Imágenes de página
PDF

"haber echado cierto tribui, to en tierras de su amigo Don Gutierre , Obispo de Oviedo,.retrata por instancias de. éste la orden que había dado, pag 262.

XVIII. El Obispo Don Gutierre. nombra Jueces,

'•'y'Oficiales en su tierra , y "Concejo de Lagneo. pa* gin.2'63.

XIX. El Rey Don Juan I. concede á la Santa Iglesia de Oviedo , y á su Obispo Don Gutierre, y succesores , la Casa , Señorío , y Estado de Noreña pag. 264.

XX. Lucii Marinai Siculi Epistola ad Villa quiranum Episcopum Ovetanum. pag. 272.

XXI. Leo X. laudat , & aecendit Didaci de Muros , Episcopi Ovetensis, studium in profligand3 hx. resi Lutherana. pag. 276.

XXII. Jéetri Martyris Anglerii Mediolanensis ad Didacum Murum Decanum Compostellanum Epístola, pag. 278.

XXIII. Epístola ejusdem ad eumdem magni Cardinalis Hispaniarum Secrctarium. pag. 279.

bum Murum Prassulera Ovetanum , & Consilia-' rium Regium Epístola, pag. 28 r.

XXV. Informe de varios Capitulares de la Santa Iglesia de Oviedo , vindicando el honor del Ilustrisimo Don Bernardo Caballero, y Paredes, vulnerado con ciertas calumnias. pag. 282.

XXVI. Informe del Arci. prestazgo de Buron en favor del mismo Prelado, pag. 286.

XXVII. El Rey D.Juan II. manda , confirmando el Decreto de su padre Don Enrique , que todas las Ciudades, Villas, y Lugares de Asturias pertenezcan al dominio del Principe , su hijo , y de los succesores, sin que puedan enagenarse en algun tiempo del Principado , ó Mayorazgo de los Principes, pag. 294.

XXVIII. El Principe Don Enrique escribe al Principado de Asturias, vindicando su Señorío , y los derechos que le pertenecian , y despojando de su posesion á ciertos perso

Princiofrece

sonages que los habian usurpado, pag. 302

XXIX. El mismo pe Don Enrique ofrece a los vasallos del Principado de Asturias no apartar

. se jamás de la posesion de las Villas, Lugares, y Fortalezas dé su dominio que habian sido usurpadas por

"ciertosCaballeros.pag.315.

XXX. El mismo Principe Don Enrique nombra por Justicia mayor de

[merged small][ocr errors][ocr errors]
[ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small][ocr errors][ocr errors][ocr errors][merged small]
[graphic][merged small]

DE LA SANTA IGLESIA EXENTA

de Oviedo desde el medio del siglo xiy.

hasta fines del xViu.

':.:. Capitulo i. .'

SUCESOS CONCERNIENTES: AL OBISPADO

dt Oviedo en losReinados; de Don Pedro, y de su hermané

Don Enrique. Prudemiacon que gobernaren los Obispos '•

en tiempo de aquellas revoluciones* - :>

[graphic][merged small][merged small]

nor de Guzmán, amiga de su padre Don Alonso XI. y eran Don Enrique, Conde de Trastamara, Don Fadrique, Maestre de Santiago, Don Fernando, Señor de Ledesma, Don Tello, Señor de Aguilar, y otros. Contra estos Señores se dirigió el natural acre; y vengativo del Rey Don Pedro, á que contribuia en gr-.n parte el consejo de la Rey na viuda, su madre, que aborrecia mortalmente á Doña Leonor dé Guzmán , y a sus hijos. Don Enrique, que era el prime ro, h oia sido educado por el famoso Don Rodrigo Alvarez de Asturias, el qual le <atlopto por su hijo., y dexó Jieredero de sus Estados,dandole entre otras cosas el Condado de Gijon, y de Noreña. Entendiendo, pues, este Infante el odio del Rey, y de Ja Rey na - madrea huyo primero a Algecira,' de donde tubo que escapar obligado de las fuerzas con que Gutier Fernandez de Toledo fue contra él de orden del Rey Don Pedro, y lps de su Con sejo. Casandose despues con Doña Juana Manuel per disposicion de su madre Doña Leonor, que para aumentar

el poder de su hijo solicitó que este matrimonio se efectuase en secreto, dió motivo particular para que se encendiese m.-s la ira del Rey, y de la Bey na su madre, que tenia entonces encarcelada en su palacio á Doña Leonor de Guzmán. Y sabiendo pocos dias despues de su casamiento que el Rey queria prenderle, se vio forzado a salir de Sevilla, y huir á ;los estados que tenia en Asturias, 'acompañandole en su viage dos Caballeros suyos llamados Pero Carrillo, y Men Rodríguez de Sanabria, que llevaron cubiertos sus rostros con máscaras de cuero, como escribe Don Pedro" Lopfiaj Ayala, para no ser conocidos en el camino.

Habiendo llcgdo Don Enrique á Asturias procuró fortificar las Villas de Gijony de Noreña , y otros Castillos, guarneciendolos de armas, y abasteciendolos de víveres, para defenderse de la tiranij y; crueldad del Rey su hermano, siempre que éste quisiese tomar venganza de él, y de la Condesa Doña Juana su muger, y de los demás Caballeros que le acompañaban, cuyo número se

[ocr errors][ocr errors]

aumentaba por ser muchos Don Pedro asentó sus reales

los que huyendo del rigor del Rey, se acogían á las montañas. Los Asturianos se dividieron en dos partidos,. favoreciendo unos a Don Enrique como á hijo adoptivo de Don Rodrigo Alvarez, y otros al Rey Don Pedro; cu

cerca de las murallas de Gi. jon; pero temiendo irritar i los naturales de aquel país n# quiso batirlas; antes bien, conociendo la devocion que muchos Asturianos profesaban á Don Enrique, vino fácilmente en aceptar la.con

yos nombres, y apellidos se dicion que se le puso de per hallan expresados en el Me- donar a su hermano, y álos

«norial que un Abad llamado Don Diego escribió de los sucesos de estos tiempos en Asturias.

En el año de 1352. terce

que seguían su partido* Don Enrique hizo tambien pleyto homenage, ofreciendo no hacer guerra al Rey, ni a sus vasallos; y agradeciendo las

ro del Reynado de Don Pe- mercedes que el Rey le hizo, dro , eran muchos los movi- estando sobre Gijon, dio una

mientos contra la autoridad de este Principe; pero creyendo que los mas peligrosos, y dignos de remedio, eran los que su hermano Don

Escritura de Concordia, firmada en 26. de Junio de la Era 1390. cuya primera clausula dice asi: w Sepan quaa»»tos esta Carta vieren, como

Enrique causaba en Asturias, »»yoDon Enrique, fijo del determinó hacer una expedí- n muy noble Rey Don Al

cíon contra él antes que se esforzase mas su partido. Dirigióse, pues, con su exército á la Villa de Gijon; pero anees de su llegada salio de ella Don Enrique, y se retiró á una montaña muy fuerte llamada Monteyo o Montello, dexando en Gijon a la Condesa su muger, y por Capí

[ocr errors]

Can que defendiese aquella »»nes que vos envié pedir se.7 Fortaleza a Pero Carrillo. »»naladament que perdonas

A 2 «tes

« AnteriorContinuar »