Claros varones de Castilla: y letras

Portada
Por Don Gerónimo Ortega e hijos de Ibarra., 1789 - 328 páginas
0 Reseñas
 

Comentarios de usuarios - Escribir una reseña

No hemos encontrado ninguna reseña en los sitios habituales.

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todo

Términos y frases comunes

Pasajes populares

Página 314 - Avive el seso y despierte, Contemplando Como se pasa la vida, Como se viene la muerte, Tan callando.
Página 314 - Aquel solo me encomiendo, aquel solo invoco yo de verdad, que en este mundo viviendo, el mundo no conoció su deidad. 22 Este mundo es el camino para el otro, que es morada sin pesar; mas cumple tener buen tino para andar esta jornada sin errar.
Página 192 - ... forzado con tributos continuos y servidumbres premiosas para la guerra necesarias, los fatigásedes; de manera que procurando una justicia, cometeríades muchas injusticias. Allende desto, vuestra real persona, que por la gracia de Dios está agora quieta, es necesario que se altere; vuestra consciencia sana, es por fuerza que se corrompa; el temor que tienen vuestros súbditos á vuestro mandado, es necesario que se afloje.
Página 315 - Decidme: la hermosura, la gentil frescura y tez de la cara, la color y la blancura, cuando viene la vejez, ¿cuál se para? Las mañas y ligereza y la fuerza corporal de juventud, todo se torna graveza cuando llega al arrabal de senectud.
Página 319 - Y pues vos, claro varón, tanta sangre derramastes de paganos, esperad el galardón que en este mundo ganastes por las manos; y con esta confianca, y con la fe tan entera que tenéis partid con buena esperanca, que estotra vida tercera ganaréis." " — Non gastemos tiempo ya en esta vida mezquina por tal modo, que mi voluntad está conforme con la divina para todo; y consiento en mi morir con voluntad plazentera clara y pura, que querer hombre vivir cuando Dios quiere que muera es locura.
Página 275 - La provincia de León, tiene cargo de destruir el clavero que se llama maestre de Alcántara, con algunos alcaides é parientes que quedaron sucesores en la enemistad del maestre muerto. El clavero sive...
Página 42 - Tenia una tal piedad , que qualquier atribula* do ó perseguido que venia á él fallaba muy buena defensa é consolacion en su casa , pospuesto qualquier inconveniente que por le defender se le pudiese seguir. Consideraba asimismo los...
Página 15 - E Nuestro Señor, que algunas veces permite males en las tierras generalmente , para que cada uno sea punido particularmente...
Página 174 - Calderón saque paz. Justo es Dios, é justo es su juicio En verdad, señor, yo fui uno de los Calderones con que el rey Don Enrique muchas veces envió á sacar paz del Arzobispo, é nunca pudo sacarla.

Información bibliográfica