Obras, Volumen 5

Portada
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 546 - Hase de obviar que ninguno pueda ni valga más que todos, porque quien excede a todos destruye la igualdad, y quien le permite que exceda le manda que conspire. La igualdad es armonía, en que está sonora la paz de la república, pues en turbándola particular exceso, disuena y se oye rumor lo que fue música.
Página 85 - Escribiré de la soberbia ; y temo que antes ( presumiendo de darla á conocer) incurriré en ella mal que discurriré bien. Por esto me rehuso á mí ; y teniendo por sospechosa toda la doctrina de los filósofos, me valdré de las sacrosantas escrituras y de los santos padres, sabiendo que, como en aquellos hay algo bueno, en estos no hay algo que no lo sea.
Página 366 - Llamaré á que me cure el que sé que pelea; y moriré, como hombre, de un dia tras otro, y trillado del paseo de las horas, sin que tenga culpa en mi acabamiento otra cosa que mi composición, donde se muere por ley, y no por venta. Esto procuro yo : no sé qué estorbo me pondrán los sucesos contingentes.
Página 611 - No olvides que es comedia nuestra vida, y teatro de farsa el mundo todo, que muda el aparato por instantes, y que todos en él somos farsantes...
Página 142 - Tiene frío y no se abriga, tiene hambre y no come, tiene enfermedad y no se cura, tiene hijos y no los asiste, tiene mujer y la desampara. Adquiere oro para ser pobre, no para ser rico. No vive para sí ni para nadie. Guarda lo que tiene, tanto de sí como de todos. Junta en sus tesoros deseos de su muerte, no socorros de su vida.
Página 55 - Ingratos, acordaos de sus milagros que hizo, de sus prodigios y de los juicios de su boca.* Sabia el santo Rey que como ingratos los habian olvidado; asi lo dice, prosiguiendo en el salmo cv, después de haber referido inmensos beneficios que Dios los había hecho: «Olvidáronse desús obras, y no sufrieron su consejo.
Página 546 - La pretensión que todos tenemos es la libertad de todos, procurando que nuestra sujeción sea a lo justo y no a lo violento; que nos mande la razón, no el albedrío; que seamos de quien nos hereda, no de quien nos arrebata; que seamos cuidado de los príncipes, no mercancía, y en las repúblicas compañeros, no esclavos; miembros y no trastos; cuerpo y no sombra.
Página 235 - Hoy , que escribo las alabanzas del desprecio , sentiré el ser tenido en poco; y esto por la desautoridad que ocasiona al crédito de lo que escribo. Mucho espíritu tiraniza al hombre verse despreciar de otro hombre , porque sabe que la naturaleza , el nacer , y el morir, no desigualan á uno de otro.
Página 60 - Este principio de señales hizo Jesús en Cana de Galilea, y manifestó su gloria; y sus discípulos creyeron en él.
Página 183 - Todo, señor don Manuel, lo hacemos al revés; tememos la muerte, y queremos más muerte; deseamos que no se llegue, y queremos que no se acabe. Toda nuestra ansia es vivir la muerte, y todo nuestro miedo (temiéndola) es que acabe nuestra muerte de morir.

Información bibliográfica