Tesoro del Parnaso español, ó Poesías selectas, desde el tiempo de Juan de Mena, hasta el fin del siglo xviii, recogidas y ordenadas por M.J. Quintana, Volumen 4

Portada
Manuel José Quintana
1817
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 28 - No he de callar, por más que con el dedo, ya tocando la boca o ya la frente, silencio avises o amenaces miedo. ¿No ha de haber un espíritu valiente? ¿Siempre se ha de sentir lo que se dice, nunca se ha de decir lo que se siente?
Página 217 - Por quien hizo á su madre mil amores : Sin conocer temores, De la florida primavera bella El vario manto huella Con retozos y brincos licenciosos, Y pace tallos tiernos y sabrosos. Mas ¡ ay ! que en un otero Dió en la boca de un lobo carnicero, Que en partes diferentes Lo dividió con sus voraces dientes, Y á convertirse vino En purpúreo el dorado vellocino.
Página 45 - Poderoso caballero es don Dinero Madre, yo al oro me humillo; él es mi amante y mi amado, pues, de puro enamorado, de contino anda amarillo; que pues, doblón o sencillo, hace todo cuanto quiero, poderoso caballero es don Dinero.
Página 28 - En otros siglos pudo ser pecado severo estudio, y la verdad desnuda, y romper el silencio el bien hablado. Pues sepa quien lo niega y quien lo duda, que es lengua la verdad de Dios severo y la lengua de Dios nunca fué muda. Son la verdad y Dios, Dios verdadero : ni eternidad divina los separa, ni de los dos alguno fué primero. Si Dios a la verdad se adelantara, siendo verdad, implicación hubiera en ser y en que verdad de ser dejara.
Página 46 - Pues que da y quita el decoro y quebranta cualquier fuero, poderoso caballero es don Dinero. Son sus padres principales, y es de nobles descendiente, porque en las venas de Oriente todas las sangres son reales; y pues es quien hace iguales al duque y al ganadero, poderoso caballero es don Dinero.
Página 31 - ... veces en la hueste que en la cama. Sano le aventuró, vengóle herido. Todas matronas, y ninguna dama; que nombres del halago cortesano no admitió lo severo de su fama.
Página 216 - Libre y ufano cuenta sus amores. Mas ¡ay! que en este estado El cazador cruel, de astucia armado, Escondido le acecha, Y al tierno corazón aguda flecha Tira con mano esquiva Y envuelto en sangre en tierra lo derriba. ¡Ay, vida mal lograda, Retrato de mi suerte desdichada!
Página 3 - Con pies torpes, al punto, ciega y fría, cayó de las estrellas blandamente la noche tras las pardas sombras mudas, que el sueño persuadieron a la gente.
Página 48 - Más valen en cualquier tierra, mirad si es harto sagaz, sus escudos en la paz que rodelas en la guerra. Y pues al pobre le entierra y hace propio al forastero, poderoso caballero es don Dinero.
Página 65 - Si intentara ser cornudo por comer de mi cabeza, según soy de desgraciado, diera mi mujer en buena. Siempre fué mi vecindad mal casados que vocean, herradores que madrugan, herreros que me desvelan. Si yo camino con fieltro, se abrasa en fuego la tierra, y en llevando guardasol, está ya de Dios que llueva. Si hablo...

Información bibliográfica