Historia del reinado de Carlos iii en España, Volumen 4

Portada
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 340 - Iriarte cuenta bien, pero Samaniego pinta: el uno es ingenioso y discreto, el otro gracioso y natural. Las sales y los idiotismos que uno y otro esparcen en su obra son igualmente oportunos y castizos : pero el uno los busca, el otro los encuentra sin buscarlos, y parece que los produce por sí mismo...
Página 366 - Para un pueblo de filosofos, seria buena la legislacion que castigase con dureza al que admite un desafío, que entre ellos fuera un delito grande. Pero en un país donde la educacion, el clima, las costumbres, el genio nacional y la misma constitucion inspiran á la nobleza estos sentimientos fogosos...
Página 365 - Bien sé que el verdadero honor es el que resulta del ejercicio de la virtud y del cumplimiento de los propios deberes.
Página 515 - Representación al Rey nuestro señor, poniendo en noticia de SM los beneficios que se siguen de erigir una Academia de las artes del diseño, pintura, escultura y arquitectura, a exemplo de las que se celebran en Roma, París, Florencia y otras grandes ciudades de Italia, Francia y Flandes, y lo que puede ser conveniente a su real servicio, a el lustre de esta insigne villa de Madrid y honra de la nación española».
Página 252 - ... trabajos propios de mi confesión y experiencias, allí podré hacerlo con más tranquilidad, más tiempo y menos riesgo de errar. Pero señor, líbreme vuestra majestad de la inquietud continua de los negocios, de pensar y proponer personas para empleos, dignidades.
Página 93 - He tañido á bien resolver y mandar que se observen las disposiciones canónicas, de que soy protector, para el restablecimiento de la disciplina de la Iglesia, en...
Página 366 - ... falta de espíritu, ¿será justa la ley que priva de la vida á un desdichado solo porque piensa como sus iguales; una ley que solo podrán cumplir los muy virtuosos ó los muy cobardes?
Página 209 - Con la primera de éstas he cultivado mucho la unión y amistad, y conviene absolutamente seguir siempre el mismo sistema. Mientras Portugal no se incorpore á los dominios de España por los derechos de sucesión, conviene que la política le procure unir por los vínculos de la amistad y del parentesco. He dicho en otra parte que las condescendencias con las potencias pequeñas no traen las consecuencias, sujeciones y peligros que con las grandes.
Página 150 - Como la primera de mis obligaciones, y de todos los sucesores en mi corona, sea la de proteger la religión católica en todos los dominios de esta vasta monarquía , me ha parecido empezar por este importante punto, para manifestaros mis deseos vehementes de que la Junta, en todas sus deliberaciones, tenga por principal objeto la honra y la gloria de Dios , la conservación y propagación de nuestra santa fe , y la enmienda y mejoría de las costumbres.
Página 201 - Indias, aprovechándolas nosotros, como hemos empezado; y segundo, no contribuir á la entera ruina de la Inglaterra y de su poder, ni aun á la de la casa de Austria, bastándonos que no se engrandezcan más ni abusen de su actual estado. El equilibrio entre estas potencias y la Francia, y la esperanza ó el temor de que la España pueda inclinarse á unas ú otras, es lo que ha de darnos la posible seguridad contra la ambición de todas ellas. Esta debe ser una máxima perpétua de estado en el...

Información bibliográfica