Historia general de España, Volumen 1

Portada
Gaspar y Roig, 1855 - 1786 páginas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 298 - Oído habéis, hermanos carísimos, los males que vuestros hermanos padecen en Asia: sus desastres son afrenta nuestra, mengua y deshonra de la religión cristiana, digna, si fuésemos hombres, de que se remediase con la vida y con la sangre. Ninguno puede escapar de la muerte por ser cosa natural. El mayor de los males es, con deseo de la vida, sufrir torpezas y fealdades, y disimularlas etc.
Página 224 - Los nuestros con gran denuedo acometen a los enemigos, y cierran apellidando a grandes voces el nombre de Santiago, principio de costumbre que hasta hoy tienen los españoles de invocar su ayuda al tiempo que quieren acometer. Los bárbaros, alterados por el atrevimiento de los nuestros, cosa muy fuera de su pensamiento por tenerlos ya por vencidos, y con el espanto que de repente les sobrevino del cielo, no pudieron sufrir aquel ímpetu y carga que les dieron. El apóstol Santiago según que lo...
Página 6 - Francia es trabajada de vientos, heladas, humedad del aire y de la tierra; antes por estar asentada en medio de las dos dichas provincias, goza de mucha templanza; y así, bien el calor del verano, como las lluvias y heladas del invierno, muchas veces la sazonan y engrasan en tanto grado, que de España no...
Página 6 - ... estima, ó la necesidad de la vida, ó la ambición, pompa y vanidad del ingenio humano.
Página 11 - ... mas de fieras que de hombres. En guardar secreto se señalaron extraordinariamente : no eran parte los tormentos por rigurosos que fuesen para hacérsele quebrantar. Sus ánimos inquietos y bulliciosos : la ligereza...
Página 6 - La tierra y provincia de España, como quier que se pueda 1 comparar con las mejores del mundo universo, a ninguna reconoce ventaja, ni en el saludable cielo de que goza, ni en la abundancia de toda suerte de frutos y mantenimientos que produce, ni en copia de metales, oro, plata y piedras preciosas, de 2 que toda ella está llena.
Página 196 - ¿Temeréis por ventura este ejército sin armas, juntado de las heces del vulgo, sin orden y sin valor? Que no es el número el que pelea, sino el esfuerzo ; ni vencen los muchos, sino los denodados, con su muchedumbre se embarazarán, y sin armas, con las manos desnudas los venceréis. Cuando...
Página 11 - ... nos amenazan graves daños y desventuras, principalmente por el grande odio que nos tienen las demás naciones : cierto compañero sin duda de la grandeza y de los grandes imperios...
Página 191 - Todo era convites, manjares delicados y vino, con que tenían estragadas las fuerzas, y con las deshonestidades de todo punto perdidas; y á ejemplo de los principales, los más del pueblo hacían una vida torpe ó infame.
Página iii - VOLVÍLA en romance muy fuera de lo que al principio pensé, por la instancia continua que de diversas partes me hicieron sobre ello, y por el poco conocimiento que de ordinario hoy tienen en España de la lengua latina, aun los que en otras ciencias y profesiones se aventajan.

Información bibliográfica