Poetas castellanos anteriores al siglo XV.

Portada
Tomás Antonio Sánchez, Pedro José Pidal (marqués de Pidal), Florencio Janer
M. Rivadeneyra, 1864 - 599 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Pasajes populares

Página 104 - Tornemos ennas flores que conponen el prado. Que lo facen fermoso, apuesto e temprado: Las flores son los nomnes que li da el dictado A la Virgo María, madre del buen criado.
Página 226 - Comoquier que a las vegadas se acuerde pecado e lo quiera e lo obre, este desacuerdo non viene del buen entendimiento, nin tal querer non viene de la buena voluntad, nin de la buena obra non viene tal obra...
Página 6 - Aun todos estos duelos en gozo se tornarán: "Dios que nos dio las almas, consejo nos dará.
Página 32 - Vistió camisa de rancal tan blanca commo el sol, con oro e con plata todas las presas son, al puño bien están, ca él se lo mandó; sobrella un brial primo de ciclatón, obrado es con oro, parecen por o son. Sobresto una piel vermeja, las bandas d.
Página 202 - Andan mozas e viejas cobiertas en amores, van coger por la siesta a los prados las flores, dizen unas a otras : — "¡ Bonos son los amores !" Y aquellos plus tiernos tiénense por mejores.
Página 108 - Madre — dijo el fijo — , non serie derechura Tal alma de tal omne entrar en tal folgura: Serie menoscabada toda la escriptura; Mas por el vuestro ruego faremos y mesura. 1;, Quiero fazer atanto por el vuestro amor: Torne aun al cuerpo en qui fo morador, Faga su penitencia como faz peccador, E puede seer salvo por manera meior.
Página 241 - Mucho fas el dinero, et mucho es de amar, Al torpe fase bueno, et omen de prestar, Fase correr al cojo, et al mudo fabrar, El que non tiene manos, dineros quiere tomar. Sea un...
Página 450 - Tú, que eres la estrella que guardas a los errados, Amansa mi querella e perdón de mis pecados; Tú me gana, e oluidados sean por la tu mesura, E me lieua aquel altura do es el plaser entero. Sennora, por quanto supe Tus acorros, en ti spero, E a tu casa en Guadalupe Prometo de ser romero.
Página 33 - Si ploguiere al rey, assí dezimos nos: "a lo que demanda el Cid quel recudades vos." Dixo el buen rey: "assí lo otorgo yo.
Página 20 - A vos me omillo, dueñas, grant prez vos he ganado: "vos teniendo Valencia, e yo vencí el campo; "esto Dios se lo quiso con todos los sos santos, "quando en vuestra venida tal ganancia nos han dado.

Información bibliográfica