El Anticristo

Portada
CreateSpace Independent Publishing Platform, 23 feb. 2017 - 30 páginas
El universo aspira a la conciencia, a la posesión de sí, es decir, alo divino. Un Dios se forma en el mundo. Sin embargo, elnietzscheísmo (aquí su novedad en relación a las metafísicas clásicas)no es una teología; o más bien, es una teología al revés, una teologíadel pecado, "más allá del bien y del mal". Dios- el Dios infinito de loscristianos- se forma realmente en el mundo, al mismo tiempo que elhombre y en el hombre. El hombre puede realmente servir a Dios y¡aquí el bien y el mal! Porque es necesario que el hombre se ofrezcaen holocausto y que muera para que Dios nazca. Los teólogos hanesperado esta fatalidad situando lo divino en lo sobrenatural que exigeel sacrificio de la naturaleza y de la tierra.Inversamente ¡lo humano exige la muerte de Dios! Estos dos rivales,estos dos grandes antagonistas no pueden realizarse juntos. Larealización supone una aniquilación: el Hombre tiene que matar a Dios.

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Otras ediciones - Ver todo

Información bibliográfica