Obras propias i traducciones de latin, griego, i toscano: con la parafrasi de algunos Salmos i capitulos de Job

Portada
J.T. Lucas, 1761 - 326 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 35 - ... sin honda ni cayado, el Buen Pastor en ti su hato amado. El va, y en pos dichosas le siguen sus ovejas do las pace con inmortales rosas, con flor que siempre nace, y cuanto más se goza más renace.
Página 43 - Dichoso el que jamás ni ley ni fuero, Ni el alto tribunal ni las ciudades, Ni conoció del mundo el trato fiero ; Que por las inocentes soledades Recoge el pobre cuerpo en vil cabana, Y el ánimo enriquece con verdades.
Página 54 - Virgen que el sol más pura, gloria de los mortales, luz del cielo, en quien es la piedad como la alteza, los ojos vuelve al suelo, y mira un miserable en cárcel dura cercado de tinieblas y tristeza, y si mayor bajeza no conoce, ni igual, juicio humano, que el estado en que estoy por culpa ajena, con poderosa mano quiebra Reina del cielo la cadena. Virgen en cuyo seno . halló la Deidad digno reposo, do...
Página 22 - ¡Ay, triste! ¿Y aun te tiene El mal dulce regazo? ¿Ni llamado Al mal que sobreviene No acorres? ¿Ocupado No ves ya el puerto á Hércules sagrado?
Página 38 - De ti en el mar sujeto, con lástima los ojos inclinando, contemplaré el aprieto del miserable bando, que las saladas ondas va cortando. El uno, que surgía alegre ya en el puerto, salteado de bravo soplo guía, en alta mar lanzado, apenas el navio desarmado.
Página 288 - ¡Ay, dulce manojuelo de mis entrañas ! ¡ Ay, mi deseado ! , por quien mi voz contino sube al cielo. Ni yo al amor de hembra te vea dado, ni en manos de mujer tu fortaleza, ni en daño de los reyes conjurado.
Página 18 - Mágdalo, bien que perdidamente dañada, en breve hora con el amor ferviente las llamas apagó del fuego ardiente, las llamas del malvado amor con otro amor más encendido; y consiguió el estado, que no fue concedido al huésped arrogante en bien fingido.
Página 214 - Ara quando se puede arar desnudo, Y siembra por el mesmo modo y arte, Que el tiempo del invierno es como nudo, Que ata al labrador la mano y arte. Que quando reyna el frío y hielo crudo.
Página 143 - Alemaña en sus espesos bosques, ni la tiene la tierra donde mora el moro, de fiereza engendradora. O ya en aquella parte que siempre está...
Página 8 - Del monte en la ladera por mi mano plantado tengo un huerto, que con la primavera, de bella flor cubierto, ya muestra en esperanza el fruto cierto.

Información bibliográfica