Guerra de Granada: Hecha por el rey D. Felipe II contra los Moriscos de aquel reino, sus rebeldes

Portada
Mallén y Berard, 1830 - 407 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Índice

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 55 - ... belicosa, entera, armada, y confiada en el sitio, en el favor de los bárbaros y turcos; vencida, rendida, sacada de su tierra, y desposeída de sus casas y bienes; presos y atados hombres y...
Página 54 - Yo escogí camino más estrecho, trabajoso, estéril y sin gloria, pero provechoso y de fruto para los que adelante vinieren: comienzos bajos, rebelión de salteadores, junta de esclavos, tumulto de villanos, competencias, odios, ambiciones y pretensiones...
Página 279 - ... de vivir, si la muerte no le previniera. Ahogáronle dos hombres : uno tirándole de una parte y otro de otra de la cuerda , que le cruzaron en la garganta ; él mismo se dio la vuelta como le hiciesen menos mal ; concertó la ropa , cubrióse el rostro.
Página 149 - Hicieron al principio resistencia, ó que el desdeño de verse desamparados ó la ira los encendiese; pero apretados, enflaquecieron...
Página 366 - Lloráronle amigos y enemigos, y en aquel punto renovaron los soldados el sentimiento; gente desagradecida, sino en las lágrimas. Mandó el general hacer memoria por los muertos, y rogaron los soldados que estaban presentes que reposasen en paz, inciertos si rogaban por deudos o por extraños; y esto les acrecentó la ira y el deseo de hallar gente contra quien tomar venganza.
Página 141 - Algunos le juzgaban, diciendo, que pudiera enviar oirá persona ó á su hijo el conde en su lugar ; pero él escogió para sí la empresa con este peligro : ó porque el rey vista la importancia del caso no le proveyese de compañero, ó por entretener la gente en la ganancia. Tanto puede la ambición en los hombres puesto que sea loable , que aun de los hijos se recatan.
Página 67 - Pusieron los Reyes Católicos el gobierno de la justicia, y cosas públicas en manos de letrados, gente media entre los grandes y pequeños. sin ofensa de los unos ni de los otros. Cuya profesión eran letras legales, comedimiento, secreto, verdad, vida llana^ y sin corrupción de costumbres...
Página 91 - De esta resolucion, aunque no tan en particular, hubo noticia, y fue el rey avisado ; pero estaba el negocio cierto y el tiempo en duda : y , como suele acontecer á las provisiones en que se junta la dificultad con el temor , cada uno de los consejeros era en que se atajase con mayor poder ; pero juntos juzgaban ser el remedio fácil, y las fuerzas de los ministros bastantes , el dinero poco necesario , porque habia de salir del mismo negocio ; y menospreciaban...
Página 99 - Farax con los ciento y cincuenta hombres poco antes del amanecer entró por la puerta alta de Guadix , donde junta con Granada el camino de la sierra , con instrumentos y gaitas , como es su costumbre. Llegaron al...
Página 93 - ) y comprobada por la autoridad de su ley, consideraciones de cursos y puntos de estrellas en el cielo, que trataba de su libertad por mano de un mozo de linaje real , que habia de ser bautizado y hereje de su ley, porque en lo público profesaría la de los cristianos. Dijo que esto concurría en Don Fernando y concertaba con el tiempo.

Información bibliográfica