Colección de poetas españoles, Volumen 9

Portada
Impr. Real, 1820
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 15 - ... goza cuello, cabello, labio y frente, antes que lo que fue en tu edad dorada oro, lilio, clavel, cristal luciente, no sólo en plata o viola troncada se vuelva, mas tú y ello juntamente en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.
Página 46 - Y ríase la gente. Cuando cubra las montañas De plata y nieve el enero Tenga yo lleno el brasero De bellotas y castañas, Y quien las dulces patrañas Del rey que rabió me cuente, Y ríase la gente.
Página 98 - Y yo de papel haré una librea teñida con moras, porque bien parezca, y una caperuza con muchas almenas. Pondré por penacho las dos plumas negras del rabo del gallo; que acullá en la huerta anaranjeamos las carnestolendas.
Página 1 - Baya, dorado sol, orna y colora del alto monte la lozana cumbre, sigue con agradable mansedumbre el rojo paso de la blanca aurora, suelta las riendas a Favonio y Flora, y usando al esparcir tu nueva lumbre tu generoso oficio y real...
Página 20 - Mayo • y al cielo las estrellas rayo á rayo. Injuria es de las gentes que de una tortolilla Amor tenga mancilla, y que de un tierno amante escuche sordo el ruego y mire el daño ciego Al fin es dios alado y plumas no son malas para lisonjear á un dios con alas.
Página 60 - Las flores del romero, niña Isabel, hoy son flores azules, mañana serán miel. Celosa estás, la niña, celosa estás de aquel dichoso, pues lo buscas; ciego, pues no te ve; ingrato, pues te enoja, y confiado, pues no se disculpa hoy de lo que hizo ayer. Enjuguen esperanzas lo que lloras por él ; que celos entre aquellos que se han querido bien, hoy son flores azules, mañana...
Página 6 - El triste perrinchón en el gobierno de una tan gran carroza se embaraza: grítale el pueblo, haciendo de la plaza (si allá se alegran) un alegre infierno. Llegó en esto una viuda mesurada, que entre los signos, ya que no en la gloria, tiene a su esposo, y dijo: Es gran bajeza, Que un gozque arrastre así una ejecutoria que ha obedecido tanta gente honrada, y aun se la ha puesto sobre su cabeza.
Página 66 - ... con dura inclemencia desnude las plantas y vista la tierra de las secas hojas, que ya fueron tregua...
Página 15 - Mientras por competir con tu cabello oro bruñido al sol relumbra en vano, mientras con menosprecio en medio el llano mira tu blanca frente el lilio bello, mientras a cada labio, por cogello.
Página 2 - Rey de los otros, río caudaloso, que en fama claro, en ondas cristalino, tosca guirnalda de robusto pino ciñe tu frente y tu cabello undoso. Pues dejando tu nido cavernoso de Segura en el monte más vecino por el suelo andaluz tu real camino tuerces soberbio, raudo y espumoso. A mí, que de tus fértiles orillas piso, aunque ilustremente enamorado, tu noble arena con humilde planta, dime si entre las rubias pastorcillas...

Información bibliográfica