exiguas comparadas con el aumento de ingresos y la verdadera regeneracion, no sólo de los montes, sino que tambien de la agricultura, hoy tan abatida, que de ellas han de resultar.

Madrid, 18 de Enero de 1874.

El Ingeniero Jefe, SEBASTIAN VIDAL Y SOLER.

APENDICE A.

AL SR. D. DOMINGO VIDAL Y SOLER,

INGENIERO JEFE DE 2. CLASE DEL CUERPO DE MONTES EN ULTRAMAR,

dedica estos incompletos apuntes

su hermano,

SEBASTIAN.

BREVE DESCRIPCION

DE ALGUNAS DE LAS MADERAS MÁS IMPORTANTES Y MEJOR

CONOCIDAS DEL ARCHIPIÉLAGO FILIPINO (1).

Publicada recientemente la importante Memoria sobre la produccion de los montes públicos de Filipinas en el año económico de 1871-72 (2), he creido que podian ofrecer algun interés á los lectores de la Revista los siguientes datos acerca de las principales maderas que en aquel trabajo se citan, recogidos durante mi permanencia en las islas para la formacion del catálogo de los ejemplares que, por particular encargo de mi respetable y distinguido amigo el Excmo. Sr. D. Rafael de Izquierdo, coleccioné, y ampliados en Madrid con las noticias de las tablas del coronel de ingenieros D. Tomás Cortés, segun creo, inéditas, valiéndome de la copia que existe en la biblioteca de la Escuela especial de Ingenieros de montes.

(1) Se insertó en la Revista forestal, económica y agrícola, números de los meses de Marzo y Abril de 1874.

(2) Véase el Boletin oficial del Ministerio de Ultramar, números 2, 3, 4 y 5 de los dias 27 de Noviembre, 12 y 27 de Diciembre de 1873, y 12 de Ene. ro de 1874, y la Revista forestal, económica y agrícola, números de los meses de Enero, Febrero y Marzo de 1874.

« AnteriorContinuar »