Antonio Machado hoy, 1939-1989: coloquio internacional

Portada
Paul Aubert, Casa de Velázquez
Casa de Velázquez, 1994 - 451 páginas
2 Reseñas
A los cincuenta años de la muerte de Antonio Machado nos ha parecido útil hacer un balance de los numerosos estudios que suscitó su obra, pero sobre todo considerar ésta en su totalidad, con los problemas que plantea su índole plural y fragmentaria, su estructura y su constante evolución. La obra de Antonio Machado puede aparecernos como una obra poética engastada en una obra filosófica que se incluye a su vez en una labor periodística, aunque sabemos que casi todos los escritores españoles publicaron su obra en la prensa. Al crear personajes apócrifos, no se trataba sólo para Machado de pensar y de verse pensar, ni de refugiarse detrás de unas máscaras cómodas. Los cuadernos que escribió al día sin ningún proyecto orgánico muestran también que concebía su obra -a través de la forma literaria que llegó a escoger, casi abandonando a principios de los años veinte, y hasta la guerra, el verso por la prosa- como una materia en perpetua elaboración. Esta concepción de la literatura es, en aquella época, totalmente nueva. No distingue entre esencias diferentes. Ahí se origina la extraordinaria riqueza del pensamiento de Machado pero también cierta dificultad metodológica para dar cuenta de esta obra, resultado de una escritura difusa que superpone varios lenguajes y los une en un trabajo sin fin, que quizá nos permita ver en la prosa machadiana -y, por ejemplo, en la elaboración de una teoría poética práctica- la coronación de la obra lírica. De aquí, no obstante, el indudable fracaso de todo acercamiento temático ajeno o indiferente a la reestructuración continua de los puntos de vista y de lo dicho, a la irremediable tensión o contradicción entre teoría y práctica, que conducen al escritor no sólo de la poesía a la prosa, sino también del solipsismo al elogio del diálogo y a la reflexión crítica, y de éstos al compromiso político y a la militancia por la cultura. ¿Machado, hoy? poco importan las máscaras del poeta o que no haya conseguido imponer su forma. Los caminos de Antonio Machado son graduados, pero siempre coherentes.
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

jesususito

Reseña de usuario - Marcar como inadecuado

59k0hhnmhjkvbndghbfçbgrdglfjbgfdhfgdfçgfmgfvmewv dfb rjt,ñmnhdpotrnh
xccx.,mv

Índice

Machado en su tiempo
15
Eutimio MARTÍN Antonio Machado y la Generación del 27 Una carta inédita
237
Rafael ALBERTI Mis encuentros con Antonio Machado
249
JeanLouis GUEREÑA Antonio Machado y la Universidad Popular sego
271
Antonio Machado republicano
309
Francisco CAUDET Lo que le enseño la guerra a Juan de Mairena
365
Serge SALAÜN La epopeya según Antonio Machado 19361939
403
Fanny RUBIO La herencia de la poesía de Antonio Machado en la postguerra
419
Gonzalo SANTONJA Antonio Machado y su recuperación durante
429
Edward BAKER Antonio Machado entre dos efemérides 19751989
441
Manuel NÚÑEZ ENCABO Epílogo
449
Página de créditos

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Información bibliográfica